La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos - Los Fariseos y el misterio de la maldad ::: iglesia.net
iglesia.net
Los Fariseos y el misterio de la maldad

LA LEVADURA DE LOS FARISEOS

¿Quiénes eran los fariseos? ¿Que es la hipocresía?

Revisemos algunos pasajes bíblicos, que tal vez los hemos leído muchas veces, mas ahora pongamos atención, pues los fariseos y los saduceos, tienen sus sucesores hoy en día y están ligados íntimamente con “el misterio de la iniquidad” (maldad)

En esto, juntándose por millares la multitud, tanto que unos a otros se atropellaban, comenzó a decir a sus discípulos, primeramente:

“Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía.

Porque no hay nada encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto que no haya de saberse.

Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado en los aposentos, se proclamará en las azoteas.

Mas os digo mis amigos: no temáis a los que matan el cuerpo, y después nada pueden hacer.” (Lucas 12:1-4)

No temáis a los que matan el cuerpo ... ¿a los que matan?... ¿Quiénes son los que matan el cuerpo? ... ¿Los mundanos? ... Creo que aquí se está refiriendo a los fariseos, a los religiosos, a aquellos que no pueden aceptar la verdad y cegados por Satanás, hacen la voluntad de su padre, matan. Históricamente, siempre fueron asesinados los portadores del Sagrado Pregón.

¿No era Caín religioso? ... ¿No ofreció ofrenda a Dios antes que Abel? ¡Claro que sí! ... Pero una ofrenda desagradable, conforme a sus pensamientos, fruto de sus manos, manos que más tarde se mancharían de sangre.

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.

Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas...” (Mateo 23:29-31)

... Hijos de aquellos que mataron a los profetas ...

... ¡Hijos! ...

... ¡Mataron a los profetas! ¿Existe alguna relación entre padres e hijos?

¿La simiente del maligno es también en la carne?

... de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas ...

Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?

Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Sé que sois descendientes de Abraham; pero procuráis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros. Yo hablo lo que he visto cerca del Padre; y vosotros hacéis lo que habéis oído cerca de vuestro padre.

Sois de vuestro padre el diablo.

Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais. Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham. Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron:

Nosotros no somos nacidos de fornicación...

¿Nacidos de fornicación?

¿Puede alguien explicarme que significa esto:

Nosotros no somos nacidos de fornicación ... ???

Un padre tenemos, que es Dios. Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis. ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?

El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.

... porque no sois de Dios ...

Es interesante notar, que el que no es de Dios, no oye, no quiere oír, y matar es el camino más corto. Sin embargo, ellos temen al pueblo y cometen sus homicidios desde la oscuridad, cuando nadie los ve.

Estamos analizando el matar, pero no perdamos de vista, que cuando no puede matar, pues el no es Dios y no puede hacer todo lo que quisiera, roba, miente, detiene la verdad con injusticia, etc. etc.

Puede parecer exagerado, pero espera a que se dé la conjunción histórica, espera que el maligno tenga la oportunidad ... deja que las circunstancias se lo permitan.

El desarrollo de este misterio, tendrá su cumplimiento en forma abierta, cuando la bestia suba del abismo.

¿Quién fue el primer homicida?

Dice el Señor que Satanás ha sido homicida desde el principio ...

Que yo sepa, hasta el día de hoy no se conoce ningún ángel muerto o asesinado ... pero el primer criminal fue Caín, el primer homicida, el hijo del maligno ...

¿Es la simiente del maligno también en la carne?


Hay algunos que creen que conocen las Escrituras muy bien. Muchos de los que así piensan, están sentados en la cátedra de Moisés


“Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; Pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí.

Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Más ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!

Porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.

¡Ay de vosotros, guías ciegos! Que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. ¡Insensatos y ciegos! Porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. ¡Necios y ciegos! Porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.

Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. ¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres!

¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

Lamento de Jesús sobre Jerusalén

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados!

¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! He aquí vuestra casa os es dejada desierta. Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.” (Mateo 23:1-39.)

¿Cuál es la causa de tanta disensión?

Y para señal que será contradicha

“Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María:

He aquí este esta puesto para caída y levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha.” (Lucas Cap. 2 vers. 34.)

¿Quiénes son los que siempre han contradicho y resistido al Espíritu Santo? ... ¿Los mundanos, antiguamente llamados gentiles? ...

¿O los dirigentes religiosos del pueblo de Israel y la Iglesia?

¿Quiénes son los que han establecido mandamientos humanos y dejado el mandamiento de Dios a un lado?

¿Quienes eran los que diezmaban, la menta, la ruda y el comino y se olvidaban de lo más importante: la justicia y la misericordia?

¿Quiénes son los que tienen a Dios en sus labios, pero su corazón está lejos de Él?

¿Quienes son los que predican en las plazas, mas el Señor les dirá: “Apartaos malditos, al fuego eterno”?

¿Quiénes son los primeros que serán últimos?

¿Quiénes son los que comen de la grosura del ganado, se visten de su lana, mas no buscaron a la perdida, ni vendaron la perniquebrada?

Yo sé que estas preguntas no gustan y nunca escuche un sermón acerca de esto.

Yo sé también que el evangelio que hoy es predicado por las diferentes “sectas” y grupos religiosos, no es el Evangelio de Cristo.

Yo sé que han entrado lobos rapaces, que no han perdonado el ganado y que con palabras fingidas han hecho mercancía del pueblo.

Sé también que el pueblo ha sido incauto y que aparte del dentista, existen varios que les han metido el dedo, y a algunos el puño entero en la boca.

¡PERO HERMANOS, VOLVAMOS A LA CORDURA, VOLVAMOS AL EVANGELIO DEL REY!

¿Que es lo que predicaba Juan el Bautista?

Refresquemos la memoria:

Arrepentios, porque el Reino de los Cielos se ha acercado.

Raza de víboras, ¿quien os enseñó a huir de la ira venidera?

Haced frutos dignos de arrepentimiento, y no empecéis a decir dentro de vosotros mismos: tenemos a Abraham por padre (o somos evangélicos o católicos) pues Dios puede levantar a hijos de Abraham aún de estas piedras...

¿Cuál fue la respuesta que encontró?

Lucas 3:10

“Y la gente le preguntaba, diciendo:

Entonces, ¿qué haremos?

Y respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene;

Y el que tiene que comer, haga lo mismo.

Vinieron también unos publicanos para ser bautizados, y le dijeron:

Maestro: ¿qué haremos?

Y respondiendo les dijo: No exijáis mas de lo que está ordenado.

También le preguntaron algunos soldados diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario.

¿Que es lo que empezó a predicar el Señor, cual fue su primera palabra de su ministerio?

Arrepentios, porque el Reino de los Cielos se ha acercado.”

CONTINUACIÓN: CAÍN, FARISEOS, MENTIRA E HIPOCRESÍA

Esclavos

Los hombres se han hecho esclavos los unos a los otros en todo tiempo. Durante el Imperio Romano, había mas esclavos que hombres libres. Hoy, pese a que no llevamos cadenas, las cosas no son muy diferentes, porque seguimos en el mismo sistema injusto y esclavizante. Como si esto fuera poco, estamos atados por las cadenas del pecado, sometidos al imperio de las más bajas pasiones. Para completar el cuadro y como muestra visible de este estado de cosas, hoy como ayer, la inmensa mayoría del planeta, esta sometida a las condiciones más inhumanas de injusticia social, económica, y a una represión espiritual difícil de discernir para los que quieren tener un buen auto, una casa confortable y están dispuestos a vender su alma por alcanzar un “status” al estilo París, Londres o Nueva York; mientras que un pequeño grupo se ha apoderado de las inmensas riquezas de un planeta exuberante en su abundancia.

