La Mentira

Objetivo: Que los hermanos sepan que debemos cuidarnos al hablar para no mentir.

Introducción: Proverbios 6:17. Concurso del más mentiroso. Los creyentes hablamos medias verdades o simplemente ocultamos la verdad.
ü ¿Por qué se miente? :

1. Se miente por simple conveniencia social porque facilita la interacción (celular de palo, llenar de carro en el supermercado, llevar la camiseta de la UC, etc.). Para lucir mejor o para conseguir algo que no podemos conseguir diciendo la verdad (mentir en el currículum vitae).

2. Las mujeres mienten para que otros se sientan mejor (“Estaba exquisita la cena”). Los hombres mienten para mejorar su imagen (“yo era el mejor de la clase”, “mis suegros son maravillosos”), para mantener su vanidad, para darse importancia u ocultar algo. Mienten para ocultar sus fracasos.

3. Pensamos que una mentira hará feliz a una persona (“te quiero mucho”, a una persona en un momento difícil, pero en realidad me caes mal), en cambio las verdades hacen daño (malas noticias). Casi todo el mundo conviene que algunas mentiras son necesarias para evitar conflictos mezquinos y aceitar engranes de una relación (En una relación de pareja: “Si te iba a llamar”, “me quede trabajando hasta tarde”, etc.). Se pierde mucho diciendo la verdad (conflictos, castigos, etc.) y se gana poco ocultándola. Se busca el mal menor.

4. Mentimos porque somos inseguros o para cubrir nuestros errores. (Cuando se quiebra algo o cuando ensuciamos la pared con los zapatos, siempre nadie es)

5. Mentimos porque creemos que las cosas tienen que ser perfectas para ser aceptadas, mentimos para moldear la perfección. (“La persona que es buena, en realidad es Buena Buena.”)



ü ¿A quién mentimos? :



1. Dios:

Ø Josué 24:27 =... para que no mintáis contra vuestro Dios... (Dios habla de todo lo que hizo por Israel; Josué exhorta al Pueblo a servir a Dios; el pueblo se compromete ha hacerlo)

Ø Hechos 5:3-4 = El pecado no fue retener el dinero, sino simularlo haberlo entregado todo. Su pecado fue una consagración fingida. Cuando ofrendamos, muchas veces tratamos de mentir a Dios, incluso le pedimos prestado a Dios de la ofrenda que es de él.

2. Otras Personas:

Ø Levíticos 19:11 = Mentir uno a otro. En una encuesta, el 60% de los participantes mintió entre 2 y 3 veces en sólo 10 minutos. Eran reglas de convivencia social.

Ø Colosenses 3:9 = No Mintáis el uno al otro. Cuando nos preguntan si estamos bien y decimos que estamos bien siendo que estamos mal. (Aunque a veces rogamos que este bien para no cargar con sus problemas). Habla de no mentir como cuando lo hacíamos cuando no éramos creyentes. Las mentiras cada vez distancian más a las personas ya que una mentira saca otra.



Ø Salmos 12:1-2 = Habla mentira cada uno con su prójimo. Cuando copiamos en las pruebas o robamos cosas del trabajo. Mucho mejor es pedir las cosas.



3. A nosotros mismos:

Ø 1ª Juan 1:6, 9; 2:4; 4:19-21 = Cuando nos creemos espirituales porque leemos la Biblia (no la entendemos) u oramos (sin fe, fuera de la voluntad de Dios, no sabemos lo que oramos) si lo hacemos para aparentar ya que lo andamos contando (Santiago 1:22 = “Pero ser hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”). En cambio, si por broma, nos dicen carnales, nos sentimos ofendidos (Gálatas 6:3 = “Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña”). También llegamos a creer que los demás son más pecadores que nosotros. Cuando tenemos conflictos con los hermanos y decimos que estamos en comunión con Dios. Ayudamos sólo a los amigos (¿qué mérito tiene?).

Les inculcamos a los niños a no mentir, pero se les muestra que es cortés decir que les gustó un regalo cuando no es así. Cuando llaman por teléfono, generalmente se miente diciendo que no estoy. (Se involucra a los niños a mentir).

Muchas veces somos cómplices de mentiras ajenas. Guardamos silencio para beneficiar a alguien.

