El poder de la oración intercesora ::: La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos ::: iglesia.net
iglesia.net FLECHA Estudios Bíblicos FLECHA Ángeles - Guerra Espiritual FLECHA El poder de la oración intercesora
ImprimirVersión PDFPublicar esta entrada en MenéamePublicar esta entrada en FacebookPublicar esta entrada en del.icio.us
El poder de la oración intercesora

Jamás podrá olvidar que, lo último que vio en el momento en el que un violento terremoto sacudía a Armenia –en Colombia—, fue el rostro sorprendido de su hijo de seis años cuando lo empujó para evitar que una pared cayera sobre su cuerpecito. La mujer no salía de su asombro y batallaba, minutos después, con la zozobra de saber qué había ocurrido con el menor. Alrededor una inmensa nube de polvo. A lo lejos, el sonido de las ambulancias y los vehículos de la policía. En cuestión de segundos todo estaba destruido.

Años después, su hijo contaría que gracias a que su madre se interpuso a tiempo, estaba vivo. Agradecía esa decisión de la joven progenitora. Ella además, no sufrió mayores consecuencias salvo una que otra contusión que no pasó a mayores.

Armenia se levanta hoy como una ciudad moderna, imponente, con el encanto particular que le imprime ser la capital de un departamento cafetero. Y en medio de las historias que se vivieron en la tragedia, la de aquella valerosa madre ocupa un capítulo especial. Se convirtió en una intercesora eficaz.

¿Qué es un intercesor?

La imagen más aproximada de un intercesor es la que nos ofrece la historia de esta madre colombiana. Ella se interpuso para guardar la vida de su hijo. En cierta medida, arriesgó su propia existencia por salvar la del pequeño.

Un profeta que jugó un papel trascendental en la historia de Israel, asumió el papel de intercesor cuando fue a la presencia de Dios en oración para pedir misericordia para su pueblo. Daniel, quien entra en escena como un joven deportado hasta Babilonia y quien llegó a ocupar cargos de relevancia en la corte real, clamó delante del Señor tras leer las profecías de Jeremías respecto a Jerusalén.

El relato que podemos leer en el libro de Daniel, capítulo uno, versículos del uno al diecinueve, presenta varios aspectos que vale la pena resaltar para edificación de hombres y mujeres que han asumido su compromiso de intercesores.

La intercesión constituye un período específico de oración

Cuando nos disponemos a interceder por alguien o por un grupo de personas en particular, el primer elemento a considerar es la necesidad de destinar un tiempo específico para orientarlo sosegadamente a la oración, tal como hizo el protagonista del relato bíblico. El escribe: “Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.”(versículo 3).

Es lo que además, estamos llamados a hacer cuando atravesamos períodos de crisis, incertidumbre y también, de gozo.

La oración de intercesión confiesa los pecados

Cuando se cumplieron quinientos años del descubrimiento de América, Santiago de Cali celebró una ceremonia especial en la que pastores invitados desde España, tomaron la palabra para decir:

--Reconocemos que el proceso de descubrimiento y conquista estuvo enmarcado por atropellos a la cultura indígena. Hoy queremos pedir, en nombre del pueblo español, perdón si en algo atentamos contra su dignidad y tradiciones--.

El evento fue emotivo y, simbólicamente, permitió la reconciliación entre los dos continentes.

Esta figura viene a mi mente al explicar un segundo elemento que rodea la intercesión cuando la hacemos por alguien o quizá alguna nación. Daniel relata “Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande... hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas. No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra.”(versículo 4-6).

Observe que Daniel no fue quien pecó, pero para romper ataduras del pasado y buscar el favor de Dios, asumió como intercesor la responsabilidad por el pecado del pueblo. Paralelamente el profeta reconoció el poder de Dios, en un acto de humildad y honra que es el mismo que debiéramos asumir. Así lo podemos leer desde el versículo siete hasta el diez.

La oración de intercesión recuerda la fidelidad de Dios

Conservo con mucho aprecio la argolla de matrimonio, al igual que usted. ¿La razón? Cuando la vemos recordamos una vida al lado de alguien con que Dios nos ha premiado. Es un motivo para evocar buenos momentos al lado de quien nos acompaña.

Pensaba en esto al leer en Daniel la evocación que hace de los buenos momentos en los que el Supremo Hacedor testimonio su fidelidad para con su pueblo. El oró diciendo: “Ahora pues, Señor Dios nuestro, que sacaste tu pueblo de la tierra de Egipto con mano poderosa, y te hiciste renombre cual lo tienes hoy; hemos pecado, hemos hecho impíamente. Oh Señor, conforme a todos tus actos de justicia, apártese ahora tu ira y tu furor de sobre tu ciudad Jerusalén, tu santo monte; porque a causa de nuestros pecados, y por la maldad de nuestros padres, Jerusalén y tu pueblo son el oprobio de todos en derredor nuestro.”(versículos 15, 16).

El Dios que ha estado con nosotros en los períodos de crisis, es el que nos acompaña hoy y quien está atento a nuestras necesidades, y las del pueblo que representamos, para venir en pronto auxilio.

La oración de intercesión clama la misericordia de Dios

El pasaje bíblico que leemos concluye con la solicitud que lidera Daniel para que Dios, además de escuchar los ruegos, manifieste su misericordia con el pueblo de Israel y en particular, con Jesuralén.

El protagonista de este relato clamó al Creador:” Ahora pues, Dios nuestro, oye la oración de tu siervo, y sus ruegos... abre tus ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad sobre la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias. Oye, Señor; oh Señor, perdona; presta oído, Señor, y hazlo; no tardes, por amor de ti mismo, Dios mío; porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo.”(versículos 17 al 19).

