¿Estamos viviendo en la generación que verá el regreso del Mesías? ::: La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos ::: iglesia.net
iglesia.net FLECHA Estudios Bíblicos FLECHA Profecía FLECHA ¿Estamos viviendo en la generación que verá el regreso del Mesías?
ImprimirVersión PDFPublicar esta entrada en MenéamePublicar esta entrada en FacebookPublicar esta entrada en del.icio.us
¿Estamos viviendo en la generación que verá el regreso del Mesías?

En este estudio discutiremos la identidad de la generación que no morirá nunca por el regreso de Jesús. "3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis." (Juan 14:3.)

El Señor Jesús nos promete que volverá otra vez. La Venida del Señor es el regreso corporal y visible del Señor Jesucristo para establecer su reino en la Tierra. Este hecho es el que más se menciona en la Biblia, no quiero decir que sea el más importante; en el N. T. Se menciona 318 veces, en el A. T. La mayor parte de las profecías se refieren a su reinado glorioso mas que a su ministerio terrenal. Es la enseñanza más frecuente en las Escrituras, pero desgraciadamente es la enseñanza donde hay más ignorancia y confusión. El término 2ª Venida no es un término bíblico, pues la Biblia solo habla de la Venida del Señor.

Miremos las anteriores visitas del Señor a los hombres:

"Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad." (Miqueas 5:2.)

"7Y la halló el ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur. 8Y le dijo: Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora. 9Y le dijo el ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano. 10Le dijo también el ángel de Jehová: Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de la multitud. 11Además le dijo el ángel de Jehová: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción." (Génesis 16:7-11.)

¿Quién es el ángel de Jehová? El versículo 13 nos da la respuesta:

"13Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú eres Dios que ve; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve? 14Por lo cual llamó al pozo: Pozo del Viviente-que-me-ve. He aquí está entre Cades y Bered." (Génesis 16:7-11.)

"Tú eres Dios que me ve" quedando identificado quien es el ángel de Jehová. Busquemos en otros pasajes de la Escritura:

"11Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 12Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único." (Génesis 22:11-12.)

"2Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. 3Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. 4Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí." (Éxodo 3:2-4.)

El Angel de Jehová es Dios mismo comunicándose con el hombre en el A. T. Hay otros pasajes en la Escritura que nos muestran el Angel de Jehová viniendo a la tierra para comunicarse con los hombres. Es la manifestación del Señor Jesucristo en el Antiguo Testamento.

Ya el Señor Jesucristo había visitado la Tierra en forma angélica, pero luego vino en forma humana naciendo en Belén. Fue necesario que viniera en forma humana, para que pudiera morir en expiación por el pecado de los hombres. Porque como Dios no podía morir, como ángel tampoco podía morir. Entonces se encarnó en forma humana para de esa manera poder pagar la deuda que nosotros no podemos pagar; la paga del pecado es muerte, y si Dios nos mataba entonces no había redención.

Dios mismo tomó forma humana encarnándose en la persona de Dios el Hijo, y nació y murió para darnos redención.

Si ya vino en forma humana cuando nació en Belén ¿cuándo vendrá la segunda vez? ¡Ya vino la segunda vez! La respuesta la debemos buscar en la Escritura. Si no entendemos que el Señor vino ya la segunda vez, será muy difícil armonizar los siguientes versículos, Juan 20:17, 27:

"17Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios."

"27Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente."

"No me toques, porque aún no he subido a mi Padre", "acerca tu mano, y métela en mi costado". ¿Hay una contradicción aquí? ¡No! El problema está en nosotros que no hemos sido estudiosos de la Revelación Divina.

En el versículo 17 está la respuesta: "porque aún no he subido a mi Padre, ... Subo a mi Padre..." Subo está en presente. Cuando Jesús vio a Tomás ya había subido al Padre.

"17Los carros de Dios se cuentan por veintenas de millares de millares;

El Señor viene del Sinaí a su santuario.

18Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad,

Tomaste dones para los hombres,

Y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios." (Salmo 68:17-18.)

El Señor viene del Sinaí el lugar de la Ley, cuando la Ley había sido satisfecha por Su sacrificio expiatorio y viene a Su santuario, que es el templo, el lugar santísimo donde el sumo sacerdote solo podía entrar una vez al año.

"18Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad."

Miremos los pasajes siguientes:

"8Por lo cual dice:

Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,

Y dio dones a los hombres.

9Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?" (Efesios 4:8-9.)

"11Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención." (Hebreos 9:11-12.)

El capítulo 9 de Hebreos es una interpretación del capítulo 16 de Levítico que enseña el ritual del día de la expiación por el pecado, el Yom kippur que celebran los judíos actualmente.

El sumo sacerdote una vez al año en el lugar santísimo sacrificaba en expiación por sus propios pecados una becerra, y después salía y volvía a entrar para sacrificar un macho cabrío por los pecados del pueblo. Aquello no era mas que una prefiguración de que llegaría el día en que habría un sumo sacerdote, que era al mismo tiempo víctima, es decir El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Y esto está enseñándonos que Aquel Verdadero Sumo Sacerdote de los bienes venideros no tenía pecado, y por tanto no tenía que ofrecer sacrificio por sus propios pecados; sino que podía presentarse santo y sin mancha delante de Dios, pudiendo ofrecer al mismo tiempo Su propia sangre.

Tenemos una preciosa revelación aquí. ¿Qué hizo el Señor Jesús? Cuando le dijo a María: "mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre", en aquel momento Él subió se presentó en el lugar santísimo, habiendo vencido ya sobre la muerte, lo primero que hizo fue llevar la sangre del Sacrificio a la presencia del Padre, para abrirnos así para siempre, eternamente las puertas del cielo, después descendió nuevamente a la Tierra para hacer lo que se nos dice en varios pasajes de la Escritura:

"1En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, 2hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; 3a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios." (Hechos 1:1-3.)

"Las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar". Una de las cosas que hizo inmediatamente después de su resurrección fue instruir a sus discípulos, pues la Iglesia iba a continuar su obra.