El Apóstol Pablo nos advierte:

“NO OS HAGÁIS ESCLAVOS DE LOS HOMBRES”.

Las Escrituras, inspiradas por el Espíritu Santo, para instruir al hombre en su camino, denuncian las prácticas de este grupo minoritario, que ha usurpado la autoridad y por medio de ella subyugado a sus hermanos los hombres.

Esto no significa que el resto de la humanidad está libre de culpa, pues las Escrituras son claras, que no dejan lugar a dudas:

“TODOS PECARON Y ESTÁN DESTITUIDOS DE LA GLORIA DE DIOS”.

Satanás, vestido de ángel de luz, usando a hombres corruptos, servidores del mal, quiere esclavizar a los hombres de una manera más sutil, usando el nombre de Dios, y usurpando las funciones de los que tienen la unción, haciendo obra falsa, que no lleva fruto.

(Recordemos la advertencia de Jesús:

Vendrán muchos en “MI NOMBRE” y a muchos engañaran.)

Pónganse de rodillas, párense, siéntense, cierren los ojos, agachen las cabezas, no hagan esto, no hagan lo otro; para que decir la cantidad de doctrinas humanas falsas acerca de necedades, con lo cual, se quiere que perdamos de vista el objetivo principal.

Jesús dijo:

“CONOCERÉIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARÁ LIBRES”

Lo difícil del asunto es penetrar en la selva de reglas y rituales de las “iglesias” de hoy. (No quiero criticar, sino decir verdades.)

El conocer la verdad, tiene que llevar forzosamente a una situación de justicia en todo plano, también el económico.

El plano económico, tiene bajo su piel la respuesta de mucho.

Con razón el Señor dijo:

“A LOS POBRES LOS TENDRÉIS SIEMPRE CON VOSOTROS”.

¿PORQUÉ? ... Porque los que gobernaban al pueblo eran injustos e imponían sus criterios errados al pueblo, haciendo uso de estratagemas del error, para mantener una situación favorable en lo económico para ellos.

El mantener una situación económica favorable, no tiene nada de malo. Lo malo está, cuando se utiliza el nombre de Dios y se hace mercancía lo sagrado, en contrataciones e injusto comercio.

Esta es la minoría que ha dado muerte a los profetas, crucificado al Señor de gloria y que lleva adelante un evangelio maldito llevados por el afán de una ganancia deshonesta.

¿Es distinto hoy en día? ... Miremos dentro de la “iglesia”, y tomemos un tema tabú:

“El DIEZMO.”

“Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo.” (Mateo 24:22.) El Señor estaba dando respuesta a los discípulos, acerca de los tiempos del fin. (Leer Cap. 24 del Evangelio según San Mateo.)

Y si aquellos días no fuesen acortados ... NADIE sería salvo.

La situación descrita no es muy alentadora, pues si El no acorta los días estos, NADIE ES SALVO, NADIE.

LA MALDAD HA SIDO MULTIPLICADA, LA CIENCIA HA SIDO AUMENTADA, PERO EL AMOR DE MUCHOS SE HA ENFRIADO.

¿No exhorta la Palabra, a ser niños en la malicia, pero maduros en el juicio?

¿Tienen tus vecinos llaves de tu casa?

¿Si tienes un auto, se lo prestas a cualquiera? ... ¿Verdad que no? ...

¿Porqué? ...

El Señor dio talentos en una parábola; a uno dio 1 talento, a otro 5, y a otro 10.

¿Cuándo pidió cuentas, que pasó? ... ¿Al que estuvo con los brazos cruzados le dio mas? ... ¿No le quitó mas bien todo?

Hermano, lo que tú tienes, es por la bendición del Señor, pero lo que tu desarrollas en tu esfuerzo, no es producto de la casualidad.

El Señor dijo:

“Mirád las aves del cielo, que no siembran ni cosechan, mas el Padre Celestial las alimenta”

... ¿Les da de comer en el pico? ... ¿No ha mas bien provisto en la naturaleza todo lo necesario, para que se las busquen? ...

