El Nuevo Pacto

Roberto entro a la oficina del abogado con desconfianza. Se sentó silenciosamente mientras el abogado leía en voz alta el testamento de su padre. A Roberto, esta formalidad le parecía una perdida de tiempo. Muchos años atrás, el había leido el testamento de su padre, y sabia que su padre no le había heredado nada en lo absoluto. Roberto sabia porque; el nunca vivió de acuerdo con los altos estandares que su padre le había enseñado mientras el crecía. El no se había convertido en el doctor que su padre deseaba que el fuera. Aun falló en terminar una carrera Universitaria. Cuando Roberto abandonó la casa de su padre, lo hizo sabiendo que era contra la voluntad de su padre.
Mientras Roberto pensaba acerca de como había defraudado a su padre, el abogado continuaba leyendo, "y a Roberto le dejo . . ." Roberto movió la cabeza afirmativamente. Para su sorpresa, su padre le había dejado algo. "la cuenta de ahorros, la casa, la colección de arte, y el automóvil deportivo rojo que Roberto siempre había querido."

El abogado noto la mirada de admiración en la cara de Roberto y le pregunto si tenía alguna pregunta.

"¿Esta seguro que mi papá me dejo todas esas cosas? Yo había leido el testamento de mi papá y bien sabia que mi nombre no estaba incluido. Yo solamente fui un gran fracaso para el."

El abogado sonrío y dijo: "Ese era el antiguo testamento de tu Padre. El lo cambió para incluirte como uno de los suyos para heredar su fortuna. Y este último testamento es el que ahora esta en efecto.

Roberto, tu padre me contó lo disgustado que estaba contigo porque tu no sabias que el te amaba. El ha esperado que tu vieras su gran amor para ti a través de su nuevo testamento."

Para la mayoría de nosotros, nuestra relación con Dios se parece mucho a la relación de Roberto con su papá. Hemos leido el testamento antiguo de Dios y hemos tratado de vivir de a cuerdo a sus estandares. Pero sus estandares son muy altos. Todo lo que esperamos obtener de Dios es condenación y castigo. Ya no vivimos bajo el antiguo pacto de Dios, sin embargo. El nos ama y ha escrito un nuevo pacto, y es en este nuevo pacto bajo el cual vivimos actualmente.

La Cruz:

Dividendo la Línea de la Historia Humana

Me parece muy interesante que el nacimiento de Cristo sea el evento individual que divide la historia de la humanidad en dos partes. Solamente un pequeño porcentaje del mundo cree que Jesucristo es Dios y que El es el Salvador del mundo. Aun el calendario del mundo usa el nacimiento de Cristo para dividir la historia en AC y DC donde AC significa "antes de Cristo" y DC significa "después de Cristo o en el año de Nuestro Señor." Aun cuando el mundo no reconoce a Cristo por lo que El es, el mundo reconoce el hecho de que toda la historia de la humanidad esta centrada alrededor de Jesucristo.

Dios también señaló a Jesucristo como la pieza fundamental de la historia humana.

Sin embargo, en donde nosotros apuntamos a su nacimiento, Dios mira a la cruz de Jesucristo como la línea divisoria de la historia de la humanidad. ¿Porque? Porque la muerte de Jesús modificó las bases de como Dios trata con el hombre. Esto le da un nuevo significado a nuestra terminología, AC y DC. AC desde el punto de vista de Dios significa "Antes de la Cruz", y DC significa, "Después de la Cruz ".

Como El trato con la raza humana antes de la cruz, es diferente de como El trata con nosotros el día de hoy. Antes de la cruz, Dios trataba con la raza humana en base a la obediencia de la ley. Hoy, Dios trata con la raza humana en la base de su amor y gracia. La razón para el cambio es que la muerte de Cristo nos aseguró un nuevo pacto. Este nuevo pacto ha sido profetizado a través del antiguo testamento, y el día que Cristo murió, este pacto comenzó a ser efectivo.

Un pacto es lo mismo que un testamento. Para que un pacto o testamento entren en efecto, el que lo hizo debe de morir. La mayoría de nosotros entiende esto de nuestro sistema legal. Si tienes un testamento, este no tendría ningún efecto hasta después de tu muerte.

Esto es lo que Hebreos 9:16-17 nos dice: "Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es valido entre tanto que el testador vive." Por lo tanto, para que el nuevo pacto que Dios nos había prometido entrara en efecto, Cristo tenía que morir.