"4Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos." (Romanos 1:4.)

"24Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. 25Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré.

26Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 27Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 29Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron." (Juan 20:24-28.)

Pero regresó también para recibir la certificación de aquellos que habían creído en Él no solo como Maestro y Señor sino también como Dios mismo, por eso le adoró.

LAS SEÑALES

"1Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. 2Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. 3Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis! 4La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue." (Mateo 16:1-4.)

En este pasaje vemos cuatro tipos de señales:

1) Señal del Cielo (Los mensajes estaban certificados por el poder de Dios):

"18Y Samuel clamó a Jehová, y Jehová dio truenos y lluvias en aquel día; y todo el pueblo tuvo gran temor de Jehová y de Samuel." (1ª Samuel 12:18.)

"38Entonces cayó fuego de Jehová y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y hasta lamió el agua que estaba en la zanja. 39Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: «¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!»." (1ª Reyes 18:36-38.)

"12Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:

Sol, detente en Gabaón;

Y tú, luna, en el valle de Ajalón.

13Y el sol se detuvo y la luna se paró,

Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos.

¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. 14Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel." (Josué 10:12-14.)

2) Las señales del tiempo (meteorológico, que si sabían distinguir)

3) Las señales de los tiempos. (Profecías Mesiánicas que no vieron por su falta de conocimiento y fe, se refiere a la generación en que vivió Jesús. <>)

4) La señal de Jonás. Les fue dada una señal de la tierra y no del cielo.

"29Y apiñándose las multitudes, comenzó a decir: Esta generación es mala; demanda señal, pero señal no le será dada, sino la señal de Jonás. 30Porque así como Jonás fue señal a los ninivitas, también lo será el Hijo del Hombre a esta generación." (Lucas 11:29-30.)

"38Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. 39El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. 40Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches." (Mateo 12:38-40.)

"11Vinieron entonces los fariseos y comenzaron a discutir con él, pidiéndole señal del cielo, para tentarle. 12Y gimiendo en su espíritu, dijo: ¿Por qué pide señal esta generación? De cierto os digo que no se dará señal a esta generación." (Marcos 8:11-12.)

"54Decía también a la multitud: Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: Agua viene; y así sucede. 55Y cuando sopla el viento del sur, decís: Hará calor; y lo hace. 56¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra; ¿y cómo no distinguís este tiempo?"

(Lucas 12:54-56.)

Jonás estuvo realmente muerto tres días y tres noches:

"1Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, 2y dijo:

Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó;

Desde el seno del Seol clamé,

Y mi voz oíste.

3Me echaste a lo profundo, en medio de los mares,

Y me rodeó la corriente;

Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.

4Entonces dije: Desechado soy de delante de tus ojos;

Mas aún veré tu santo templo.

5Las aguas me rodearon hasta el alma,

Rodeóme el abismo;

El alga se enredó a mi cabeza.

6Descendí a los cimientos de los montes;

La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre;

Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.

7Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová,

Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo."

(Jonás 2:1-7.)

"17Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches." (Jonás 1:17.)

El Señor Jesucristo estuvo tres días y tres noches en el corazón de la Tierra. Aquellos hombres pusieron una guardia romana para guardar el sepulcro durante tres días y tres noches.

"62Al día siguiente, que es después de la preparación, se reunieron los principales sacerdotes y los fariseos ante Pilato, 63diciendo: Señor, nos acordamos que aquel engañador dijo, viviendo aún: Después de tres días resucitaré. 64Manda, pues, que se asegure el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos de noche, y lo hurten, y digan al pueblo: Resucitó de entre los muertos. Y será el postrer error peor que el primero. 65Y Pilato les dijo: Ahí tenéis una guardia; id, aseguradlo como sabéis. 66Entonces ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y poniendo la guardia." (Mateo 27:62-66.)

Las señales de los tiempos a otra generación

"1Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. 2Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.

3Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?" (Mateo 24:1-3.)

"32De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca." (Mateo 24:32-34.)

"9El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. 10Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán."

(Daniel 12:9-10.)



¿Qué dijo Jesús?

Como está registrado en Lucas, capítulo 21, Jesús dijo a los discípulos que el templo de Jerusalén sería destruido "no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida." (Esta profecía fue literalmente cumplida en el año 70 D.C).

Mat 24:3 "Estando él sentado en el monte de los Olivos, sus discípulos se acercaron a él aparte, y le dijeron: --Dinos, ¿cuándo sucederán estas cosas? ¿Y qué señal habrá de tu venida y del fin del mundo?"

Con respecto a la pregunta de los Discípulos, Jesús les contó las señales que precederían a su regreso en Lucas 21:10-17:

Luc 21:10 "--Entonces dijo--: Se levantará nación contra nación y reino contra reino.

Luc 21:11 Habrá grandes terremotos, hambres y pestilencias en varios lugares.

Habrá terror y grandes señales del cielo.

Luc 21:12 Pero antes de estas cosas os echarán mano y os perseguirán. Os entregarán a las sinagogas y os meterán en las cárceles, y seréis llevados delante de los reyes y gobernantes por causa de mi nombre.

Luc 21:13 Esto os servirá para dar testimonio.

Luc 21:14 Decidid, pues, en vuestros corazones no pensar de antemano cómo habéis de responder.

Luc 21:15 Porque yo os daré boca y sabiduría, a la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se os opongan.

Luc 21:16 Y seréis entregados aun por vuestros padres, hermanos, parientes y amigos; y harán morir a algunos de vosotros.

Luc 21:17 Seréis aborrecidos por todos a causa de mi nombre."

Incluye guerras, pestilencias, hambres, persecuciones, y más adelante señales en los cielos.

La gente frecuentemente comenta que nosotros hemos tenido siempre guerras, epidemias, y hambres, ¿qué como pueden ser estas las señales del tiempo del fin? Sin embargo, leyendo los pasajes de Mateo 24, Lucas 21 y Marcos 13, se ve claramente que estos sucesos son como los dolores de parto que van en aumento, intensidad y frecuencia conforme el momento del nacimiento está más cercano. No solamente las señales son importantes, también su intensidad y frecuencia. Eran de estas señales de las que Jesús habló en Lucas 21, verso 28:

Luc 21:28 "Cuando estas cosas comiencen a suceder, mirad y levantad vuestras cabezas; porque vuestra redención está cerca."