Y el hombre ... ¿No tiene que ganarse el pan con el sudor de la frente?

¿No es el salario, el fruto de tu trabajo?

Consciente o inconscientemente, durante siglos se ha tergiversado y mal interpretado las Escrituras. Algunos, usando estratagemas de error, tal vez han encontrado la forma de ganarse el pan sin el sudor de la frente, y vivir a expensas de los demás a cuerpo de reyes. Otros lo han hecho sin mala voluntad, en razón de ciertos versículos bíblicos que dicen relación con el Antiguo Pacto.

Siempre se cita un pasaje del Antiguo Testamento y se podría creer qué si uno le da 100 a Dios, Él nos va a dar 200. Si te has equivocado, hay remedio: ¡¡escudriña!! Este famoso versículo es:

Malaquías Capitulo 3 , versículo 6 al 12.

“Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis.

Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. mas dijisteis:

¿en que hemos de volvernos?

¿robara el hombre a Dios? pues vosotros me habéis robado. y dijisteis: ¿en que te hemos robado? en vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

Traed los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no abriré las ventanas de los cielos y derramare sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.”

Tenemos que dejar muy bien establecido, que lo que el profeta Malaquías esta hablando, está inspirado por el Espíritu Santo y por lo tanto no hay tacha en contra del párrafo antes mencionado, al contrario, tiene su plena aplicación a quienes es dirigido: El pueblo de Israel del Antiguo Testamento.

El Nuevo Testamento, no prescribe REQUISITOS LEGALES para alcanzar la gracia que Dios otorga a los hombres, mediante la fe en el sacrificio expiatorio de la preciosa sangre del Señor Jesucristo.

Malaquías, es el último libro del Antiguo Testamento. En el primer libro del Nuevo Testamento, el Evangelio según Mateo Cap.11 vers.13 dice así:

“PORQUE TODOS LOS PROFETAS Y LA LEY

PROFETIZARON HASTA JUAN.”

Y en el Evangelio según Lucas Cap.16 Vers.16 y 17 dice así:

“La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.

Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley.”

El Señor no vino a abrogar la ley, eso está claro, pero si vino a establecer UN NUEVO PACTO, mediante el testamento de su sangre.

En este pacto nadie está obligado a cumplir legalidades ni ritos, ni circuncisión ni peregrinaciones, pero el amor de Cristo nos constriñe.

Este es el Nuevo Pacto de que habla el profeta Jeremías, Cap.31 Vers31-34, donde Dios escribe en la mente y el corazón su ley, y nadie tiene que decirle al hermano: No peques, porque todos conocen a Dios. Nadie tiene que decirle al hermano, ¡ofrenda! ... ¿O sí? ...

¿Estás siendo avaro?

¿Estás reteniendo mas de lo que es conveniente?

¿Cómo se sostiene la obra de Dios?

En la primera epístola a los de Corinto, Pablo nos habla del sostén de la obra de Dios en la tierra. Corintios Cap. 9 vers. 7-14 “¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña, y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el ganado, y no come de la leche del ganado? ¿Digo esto según los hombres? ¿No dice esto también la ley? Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes? ¿O lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara; y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto.

“Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero, no hemos usado de este derecho: sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del Templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.” (1 Cor. 9:7-14.)

¿Está hablando del diezmo?

¿No esta mas bien hablando, del derecho a vivir del Evangelio a los que anuncian el Evangelio?

Y los verdaderos atalayas de Dios, por no ser gravosos en nada al bendito Evangelio, se abstuvieron de usar de este DERECHO.

Pablo dijo: “EN LO QUE A MIS NECESIDADES SE REFIERE, ESTAS MANOS HAN PROVISTO.”

Y tú ... ¿es necesario un sermón para que cumplas con lo que es debido? ... ¿o hay que ponerte una ley?

Por gracia sois salvos, de gracia recibisteis, DAD DE GRACIA.

La ley, por medio de Moisés fue dada, PERO LA GRACIA Y LA VERDAD, VINIERON POR MEDIO DE JESUCRISTO. (Juan1:17)

Muy distinto de algunos, que quieren hacer uso de este derecho para satisfacer necesidades que van mas allá de lo correcto, muchas veces con la excusa que se necesitan alfombras nuevas y bienes de los cuales el Señor preguntó con respecto a otro justo, Juan el Bautista:

“¿Que vinieron a ver? ... ¿A un hombre de vestiduras delicadas? He aquí, los que tienen vestidura preciosa y viven en deleites, en los palacios de los reyes están.” (Lucas 7:25.)

El Espíritu Santo nos ha de guiar a toda verdad.

¿Quiero decir con esto que están demás los profetas, los evangelistas, los pastores o las exhortaciones, sermones, y reprensiones? ... ¡De ninguna manera!, porque aunque sabemos las cosas, tenemos que ser edificados en la verdad, para lo cual Dios ha levantado los diferentes ministerios

Dice la Escritura que el amor al dinero es la raíz de todos los males; seamos sinceros, nuestros propios dichos nos dicen que errar es humano.

¿CUÁL HA SIDO UNO DE LOS GRANDES PROBLEMAS DE LA IGLESIA?

No nos equivoquemos, el hombre no ha escatimado esfuerzos para ofrecer a Dios del “fruto de la tierra” ... lo mejor ... pero Dios nunca se ha agradado de columnas, ni de “templos”, ni de alfombras, ni micrófonos ... ni papas ni lechugas ... Cuando Nadab y Abiú, hijos de Aarón, ofrecieron un “fuego extraño” a Jehová, que él nunca les mandó, salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová. (Levítico Cap. 10 vers. 1-2 )

Hoy, muchos “pastores” se están condenando con un fuego que Jehová no ha mandado.

Créanme que tomar este tema tabú no es nada fácil, porque es la “vaca sagrada” de muchos, que tal vez creen que cometen “sacrilegio” porque usan la cabeza para descubrir y desenmascarar al dios de este mundo: “el dinero” y su organizador: Satanás.

¿No resumió El Señor toda la ley en : “Amar a Dios con todo el corazón, alma y mente”? ...

Usemos nuestra mente e imaginémonos que un pastor tiene 400 feligreses. Supongamos que el 25% están cesantes ... Tengo que tomar el ejemplo de donde vivo, Suecia, donde el promedio de un sueldo común son 15.000 coronas.

Me imagino que al menos los que están leyendo hasta aquí este libro, saben sumar y restar.

300 feligreses x 1.500 coronas (10% diezmo)=450.000 CORONAS.

ESTO ES EL EQUIVALENTE A 30 SUELDOS, 30 SUELDOS ! ! ! ! !

30 buenos sueldos! ! (56.250 dólares.)

No es de extrañarse que la iglesia católica haya comprado el mundo, aparte de los extras como “LOS PASAJES AL CIELO” y las ventas de los puestos de “OBISPOS ARZOBISPOS y de “REVERENDOS”.

Espero mostrar en este análisis que mientras muchas iglesias, organizaciones y pastores crean fondos, nos dicen que no pagando “el diezmo”, robamos Dios.

La verdad Bíblica, es que esos que imponen el diezmo a los cristianos, son de hecho, quienes están “robando a Dios.”

Pero salgámonos de la “edad media”, y vayamos al siglo XX, a los Estados del Norte, donde los espectáculos montados ante las cámaras televisivas de los canales “PROPIOS” de los “sanadores”, recaudan millones y millones de dólares, provenientes de los incautos feligreses a los cuales con 2.000 años de anterioridad, el Maestro de Galilea advirtiera:

“MIRAD QUE NADIE OS ENGAÑE, PORQUE VENDRÁN MUCHOS EN MI NOMBRE DICIENDO: YO SOY EL CRISTO Y A MUCHOS ENGAÑARAN.” (Mateo Cap. 24 Vers. 4.)

Es increíble pero cierto, ¿CÓMO ES POSIBLE QUE LA GENTE CAIGA TAN REDONDAMENTE EN EL ENGAÑO?

A veces la necesidad tiene cara de hereje !! ... y como que a pesar de la nube de testimonios en contra, del aviso de nuestra conciencia, nuestra mente y nuestro espíritu, proseguimos como ovejas al matadero.

¡El Señor Jesucristo nunca actuó así !

El Señor les reprochó a los religiosos diciendo:

“Esto os era necesario hacer, sin descuidar aquello.”

También en este pasaje se está refiriendo a gente que vivía en el antiguo pacto, y que a pesar de pagar el diezmo, eran unos avaros.

El profeta Isaías nos habla claro al respecto, cuando inspirado por El Espíritu Santo nos declara:

“ENGAÑOSO ES EL CORAZÓN HUMANO, MAS QUE TODAS LAS COSAS, Y PERVERSO ¿QUIEN LO CONOCERÁ?” (Jeremías Cap.17 V.9)

También se puede argumentar que el diezmo era antes de la ley, pues Abraham dio los diezmos de todo a Melquisedec.

Valdría también aquí usar la inteligencia y comprender que Abraham lejos de querer cumplir con alguna ordenanza, ley o rito, en una soberana acción de buena voluntad quiere ofrecer “voluntariamente” al que le bendice y sale al paso con “pan y vino”.

Si es así y si tanto nos gustan las ordenanzas demos el 50% pues Zaqueo cuando aparece aquel que ofrece “PAN Y VINO” del cual Melquisedec es prototipo dice:

“LA MITAD DE MIS BIENES DOY A LOS POBRES Y SI A ALGUNO HE DEFRAUDADO LE DEVUELVO EL CUÁDRUPLE.”

En la página anterior a este relato aparece el conocido episodio del joven rico. Aquí se aplica la nueva “LEY”: “EL CIEZMO”

“ANDA VENDE TODO LO QUE TIENES, Y DALO A LOS POBRES, Y TENDRÁS TESORO EN EL CIELO; Y VEN, SÍGUEME.”

Por supuesto que aquel que “SIEMPRE” había cumplido, no cumplió nada. (Leer Evangelio de Lucas Cap.18 ver.1-30.)

PERO ...

• ¿QUIÉN LE DIJO A ABRAHAM QUE TENIA QUE DAR EL 10% ?

• ¿QUIÉN LE DIJO A ZAQUEO QUE TENIA QUE DAR EL 50% ?

• ¿QUIÉN LE DIJO A LOS PRIMEROS CRISTIANOS QUE VENDIERAN SUS PROPIEDADES Y SUS BIENES, EL 100% Y LAS PUSIERAN A LOS PIES DE LOS APÓSTOLES?

NADIE ... ¡pues el nuevo pacto estaba funcionando en sus corazones!

¡GLORIA A DIOS!

¡ALABADO SEA EL NOMBRE DEL BENDITO!

Sigamos escudriñando las Escrituras:

“Pero el Señor le dijo: ahora bien, vosotros los fariseos limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de rapacidad y de maldad.

Necios, ¿el que hizo lo de fuera, no hizo también lo de adentro?

Pero dad limosna de lo que tenéis, y entonces todo os será limpio.

¡mas ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. esto os era necesario hacer, sin dejar aquello.” (Lucas Cap. 11 Vers. 39-42.)

Diezmáis la ruda ... la menta ... ¡y toda hortaliza! ... se parece bastante a la ofrenda de Caín, donde esta la mano de obra humana, pero nada de la justicia de Dios. (Leer Génesis cap. 4 vers. 3 – 8.)

A pesar de dar los diezmos había mezquindad en sus corazones, no estaba el Nuevo Pacto, en el cual puede ser el 10, el 50 o el 100% según la disposición del corazón.

