La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos - Tiemblan los lobos rapaces ::: iglesia.net
iglesia.net
Tiemblan los lobos rapaces

Dios tiene un pueblo en espera. Ése pueblo está aguardando en la quietud del Espíritu. Hay una pasividad que inquieta. Una pasividad desesperante. El enemigo de nuestras almas, quiere que caigamos en las redes de la desesperación. Y, a través de esta circunstancia, el Espíritu Santo está formando dentro de nosotros, el carácter de Cristo. Pero, veámoslo desde el punto de vista de Dios. No nos dejemos perturbar por el enemigo de nuestras almas. Démosle un “parao” en el Nombre precioso de Jesús. ¿A qué me estoy refiriendo?. En la iglesia de Jesucristo, han venido sucediendo cosas en extremo malas y destructivas. Un líder cae en adulterio. Un pastor se lleva una ovejita. El tesorero sustrae dinero del fondo de la iglesia, tal como Judas Iscariote. Otro líder metiendo falsa doctrina o herejía en la iglesia. Yo estuve viviendo un tiempo en El Tigre, y otro tiempo en Puerto Ordaz. En estas ciudades vi suceder cosas desastrosas, donde se involucraron líderes pesados, directivos grandes de la iglesia de Jesucristo. El testimonio de la iglesia quedó rodando por el suelo, a causa del desliz de los líderes.

En El Tigre, Anzoátegui, sucedieron varios casos, pero hablaré sólo de tres:

· En uno de esos casos, la esposa de un pastor muy conocido localmente, se llevó una oveja (un ovejo).

· Otro caso, es el de un evangelista nacional que, años atrás, predicó una campaña en la zona de El Tigrito. Los milagros se manifestaban. Las liberaciones ocurrían. Las conversiones sucedían. Todos estábamos en bendición. Había regocijo del pueblo de Dios por tales acontecimientos. Cuando él dejó el pueblo, uno de mis compañeros de trabajo, el cual era inconverso, se me acerca, y me pregunta: “Hermano, ¿qué le parece Fulano, el evangelista que estuvo predicando aquí?”. Yo le digo: “Tremendo varón de Dios. Dios lo usa grandemente”. Él me dice: “Diac, en mi casa vive una cuñada mía. ¿Sabes lo que hacía este evangelista, después que terminaba de predicar, en la noche?. Llegaba a mi casa buscando a mi cuñada, y luego se iban los dos juntos”. A mí se me “cayó la cara” de la vergüenza. Al principio me resistía a creerlo, pero tuve que aceptar la decepcionante verdad que el Señor me estaba mostrando. Este hombre era casado. Tenía su esposa, él la dejaba en la casa, para salir de gira a predicar “la palabra”. Al final, fue desenmascarado este lobo rapaz.

· El tercer caso, y el más extendido porque sucedió con un anciano pastor-evangelista nacional, que hacía giras evangelísticas por todo el país. Él era Presidente de su denominación. Era un hombre muy conocido. Era una persona muy usada en los dones del Espíritu. En el equipo evangelístico que él tenía, había una directora de alabanzas. Pues, este hermanito se enredó sexualmente con ella. Y así mismo, adulterando, porque él era casado, ministraban la Palabra de Dios.

Cuando sale a flote ese pecado (Porque, créelo, hermanito, tarde o temprano saldrá ese pecado que te está matando. Porque así dice el Señor: “porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse” Mt. 10:26), la denominación que hasta ese momento estaba en crecimiento, cayó a pique. Ahora, da dolor ir a ese templo enorme, y conseguirlo con tan poca gente. Tan sólo por obedecerle a la concupiscencia de la carne. Al final, volvió a su casa (no por voluntad propia), inválido, en silla de ruedas. Se reconcilió con su esposa. El Señor lo postró varios meses, y al final partió para otra vida.

De Puerto Ordaz, describo sólo dos casos, de varios que sucedieron en dicha ciudad.