(1ª Corintios 3:18 = “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno de vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio”)



ü Ejemplos bíblicos:



1. Génesis 4:3-10 = Caín. Abel era un hombre de fe ya que su ofrenda fue dada con un espíritu adecuado. Caín tuvo un espíritu diferente al ofrendar (Hebreos 11:4 = “Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín”). Transformándose en un enemigo de Dios. Pero Dios buscaba reconciliarse con Caín y evitar que cometiese un pecado más grave. Para intentar cubrir su pecado, intento mentir a Dios diciendo que no sabía dónde estaba su hermano. Quizá a sus padres les mintió con la misma respuesta. Intentó mentir a Dios para cubrir su pecado (cuando se quiebran cosas o desaparecen, hacemos lo mismo). Caín venía mal espiritualmente. Asimismo podemos intentar mentir a Dios y demás gente.

2. Génesis 12:10-20 = Abram. Se intentaba salvar asimismo no importando la suerte de los demás (esposa, rey, etc.). Dios protegió a su esposa y al rey. Él cumple igual sus propósitos a pesar que muchas veces podemos interferir en la obra con nuestras mentiras. Notar que estaba en Egipto.

3. Génesis 26:1-11 = Isaac. Tuvo miedo a que lo matasen, incluso después de haber hablado con Dios. ¿De quién lo habrá aprendido?. Los hijos siguen el ejemplo de los padres.

4. Génesis 27:18-19 = Jacob. Se confabuló con su madre y robo 2 cosas: La primogenitura y la bendición. Muchas veces se confabulan el padre o la madre con los hijos para mentir al otro. Muchas veces mentimos para conseguir cosas. ¿De quién lo habrá aprendido?.





5. Jueces 16:7, 11, 13 = Sansón. Notar que en la última mentira ya estaba apunto de decirle su secreto. Estaba en el lugar equivocado con la persona equivocada. No debía ocultar la razón de su fuerza (en el fondo, era Dios su fuerza) si no estuviera donde estaba.



ü Consecuencias:



1. Salmos 5:5-6 = Serán destruidos. El salmista clama por protección a través de la oración sin cesar. La verdad Dios la hará prevalecer. (Asesinos, después de muchos años, confiesan su crimen.)

2. Salmos 101:7 = No serán afirmados ante los ojos de los justos. No deben ser nuestros amigos los mentirosos, incluso si son creyentes.

3. Proverbios 19:5 = Será castigado. Si mentimos, tarde o temprano, la verdad se sabrá igual. No debemos desmayar con la verdad.

4. Proverbios 12:22 = Dios lo odia. Si la mentira es importante en nuestra vida, perderemos la comunión con Dios.

5. Isaías 59:2-3 = Estorba la oración. No seremos objetivos al orar, no oraremos como corresponde: no seremos escuchados.

6. Proverbios 17:4 = Se relacionan con cosas impuras. Satanás miente a la gente sanándola. Haciéndole creer lo que quieren cree. Horóscopo.

7. Salmos 52:3; 62:4; 58:3 = Aman la mentira. Al final, la mentira pasa a ser algo súper importante en la vida tanto así que creen que todas sus mentiras son verdades. Al final, tiene que andar mintiendo para cubrir las otras mentiras. (Más fácil es pillar a un mentiroso que a un ladrón).



ü Final:



1. Se miente porque se tiene más temor al hombre que a Dios. (Ejemplo mío con el auto, tatuaje). Si uno siempre hiciera lo que es correcto ante Dios y los hombres, NUNCA debiera estar en la situación de mentir.

2. Proverbios 19:22 = Mejor es el pobre que el mentiroso. Mejor es no conseguir nada con la mentira.

3. Efesios 4:25 = Desechemos la mentira. No basta con abstenerse de no decir mentiras, sino que debemos decir siempre la verdad.

4. Proverbios 13:5; Salmos 119:104, 163; 101:7 = Odiar la mentira. Jesús es la verdad. La verdad nos hace libre también para no mentir. Vivamos la verdad que es en Cristo con todos sus beneficios, así abriremos tranquilo la puerta, responderemos todos los llamados, etc.




 


Utilidades
ImprimirVersión PDF
Buscar en los Estudios Bíblicos
Licencia
Creative Commons License
Sindicación
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM