La Transfiguración ::: La Web Cristiana ::: Estudios Bíblicos ::: iglesia.net
iglesia.net FLECHA Estudios Bíblicos FLECHA Homilética FLECHA La Transfiguración
ImprimirVersión PDFPublicar esta entrada en MenéamePublicar esta entrada en FacebookPublicar esta entrada en del.icio.us
La Transfiguración

TEXTO: Mr.9:2-7 Y los llevó aparte, solos, a un monte alto.

ORACION: En el nombre de Jesús te pido Dios mío, que Tu palabra que es poderosa, me dé conocimiento y sabiduría, como así también llegue a lo profundo de mi vida y sea como agua fresca al alma sedienta. INTRODUCCION: A veces creemos que porque Dios es tan bueno y lleno de amor, está obligado a darnos cuanto le pedimos y que somos merecedores de alguna bendición en especial.

Sin embargo creo, que hay que ganar este tipo de manifestaciones que Dios no da a todos, sino a aquellos que viven en el círculo de los privilegios. Acercaos a mí... Y yo me acercaré a vosotros. Sin dudas, es para aquel que pelea y lucha, a través de la oración, consagración y santificación.

1- CIRCULOS QUE RODEABAN A JESUS

A- Como cinco mil: Pero qué lástima que la mayoría venía por los peces y los panes. Cuando Jesús les dijo: El que quiere ser mi discípulo... ¡Niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame! Muchos volvieron atrás en cambio, Pedro dijo: Maestro a quién iremos, tú tienes palabras de vida eterna, Juan 6:66-68.

B- Como quinientos: Hermanos, a los cuales les ordenó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre. Quinientos templos edificó Jesús, sobre los cuales podía venir el Espíritu Santo.

C- Como setenta: A los que se les podía dar tareas enviándoles de a dos, a los pueblos y aldeas, por donde Él habría de ir.

D- Doce discípulos: Este círculo llamado compañeros de jornadas, habían dejado todo para servir al Señor.

*Preguntaron: ¿Qué tendremos? Cien veces más, les contestó El Señor, y la vida eterna.

*Discutían: ¿Quién será el mayor? El que fuere como un niño y se humillare, ese será el mayor, les contestaba Jesús.

*Pedían: Una madre pidió que sus hijos se sentaran, uno a cada lado de su trono, y le dijo: No depende de mí, sino de Dios. Ellos querían ser grandes y famosos, vistos por todos los hombres, que sus nombres figurasen en primera plana. ¡Que tendencia humana y carnal! Hasta hoy persiste: Pocos imitan a Juan El Bautista, es necesario que Él crezca y que yo mengue, y eso que Juan era el profeta más grande nacido de mujer.

E- Solo tres discípulos: Estaban en el círculo de los privilegios, Señor siempre los escogía para eventos especiales.

*En la casa de Jairo: Pedro, Jacobo y Juan, vieron como Jesús resucitaba a la que se había muerto.

*En el huerto de Getsemaní: Pedro, Jacobo y Juan, estuvieron con Jesús en los momentos más difíciles de su ministerio.

*En el monte de la transfiguración: Una vez más Pedro, Jacobo y Juan, viendo con sus propios ojos la deidad o divinidad de Jesús. ¡Qué círculo de privilegio! Dios te quiere llevar a ver cosas grandes, porque Él es grande y tiene mucho para dar.

F- Solo uno: El discípulo Juan llegó a vivir en el círculo del amor. Aunque parezca increíble fue el discípulo que más se acercó a lo íntimo de Jesús. Cinco veces está citado: Al discípulo que Jesús amaba... Jesús era todo para él, hasta se recostaba en su pecho, fue el discípulo que escribió más sobre el amor de Dios hacia este mundo pecador e indigno, fue el único que murió de muerte natural, luego que Dios le revelara el Apocalipsis.

¿En qué círculo estás tú? 5000, 500, 70, 12, 3 o 1?

Debes pelear en tu fe, hasta conquistar los círculos donde El se manifiesta de una manera más grande y poderosa.

2- LOS LLEVO APARTE, SOLOS, LEJOS A UN MONTE ALTO

Solo Pedro, Jacobo y Juan, lejos de todos los otros círculos. Si nosotros hubiésemos estado en el lugar de Jesús, habríamos invitado a todo el pueblo, pero no, Él tiene bendiciones y cosas que ojos ni oídos han visto ni escuchado, preparados para los que aman a Dios y pelean para ganárselas, 1 Co.2:9.

En aquel lugar del monte, Jesús se transfiguró, sus vestidos se volvieron blancos y resplandecientes, tan blancos que ningún lavador hubiese logrado tanta blancura ¡Qué fiesta! Me imagino los ojos de los tres discípulos, y como si fuera poco, les aparecieron Elías y Moisés, que hablaban con Jesús. Seguramente el tono de la conversación sería de acuerdo a la voz de su ministerio, la voz que tenía cada uno en su época.

ELIAS: Representante de los Profetas, tendría voz de fuego, como lo fue en ministerio.

MOISES: Representante de la ley, tendría una voz de trueno, como lo fue en su ministerio.

CRISTO: Representante de la gracia, en medio de ellos no hablaba con voz fuego, ni de trueno, sino con voz de amor y misericordia.
Vino a cumplir con la ley y los profetas, pero a superar a ambos. Porque lo que no pudieron hacer, la ley ni los profetas, Él lo hizo por el camino de la cruz y su preciosa sangre vertida una vez y para siempre. ¡Que voz poderosa y eficaz!

3- MAESTRO, HAGAMOS TRES ENRAMADAS

¡Qué idea! como si a Jesús no se le hubiese ocurrido.

Cada vez que le queremos dar una mano a Dios, lo único que hacemos es meter la pata. Jesús no vino a hacer pabellones o templos, no edificó ninguno, al contrario, cuando vio uno dijo: No quedará piedra sobre piedra. ¿Porqué? Él estaba preocupado por los verdaderos templos, sobre los cuales podía venir el Espíritu Santo, no gastaba su tiempo ni el de sus discípulos, ni mucho menos los diezmos para tales fines. Los templos-pabellones, empobrecen la gloria de Dios. El evangelio que da libertad está encerrado, preso entre cuatro paredes, mientras que los verdaderos presos por el pecado vagan sin Dios, esperando que a los grandes y famosos, que construyen catedrales con el dinero que no les está permitido usar, se les ocurra... De vez en cuando salir de sus aposentos a tirar algunas migajas de pan al hambriento y sin esperanzas: Tenemos que congregarnos, pero la edificación de templos no debe ser nuestra meta principal.

4- PORQUE NO SABIA LO QUE HABLABA

Ellos querían ser grandes, famosos, vistos por los hombres, claro... También Cristo, Moisés y Elías, figuraban en sus planes, porque usándolos a ellos: ¡Que fácil les resultaría figurar!. De grupos como estos nacen los PROFESIONALES DEL PULPITO, y muchos EVANGELISTOS que dan poco y llevan mucho.

Todo este deleite de fantasía y derroche de grandeza en la vida de los discípulos, terminó con la llegada del Espíritu Santo en Pentecostés, de allí en adelante el Espíritu de Dios, los guió a hacer como al Señor le agradaba, no como ellos querían, ni tampoco como a nosotros nos gustaría.

Luego de muchos años, Pedro hace mención a este monte, y mire que distinto opina: 2 P.1:16-21 (léalo). No le dimos a conocer el poder y la venida de Jesús siguiendo fábulas, (entretenimientos o comedias) pues cuando Él recibió honra y gloria, fue oída una voz que decía: Este es mi hijo amado en el cual tengo complacencia, a Él oíd!!!

A si que los santos hombres de Dios, hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

5- ESTABAN ESPANTADOS (Admirados - Sorprendidos)

No podían creer lo que veían sus ojos y escuchaban sus oídos. Así de sorprendido quedará todo aquel hermanito que camine hacia estos círculos de manifestación y grandeza, que Dios tiene y da aún en nuestros días. ¡Nuestro Dios está vivo y es real! Él habita en medio de la alabanza de su pueblo, y donde hay 2 o 3 congregados en su nombre, Él está en medio de ellos.

6- ESTE ES MI HIJO AMADO... A EL OID

Cuántas cosas nos habla El Señor por su palabra, deberíamos una vez más leer los evangelios, Porque las escrituras dan testimonio de mí, decía Jesús, Juan 5:39.

Muchos pueden dar consejos, muchos libros se escriben como orientación a Dios, pero hay uno solo que tiene la verdad y el que creyere en El no será avergonzado! Ro.9:33.

CONCLUSION: ¿Qué haría Jesús hoy, en nuestros días? Pues lo mismo que hizo en los días de su carne. Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El Espíritu de Dios me ha ungido para dar buenas nuevas, me ha enviado a sanar, pregonar libertad, dar vista a los ciegos, liberar a los oprimidos, predicar el año agradable del Señor, Lc.4:17-19. Esto haría Jesús hoy y esto espera que nosotros hagamos:

Predicar, enseñar y siempre... siempre, hablar de Él.

Dios te bendiga

DANIEL REGONDI
CORDOBA, FEBRERO DE 1999

.(JavaScript must be enabled to view this email address)








0 Comentarios




Para poder publicar comentarios, debe validarse en el sistema.
Conectarse - Registro
Normas de participación




Estudio Bíblico anterior: 1ª Reyes 1-11
Estudio Bíblico siguiente: Aguas Salutíferas