Enfrentando las tormentas de la vida ::: La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos ::: iglesia.net
iglesia.net FLECHA Estudios Bíblicos FLECHA Familia - Juventud - Sexualidad - Matrimonio FLECHA Enfrentando las tormentas de la vida
ImprimirVersión PDFPublicar esta entrada en MenéamePublicar esta entrada en FacebookPublicar esta entrada en del.icio.us
Enfrentando las tormentas de la vida

Escritura(s) Principal(es): 2 pedro 2:10-22; Proverbios 23:29:34

Fecha: Traducido en oct 8 de 1999.

En este final de siglo, casi toda persona tiene una adicción, sino a las drogas, o al alcohol, entonces a la comida, cigarrillos, ejercicio, relaciones, sexo, compras, trabajo, juegos de vídeo, etc... Pero estas adicciones no son un síntoma de lo que esta pasando con la persona. Dale Ellens, un consejero de Bethesda, dijo que “Toda adicción puede ser resumida como un escape al enfrentar un dolor o herida interna. En algún tiempo en el pasado de las personas fueron confrontados con un evento que los hizo sentir inconfortables, fuera de control, inadecuadamente, o desprotegidos y esto causó un dolor o herida interna. Estas personas no tuvieron la experiencia o la habilidad de procesar el dolor o herida interna en una forma constructiva, entonces encontraron formas de escape en comportamientos como - TV, drogas, alcohol, comer, o cualquier cosa – que eran más placenteras para estas personas, que el dolor o herida interna que sentían.” Por la continuidad de entrega a cualquier adicción, las personas dejan que éstas formen parte de sus vidas y las adicciones, cualquiera que sea, empiezan a manejar sus vidas. La Biblia en 2 Pedro 2:19 comenta en este sentido ”Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que le venció.” Miremos como podemos liberarnos de las adicciones, o los malos hábitos si los prefiere llamar así. Rick Warren nos da nueve pasos de la Palabra de Dios con los cuales podemos liberarnos de los malos hábitos. Rick Warren dice que su material es de uso libre, y yo le he cogido la corriente para mirar cómo enfrentar las tormentas de las adicciones. Entonces miremos como podemos liberarnos de las adicciones.

1. Empiece Hoy

No mañana, la próxima semana, o el mes entrante. ¿Ustedes se han puesto a observar que hay más personas empezando una dieta mañana que hoy? Proverbios 27:1 “No te jactes del día de mañana; Porque no sabes qué dará de sí el día.” Pare o deje de decirse ”Alguno de estos días….”. Pare y deje de posponer. Es más difícil de cambiar mañana que hoy, porque la demora empeora el problema.

Eclesiastés 11:4 “El que al viento observa, no sembrara; y el que mira las nubes, no segara”. Si usted espera las condiciones perfectas, nunca va hacer nada. ¿Cuál es su excusa, por qué no esta trabajando en el problema? La persona que en realidad quiere cambiar encuentra una vía para hacerlo; la persona que no quiere cambiar encuentra una excusa. EMPIECE HOY.



2. ABSTÉNGASE de acusar o echarle la culpa a otros

Este problema es tan viejo como Adán y Eva. Adán pecó, y lo tomo como todo un hombre, acusó a su esposa. ¡Eva me hizo hacerlo! Uno nunca se repone a menos que acepte la responsabilidad de sus actos. Tenemos que admitir que es nuestro problema. Proverbios 19:3 “La insensatez del hombre tuerce su camino, y luego contra Jehová se irrita su corazón” ¿A quién está culpando usted por sus problemas? ¿A sus Papás? ¿Esposa(o)? ¿Novio(a)? ¿Profesores(as)? ¿Hijos? ¿Jefes? ¿Dios? ¿El diablo me lo hizo hacer? Para liberarme de mis problemas tengo que asumir responsabilidad de mi vida. Para romper este habito hay que parar de acusar a alguien por mis cosas y también dejar de excusarme.

3. EXAMINE SU VIDA.

Haga un inventario personal, una auditoria interna, una evaluación franca. Pregúntese cosas como ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Hace cuánto tengo este problema? ¿En que soy tentado? ¿Cuáles son mis miedos? ¿Cuales son mis frustraciones? “ Necesitas hacer una evaluación de tu vida”.

Lamentaciones 3:40 “Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvamos a Jehová”. Para cambiar tienes que dejar de pretender. No puedes seguir cubriendo tus faltas. Tienes que enfrentar cara a cara tus faltas. Cuando escondemos un dolor, el dolor interno solo se intensifica y se empeora. El negar previene la sanidad. Salmo 32:4-5 “Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Mi pecado te declaré y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.” Dios dice que solamente admitamos nuestros pecados o faltas y ¡Él nos perdonará y nos limpiará de toda culpa en nuestras vidas! Necesitamos hacernos una evaluación.

4. pídele a Cristo que tome y guíe tu vida

El siempre está esperando para ayudarnos. Necesitamos un poder más fuerte que el propio que nos ayude a cambiar. Nosotros no podemos cambiar en nuestras fuerzas. ¿Por qué no ir directamente a la fuente? Romanos 6:12-13 “No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.” Dios nos dice que las soluciones para nuestras adicciones es escoger el Maestro correcto. Cada día somos controlados por algo: personas, horarios de otras personas, drogas, alcohol, comida. Si usted va tener que servirle a alguien o va ser manejado por alguien, ¿porque no escoger el Maestro correcto? Así es como viene la verdadera libertad. En vez que alguien controle su vida, diga, “yo voy a dejar que Dios gobierne y controle mi vida”. Aquí es donde la libertad empieza. Frecuentemente, solo queremos entregarle a Dios el problema y decimos, Dios coge este problema, pero yo manejo mi vida. Dios nos dice que para que Él pueda ayudarnos en nuestras vidas y en nuestros problemas le entreguemos toda nuestra vida a Él, no solo pedacitos. Entrégale a Dios toda tu vida y veras los cambios.

¿Por qué la mayoría de las personas no lo hace? Porque tenemos miedo. Si yo le entrego cada parte de mi vida a Dios perderé mi libertad y diversión y me volveré un fanático. Jesús dijo una vez, “Yo he venido para que tengas vida y vida en abundancia.” La buena noticia es que nosotros somos importantes para Dios. Dios tiene un plan para la vida de cada uno de nosotros y esos planes son buenos. Solamente relajémonos y dejemos que el Señor tomen control sobre nuestras vidas y Él nos dará ese poder que solo Él da. La Biblia dice que Dios esta contigo no contra ti.

Entonces, Digámosle a Dios que tome control de nuestras vidas, en vez de estar controlados por algo diferente. Esto sí produce libertad. ¿A quién vas a servir a algo o alguien?

5. MANTÉNGASE LEJOS DE LAS TENTACIONES.

Esto es solo sentido común. Si no quieres ser picado por las avispas, apártate de sus panales. Tenemos que evitar las situaciones en las cuales somos tentados. Romanos 13:14 “sino vestios del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne” No pongas tu ser en situaciones tentadoras. Si tengo problemas de alcoholismo, pues no guardare alcohol en la casa. Si tengo problema con lujuria, no ando comprando esa clase de material. Si tengo problemas con la comida, no lleno mi alacena de comida innecesaria. Debo estar alejado de las cosas que me causan problemas.

Usted no debe poner su cuerpo en situaciones en las cuales usted va hacer tentado. Proverbios 14:22 “¿no hierran los que piensan el mal? Misericordia y verdad alcanzaran los que piensan el bien”. Planeé evitar la tentación. La clave para evitar la tentación es planear con antelación. Usted no espera a encontrarse en el asiento de un carro en un parqueadero para decir, “¿querré yo mantenerme pura y casta?” Usted no espera estar sentado en un Bar para decir, “¿será que me tomo un trago?” Decidamos evitar la tentación con anticipación.

Adolescentes, si ustedes no quieren involucrarse sexualmente antes de casarse, planeé sus citas. Usted puede escoger quien decide con usted o por usted, sus planes o sus glándulas. Alguno de los dos ganara. No ponga su ser en esa situación. Esto puede significar que necesitarás conseguir nuevos amigos y si te hacen sentir mal por tu decisión, definitivamente necesitas nuevos amigos. Probablemente necesitas cambiar de trabajo. Probablemente necesitas mudarte a otro lado. La Biblia dice “Aléjate de la Tentación”. El problema de alguno de nosotros es que cuando nos alejamos de la tentación, tendemos a dejarle nuestra nueva dirección. Quema esos puentes, se inteligente mantente alejado de las tentaciones.