· En la zona sur de este país (Venezuela), Puerto Ordaz es el centro de operación de una misión internacional, la cual tuvo su origen en este país. Había un conocido pastor-principal de esta central. Este, hipotecó el local en donde se congregaban para adorar a Dios, tomó el dinero de su transacción, abandonó a la esposa, y dejó la ciudad con rumbo desconocido. La iglesia quedó a la deriva. Quedó sin fuerzas.

Otro caso aún más espeluznante, me tocó observar en esta ciudad.

Yo trabajé por unos cuantos años, en una de las Empresas Básicas del Estado, dirigida por la CVG, en el sector del acero. Yo tomaba el autobús que me trasladaba hasta la empresa, en cierta parada de la ciudad. En esa misma parada, siempre me encontraba con un hermanito en Cristo (él también trabajaba en la misma empresa). Llegó cierta época en que, cada vez que lo veía, lo notaba más y más flaco y demacrado. Llegó un momento que no lo vi más. Cierto día, un vecino le dice a mi esposa: “Hermana, a su hermano Fulano lo tienen hospitalizado en Caracas, con SIDA”. Mi esposa se escandalizó por la extraña noticia. Otro día, mi esposa se consigue con la esposa de ese hermanito, y esta le relata que: “Después de la muerte de Fulano, muchos hermanos desfilaron frente a mí, y me decían: ‘Hermana, yo sabía que su esposo era así’. La esposa de un pastor en Maracay me dijo: ‘Hermana, yo los conseguí a ellos dos, a mi esposo con tu esposo, en el hecho sexual’” ¿Quién era este hombre que murió de SIDA? Era un líder, directivo nacional de una denominación fuerte en este país. ¡Qué descaro¡ ¡Qué vergüenza!.¡Qué desconcierto!.

El pueblo está observando el pecado, y lo está ocultando. El pueblo está viendo que sus líderes están pecando, y no hace nada. El pueblo está ocultando pecado, cuando la Biblia nos dice que “el que calla otorga”.

Nos quiere decir las Escrituras que, el que observa algo, y calla, es porque está bien lo que se está haciendo. Hay hermanitos que dicen: “Ese es de otra congregación, yo no puedo hacer nada”. ¿Será que Dios tiene varias congregaciones? ¡No! Dios tiene una sola congregación. El evangelio de Jesucristo es universal. El hombre ha introducido el partidismo en la iglesia. El hombre carnal ha introducido las divisiones en la iglesia. Hay líderes que dicen: “Que lo corrija su pastor”. Sucede que el pastor de él está ciego. Si Dios en su misericordia te ha permitido ver, es porque quiere que tú lo sanes. Por qué evadir la responsabilidad que el Señor te está presentando. ¿Será que aquél día el Señor nos separará por denominaciones? ¡No!. Para Él somos un solo cuerpo. Para Él no hay denominaciones. Dios no se mueve así. De esta manera se mueve el hombre. Pero, ¿qué quiere Dios hacer?. Que su pueblo tome conciencia.

Que su pueblo se rinda enteramente, en cuerpo, alma y espíritu a Él, para así Él poder actuar, par Él poder limpiarlo. Para Él poder sanar las heridas causadas por los lobos rapaces.

Anteriormente dije que, muchos siervos de Dios han caído, porque se han rendido al pecado, a la concupiscencia que combate en sus miembros. Pero, lo que está ocurriendo, va más allá de eso. Me da dolor decir esto, pero tengo que hacerlo. El diablo está colocando sus piezas claves, en las Directivas Nacionales, en los Seminarios, en los Institutos Bíblicos. Está actuando con muchísimo tacto, con muchísima sutileza. Hay cizaña mezclada con el trigo. Esto es lo que está sucediendo. El enemigo ha sembrado cizaña, y es por eso, que están sucediendo todas estas cosas, todos estos actos bochornosos. Pero, ¿Por qué sucede? ¿Dónde está la visión del pueblo de Dios? En los cargos grandes, hay bisexuales (como el caso anterior), hay homosexuales, hay gente que Satanás ha colocado para deshacer la obra de Dios. Esa es la forma como el enemigo está actuando.