Entonces para asegurarse de que estas señales no sean mal interpretadas, Jesús les dice a sus discípulos un suceso inequívoco que ocurriría en la misma generación en que las señales estén siendo manifestadas. Lucas 21:29-33:

Luc 21:29 "Y les dijo una parábola: --Mirad la higuera y todos los árboles.

Luc 21:30 Cuando veis que ya brotan, vosotros entendéis que el verano ya está cerca.

Luc 21:31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que el reino de Dios está cerca.

Luc 21:32 De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todo suceda.

Luc 21:33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán."

Por eso cuando nosotros vemos las señales de que la higuera ha brotado de nuevo en la misma temporada o generación en que las otras señales están siendo manifestadas, entonces nosotros sabemos que somos la generación en la que regresará el Mesías. Y, en el caso de que alguien dude del cumplimiento de estas profecías, Jesús añade:

"El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán." (Lucas 21:33)

Jesús dice que la Palabra permanecerá, y qué lo escrito se cumplirá.

Como hemos visto en estudios previos, las señales que Jesús dijo que precederían a Su regreso están ocurriendo, aumentando en frecuencia e intensidad.

Excitante desde luego.

¿Pero cuales son estos "arboles" que comienzan a mostrar señales de vida brotando? Lucas nos cuenta en el vers. 21:29 que la historia de la higuera es una parábola. Esto significa que los árboles son simbólicos de otra cosa.

Cuando nosotros examinamos la Biblia, encontramos que los árboles son representativos de reyes y / o los reinos. En particular, la higuera representa la nación de Israel. Por ejemplo, en Daniel, capítulo 4, Nabucodonosor tiene un sueño aterrorizante sobre un gran árbol. Daniel cuenta al rey que él, Nabucodonosor, es ese árbol y que su reino se extenderá a las partes más distantes de la tierra.

En otra referencia, Jesús asemeja el reino de Dios a una semilla de mostaza que crece y llega a ser un árbol. Otras referencias pueden encontrarse en Jueces 8, Isaías 10, Isaías 14, Ezequiel 20, 31, etc. Si los árboles son simbólicos de reinos, entonces es provocativo considerar cuántos países han mostrado recientemente señales de nueva vida después de un largo invierno de dominación Comunista.

La República Soviética solamente se ha roto en mas de 88 regiones, incluyendo 20 repúblicas autónomas tales como Chechenya, Tatarstan, Yakutia, Bashkortostan, Mari-El, Mordavia, y Udmurtia, Kazakhstan, etc. Por tanto las naciones independientes que muestran señales de vida después de un largo invierno de dominación comunista, esto parece adaptarse a la profecía de Jesús.

¿O puede ser simplemente una coincidencia?

Quizás. Pero el hecho que sucede en el mismo tiempo - en el marco que todas las señales generales del regreso de Cristo están siendo cumplidas debe tenerse en especial consideración.

Si estos son los "otros árboles" de la parábola de Jesús, entonces nosotros deberíamos ser capaces de identificar a la "higuera" como una nación que también muestra señales de nueva vida (que precedió a los "otros árboles nosotros simplemente discutimos) sí en la misma generación.

La higuera en la Biblia representa a la nación de Israel. Examinemos las Escrituras para buscar una pista en Mateo 21:19:

Mat 21:19 "Al ver una higuera en el camino, fue a ella; pero no encontró nada en ella sino sólo hojas, y le dijo: --Nunca jamás brote fruto de ti. Pronto se secó la higuera."

Esto parece reflejar lo qué le sucedió a la nación de Israel, que se marchitó y dejó de existir después del año 70 D.C. Dios había llamado a Israel para ser una nación y la plantó en el punto más favorable en el viñedo de Su propio Reino. Él vino a buscarla, como tenía derecho de hacerlo, pero no encontró fruto. Miremos en Lucas 13:1-9:

Luc 13:1 En aquella misma ocasión, algunos estaban allí contándole de ciertos galileos cuya sangre Pilato había mezclado con la sangre de sus sacrificios.

Luc 13:2 Respondiendo Jesús les dijo: "¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron estas cosas, habrán sido más pecadores que todos los galileos?

Luc 13:3 Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Luc 13:4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre de Siloé y los mató, ¿pensáis que ellos habrán sido más culpables que todos los hombres que viven en Jerusalén?

Luc 13:5 Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis de la misma manera."

Luc 13:6 Entonces dijo esta parábola: "Cierto hombre tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo halló.

Luc 13:7 Entonces dijo al viñador: ‘He aquí, ya son tres años que vengo buscando fruto en esta higuera y no lo hallo. ( * )

Por tanto, córtala. ¿Por qué ha de inutilizar también la tierra?’

Luc 13:8 Entonces él le respondió diciendo: ‘Señor, déjala aún este año, hasta que yo cave alrededor de ella y la abone.

Luc 13:9 Si da fruto en el futuro, bien; y si no, la cortarás."

( * Nota: el ministerio de Jesús duró también 3 años Lucas 13:7.)

Jesús maldijo a la higuera yerma y se secó.

La nación de Israel también marchitó.

¿Por qué?

Entre otras razones:

a) ellos no reconocieron el tiempo de su visitación y no lo reconocieron,

b) ellos cayeron bajo una maldición de sangre por sí mismos en la crucifixión de Jesús. Mateo 27:24-27:

Mat 27:24 "Y cuando Pilato se dio cuenta de que no se lograba nada, sino que sólo se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante de la multitud, diciendo: --¡Yo soy inocente de la sangre de éste! ¡Será asunto vuestro!

Mat 27:25 Respondió todo el pueblo y dijo: --¡Su sangre sea sobre nosotros y sobre nuestros hijos!

Mat 27:26 Entonces les soltó a Barrabás; y después de haber azotado a Jesús, le entregó para que fuese crucificado.

Mat 27:27 Entonces los soldados del procurador llevaron a Jesús al Pretorio y reunieron a toda la compañía alrededor de él."

Debemos tener cuidado de lo qué decimos con nuestras bocas. Pilatos, en Lucas 23:4, dio testimonio de la inocencia de Jesús:

Luc 23:4 "Pilato dijo a los principales sacerdotes y a la multitud: --No hallo ningún delito en este hombre."

Jesús no era culpable de ningún crimen para pedir su muerte. Por lo tanto, era la gente de aquel día quien se responsabilizó de su asesinato. Pero ellos tenían un refugio disponible. Este era el propósito de las Ciudades de Refugio que Dios mandó construir a Moisés cuando los hijos de Israel entraran en la Tierra Prometida. (Números 35) Al principio de su existencia estuvo para proveer refugio seguro en caso de muerte accidental. Si matabas a alguien, una "venganza de sangre’’ te perseguía entonces para quitarte la vida por tu crimen (el principio de "ojo por ojo). Si la muerte no era premeditada, sino que el homicidio era accidental, entonces tenías el derecho de huir a una ciudad refugio. Fuera a las puertas de la ciudad, podías solicitar a los ancianos de la ciudad permiso para entrar con base en el hecho que la muerte no era intencionada.

Una vez admitido en la ciudad, estabas a salvo del vengador de sangre. Si dejabas la ciudad, el vengador tenia el derecho para ejecutarte. Pero una vez que el Sumo Sacerdote moría, quedabas libre.

Cuando Jesús colgaba de la cruz, Él gritó: "Padre perdónalos, porque ellos no saben lo que hacen." Esta declaración pone Su muerte en esta categoría.

Si nosotros reconocemos a Jesús como nuestro Sumo Sacerdote, entonces reconocemos que, simbólicamente, Él es nuestra ciudad de refugio y en Él hay perdón de pecados y la vida eterna.

Jesús ofreció Su propia vida como un sacrificio en expiación de los pecados del mundo (Dios proveyó el cordero). Solamente en Jesús hay perdón para nuestros pecados. Nosotros no tenemos que pagar la pena por nuestros pecados, que es la separación de Dios y la muerte espiritual definitiva.

El Sumo Sacerdote puso Su vida para que nosotros podamos ser libres del vengador de sangre.

Volvamos a nuestro tema principal.

El Talmud (comentarios Judío sobre las escrituras) enseña que la higuera es alegóricamente, como un símbolo de la nación Judía (Joel 1:7). Es todavía el símbolo de Israel hoy. Muchos edificios del gobierno tienen la higuera grabada sobre ellos.

¿Ha mostrado la higuera nueva vida como enseñó la parábola de Jesús?

¡Sí.!

Israel llegó a ser una nación independiente y comenzó a mostrar las señales de vida nacional nuevamente el 14 de Mayo, 1948. Además, Israel recapturó la ciudad de Jerusalén como resultado de la Guerra de los Seis Días el 7 de Junio, 1967. Jesús dijo que cuando Israel comience a mostrar señales de vida (Luc 21:30 "Cuando veis que ya brotan, vosotros entendéis que el verano ya está cerca"), nosotros sabremos que Su regreso está muy próximo ("el verano ya está cerca"). De hecho, la generación que vio el "brotar’’ de la nación de Israel viviría para ver la consumación de todas las cosas y el regreso de Jesucristo.

¿Es Israel realmente la higuera?

Si es, entonces nosotros somos la generación que no verá muerte por el regreso del Mesías. Excavemos un poco más lejos, si Israel es la higuera simbólica, ¿entonces hay profecías que predicen que Israel sería nación después de casi 19 siglos de dispersión? ¿Los planes de Dios para la redención del mundo son simplemente una coincidencia?

Es ciertamente un milagro que Israel este existiendo hoy. Había dejado de ser una nación libre hace aproximadamente 2.500 años, comenzando con el primer asedio de Nabuconodosor, que dio comienzo la "servidumbre de la nación" en el 606 A. C.

Israel finalmente dejó de existir en cualquier forma después del año 70 D.C., cuando Jerusalén fue destruida y el pueblo Judío se esparció por los cuatro rincones de la tierra.

¡Nunca antes en la historia del mundo hubo un país que siendo totalmente devastado fuese regenerado después de casi veinte siglos, y también sobre el lugar exacto donde originalmente existió! Solamente podría haber sido un acto de Dios, especialmente considerando el Holocausto realizado por Hitler y el intento de genocidio de Stalin contra los Judíos.

Pero si las profecías pueden mostrar que Israel renació en esta generación no es una coincidencia, sino el trabajo soberano de Dios, entonces es un tiempo excitante. No queda ninguna duda de que Israel es la higuera y que nosotros somos la generación que no verá muerte pues veremos el regreso del Mesías. Examinemos Ezequiel, capítulo 4, versos 1-8 En este pasaje, nosotros vemos 430 años de juicio pronunciado sobre Israel (390 + 40 = 430):

Eze 4:1 Y tú, oh hijo de hombre, toma una tableta de arcilla, ponla delante de ti y graba sobre ella una ciudad: Jerusalén.

Eze 4:2 Luego pon asedio contra ella, construye contra ella un muro de asedio y levanta contra ella un terraplén. Pon contra ella campamentos y coloca arietes contra ella en derredor.

Eze 4:3 Y tú, toma una plancha de hierro y ponla como muro de hierro entre ti y la ciudad. Luego afirma tu rostro contra ella, y quedará bajo asedio. Tú la asediarás; es una señal para la casa de Israel.

Eze 4:4 Y tú, acuéstate sobre tu costado izquierdo y pon sobre él el pecado de la casa de Israel. Durante el número de días que estarás acostado así, cargarás con su pecado.

Eze 4:5 Yo te he asignado un número de días equivalente a los años del pecado de ellos: Durante 390 días cargarás con el pecado de la casa de Israel.

Eze 4:6 Y cumplidos éstos, te acostarás nuevamente sobre tu costado derecho, y cargarás con el pecado de la casa de Judá durante 40 días: Te he fijado un día por cada año.

Eze 4:7 Luego afirmarás tu rostro hacia el asedio de Jerusalén, y con tu brazo descubierto profetizarás contra ella.

Eze 4:8 He aquí, yo pongo cuerdas sobre ti, y no te podrás dar vuelta de un lado al otro, hasta que hayas cumplido los días de tu asedio.

Setenta años pueden ser contados por el cautiverio Babilónico. Esto deja 360 años que no parecen adaptarse ninguna fecha particular en la historia (430 - 70 = 360). Sin embargo, hay pasajes en Levítico (26:18,21,24,28) que indican que si Israel no obedece la primera vez, Dios multiplicará su castigo por siete:

Lev 26:18 "Si aun con estas cosas no me obedecéis, volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados.

Lev 26:21 Y si continuáis siéndome hostiles y no me queréis obedecer, yo aumentaré la plaga sobre vosotros siete veces más, según vuestros pecados.

Lev 26:24 yo mismo procederé también contra vosotros con hostilidad y os azotaré siete veces más por vuestros pecados.

Lev 26:28 procederé contra vosotros con ira hostil y os castigaré siete veces más por vuestros pecados."

Por eso si nosotros tomamos los 360 años de castigo pronunciado sobre Israel y los multiplicamos por 7, conseguimos 2.520 años (360 x 7 = 2.520).

Sabiendo que la Biblia reparte el año en 360 días (el calendario Judío consiste de 12 meses de 30 días), si nosotros convertimos los 2.520 años "360 días por año" en días de hoy "365´242 días" por año, conseguimos 2.483 años más 9 meses y 21 días. Comenzando con el primer asedio de Nabucodonosor, que da lugar a la "servidumbre de la nación’’ en el 606 A. C., los iniciales 70 años de esclavitud Babilónica terminaron en el año 537 A. C. como se indica a continuación:

Setenta (360 días) año = 25.200 días = 69 (365 días años) menos los 2 días o: 606 A. C.

(69 años - dos días) = 537 A. C.

Contando desde el 23 de Julio, 537 A. C. con la liberación de la esclavitud, conseguimos:

537 años 7 meses y 23 días. 1 año menos (ningún año entre el 1 A. C. y el 1 D.C.)

2.483 años 9 meses y 12 días nos da el año: 1948 años 5 meses y 14 días.

¿Y qué sucedió el 14 de Mayo de 1948?

David Ben Gurión, citando el libro de Ezequiel como su autoridad, proclamando a "Israel" como la nueva tierra, el hogar Judío.

La nación de Israel se restableció en el día exacto predicho por La Biblia.

¡Alguna coincidencia!

Ahora considerar qué sucederá si comenzamos a contar desde el tercer el asedio de Nabuconodosor, que dio comenzó a la "desolación de Jerusalén’’ (Jerusalén inhabitado) en 587 A. C. Contando desde el 16 de Agosto, 518 A. C., que fue la terminación de las desolaciones de Jerusalén, entonces nosotros tenemos:

518 años 8 meses 16 días

1 año

2.483 años 9 meses y 21 días año 1967 6 meses 7 días.

El 7 de Junio, 1967, a consecuencia de la "Guerra de los Seis Días’’, La ciudad vieja de Jerusalén cayó bajo el control Israelí por primera vez desde la predicción de Jesús en Lucas 21:24:

Luc 21:24 Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones. Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles.

¿Otra coincidencia?

Los Judíos dicen que coincidencia no es una palabra legítima.

De forma natural, es imposible que esto sea coincidencia. Es claramente sobrenatural.

La higuera es un símbolo de la Nación Israel y nosotros somos la generación que verá el regreso de Jesucristo en Gloria y gran Poder, Romanos 13:11:

Rom 13:11 "Y haced esto conociendo el tiempo, que ya es hora de despertaros del sueño; porque ahora la salvación está más cercana de nosotros que cuando creímos."

¡Maranata!

Luc 21:34 "Mirad por vosotros, que vuestros corazones no estén cargados de glotonería, de embriaguez y de las preocupaciones de esta vida, y que aquel día venga sobre vosotros de repente como una trampa;

Luc 21:35 porque vendrá sobre todos los que habitan sobre la superficie de toda la tierra.

Luc 21:36 Velad, pues, en todo tiempo, orando que tengáis fuerzas para escapar de todas estas cosas que han de suceder, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre." (Lucas 21:34-36).

LOS 6.000 AÑOS DEL PLAN DE DIOS - - ¿VENDRÁ JESÚS PRONTO?

El 30 de Junio, 1993 Werner y Lee Goers pusieron un gran anuncio en, un periódico nacional el USA TODAY. En este artículo, expresan su fuerte convicción que el regreso de Cristo está cerca.

Ha habido mucha actividad en los años recientes sobre el regreso del Mesías.

En 1988, Colin Hoyle Deal escribió un libro que consiguió mucha atención. ¿Se tituló el Regreso de Cristo para 1988? - 101 Razones Por qué.

Bien, Cristo no volvió en 1988.

Entonces en 1992, una iglesia de Corea consiguió la atención global cuando ellos predijeron el regreso de Cristo el 28 de Septiembre, 1992; sin embargo, ellos agregaron que el 28 de Octubre, 1992 podría ser también la fecha correcta.

Los intentos de poner fecha al regreso de Jesús no son nuevos. En el año 1840, William Miller predijo el regreso de Cristo entre el 21 de Marzo, 1843 y el 21 de Marzo, 1844.

Esta gente está en el buen camino.

Sobre que pasados 20 siglos Cristo regresaría, muchos han tratado de colocar una fecha para este evento.

San Jerónimo, en el siglo cuarto, predijo el regreso de Cristo en el 450 D. C. Nostradamus, el médico francés y "profeta", conocido por muchos a causa de el documental televisivo sobre "El Hombre Que Vio el Futuro" también predijo una fecha para el regreso de Cristo. Se dijo que él había predicho con éxito la subida de Hitler. Su fecha para el regreso de Cristo fue - 1999.

En el reciente artículo de USA TODAY, Goers infiere que Cristo volverá en el año 2000 D. C. Ellos basan esto sobre el argumento bíblico que hay 7.000 años de tiempo; 6.000 años de reinado del hombre; y 1000 años de reinado de Cristo sobre la tierra.

Exploremos su hipótesis.

La cuenta del Génesis dice que la creación llevó seis días y en el séptimo día Dios descansó.

Este séptimo día de reinado se igualó frecuentemente al "Día del Señor" por los antiguos eruditos y profetas Judíos. Se creyó que el "Día del Señor", así como también los seis días previos, sería cada uno de mil años. Se basaron en esto de la enseñanza del Salmo 90:4 que dice:

Sal 90:4 "Pues mil años delante de tus ojos son como el día de ayer, que pasó. Son como una de las vigilias de la noche"

Este séptimo día se refiere usualmente como el Milenio" o "El Reinado Del Mesías".

Génesis 1:1 dice:

Gén 1:1 "En el principio creó Dios los cielos y la tierra."

Génesis 1:2-21 describe los siete de días de la creación desde la perspectiva de la tierra. Algunos eruditos dicen que Génesis 1:1 tuvieron lugar en el pasado y también, en algún punto futuro en el tiempo Dios completó la creación en seis días, siendo el séptimo día el día que falta. Es importante darse cuenta que los siete días de la creación eran siete días de veinticuatro horas literales. Sin embargo, parece que los siete de días de la creación podrían también ser proféticos, cada día (basándose en el Salmo 90:4) representaría mil años de la historia humana.

A fin de evaluar la creencia de Goers, que el regreso de Jesús será por el año 2.000, necesitamos determinar cuántos años de historia humana han pasado. Nosotros necesitamos saber la fecha nacimiento de Adán. Esto debe ser hecho cuidadosamente siguiendo la genealogía de Adán y considerando el tiempo que los Judíos pasaron en Egipto, los reinados de los reyes de Judá, el cautiverio Babilónico, etc.

Muchos eruditos han hecho estos cálculos.

El Arzobispo Ussher en el 1.650 D. C. calculó de nuevo desde el nacimiento de Cristo, con base en las fechas y los datos cronológicos dados en las Escrituras, y llegó a la fecha de la creación de Adán en el 4.004 A. C. Así Cristo nació aproximadamente 4.000 años después del nacimiento de Adán (que sería al final del cuarto día).

Si nosotros sabemos la fecha exacta del nacimiento de Jesús, entonces yendo 2.000 años adelante nos dirá cuando los 6.000 años se han cumplido y da comienzo el "Día del Señor".

Jesús deber venir nuevamente para redimir a la tierra, según la ley de la redención, después de seis de días o 6.000 años.

Los datos recientes desde el campo de la astronomía nos dan el 29 de Septiembre, 2 A. C. como la fecha del nacimiento de Jesús. Es en el 2 A. C. con base en los calendarios de hoy, a causa de la reforma de calendario Gregoriano.

También, nótese que hay un único año entre el 1 A. C. y el 1 D. C. por lo tanto, si esto es correcto, con la llegada de 1.999 nosotros completaremos los 2.000 años desde el nacimiento de Cristo y 6.000 años desde nacimiento de Adán. Nosotros sabemos por el libro de Daniel que el regreso de Cristo es precedido por un período de siete años usualmente conocido como el período de la Tribulación.

La Tribulación se divide en dos partes la primera de relativa paz, y persecución de los santos, seguida por los tres años y medio peores en la historia de humanidad.

Por lo tanto, si la venida de Cristo para redimir al mundo es por el año 2.000, nosotros estamos entrando en la Tribulación y nuestra cuenta atrás hacia la eternidad está para comenzar.

¿VIENE JESÚS PRONTO?

Para entender mejor los requerimientos de la redención, nosotros necesitamos comprender la ley Judía. Bajo la ley Judía, si perdías tu propiedad por alguna causa o penalidad, esta permanecía con el nuevo propietario por un período de seis de años. En el séptimo año, tenías el derecho de comprar tu propiedad otra vez, mientras podrías cumplir los requerimientos que se anotaron en una lista que quedaba sellada. Si no podías redimir tu propiedad, entonces un pariente o cercano de tu parentela (llamado un "Pariente Redentor" o en Hebreo un "Goel") podría redimirlo.

En el séptimo año, si nadie era capaz de redimir la propiedad, entonces permanecería con el nuevo propietario permanentemente. Si podías redimirlo, requerirías a los ancianos para encontrarte con ellos ante las puertas de la ciudad. Usted sacaría la lista con los requerimientos rompa primero el sello y muestre su capacidad para cumplirlos y pagar el precio registrado en ella. Usted podía comprar la propiedad de nuevo en el séptimo año, el año de rescate. Similarmente, si usted se vendió en esclavitud, permanecería por esclavo durante seis años, pero en el séptimo año sería puesto en libertad.

Esta era la ley Judía del rescate; siendo liberado.

Jesús vino 4.000 años después para redimir a la humanidad y volver al mundo hacia Dios.

Él pagó el precio del rescate sobre la cruz; "nosotros somos redimidos no con cosas corruptibles como la plata y el oro, sino con la sangre preciosa de Jesús Cristo".

Mediante Su sacrificio Jesús compró el mundo, pero Él tiene aún que tomar posesión de él.

Según nos acercamos al fin del sexto milenio, el tiempo de la redención está muy próximo.

"Dios ha puesto todas las cosas debajo de Él, pero nosotros no vemos aún todas las cosas supeditadas a Él."

Pronto cambiará, como en la escena familiar que tiene lugar en el capítulo quinto del Libro del Apocalipsis tiene lugar. Jesús fue encontrado digno para tomar la lista de el Padre y abrir sus sellos, permitiendo a los cuatro de jinetes del Apocalipsis galopar adelante trayendo el juicio sobre la tierra.

Cuando los sellos se desatan, el juicio comienza, y nosotros habremos sido redimidos y el juicio entonces se basará sobre las decisiones que nosotros hemos hecho. O recibimos de Dios el regalo gratuito de la salvación disponible mediante Jesucristo, ¿o nosotros escogemos no tener nada que ver con las cosas espirituales?

Una vez que nosotros morimos, nuestro destino eterno está fijado.

Jesús dice: "Yo pongo ante ti la vida o la muerte; escoge la vida." Jesús quiere ser nuestro "Pariente - Redentor". Pero esto es únicamente posible si nosotros Lo hacemos nuestro "familiar - cercano" siendo adoptado dentro de la familia de Dios.

Dios es espíritu; por lo tanto, para ser adoptado se requiere un nacimiento espiritual. Esto es lo qué Jesús hablo cuando le dijo a Nicodemo que debía nacer de nuevo (nacer de lo alto [Juan 3:3]). Si nosotros no somos nacidos en la familia de Dios, Jesús no nos puede redimir. Si pedimos que Dios perdone nuestros pecados y pedimos que Jesús llegue a ser el Señor de nuestras vidas, entonces Él también será nuestro Redentor. Entonces seremos regenerados espiritualmente (renacidos) en la familia de Dios. Dios nos sellará con el Espíritu Santo, la garantía de nuestra redención cuando Jesús vuelva de nuevo; Efesios 4:30:

Ef 4:30 "Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios en quien fuisteis sellados para el día de la redención."

Si reconocemos que el hombre se vendió en esclavitud mediante el pecado de Adán hace 6.000 años, debemos reconocer también que el período del derecho para el rescate está casi acabado.

LA CIENCIA CONFIRMA LOS 6 DÍAS DE LA CREACIÓN

Mucha gente tiene dificultad cuando trata de reconciliar los seis días de la creación con el cálculo que la Ciencia hace de la antigüedad del universo que es de 16 billones años.

Jeffrey Schroeder, un físico Judío de clase mundial a escrito recientemente un libro, llamado El Génesis y el Big Bang, que ayuda a reconciliar estos dos puntos de vista. En este libro documenta, mediante la aplicación de la teoría general de la relatividad de Einstein, un descubrimiento increíble.

La teoría de Einstein nos dice que el tiempo no es constante, que varía con la velocidad y la masa. La NASA ha probado que es cierta la teoría de Einstein; mientras nosotros viajamos más rápido, el tiempo va más lento.

Mediante el uso de dos relojes atómicos, uno sobre la tierra y otro en un satélite, demostraron que el reloj sobre el satélite fue más lento. Este tema lo hemos visto en los programas de ciencia-ficción donde un viajero del espacio viaja lejos del mundo a una fracción significativa de la velocidad de la luz. Cuando él vuelve, su hermano es un viejo, pero el viajero tiene menos años que los demás y no envejeció como los que se quedaron.

Los físicos han determinado recientemente la masa del universo y la velocidad a que se expande. Por lo tanto es ahora posible aplicar la teoría de Einstein y determinar cuánto tiempo ha pasado desde la perspectiva del viajero del espacio a 16 billones de años luz lejos de la tierra.

Bien, Schroeder hizo los cálculos y, por increíble que pueda ser, desde la perspectiva de un viajero imaginario del espacio, habrían pasado solamente seis DÍAS.

Una coincidencia increíble.

Los Rabinos Judíos tienen un dicho raro:

"La coincidencia no es una palabra legítima".

En otras palabras, por un plan sobrenatural son todas las cosas.

Había seis días de creación y, con base en el Salmo 90:4, los seis días también parecen representar 6.000 años de historia humana.

La creación llevó seis días, pero Dios, según Isaías 57:15, habita en la eternidad y está por lo tanto fuera de nuestra dimensión de tiempo. Dios está fuera del tiempo; así podría haber completado la creación en cero días.

Isa 57:15 "Porque así ha dicho el Alto y Sublime, el que habita la eternidad y cuyo nombre es el Santo: "Yo habito en las alturas y en santidad; pero estoy con el de espíritu contrito y humillado, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los oprimidos."

Esto se documenta en el Salmo 33, que nos dice que "Por la palabra del Señor, los cielos fueron hechos.

Por que Él habló y fue hecho".

Él habló y se hizo; ningún tiempo se requirió.

La Biblia dice que Dios, creó el universo y todo lo que mora en seis días de veinticuatro horas. Desde el trabajo de Schroeder, parece que esto es literalmente cierto.

El Génesis también registra que en el séptimo día Dios descansó e instituía el Sábado (significando lo que falta).

Sin duda, que Dios no puede cansarse.

¿Entonces por qué la cronología de los siete días de la creación cuando Dios podría haberlo hecho en un momento de tiempo?

Quizás Él nos daba a conocer Su plan de redención que estuvo para ser realizado en 7.000 años.

Isaías 46:9b-10:

Isa 46:9 "Acordaos de las cosas del pasado que son desde la antigüedad, porque yo soy Dios, y no hay otro. Yo soy Dios, y no hay nadie semejante a mí.

Isa 46:10 "Yo anuncio lo porvenir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no ha sido hecho. Digo: ‘Mi plan se realizará, y haré todo lo que quiero.’ "

Goers podría estar acertado en esperar el regreso del Mesías para el año 2000.

Nosotros lo averiguaremos pronto.

Es simplemente una cuestión de tiempo.

L RELOJ DEL TIEMPO DE DIOS Y DE CRISTO - LOS TRES DÍAS

El versículo más importante en toda la Biblia, relevante a lo tardío de la hora, y la inminencia del retorno de Cristo y el fin de esta edad se encuentra en OSEAS 6:2:

"Venid y volvamos a Jehová porque él ha desgarrado, y él nos curará; él hirió y él nos vendará. Nos dará vida después de dos Días; en el tercer día él nos levantará y viviremos delante de él." (OSEAS 6:1,2.)