Esta es la parte negativa: Evita situaciones que te pueden hacer caer. La parte positiva es: Enfócate en algo mejor.

6. Enfóquese en algo mejor

Proverbios 4:23 “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”. La Biblia dice que la batalla espiritual es peleada dentro de nosotros. Si tu quieres cambiar tu vida, eso comienza aquí, dentro de ti. Cualquier cosa que capture tu atención, te captura a ti. La clave para resistir contra la tentación es no resistirla, sencillamente reenfoque su atención en algo más. Mentalmente cambie canales. De la única manera que somos victoriosos es reenfocando nuestra atención en algo diferente. Cualquier cosa en la que te concentres te absorbe. La respuesta no es “No piense en un elefante rosado, versus piense en un caballo de pepas cafés y blancas.” La clave es pensar en algo diferente pero bueno, no igual.

En el momento en que eres tentado piensa en algo diferente. Cambie de canales. ¿En que te enfocas? Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. Este es el principio del reemplazo. Hay que reemplazar lo malo con lo bueno. El Vacío no existe en el mundo, éste ha sido creado artificialmente. Si tú creas un vacío, algo lo llena. El tanque de gasolina de mi carro nunca esta vacío, siempre esta lleno de gasolina o de aire. El aire reemplaza la gasolina o viceversa. Nosotros debemos cambiar viejos pensamientos por nuevos. Por eso Romanos 12:2 dice “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. La verdad te dejará libre. Llena tu mente con las palabras de Dios.

7. restaurE relaciones rotas.

Cualquier cosa de nuestras vidas que esté fuera de control esta perjudicando a alguien. Cuando nosotros tenemos adicciones manipulamos otras personas para llenar estas adicciones. Terminamos causando penas a nosotros y a otros y por ende culpabilidad. Necesitamos hacer las cosas bien. Vamos donde esas personas que hemos herido y restablezcamos nuestra amistad. Romanos 12:18 “Si es posible en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres”. Esto tomará un tiempo, pero tome la iniciativa. Haga una lista de las personas que con su habito ha herido y vaya donde estas y pida disculpas y ofrezca restitución hasta donde usted sea responsable para que la amistad quede bien. ¿Por qué? Porque una conciencia clara es esencial para el cambio. Para un permanente cambio se debe mantener una conciencia clara. Regrese y arregle sus problemas.

8. enlistese en un grupo de soporte.

Todos necesitamos refuerzos. Todos necesitamos soporte. Eclesiastés 4: 9-10 “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantara a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. A medida que el tiempo pasa las mejores intenciones se opacan. Empezamos bien, pero a la semana o dos estamos en nuestros viejos hábitos o adicciones. ¿Porque? Porque es un ciclo. Uno empieza en humildad: “Dios no lo voy hacer, necesito tu ayuda”. Dios da gracia al humilde. Él nos da el poder de cambiar cuando somos humildes. Él te da el poder de cambiar. Un tiempo más tarde empiezas a darte cuenta que lo estas logrando, y dices ¡lo estoy logrando! Y te enorgulleces……..y vuelves a caer. Entonces, en humildad vuelves y le pides a Dios. “¡Dios no lo estoy logrando, necesito tu ayuda!”. Entonces vuelves a tener el poder de Dios. Si tu te mantienes en humildad Él te mantendrá bien. Pero entonces, vuelves a sentir orgullo y vuelves a caer. En ese momento piensas, tengo un grave problema y en ese momento estás en aguas peligrosas. Recuerda no digas; estoy recuperado; di, estoy recuperándome.

¿Cómo rompo el ciclo? Necesitas soporte. Necesitas amigos que oren por ti, que se interesen por ti, que te den animo, que te mantengan en el camino. “Mejor son dos que uno, por que uno levanta al otro”.

Santiago 5:16 “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”. Dices que quieres ser sanado. Quieres romper de raíz de tu vida con este habito o adicción. ¿Como? Pues confesándose unos a otros y orando unos con otros. No solamente a Dios, pero con nuestros hermanos en la fe. Este es una de las claves. Este es el precio de la libertad. Muchos de nosotros tenemos un habito o adicción, pero no queremos que nadie se entere de nuestro problema, si esa es nuestra actitud, BUENA SUERTE, por que no duraremos ni un minuto tratando solos. Esa es la actitud que nos mantendrá atados. Es importante que aprendamos a vivir una vida transparente delante de las personas. Nosotros somos a veces fuertes y a veces somos débiles, pero allí esta la Iglesia, ésta es un grupo de soporte para levantarnos unos a otros. Congrégate. Cada Cristiano necesita estar en grupos pequeños, células. No existen tales como ”Llaneros Cristianos Solitarios”. Necesitamos estar en grupos pequeños donde podamos orar unos por otros, aconsejarnos, exhortarnos, fortalecernos. Todos tenemos los mismos problemas y siempre encontrarás a alguien para decirte, yo ya estuve allí, y ya pase al otro lado, permíteme ayudarte y darte fortaleza. Esto te dará la motivación para romper el ciclo y empezar y parar de esconder tu dolor. El exteriorizar tu dolor es el principio de sanación. Si tu no admites tu dolor a alguien, no puedes empezar a trabajar en éste. Nos necesitamos unos a otros.

9. Extiende tu vida y testimonio a otros.

2 Corintios 1:4 “El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios”. El Señor nos permite tener problemas, aún cuando nosotros somos los que los originamos, para después ayudarnos en las tribulaciones de éstos, para que así podamos aprender y voltear y mirar alrededor, y ayudar a otras personas, y darles del tratamiento que nos a dado el Señor. Dios quiere coger nuestras más grandes debilidades y las áreas de nuestras vidas las cuales nos dan vergüenza y que no queremos que nadie sepa y volverlas nuestro ministerio. Dios quiere ayudarte a salir de los problemas, darte la victoria y darte el ministerio de ayudar a otras personas con los mismos problemas. Dios nunca desperdicia un sufrimiento. No hay nada más gratificante que saber que el Señor te está usando para ayudar a la gente y a tus hermanos en la Fe. ¿Y qué es lo que Él usa de tu vida? No tus fortalezas, sino ¡tus debilidades! La parte que tu no quieres que nadie sepa de ti, esa usa el Señor en tu vida.

Gálatas 6:1-2 “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tu también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo”. Cuando tú compartes un dolor, éste es dividido en dos y pesa solamente la mitad cuando alguien te ayuda a cargarlo contigo.

Cuando tu tienes en consideración estos nueve pasos en tu vida mira la promesa de Dios.

1 Corintios 10:13 “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.” El señor te dice que El te dará la fuerza para sobrellevar y pasar la tentación, ese habito, esa adicción y te dará una salida de estas tentaciones. Esta promesa no es para cualquiera, por que tu no puedes decir, ¡tengo un problema con la gula!, y sentarte enfrente de 10 helados de fresa y decir, Dios ¡provéeme una salida……!, ó Señor yo tengo problemas con la lujuria, ¡pero me seguiré suscribiendo a esas revistas…….! Todos tenemos que hacer los pasos para afrontar las tormentas y adicciones. Nosotros solamente podemos reclamar las promesas cuando cumplimos y seguimos los principios de Dios. Todo empieza para ti y para mí cuando hacemos a Jesucristo el Maestro de nuestras vidas.

2 Pedro 2:19 “Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció”. ¿Qué está controlando tu vida? Cualquier cosa que te controle es tu maestro. Si tu dices: ¡Yo estoy en control de mi vida¡ entonces mira donde estas, que estas haciendo. Un hombre hecho a su imagen adora su hacedor. El hecho es que necesitamos algo mayor que nuestro entendimiento y fuerza para salir de los problemas, y adicciones que tenemos. La Biblia dice que nosotros vamos a servir a alguien. Usted va a servir al dinero, o al poder, o al sexo, o a la comida, o a las drogas, o el juego, o las compras,……..o algo. La libertad verdadera viene cuando tu escoges el maestro correcto. Estos pasos sirven y funcionan, pero empezando por tomar una decisión, JESUCRISTO.

De: FERNANDO ALVIRA
.(JavaScript must be enabled to view this email address)

Tema: Enfrentando las tormentas de la vida - adicciones

Pastor: Rick warren.








0 Comentarios




Para poder publicar comentarios, debe validarse en el sistema.
Conectarse - Registro
Normas de participación




Estudio Bíblico anterior: El camino de los discapacitados
Estudio Bíblico siguiente: El profundo egoismo del hombre