¡Pero dad limosna de lo que tenéis! ... ¡¡ENTONCES todo os será limpio, gloria a Dios!! ... Alguno creerá que la limosna son las sobras, lo que a uno ya no le sirve, pero es al revés, “DAD DE LO QUE TENÉIS, ENTONCES TODO OS SERÁ LIMPIO.”

Continuamos escudriñando las Escrituras:

“Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas. Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas. y dijo: en verdad os digo, que esta viuda pobre echó mas que todos.

Porque todos aquellos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; mas esta de su pobreza echó todo el sustento que tenia.” (Lucas Cap. 21 Vers. 1-4.) ¡Echó TODO el sustento que tenia! ... si tú quieres, sigue pagando el diezmo de la mezquindad, de una ley que nunca salvó a nadie, pues la justicia viene por la obra del Señor Jesucristo.

A veces queremos ver milagros sin dar nada ... pienso que la viuda halló sustento cuando llegó a casa ... ¡¡¡MILAGRO ABUELITA QUE HACES PAN DE LA NADA!!!

“Andando Jesús junto al mar de galilea, vio a dos hermanos, Simón llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Y les dijo: venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres.

ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.”

Entonces, cuando recibimos el llamado del Señor, dejamos todo al instante, o bien nos ponemos tristes y a pesar de que “pagamos” el diezmo, queremos retener para nosotros lo que Dios nos ha dado gratuitamente; como niños que no quieren que les quiten el camioncito, pues desconocen el amor de Dios.

¿Han pensado que los fariseos “pagaban también el Diezmo?

... Sin embargo el Señor decía que eran avaros ... ¿AVAROS ... y pagaban el diezmo?

Vamos a examinar un poco acerca del “MISTERIO DE LA INIQUIDAD” (leer 2ª Tesalonicenses cap. 2 ver. 7-17.) Según estos versículos, Dios les envía un poder engañoso, para que crean a la mentira, porque no creyeron en la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

Muchas prácticas, ritos y tradiciones de las “iglesias” tienen su origen en el rechazo de la verdad. Ya en el principio, Caín había ofrecido a Dios una ofrenda desagradable, no conforme a las exigencias de Dios, sino conforme a sus propios pensamientos.

Desde entonces y hasta ahora siempre han sido asesinados, perseguidos, encarcelados y difamados los Abeles, los que ofrecen una OFRENDA que es Cristo, El cordero de Dios , que quita el pecado del mundo, el único sacrificio agradable delante de Dios; no hay ritos ni ceremonias, el Cordero que fue inmolado es digno. Él es la rosa de Sarón, el lirio de los valles, el Rey de reyes, el Señor de señores, Él es. ¡GLORIA A DIOS!

Durante toda la historia de la humanidad han ocupado el lugar de Abel, los Caines que mediante estratagemas, han detenido la verdad con injusticia, apoderándose del púlpito sagrado.

Los que han aceptado esta situación, se han hecho cómplices acarreando sobre sus cabezas una grave expectación de juicio. Esta es la razón exacta, por la cual sale agua dulce y salada por la misma fuente, verdad y error mezclados.

Es así, que en los últimos días, el desarrollo del engaño es tan grande que Dios tiene que acortarlos, pues de otra manera nadie seria salvo. (Leer Mateo cap. 24 completo.) En Apocalipsis, (Cap. 18 ver. 4) Dios llama a salir de en medio de ella. (La religión falsa.)

La religión falsa, se ha podido mantener, por intermedio del engaño del diezmo. PERO ... quitémosle el diezmo y desaparecerán un gran porcentaje de los pastores, aquellos que querían tener una situación de privilegio, a costa de no sacrificar nada. Un evangelio barato donde mis problemas económicos estén solucionados.

¿NO DICE EL SEÑOR QUE LOS OBREROS SON POCOS, QUE ROGUEMOS AL SEÑOR DE LA MIES QUE ENVÍE OBREROS A SUS MIES?

¿De donde entonces la cantidad de “obreros” que hablan de su “ministerio” y la cantidad de “iglesias” con diferentes nombres y doctrinas, que nunca pueden ponerse de acuerdo en nada?


“MIA ES LA PLATA, Y MÍO ES EL ORO DICE JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS.” (Hageo Cap. 2 ver.8.)

¿Que es lo que ofreceremos entonces, sí Él es dueño de todo? En Apocalipsis Cap. 5 vers. 3 sale la respuesta:

“Y ninguno, ni en el cielo, ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo.

Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.

Y uno de los ancianos me dijo: no llores.

He aquí que el león de la tribu de judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar los siete sellos.

¡El Cordero que fue inmolado, es digno de tomar el poder,

La riqueza, la soberanía, la fortaleza, la honra, la gloria,

Y la alabanza, ¡gloria a Dios!”

El apóstol Pablo dice a los Corintios:

“Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado y no tengo amor, de nada me sirve.” (1ª Corintios Cap. 13 vers. 3.)

Ósea que también es posible, dar todo lo que uno tiene, para darlo a los pobres, con la levadura de los fariseos, (hipocresía) inclusive puedo dar mi cuerpo a la hoguera para ser visto de los hombres ...

Pero sigamos escudriñando las Escrituras:

Evangelio de Mateo Cap.10 vers.7:

“Y yendo, predicad, diciendo:

El reino de los cielos se ha acercado.

Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su salario.”

¡EL OBRERO ES DIGNO DE SU SALARIO!

¿Es que acaso se esta el Señor refiriendo al diezmo?

DE GRACIA RECIBISTEIS, ¡DAD DE GRACIA!

Veamos el sermón de la montaña:

“Por tanto os digo: no os afanéis por vuestra vida, que habéis de comer, o que habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, que habéis de vestir. ¿no es la vida mas que el alimento, y el cuerpo mas que el vestido?

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni cosechan, ni guardan en graneros; y vuestro padre celestial las alimenta. ¿no valéis vosotros mucho más que ellas?

¿y quien de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

y por el vestido, ¿porque os afanáis?

considerad los lirios del campo, como crecen:

no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria, se vistió como uno de ellos.

Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho mas a vosotros, hombres de poca fe?

No os afanéis, pues, diciendo: ¿que comeremos, o que beberemos, o que vestiremos?

porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Así es que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. basta a cada día con su propio mal.” (Mateo Cap.6 vers. 25-34.)

Esto es sin comentarios; como dijo el Señor:

“EL QUE QUIERA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS, SABRÁ QUE MI DOCTRINA ES VERDADERA”

“Y aconteció que yendo ellos, uno le dijo en el camino: Señor, te seguiré donde quiera que fueres.

Y le dijo Jesús: Las zorras tienen cuevas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.”

El Señor no estaba “asegurado”, y si tu quieres seguirle tienes que saber que el seguro es la fe, y la fe es la certeza de lo por venir.

¿Tienes certeza de que Dios proveerá?

¿Tienes certeza de lo que no se ve?

¡Gloria a Dios!

Nosotros sigamos leyendo el nuevo pacto y solo encontraremos el 100%, todo o nada.

El que no deja padre, madre, hijos y su propia vida no es digno de mí dice el Señor.

¿CÓMO LO VAMOS A HACER ENTONCES?

Es sencillo, como la Iglesia primitiva. Ellos habían dado todos sus bienes y tenían todas las cosas en común, y se repartía a cada uno según su necesidad, y nadie decía esta citroneta es mía.

¿Es muy difícil?

Escudriñemos las Escrituras, ellan dan testimonio de Cristo y su Evangelio.

Publicado en ForoCristiano.com

Raúl Fierro
e-mail: .(JavaScript must be enabled to view this email address)


La dirección de este Estudio Bíblico es:
http://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/los-fariseos-y-el-misterio-de-la-maldad/