El amor de Dios ::: La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos ::: iglesia.net
iglesia.net FLECHA Estudios Bíblicos FLECHA Fé - Evangelismo FLECHA El amor de Dios
ImprimirVersión PDFPublicar esta entrada en MenéamePublicar esta entrada en FacebookPublicar esta entrada en del.icio.us
El amor de Dios

I. Uno de sus atributos 2ª Corintios 13:11 y 1ª Juan 4:8:

2Cor 13:11 En cuanto a lo demás, hermanos, regocijaos. Sed maduros; sed confortados; sed de un mismo sentir. Vivid en paz, y el Dios de paz y de amor estará con vosotros. 1Jn 4:8 El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor.

Hablando de Pablo:

Si hubo alguien que pudo hablar y escribir sobre el amor de Dios, ese fue Pablo.

Siendo éste uno de los perseguidores más feroz de la iglesia primitiva, tuvo oportunidad de conocer el amor de Dios en toda su esencia y fue transformado por ese amor. En primera de Corintios capítulo 13 Pablo habla sobre la Preeminencia del amor.

Hablando de Juan:

Dice la Escritura que Juan se recostaba al pecho de Jesús. ¡Qué maravilloso sería para él poder escuchar cada palpitar de ese corazón tan lleno de amor por los hombres! Así aprendió Juan sobre el amor de Dios. Le llamamos el apóstol del amor. Lo vemos en sus epístolas, todo lo que habla es amor. Comprendiendo Juan el inmenso amor de Dios, dijo en cierta ocasión:

"Porque de tal manera nos amó Dios que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda más tenga la vida eterna." Juan 3:16.

Hay muchas formas en que podemos describir el amor de Dios. Aún en nuestra propia experiencia. Ahora, ¿cómo lo describe la Biblia?.

1. El amor de Dios es soberano

Deuteronomio 7:8:

Deut 7:8 Es porque Jehovah os ama y guarda el juramento que hizo a vuestros padres, que os ha sacado de Egipto con mano poderosa y os ha rescatado de la casa de esclavitud, de mano del faraón, rey de Egipto.

Dios es el dueño del amor. Cuando libertó al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto, le hizo ver con claridad que lo hizo por que él quiso libertarlos, por amor. Aunque el pueblo como tal, no lo merecía, lo libertó y nada más.

Cuando Jesús eligió a sus discípulos, le dijo:

"Ustedes no me eligieron a mí, o los elegí a ustedes":

Juan 15:16 Vosotros no me elegisteis a mí; más bien, yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y para que vuestro fruto permanezca; a fin de que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre él os lo dé.

Él nos ama porque le place amarnos, puesto que nosotros no merecemos ese amor por nuestra desobediencia.

2. El amor de Dios grande

-Efesios 2:4:

Ef 2:4 Pero Dios, quien es rico en misericordia, a causa de su gran amor con que nos amó.

Por su gran amor nos dio vida juntamente con Cristo. Por gracia somos salvos, porque a él le plació salvarnos. No por obras para que nadie se gloríe.

3. El amor de Dios es constante

Sofonías 3:17:

Sof 3:17 Jehovah tu Dios está en medio de ti: ¡Es poderoso; él salvará! Con alegría se regocijará por causa de ti. Te renovará en su amor; por causa de ti se regocijará con cánticos.

El amor de Dios no se acaba jamás. Él se derrama en misericordias por la humanidad. Está siempre pendiente de toda la necesidad de sus hijos. Es un amor que permanece fiel, aunque nosotros seamos infieles. 2 Timoteo 2:13:

2Tim 2:13 Si somos infieles, él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo.

4. El amor de Dios es infalible

--Isaías 49:15-16:

Isa 49:15 ¿Acaso se olvidará la mujer de su bebé, y dejará de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque ellas se olviden, yo no me olvidaré de ti.

Isa 49:16 He aquí que en las palmas de mis manos te tengo grabada; tus murallas están siempre delante de mí.

El amor de Dios se compara a una mujer luego del alumbramiento. Dice que cuando nace la criatura, ella no se olvida de él, y aunque la mujer se olvide del hijo que dio a luz, Dios nunca se olvidará de sus hijos. El amor de Dios no mengua y mucho menos se desvanece con el tiempo.

5. El amor de Dios es inalienable

----Romanos 8:39:

Rom 8:39 Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Pablo preguntó, "¿quién nos apartará del amor de Cristo?" Aunque el hombre esté constantemente huyendo del amor de Dios, por más que corra no podrá desaparecer de la presencia del Creador. Dios es amor, nos hizo por amor, derramó su amor al darnos a Jesucristo y no renunciará jamás a amar al hombre. Jesús dijo en cierta ocasión, "la oveja que está en su mano, nadie la arrebatará de su mano." Juan 10:28:

Juan 10:28 Yo les doy vida eterna, y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.

6. El amor de Dios es obligante

-Oseas 11:4:

Ose 11:4 Con cuerdas humanas los atraje, con vínculos de amor. Fui para ellos como los que ponen un bebé contra sus mejillas, y me inclinaba hacia ellos para alimentarlos.

La Biblia dice que Dios nos atrajo hacia él con cuerdas de amor. Nos ató a él, por amor y con amor. Esto nos obliga a nosotros a aceptarlo como nuestro Dios, aunque él no nos obligue a recibirlo. Esto es por amor.

7. El amor de Dios es eterno

Jeremías 31:3:

Jer 31:3 Jehovah me ha aparecido desde hace mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te he prolongado mi misericordia.

Hay una gran diferencia entre el amor de Dios y el amor del hombre. El amor de Dios nunca se marchita, el del hombre con cualquier situación que ocurra a su alrededor se apaga.

Hay muchos grupos hacia los cuales se manifiesta el amor de Dios. Veamos algunos de ellos conforme a las Escrituras:

1. El amor de Dios se manifiesta hacía los miserables pecadores--Juan 3:16:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna."

¿Qué tan grande puede ser el amor de Dios? De tal manera, no tiene medidas, solamente dio a su unigénito hijo por los pecadores.



El amor de Dios se manifiesta hacia sus santos--Juan 16:27, 17:23:
Juan 16:27 Pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado y habéis creído que yo he salido de la presencia de Dios.

Juan 17:23 Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente unidos; para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado.

Jesús le habla a sus discípulos y les dice que el Padre los ama a ellos, porque ellos le han amado a él. En la oración intercesora de Jesucristo en el capítulo 17 de Juan, Jesús le pide al Padre que ame a sus santos como lo amó a él.

El amor de Dios se manifiesta en los desvalidos----Deuteronomio 10:18:
Deut 10:18 Él hace justicia al huérfano y a la viuda, y también ama al extranjero y le da pan y vestido.

Una de las cosas, que Dios le pide a su pueblo es que haga justicia a los desvalidos.

Stg 1:27 La religión pura e incontaminada delante de Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en su aflicción, y guardarse sin mancha del mundo.

En Santiago capitulo 1:27, explica el apóstol lo que conlleva llamarse religiosos en este mundo. Hay que visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones. En otras palabras atender la necesidad de aquellos que vienen a nosotros buscando ayuda, como Dios lo hace con nosotros mismos, cuando vamos a él con alguna necesidad.

Hay diversas maneras en que vemos manifestado el amor de Dios. A continuación veremos algunas de ellas.

1. El amor de Dios es manifestado en la entrega de Cristo--Juan 3:16:

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.

No habiendo un hombre justo sobre la tierra que pudiera interceder por los demás delante del Padre, éste envió a su hijo Jesucristo el cual se entregó asimismo para darnos la salvación.

El amor de Dios se manifiesta al hombre en la elección--Mal.1:2,3 y Rom.9:11-13:
Mal 1:2 "Yo os he amado", ha dicho Jehovah. "Pero vosotros decís: '¿En qué nos has amado?' ¿Acaso Esaú no era hermano de Jacob?, dice Jehovah. Sin embargo, yo amé a Jacob

Mal 1:3 y aborrecí a Esaú; convertí sus montes en desolación y di su posesión a los chacales del desierto."

Rom 9:11 Y aunque todavía no habían nacido sus hijos ni habían hecho bien o mal --para que el propósito de Dios dependiese de su elección,

Rom 9:12 no de las obras sino del que llama--, a ella se le dijo: "El mayor servirá al menor",

Rom 9:13 como está escrito: A Jacob amé, pero a Esaú aborrecí.

Entre toda la gente del mundo a Dios le plació escogernos a nosotros para servirle. La Palabra dice que de lo más vil y bajo del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios. Habiendo tanta gente muy importante ante la sociedad, nosotros hemos sido los privilegiados en el Señor de poder proclamar las buenas de salvación. Tal vez gente que no tiene mucho estudio secular, pero si un deseo grande de servir al Señor y hacer su voluntad.

El amor de Dios es manifestado al hombre en la adopción—1ª Juan 3:1:
1Jn 3:1 Mirad cuán grande amor nos ha dado el Padre para que seamos llamados hijos de Dios. ¡Y lo somos! Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

Por su amor Dios nos ha hecho hijos suyos:

"A todos los que le recibieron a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios" (Juan 1:12).

Y si somos hijos también coherederos juntamente con Cristo. Ya no somos hijos bastardos, sino que también tenemos el apellido de Cristo, "hijos de Dios". Gloria a Dios por esto.

El amor de Dios es manifestado en la redención--Isa. 43:3,4; 63:9:
Isa 43:3 Porque yo soy Jehovah tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador. A Egipto he entregado por tu rescate; a Etiopía y a Seba he dado por ti.

Isa 43:4 Puesto que ante mis ojos tú eres de gran estima, y eres honorable, y yo te amo, daré hombres por ti, y pueblos por tu vida.

Isa 63:9 En toda la angustia de ellos, él fue angustiado; y el ángel de su Presencia los salvó. En su amor y en su compasión los redimió. Los alzó y los llevó todos los días de la antigüedad.