El profeta judío OSEAS está diciendo a su pueblo, que el Señor; dentro de un tiempo desgarraría y heriría a los judíos durante un período de DOS DÍAS (2.000 años, 2ª PEDRO 3:8); pero que Él curaría y vendaría después de estos Dos DÍAS PROFÉTICOS (2.000 años). Más importante, el TERCER DÍA, el tercer milenio. (El Milenio, el Reino del Mesías, el Cristo en la tierra), levantaría a los judíos y estos vivirían bajo su vista.

El Señor usó al general romano Tito para herir a los judíos en el año 70 D. De C. Estamos acercándonos a los 2.000 años en que Dios va a bendecir a Israel sobre todas las naciones; cuando el Mesías, Jesucristo, va a reinar sobre este mundo desde Jerusalén, los judíos serán la envidia del mundo.

"Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos. En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del mando a un judío, diciendo: Dejadnos ir con vosotros; porque hemos oído que Dios está con vosotros." (ZACARÍAS 8:22-23.)

Jesús dijo:

"Yo hecho fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana (2.000 años) y el tercer día (2º milenio), termino mi obra." (LUCAS 13:32.)

(También, para las personas en necesidad de curación física, se puede ver que Jesús declaró que estaría ocupado en la liberación y curación durante este período de 2.000 años).

Isaías vio a Cristo desde niño a Rey, pero no delineó los 2.000 años de intervalo que separan estas dos posiciones:

"Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos es dado (antes de la conjunción "y" que sigue, tenemos un período de 2.000 años que no es mencionado), y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán limite, sobre el trono de David..." (ISAÍAS 9:6-7)



COMO PREPARARSE PARA EL REGRESO DE CRISTO

La Biblia indica que habrá dos de grupos de personas sobre la tierra cuando Jesús vuelva repentinamente.

El grupo primero consiste de los individuos que han recibido a Jesús, el regalo gratuito de Cristo la Salvación.

Estos son los Hijos de la luz.

Ellos conocen las señales de Su regreso y ansiosamente lo esperan 1ª Tesalonicenses 5:1-4:

1Tes 5:1 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, hermanos, no tenéis necesidad de que os escriba.

1Tes 5:2 Porque vosotros mismos sabéis perfectamente bien que el día del Señor vendrá como ladrón de noche.

1Tes 5:3 Cuando digan: "Paz y seguridad", entonces vendrá la destrucción de repente sobre ellos, como vienen los dolores sobre la mujer que da a luz; y de ninguna manera escaparán.

1Tes 5:4 Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, como para que aquel día os sorprenda como un ladrón.

El otro grupo consistirá de cuyo amor al Señor es frío, distante y los incrédulos que no quieren saber nada de Jesús ni de su salvación gratuita. Este último grupo es como la gente que vivía en el tiempo de Noé. En ese día, la gente estaba viviendo con los asuntos cotidianos y no queriendo saber nada de las cosas espirituales hasta que el diluvio llegó. Pero entonces, era demasiado tarde.

Para este grupo, será "como en los días de Noé"; el juicio vendrá repentinamente, y ellos serán totalmente sorprendidos y desprevenidos (Mateo 24:37-39) :

Mat 24:37 Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

Mat 24:38 Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el arca,

Mat 24:39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Nosotros estamos viviendo el período de la historia que los rabinos judíos llaman los "Pasos del Mesías". Nosotros podemos oír Sus pasos próximos como regresa Jesús, el tiempo está cerca. Pronto subiremos para encontrarnos con Jesús en el aire, o estaremos a Su izquierda por haber endurecido nuestros corazones a la llamada de Dios. ¿Realmente está cerca el regreso de Cristo?

La gente, en su celo y amor por el Señor, frecuentemente se pone en guardia y a la defensiva cuando ven a alguien que con profecías específicas y totalmente cumplidas trata de colocar fechas para Su regreso. Sin embargo, hay algo diferente que está ocurriendo en nuestro tiempo y no ha ocurrido en la historia desde que el Mesías vino hace 2.000 años. Varios temas importantes de la profecía bíblica están cumpliéndose en el mismo tiempo.

Jesús viene pronto

Aquellas personas que no han recibido a Jesús en sus vidas como Señor y Salvador y los que su amor por Él es frío (Apoc. 3:16) encararán el juicio de Dios.

El día exacto del regreso del Señor no es conocido, pero es igualmente cierto que nosotros no estamos para ser cogidos inconscientes y desprevenidos.

Nosotros necesitamos estar atentos a las señales de Su regreso.

Los creyentes informados no seremos sorprendidos como los incrédulos (1ª Tesalonicenses 5:1-4, Mateo 24:37-39):

1Tes 5:1 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, hermanos, no tenéis necesidad de que os escriba.

1Tes 5:2 Porque vosotros mismos sabéis perfectamente bien que el día del Señor vendrá como ladrón de noche.

1Tes 5:3 Cuando digan: "Paz y seguridad", entonces vendrá la destrucción de repente sobre ellos, como vienen los dolores sobre la mujer que da a luz; y de ninguna manera escaparán.

1Tes 5:4 Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, como para que aquel día os sorprenda como un ladrón.

1Tes 5:5 Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día.

No somos hijos de la noche ni de las tinieblas.

Mat 24:37 Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

Mat 24:38 Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el arca,

Mat 24:39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Aunque que nosotros no podamos saber el día exacto, somos responsables de saber el tiempo y reconocer las señales de los tiempos.

Sí, Jesús viene rápidamente, y nadie será salvo si no ha construido su casa sobre la roca de Su salvación.

Luc 21:36 Velad, pues, en todo tiempo, orando que tengáis fuerzas para escapar de todas estas cosas que han de suceder, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.








1 Comentarios


no hay duda!! CRISTO VIENE!!!!!!
[1] Enviado por ELIEZER76 el 06/05/2009 a las 03:05:49


Página 1 de 1


Para poder publicar comentarios, debe validarse en el sistema.
Conectarse - Registro
Normas de participación




Estudio Bíblico anterior: El Engaño del Tiempo del Fin
Estudio Bíblico siguiente: Las señales de Nuestro Tiempo