Podemos tener la certeza de que, cuando oramos, la respuesta del Señor no se deja esperar.

Si quizá usted es un intercesor, tenga el pleno convencimiento de que su papel es fundamental porque es tanto como colocarse en la brecha por su vida, la de sus familiares, amigos, conocidos, quizá su ciudad o su país, y esas oraciones, tocan el corazón de Dios.

Ps. Fernando Alexis Jiménez
Página en Internet http://www.heraldosdelapalabra.com y meditaciones diarias en http://www.adorador.com/meditaciones








32 Comentarios


Buena labor la del intersesor,yahshua,fué el mejor intercesor que pudieramos tener los seres humanos,siempre caminó buscando el bien de todos nosotros, y hasta el momento supremo de su muerte clamó a YHWH diciendo " PADRE PERDONALOS POR QUE NO SABEN LO QUE HACEN ".
Cuanto podemos hacer por los demas lo hacemos por nosotros mismos.
[1] Enviado por pichiron el 08/12/2005 a las 16:12:25


GRACIAS POR ANIMARNOS A ACERCARNOS A QUIEN TODO LOPUEDE Y NO SE HACE ESPERAR...
[2] Enviado por TANIA AVILA el 09/12/2005 a las 12:12:40


Primero mi madre y despues toda mi familia fue la intersesora para que Jesus verdadero llegue a mi.Yo me preguntaba ...como?. Ahora entiendo que fue con el poder de la oracion con nuestro Padre.
[3] Enviado por jane el 03/04/2006 a las 22:04:30


DE VERDAD QUE LA INTERCESION ES LA LLAVE QUE HABRE LAS VENTANAS DE LOS CIELOS Y MUEVE LA MANO DE DIOS
[4] Enviado por JOSE EL SOÑADOR el 27/06/2006 a las 12:06:45


Por medio de la oracion DIOSITO POR SU INMENSA MISERICORDIA me ha dado casa carro y lo mas importante un esposo maravilloso y tres hermosos bebes amo a DIOSITO Y A SU HIJO PRECIOSO JESUS Y ESPERO QUE TODOS USTEDES TAMBIEN LO AMEN...OREN PARA CONOCER AL SEÑOR DE SEÑORES
[5] Enviado por angelapico el 08/07/2006 a las 09:07:19


LA ORACION ES EL UNICO CAMINO PARA LLEGAR AL CORAZON DE DIOSITO Y ENCONTRAR SU INMENSA MISERICORDIA.
[6] Enviado por angelapico el 08/07/2006 a las 09:07:33


INTERCEDER ES JUGARSE LA VIDA POR LOS DEMAS, ESE ES EL RASGO ESENCIAL DE JESHUA. DEBEMOS BUSCAR EL ROSTRO DE CRISTO EN AQUELLOS QUE ESTAN EN NECESIDAD.
[7] Enviado por todo ayuda para bien el 03/09/2006 a las 01:09:57


este estudio me gusto mucho y pude aprender mas con respecto a el poder que tiene la oracionintersesora.muchas gracias y Dios los bendiga....
[8] Enviado por elrenegado12 el 28/11/2006 a las 19:11:59


amados de Dios, yo tengo un testimonio muy poderoso como todo lo que hace nuestro Dios, pero es muy largo y quizas no quepa, pero GRACIAS A NUESTRO TODOPODEROSO DIOS UNA AMIGA MIA FUE SANADA DE SIDA HERMANOS, HABIA QUE VER COMO TODOS NOSOTROS DESDE CUBA ORABAMOS EN INTERSECION POR ELLA QUE ESTA EN ITALIA, DOS VECES POSITIVO EL ANALISIS Y NOSOTROS MAS ORABAMOS, TODOS DE ACUERDO A UNA MISMA HORA, EL TERCERO FUE NEGATIVO Y SIGUE NEGATIVO, AL PUNTO QUE TIENE OTRO HIJITO. TODA LA GLORIAAAAAAAAA PARA DIOSS ALELUYAAAAAA DIOS SANTO. LA INTECESION ES UN ARMA PODEROSA OFENSIVA QUE DIOS DA A SUS HIJOS, USEMOSLA Y VEREMOS LA RESPUESTA DE SITUACIONES DE OTRAS PERSONAS, PORQUE ESO ES INTECEDER, ORAR POR LOS NECESITADOS.
[9] Enviado por bella de Cristo el 14/12/2006 a las 04:12:13


Dios bendiga estas publicaciones que alimentan nuestra alma, mi madre fue sanada de cancer¡ GRACIAS A LA MISERICORDIA DEL SEÑOR JESUCRISTO y en este momento atravieso por una prueba mayor; pero la certeza de la fidelidad de Dios y el oir la palabra a diario me han sostenido de pie en la lucha espiritual por lo que puedo dar testimonio de lo importante que es brindar apoyo e intercesion como hermanos espirituales, no esperen a sentir la aflixion, duelanse de sus hermanos y ayudenlos de corazon,eso tambien es trabajar en la obra de Dios y tengan la seguridad que los bendecira mas de lo que se imaginan¡¡
[10] Enviado por anita21 el 03/01/2007 a las 15:01:14


Página 1 de 4  1 2 3 >  Final »


Para poder publicar comentarios, debe validarse en el sistema.
Conectarse - Registro
Normas de participación




Estudio Bíblico anterior: Sueño de un Hombre
Estudio Bíblico siguiente: No desfallezca… llegó la hora de su milagro…