Está aplicando “El Caballo de Troya” en la iglesia. ¿Qué es esto?. Pues, el enemigo ha engañado a la iglesia, y ha infiltrado a su gente, en altos puestos de las organizaciones cristianas. Está pasando lo que dijo Jesús en la Parábola del Trigo y la Cizaña (Mt. 13: 24-30) “24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; 25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. 26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. 27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? 28 Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29 Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero”. La frase: “Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña.... ”, nos trae luz sobre este tema. Permítanme ser creativo, yo lo veo así: “Pero mientras la iglesia dormía, vino el diablo y sembró gente mala, destructiva, de la peor calaña....”

Abre bien los ojos, por lo vas a leer. Deja que el Espíritu Santo abra tu mente, para que entiendas lo que vas a leer. ¿Qué pasará con la cizaña?. Será quemada. Quiere decir que, “La cizaña” son personas que el diablo ha infiltrado en la iglesia. Gentes como: Satanistas, brujos, hechiceros, adivinos, espiritistas, homosexuales, bisexuales, etc. Gentes que no se pueden convertir a Cristo, porque Él no dice: “Conviertan la cizaña en trigo” NO DICE ESO. Lo que dice es: “Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla”. ¿Sabes qué, hermano(a)?.

El trigo y la cizaña, son idénticos a la vista. La conoce solamente el agricultor. La persona que sabe de plantas, solamente la puede identificar. Su forma es idéntica, su tallo, sus hojas, aún su espiga. Todo es idéntico. Es similar a la yuca que se produce aquí en Venezuela. Hay dos variedades, una es dulce, la cual se sancocha, y se come una vez que esté blanda. La otra es amarga, que es con la que se hace el casabe, una vez que se le saca el líquido venenoso. Se da cuenta, si tomamos la yuca amarga, la sancochamos y nos la comemos, nos moriremos. Amén por el que la conoce, pero no todos saben diferenciar la amarga de la dulce, porque las dos son idénticas. Para el ojo humano que no tiene conocimiento, no hay diferencia, pero para el que la conoce, no hay ningún problema.

Vuelvo otra vez a la carga. La cizaña está cuadrada en la iglesia de Jesucristo. Aguardemos y veremos uno a uno, ser desenmascarado, y echado fuera de sus cargos, de sus ministerios, porque así lo ha determinado el Señor. Son usurpadores que el diablo ha introducido entre el trigo, porque hemos estado durmiendo. Hemos estado entretenidos en la televisión. Entretenidos en mentiritas blancas. Entretenidos más en lo material, que en lo espiritual. Entretenidos jugando números, loterías, triples. Entretenidos en la farándula, cantándole al diablo. Entretenidos en el chisme, la crítica, la murmuración, etc.

Pero, ¿quieres saber algo?. Viene el bateador en su turno al bate, ¿quién es ese bateador? JESUCRISTO. Ya viene la bola por el centro, enviada por el diablo. El Señor está en el home esperando que se acerque más. Allí viene, viene, viene la bola. Llega al home. El Señor hace swing, la conecta por todo el centro. Allá va la cizaña, saliendo fuera del campo de juego. Sale como un cohete el satanista. Sale disparado el brujo. Sale en retirada nerviosa el hechicero. El espiritista no resiste a una iglesia llena del poder, y sale en huida. El bisexual y el homosexual quedan debilitados, y emprenden la gran retirada. En su rabia, en su arrebato de cólera, estos hombres arrastran a aquéllos que les están siguiendo el juego. Hombres y mujeres “de Dios” que no quieren despertar, van a salir juntamente con ellos, porque se han entregado tanto en el amiguismo, en el partidismo, en la mentira, en el engaño, en la falsedad. Son espías de estas cizañas, ellos los envían a espiar, para que luego vengan y les cuenten. Claro, como no tienen al Espíritu Santo, tienen que recurrir a esas tácticas satánicas, para poder luego decir: “El Señor me reveló”. EL SEÑOR NO LE DA REVELACIÓN A LA CIZAÑA.