El Antiguo Pacto

Este nuevo pacto es diferente del tratado que Dios había establecido con Moisés y la Nación de Israel en el Monte Sinaí. Después de estar bajo sometimiento y esclavitud por cuatro cientos años, Dios guió a los Israelitas fuera de Egipto y a través del mar Rojo.

Los Israelitas acamparon en el Monte Sinaí y Dios les dio la ley para su propia protección y beneficio.

Este nuevo pacto era condicional, sin embargo. Si ellos le hubieran obedecido y guardado las leyes que El les puso, ellos hubieran sido Su: "atesorada posesión . . . y una nación Santa" (Éxodo 19:5,6). A esto los Israelitas respondieron, "Haremos todo lo que nos has mandado" (Éxodo 19:8). Su respuesta revela el orgullo del hombre en sus creencias de que el tiene la habilidad de producir santidad. Como veremos mas adelante, muestra también el propósito de la leyes en nuestras vidas.

Para sellar su pacto, Moisés y los Israelitas ofrecieron incienso y sacrificaron becerros a el Señor. Cuando Moisés había proclamado todo mandamiento de la ley a toda el pueblo, el tomó la sangre de los becerros, la mezcló con agua y usando lana y ramas de hisopo, salpicó al rollo de la ley y la gente. El dijo, "Esta es la sangre del nuevo pacto, la cual Dios nos ha dicho que guardemos" Hebreos 9:19,20

Moisés regresó a la montaña. Sin embargo, antes de que el pudiera bajar para llevar el resto de los mandamientos de Dios, los Israelitas ya habían construido un becerro de oro, diciendo: "Estos son sus dioses, Oh Israel, quienes te sacaron de Egipto" (Éxodo 32:4). Ellos no pudieron guardar el primer mandamiento. Por lo tanto, si construir un becerro de oro no era suficiente, ellos tuvieron una fiesta en honor de su nuevo dios. Los Israelitas no pudieron vivir a los estandares del pacto. El antiguo Testamento describe las maldiciones que ellos recibieron como resultado de su desobediencia. Al igual que los Israelitas, no podemos cumplir nuestra parte de la negociación.

La ley demanda perfección. Porque todos somos nacidos en pecado, es imposible para cualquiera el vivir de acuerdo a lo requerimientos de santidad de la ley. Pero el intento de Dios no era que nosotros tratáramos de vivir de acuerdo con la ley. Su intento era mostrarnos que es imposible que la ley produzca santidad en nuestras vidas.

No hay nada malo con la ley, sin embargo, Pablo escribió: "el mismo mandamiento que era para vida, a mi resulto para muerte" (Romanos 7:10).

El problema esta en nosotros. Como Hebreos 8:7,8 dice: "Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera lugar para el segundo. Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el señor, en que establecerá con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto."

Mientras la ley enseña acerca de la naturaleza santa de Dios, la ley revela cuan no-santo y no justo el hombre es. Pablo explica su propia experiencia: de hecho yo no hubiera conocido el pecado sino fuera por la ley. ¿Que diremos pues? ¿la ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia si la ley no dijera: No codiciarás, Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mi toda codicia; porque sin la ley el pecado esta muerto y Yo sin la ley vivía en un tiempo; pero venido el mandamiento, el pecado revivió y yo morí. Y halle que el mismo mandamiento que era para vida, a mi me resultó para muerte; porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por el me mato. De tal manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. ¿luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mi? En ninguna manera, sino que el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mi la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.
Romanos 7:7-13

La ley es perfecta. Sin embargo cuando fluye a través de la naturaleza pecaminosa del hombre, nos demuestra realmente lo pecadores que somos. Simplemente no podemos vivir de acuerdo a los estrictos requerimientos de la ley.

Pablo descubre algo mas acerca de la ley: "De manera que la ley á la verdad es santa, y el mandamiento santo, y justo, y bueno" (Romanos 7:12). Con los mandamientos viene el castigo por una violación. Bajo la ley, la paga del pecado es muerte: "Porque la paga del pecado es muerte" (Romanos 6:23). ¡No hay esperanza alguna bajo el pacto antiguo!.

Yo mismo experimente la desolación de la ley no hace mucho tiempo. Un policía encendió las luces rojas de su carro patrulla y me ordenó que me parara por manejar con exceso de velocidad. Me baje del carro y lo salude con una gran sonrisa.

