La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos - Aguas Salutíferas ::: iglesia.net
iglesia.net
Aguas Salutíferas

TEXTO: Ezequiel 47:1-5, Las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado.

ORACION: Te pido Dios mío me lleves a esta abundancia de aguas, aguas salutíferas, que lleguen a lo profundo de mi alma y de mi espíritu para que luego, de mí, corran ríos de aguas vivas. INTRODUCCION: El agua es símbolo del Espíritu Santo. El agua es expresión de vida. En el principio de la Biblia se menciona que había en el huerto del Edén, un río para regar, el cual se repartía en cuatro brazos, y termina la Biblia, hablando de un río limpio resplandeciente de aguas vivas que salían del trono de Dios. Ap.22:1-2.

Jesús dijo: El que tenga sed, venga a mí y beba... Y de su interior correrán ríos de agua viva, y a la mujer samaritana dijo: ¡El que bebiera del agua que yo le daré no tendrá sed jamás! Y ella le contestó, ¡dame a mí de beber de esa agua Señor!

¡Que visión que tuvo Ezequiel! Aguas que salían por debajo del umbral de la casa hacia el oriente (el mundo).
Estas aguas llegarán hasta el Mar Muerto y recibirán sanidad sus aguas y habrá muchos pescadores allí.
Dios solamente puede producir estos milagros y hasta los muertos espiritualmente, pueden tener vida.
Y apareció un varón, figura del Espíritu Santo, que medía aquellas aguas y midió mil codos e hizo pasar a Ezequiel por esas aguas.
Permite que a partir de este momento, el Señor te lleve hacia lo profundo, grande y misterioso de su poder.
Entonces hermanos, sigamos adelante.

1- PRIMEROS MIL CODOS - Hasta los tobillos

Esto es figura de aquellos que conocen al Señor y dan sus primeros pasos en la salvación. Pocas aguas, pero proporcionan descanso al cansado y sediento. Esto produce tanta alegría que la Biblia lo llama El Primer Amor, o El Gozo de la Salvación, y no es para menos la experiencia de la sequedad del mundo, ¡al agua de Dios!

El verdadero descanso comienza cuando nos encontramos con Cristo... Cuando le aceptamos como nuestro Salvador y Señor, a través de la fe y guía del Espíritu Santo. Este milagro se produce al pasar por la cruz y su sacrificio y permitimos que su sangre nos limpie de todo pecado. Una cosa es estar convencido y otra es estar convertido. La salvación es el privilegio más grande que el hombre puede alcanzar.

2- SEGUNDOS MIL CODOS - Hasta las rodillas
Nos habla de aquel que no se conforma con la conversión, sino que ahora camina hacia adelante, buscando la obediencia y el temor de Dios. En primer lugar se bautiza en agua; lo que simboliza morir a la vieja vida de pecado y nacer a la nueva vida en Cristo, y en segundo lugar; entra a la comunión de la Iglesia participando de la Santa Cena, transformándose en un miembro activo, participando del Coro de la Iglesia, de la Música, como Maestro de la Escuela Dominical y demás actividades.
Este es un gran paso de fe, es el camino a la consagración que se logra a través de la oración, y lectura de la Biblia. La postrer actitud es mejor que la primera.
¡¡¡Hazte un amigo de Dios!!!

3- TERCEROS MIL CODOS - Hasta los lomos

Nos habla de aquel que no se conforma con la salvación y con ser un miembro activo en la iglesia, quiere más...va camino a la consagración y santificación, desea ser lleno del Espíritu Santo, pero descubre que el hablar en lenguas no es todo, sino solo el comienzo del crecimiento espiritual. El apóstol Pablo dice: Procurad los dones espirituales, seguid el amor pero sobre todo que profeticéis, porque mayor es el que profetiza, que el que habla en lenguas, ¡Qué hermoso es todo esto! Y esta obediencia y respeto a Dios nos va llevando a una santidad sin la cual nadie verá al Señor:
¡¡¡Sed Santos porque yo soy Santo!!!

Estos hermanos llegan a pensar mas en Dios que en sí mismos y están dispuestos a decir: Si Señor a todos sus mandamientos, estatutos y preceptos, pero aún no llega hasta el lugar que Dios quiere llevarle... Ezequiel, tiene la cabeza fuera del agua, actúa con su mente carnal y sus pies tocan en el fondo del Río, se apoya en sus propias fuerzas, no es perfecto. Aún no agradamos al Señor completamente.

4- CUATRO MIL CODOS - Un río que solo se podía pasar a nado

Esto nos habla de una dependencia total en Dios. Zambullidos en lo profundo de la voluntad del Señor, los que llegaron hasta aquí dicen como Pablo: Ya no vivo más yo, Cristo vive en mí, para mí el vivir es Cristo y el morir ganancia, ya no son solamente los 9 dones; ahora hay 5 ministerios para alcanzar: Maestros, Pastores, Evangelistas, Profetas y hasta Apóstoles; ministerios dados por Dios para perfeccionar a los santos. En esta profundidad llegaron a vivir hombres tales como Enoc, Noé, Abraham, José Moisés, David y otros como Juan el Bautista, Juan el discípulo amado, Pablo, y por excelencia Cristo en los días de su carne. Note conformes con menos, ¡¡¡Hasta allí te quiere llevar Dios!!!

La profundidad de estas aguas, también nos muestra la profundidad de nuestra seguridad en Cristo, pues estamos escondidos con Cristo en Dios: ¿Quién nos moverá del amor de Dios?¿Tribulación o angustia? ¿Persecución, hambre o desnudez? ¿Peligro o espada?
Como está escrito: Por causa de Tí, somos muertos todo el tiempo y ante estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel Jesús, quién nos amó.
La vida del cristiano, es una vida de constante victoria y crecimiento en Dios. Estas aguas llevan sanidad... Son aguas salutíferas, ¡millones las necesitan y tu puedes ser el canal de Dios hacia este mundo en crisis!
¿Tienes sed?

¡¡¡Ven a la fuente y al río de Dios!!!

CONCLUSION: Nuestro espíritu y alma claman por este agua de vida, tanto que el salmista decía: Cómo el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti el alma mía... ¡¡¡Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo!!! Sal. 42:1-2.

Dios te bendiga.

DANIEL REGONDI
CORDOBA, FEBRERO DE 1999
mail: .(JavaScript must be enabled to view this email address)


La dirección de este Estudio Bíblico es:
http://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/aguas-salutferas1/