A través de Jesucristo Dios nos libertó de la esclavitud del pecado y esto a precio de la sangre que fue derramada en la Cruz del Calvario. Esto nos muestra que no hay otra forma eficaz de acercarnos a Dios. 1ª Juan. 2:2:

1Jn 2:2 Él es la expiación por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

Hebreos 9:11-12:

Heb 9:11 Pero estando ya presente Cristo, el sumo sacerdote de los bienes que han venido, por medio del más amplio y perfecto tabernáculo no hecho de manos, es decir, no de esta creación,

Heb 9:12 entró una vez para siempre en el lugar santísimo, logrando así eterna redención, ya no mediante sangre de machos cabríos ni de becerros, sino mediante su propia sangre.

El amor de Dios es manifestado en lo gratuito de la salvación--Tito 3:4-7:
Tito 3:4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor por los hombres,

Tito 3:5 él nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiésemos hecho, sino según su misericordia; por medio del lavamiento de la regeneración y de la renovación del Espíritu Santo,

Tito 3:6 que él derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador.

Tito 3:7 Y esto, para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Muchos piensan que hay que hacer grandes obras para ser salvos. En Efesios 2:8-9 el apóstol Pablo nos dice que la salvación es gratis, no es por obras para que nadie se gloríe. Somos salvos por que a Dios le plació salvarnos y nada más. Gloria a Dios por eso.

Ef 2:8: Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios:

Ef 2:9: No por obras, para que nadie se gloríe.

El amor de Dios es manifestado en el perdón de los pecados--Isa.38:17:
Isa 38:17 He aquí, fue por mi bien que tuve gran amargura, pero tú libraste mi vida del hoyo de la destrucción, pues has echado tras tus espaldas todos mis pecados.

Dios perdona los pecados y sana al enfermo como hizo con Ezequías en este pasaje.

El amor de Dios es manifestado en el vivificar de las almas--Efesios 2:4-5:
Ef 2:4 Pero Dios, quien es rico en misericordia, a causa de su gran amor con que nos amó,

Ef 2:5 aun estando nosotros muertos en delitos, nos dio vida juntamente con Cristo. ¡Por gracia sois salvos!

El pecado trajo la muerte espiritual al hombre. Cuando recibimos a Cristo como salvador, el alma es nuevamente vivificada. Ezequiel 37 habla sobre el valle de los huesos secos y dice que cuando el espíritu vino sobre ellos cobraron vida.

Algo más sobre el amor de Dios:

El amor de Dios también ha sido difundido en nuestras vidas por el Espíritu Santos. Romanos 5:5:

Rom 5:5 Y la esperanza no acarrea vergüenza, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado.

Es por eso que el fruto del Espíritu comienza con el amor. Debemos entonces nosotros amar a los demás. La Palabra de Dios nos amonesta a permanecer en ese amor. Judas 21:

Judas 1:21 Conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

También dice Jesús en Juan 15:9 "permaneced en mi amor":

Juan 15:9 Como el Padre me amó, también yo os he amado; permaneced en mi amor.

Dice en Juan 15:12 "Que su mandamiento, es: Que nos amemos los unos a los otros, como él nos ha amado."

Juan 15:12 Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, como yo os he amado.

El amor de Dios se perfecciona en los santos por medio de la obediencia (1ªJuan. 2:5):

1Jn 2:5 Pero en el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios ha sido perfeccionado. Por esto sabemos que estamos en él.

Sólo guardando la Palabra de Dios, permanecemos en su amor. Un hijo que no obedece a su padre, no puede decir que lo ama. Un creyente que no obedece a Dios no puede decir que lo ama. Jesús dijo en Juan 15:14:

"Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando."

El salmista dijo, en el Salmo 40:8:

"El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón."

En el Salmo 143:10 dice:

"Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios..."

Estos versos nos demuestran un amor que fue perfeccionado en el corazón de estos hombres, los cuales anhelaban hacer la voluntad de Dios.

Cada creyente debe orar al Señor para que el amor de Dios se perfeccione en ellos.

Con este amor se nos hace posible amar aun a nuestros enemigos y cumplir con lo que dijo Jesús en Mateo 5:44:

"Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen y orad por lo que os ultrajan y os persiguen..."

Así es como se perfecciona el amor de Dios en nosotros, cuando ponemos nuestra vida por los demás.

Ahora bien, si Dios nos ha amado de tal manera. ¿Qué debería hacer el hombre ante tanto amor? Reconocerse pecador y venir a los pies de Jesucristo por agradecimiento a Dios por su amor.

QUE DIOS TE BENDIGA

Ministerio Palabra de Reconcialiación
Hnos. Sergio y Millie Esteves
desde Puerto Rico con amor
Compuserve: 102775,571
Internet: .(JavaScript must be enabled to view this email address)








0 Comentarios




Para poder publicar comentarios, debe validarse en el sistema.
Conectarse - Registro
Normas de participación




Estudio Bíblico anterior: El Sacrificio de Cristo
Estudio Bíblico siguiente: Una presentación del Evangelio