"Hola, oficial," Le dije. "Se que estaba manejando un poco rápido, pero voy de camino a dar un estudio Bíblico y se me esta haciendo un poco tarde".

"¿Es usted un ministro?" preguntó el policía.

"Si, Yo soy ministro" Le conteste, pensando que me libraría fácilmente, y solamente me daría una advertencia.

"De todas las personas, usted es que mejor debería de saber!" exclamo el oficial.

Esa es la ley, sin piedad en lo absoluto El propósito de la infracción era enseñarme que yo había fallado; y por lo tanto me condenó. Eso era lo que el antiguo pacto le hizo al hombre. Revelo nuestra naturaleza pecaminosa y nos mostró que tan lejos estamos de los estandares de Dios de santidad. Ese es el propósito de la ley en nuestras vidas.

Es por esto que Pablo describió al viejo pacto como: "ministerio de condenación", y el "ministerio que trajo la muerte" (2 Corintios 3). Este era un pacto que requería que el hombre viviera de acuerdo a un estándar de santidad, y para los que fallaran estaba dicho: "la paga del pecado es muerte" Debido a que el hombre no ha podido vivir de acuerdo con los requerimientos del antiguo tratado, el experimentó miedo y culpabilidad, y como resultado nunca pudo andar cerca de Dios.

Es en este lugar en donde el Antiguo Pacto nos deja condenados y con necesidad de algo nuevo. Necesitamos otro pacto que tenga nuevas alternativas. El escritor de Hebreos lo explica de esta manera: El mandamiento precedente, cierto se abroga (quita) por su flaqueza é inutilidad; Porque nada perfeccionó la ley; más hízolo la introducción de lo mejor esperanza, por lo cual nos acercamos a Dios. Hebreos 7:18,19

El Antiguo vs. El Nuevo Pacto

La "mejor esperanza" se encuentra en el nuevo Pacto. En contraste con el antiguo Pacto, este es un tratado de gracia, no de ley. El siguiente pasaje de la escritura nos ayuda a comprender la diferencia entre los dos.

La ley es solamente una sombra de las cosas buenas que vienen (no de la realidad de si mismas.) Por esta razón no puede nunca, por medio de los mismos sacrificios que se repiten interminablemente año tras año, hacer perfectos a aquellos quienes vienen a alabar. Si pudiera, ¿no hubieran dejado de ofrecer sacrificios? Los adoradores hubieran sido limpiados de una vez por todas, y hubieran dejado de sentirse culpables por sus pecados. Pero esos sacrificios son un recordatorio anual de los pecados, por que es imposible que la sangre detoros y corderos limpien los pecados. Hebreos 10:1-4

La sangre de toros y cabritos solamente cubría los pecados; nunca podrá quitarlos. Porque los sacrificios del Antiguo Pacto podían solamente cubrir los pecados, esos sacrificios eran repetidos indefinidamente año tras año. Cualquier pecado que tu cometieras, después de ofrecer tu sacrificio, tendría que ser expiado (limpiado) la siguiente vez que fueras al altar.

Es por esto que la gente nunca se podía acercar a Dios en adoración perfecta. Sus pecados a pesar de a ver sido cubiertos, tenían que haber sido quitados. ¿como puedes acercarte a Dios cuando se ha encontrado pecado en tu contra?

La ley era solamente una imagen de lo que Cristo vendría ha hacer. No era la realidad.

Una vez que tu has tenido la imagen de verdad, no hay mas necesidad de enfocarse en una reproducción. Bajo el Nuevo Pacto, Jesús murió por todos los pecados. El no cubrió nuestros pecados como la ley, El los quito para siempre.

Por lo tanto, cuando Cristo vino al mundo, El dijo: "Sacrificio y presente no quisiste; mas me apropiaste cuerpo, Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.
Entonces dije: Heme aquí (en la cabecera del libro está escrito de mí.) Para que haga, oh Dios tu voluntad. Quita lo primero para obedecer lo postrero. Hebreos 10:5-9

Sin embargo la ley requería que se ofrecieran sacrificios por los pecados; estos sacrificios nunca podrían pagar el precio del pecado. A fin de que el pecado estuviera completamente pagado y quitado, tiene que haber un sacrifico perfecto. Esta es la razón por la cual Cristo vino a este mundo El se ofreció a si mismo como el pecado sin mancha que quitaría el pecado del mundo. Como resultado, no existe mas la necesidad de ofrecer sacrificios. Dios ha puestoa un lado el primer Pacto para establecer un mejor y nuevo Pacto.