Él Señor le da revelación al trigo. A ese trigo glorioso. A ese trigo que hasta ahora ha sido engañado. Pero, trigo de Dios, así te dice el Señor Jesucristo: “¿Por qué estas permitiendo que sucedan esas cosas? ¿Es que acaso no te he dado mi Palabra?¿Acaso no te he dado armas espirituales que, son poderosas para la destrucción de fortalezas? ¿Es que acaso no te he dado discernimiento de espíritus? Lo que pasa es que estás durmiendo, pueblo mío.

Levántate en victoria. Basta ya de dormir. Quiero que te levantes en mis fuerzas. Quiero que te levantes en mi poder. Esfuérzate.

¿Por qué estás como “el pabilo que humea”, a punto ya de apagarse?. Recibe de mí. Recibe mi fuerza. Recibe mi Espíritu como un río. Llénate de mi poder, iglesia. Deja que yo saque la inmundicia. Deja que yo saque a los lobos rapaces, que están acabando con mi rebaño. Párate en la brecha. Estoy buscando hombres y mujeres dispuestos a dar la pelea. Gente valiente que no le temen a nada. Que no le temen al diablo. Que no le temen al hombre. Si yo estoy contigo, ¿quién podrá hacerte frente? Levántate en victoria. Abre muy bien los ojos. Quito la escamas de tus ojos. Quito el cierre de tu boca. Destapo tus oídos. Te desato las manos, atadas con soga. Te desato los pies, atados con cadenas. Te libero. Quito de ti el yugo de la esclavitud. Te necesito, porque no puedo enviar a mis ángeles a libertar a los oprimidos. Te he escogido a ti. Mi propósito es contigo. El plan es contigo. Levántateeeeeeeeeeeeeee, te he dado mi Espíritu, para que vayas, y plantes y ates en mi Nombre”.

Iglesia de Jesucristo, quiero compartir contigo unas revelaciones que tuvo mi esposa esta misma semana, mientras intercedíamos en el Espíritu por ti, iglesia. Estas son sus palabras: “Vi una figura de hombre. Tenía los ojos cerrados con algo parecido a escamas, levantaba las cejas para abrir los ojos, pero no podía. La boca la tenía cosida, con algo parecido a un cierre. En los oídos tenía tapones. Tenía las manos atadas con soga; y los pies atados con cadenas de hierro. Luego vi una mano que, primeramente le quitó las escamas de los ojos a la figura. A continuación, le quitó los tapones que tenía en los oídos. Luego le quitó el cierre de la boca.

Pasó a desatarle las manos, quitando la soga. Por último, le quitó la cadena de los pies. El Señor me dijo que, esa era su iglesia, y que ya comenzó el proceso de liberación. Después el Espíritu Santo, me mostró otras cosas y me daba su significado. Me mostró a Lázaro saliendo de la tumba. Desatándosele las vendas. Él me decía: ‘Esa es la iglesia, y la estoy liberando’. Después vi a Pedro y Juan cuando iban al templo. Se encontraron con el cojo de la Puerta La Hermosa. Pedro le dijo: ‘No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda’. Él me dijo: Esa es la iglesia. Así estaba, coja, pero ya la estoy libertando. Luego vi una niña muerta, acostada en una cama. Vi al Señor que le dijo: “Talita cumi”: “Levántate y anda”. Esa es la iglesia que estoy resucitando.” Hermanos, ya el Señor empezó a despertar su iglesia. Ya el Señor empezó a resucitar a su pueblo. Pero, nosotros, pueblo de Dios, tenemos que seguir intercediendo.
Al llegar a esta parte de este escrito, el Señor me inquietó a buscar el libro de Rebecca Brown “El Vino a Dar Libertad a los Cautivos”, Capítulo 17, que habla de la “Destrucción de iglesias cristianas”, páginas 232 y 233, dice textualmente así:

Habla Elaine [era una bruja principal, que intentó matar a Rebecca, y ahora es cristiana]:

Durante mis años en la Hermandad, me adiestraron cuidadosamente, y yo a mi vez, adiestré a otros, en cuanto a cómo infiltrar y destruir las diferentes iglesias cristianas. Le meta de Satanás, es convertir toda iglesia cristiana, en una iglesia como la de Laodicea, que se describe en Apocalipsis 3:15-16: ‘Yo conozco tos obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

Son iglesias llenas de gente pasiva, que nunca se molesta en estudiar la Biblia, que tienen “apariencia de piedad, pero niegan la eficacia de la piedad”, como bien las describe 2 Timoteo 3:15, y no constituyen una amenaza para Satanás.

Se nos enseñó un plan de ataque básico de ocho puntos, que podíamos adaptar a cualquier denominación de iglesia a que se nos enviara. El hecho de que, la mayoría de los satanistas de más alto rango, asisten regularmente a iglesias cristianas, no debe sorprender a nadie; es decir, a nadie que se moleste en leer la Palabra de Dios. A los cristianos se nos ha advertido claramente que, los ataques de Satanás vienen desde dentro de las iglesias, especialmente en tiempos de prosperidad.

Al despedirse de los ancianos de Efeso, Pablo les advirtió:

“25 Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de

todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro. 26 Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; 27 porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. 28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31 Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno”. (Hechos 20:25-31).

“13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Corintios 11:13-15)

“Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 4)

Estos pasajes dicen con gran claridad, que los ataques de Satanás surgirán de dentro de las iglesias. No estamos tratando de iniciar una cacería de brujas. Nuestro deseo más bien es dar a conocer las principales tácticas de Satanás, para que podamos frenarlas dentro de nuestras propias iglesias”.

¿Qué les parece, hermanos? Gracias le doy a Dios, por cristianos como Rebecca Brown. Son gentes que Dios les ha abierto los ojos, porque se meten en oración, en intercesión con Él. Buscan constantemente el rostro del Rey de reyes, y Señor de señores. Acordémonos que “Dios honra al que le honra”.

Los lobos rapaces vienen de dentro de la iglesia. No esperemos que venga de fuera, porque la Biblia es bien clara en este punto. Dice: “Entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño”. La palabra entrarán, tiene muchos significados: (1) Pasar de fuera adentro. (2) Pasar por una parte para introducirse en otra: entrar por la puerta. (3) Encajar o poderse meter una cosa en, o dentro de otra. (4) Penetrar, introducirse. (5) fig. Ser admitido o tener entrada en alguna parte. (6) fig. Entrar a formar parte de una corporación, empresa, etc. (7) tr. Introducir o hacer entrar. (8) Invadir algo. (9) prnl. Meterse o introducirse en alguna parte.

El significado que más me llama la atención es el (9) prnl. Meterse o introducirse en alguna parte. Esto es justamente lo que han hecho los lobos rapaces. Se han aprovechado que hemos estado durmiendo de sueño espiritual, y se han infiltrado en el pueblo de Dios. Ellos han entrado, no para buscar la salvación de sus almas; sino para buscar la perdición de muchas almas. Tratan de desequilibrar la iglesia del Señor, ahora más que nunca, que el Rapto de la iglesia está a las puertas.

En su segunda carta a los corintios, Pablo les advierte esto mismo: “13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Corintios 11:13-15). Fíjese que el apóstol Pablo dice: “Sus ministros (de Satanás), se disfrazan como ministros de justicia”. Esto está claro. Como dice el dicho criollo: “Más claro no canta un gallo”. Explicar esto sería enredarnos.

Por último, me veo en la obligación de transcribir la carta completa de Judas, porque nos da una claridad exacta. El Señor le reveló a este apóstol, exactamente lo que está sucediendo hoy, en la iglesia de Jesucristo:

La Epístola Universal de SAN JUDAS APÓSTOL

Salutación

JUDAS 1

1 Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo: 2 Misericordia y paz y amor os sean multiplicados.

Falsas doctrinas y falsos maestros

(2 P. 2.1-17)

3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. 4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

5 Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. 6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; 7 como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

8 No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores. 9 Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. 10 Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. 11 ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré. 12 Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; 13 fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.

14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, 15 para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. 16 Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

Amonestaciones y exhortaciones

17 Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; 18 los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. 19 Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. 20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. 22 A algunos que dudan, convencedlos. 23 A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne.

Doxología

24 Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, 25 al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.

Esta vez el gallo cantó mejor: “Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación” Ya te diste cuenta, iglesia de Jesucristo. Esto no es mentira. Esto no es un juego de pelota. Esta es la verdad pura de lo que está pasando contigo, iglesia de Jesucristo. Esto es contigo, ministro que no has caído en esto. Y, si has caído en esta malicia de Satanás, y no eres cizaña, tienes oportunidad de arrepentirte de todo corazón, y el Señor, que recibe un “corazón contrito y humillado”, no tardará en perdonar, porque eso es lo que Él quiere hacer: PERDONAR.

Pero, si eres cizaña del diablo, prepárate a salir porque el Señor ya está abriendo los ojos a su pueblo. El Señor ya está resucitando a su pueblo. Ya le tocó el turno a Dios. Cizaña del diablo, emprende la retirada. Aléjate del pueblo de Dios, porque lo que viene es fuego, la ira de Dios sobre ti. No tienes posibilidad de arrepentirte porque no puedes, la cizaña no puede convertirse en trigo, porque eso es algo que va contra naturaleza. Es imposible, no hay escapatoria para ti. ¡SAL FUERA!. ¡FUERA!. ¡FUERA!. TIEMBLAN LOS LOBOS RAPACES. TIEMBLAN ANTE EL REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. TIEMBLAN Y SE DEBILÍTAN, PORQUE LLEGÓ LA HORA DE LA IGLESIA TOMAR EL CONTROL DE LOS MINISTERIOS, DE LAS ENSEÑANZAS, DE LAS PREDICACIONES, DE LAS MISIONES. DE TODAS LAS COSAS, PORQUE ASÍ LO HA DESTINADO EL SEÑOR. YA BASTA, CIZAÑA, DE PERTURBAR AL PUEBLO. YA BASTA, CIZAÑA, DE PERVERTIR LA OBRA DEL SEÑOR. VETE DE LA IGLESIA.

IGLESIA DE JESUCRISTO, tú eres esa nación santa, eres ese pueblo adquirido por Dios. Él ha puesto su sello sobre ti. Él te ha dado grandes cosas. Él te ha dado ministerios hermosos. Anda en el poder del Espíritu, y derriba las fortalezas del enemigo. Debilita esos muros de opresión que, por tanto tiempo te han estado perturbando. Levanta bandera de victoria. Busca al Señor en espíritu y verdad. Pégate del manto de Cristo. Utiliza las armas poderosas que Él te ha dado. Este es tu tiempo. Aprovecha la oportunidad que el Señor te está dando. No dejes pasar este tiempo.

Dios les continúe bendiciendo ricamente.

Su hermano y amigo en Cristo

Diac Gonzalez
.(JavaScript must be enabled to view this email address)

Maturín, Edo. Monagas, Venezuela.
02/06/2001


La dirección de este Estudio Bíblico es:
http://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/tiemblan-los-lobos-rapaces/