Y por ese testamento, hemos sido hechos santos por el sacrifico del cuerpo de Jesucristo de una vez por todas. Día tras día los sacerdotes realizan sus tareas religiosas; una y otra vez y ofrece los mismos sacrificios, los cuales nunca pueden quitar los pecados. Pero cuando este sacerdote ha ofrecido durante todo el tiempo sacrificios por los pecados, el se sentó a la diestra de Dios. Desde ese tiempo el espera a que sus enemigos sean postrados a sus pies, porque por un sacrifico he ha hecho perfectos a aquellos que han sido hechos santos.

Hebreos 10:10-14

Una cosa que no se encuentra en el templo del Antiguo Testamento es una silla. La razón es que el trabajo del sacerdote nunca estaba terminado. Puesto que los sacrificios ofrecidos no podían quitar el pecado., estos sacrificios tenían que ser continuamente ofrecidos para continuar cubriendo los pecados. Pero cuando Cristo se ofrendo a si mismo una ves por todos los pecados, El dijo: "Consumado es: Y se sentó a la diestra de Dios.

Nosotros hemos sido hechos santos y perfectos para siempre a través de Su sacrifico final. No hay nada mas que ofrecerle a Dios como pago por el pecado.

El Espíritu Santo también nos testifica acerca de esto: "Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Daré mis leyes en sus corazones, Y en sus almas las escribiré; Añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados é iniquidades. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por pecado." Hebreos 10:16-18

El Antiguo Pacto proporcionaba sacrificios de animales que servían como recordatorios anuales de sus pecados y conducían a la muerte. La muerte de Cristo aseguro el nuevo Pacto. El murió en nuestro lugar para tomar el castigo de Dios por nuestros pecados.

Como resultado, Dios no recuerda mas nuestros pecados. Ningún otro sacrifico es requerido a fin de ganar mas perdón. tenemos todo lo que necesitamos bajo este nuevo Pacto.

Entrando al descanso de Dios

Por lo tanto queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Hebreos 4:9,10

Después que Dios les dio el Antiguo Pacto a los Israelitas, les dijo que fueran a ala tierra prometida. Ellos deambularon (vagaron) por el desierto durante cuarenta años por causa de su falta de fe. Antes de que los Israelitas entraran en la tierra prometida y comieran de los arboles que ellos no plantaron y bebieran de los posos que ellos no cavaron; Dios había proporcionado un descanso permanente a través del nuevo pacto. Nuestra tierra prometida es nuestra relación con Jesucristo. Todo esta provehido en El. El ofrece una vida de amor, gozo y paz para todos los que lo reciben.

La única manera de entrar a este reposo, es por la fe. A fin de descansar debemos de dejar de trabajar. Es imposible experimentar la vida abundante en Cristo mientras tratamos de hacernos así mismos aceptables ante Dios por nuestras propias obras. Debemos de creer y confiar en lo que Cristo ha echo por nosotros en la cruz. Así como el padre de Roberto hizo provición en su último testamento para la herencia de Roberto, Dios ha hecho toda la provición necesaria para nosotros para ser santos y aceptables a su vista.

Por lo tanto hermanos, mientras tengamos confianza de entrar en el Lugar Mas Santo por la sangre de Jesús, por una nueva forma de vivir abierta para nosotros por medio de la cortina la cual es: Su Cuerpo y mientras tengamos un Gran Sacerdote sobre la casa de Dios acerquemonos a Dios con un corazón sincero lleno de la seguridad de la fe habiendo sido nuestros corazones limpiados de la conciencia culpable y habiendo lavados nuestros cuerpos con agua pura. Aferremonos a la esperanza que profesamos, por que aquel que promete es fiel. Hebreos 10:19-23

¿Estas todavía tratando de vivir la vida Cristiana por tus propias fuerzas bajo la ley?

Dios ha proveído :una nueva y viva manera" por donde podemos entrar en permanente reposo Sabático. ¿Estas dispuesto a entrar por fe hoy mismo? A través del nuevo pacto, Dios ha proveido una vida abundante para todos los que lo aceptan por fe.

FINAL

Por Alberto Rivera




 


Utilidades
Imprimir
Buscar en los Estudios Bíblicos
Licencia
Creative Commons License
Sindicación
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM