Las características de un hombre de Dios

TEXTO: 1ª TIMOTEO 6:11-21.&

INTRODUCCIÓN: En la Biblia encontramos “HOMBRES DE DIOS” ejemplares que nos deja muy bien marcado el estilo de vida que debemos vivir.
También debe destacarse la gran importancia de su posición al ser considerado “HOMBRE DE DIOS”.

Lo que es de mayor importancia es que estos hombres estuvieron en las manos de Dios, y así llegar a esta posición de madures y de servicio para la obra de Dios.


Ser un hombre de Dios implica madures espiritual y responsabilidad de servicio.

QUE ES SER UN HOMBRE DE DIOS.

1. Es una persona que pertenece y sirve a Dios.

2. Es una persona que a madurado espiritualmente.

3. Es una persona que representa Dios en el mundo.

4. Es una persona que esta relacionada con las sagradas escrituras, 2ª Tim 3:16,17.

Con este termino “HOMBRE DE DIOS”, son identificados varios hombres en el A.T., el termino que se usa para estas personas es, “VARÓN DE DIOS”, Deut 33:1; 1ª Sam 9: 6.

Todo cristiano debería llegar a esta posición de madurez espiritual. Los beneficios serán personales y aun para la obra del Señor, se evitara muchos problemas y fracasos en la vida cristiana.


I. UN HOMBRE DE DIOS HUYE DE LAS COSAS MALAS. 1ª Tim 6:11b

Para poder entender lo que Pablo le quería decir a Timoteo debe ser estudiado los versículos anteriores, 1ª Tim 6: 3-10. El apóstol hace resaltar en estos versículos los grandes peligros que existen para in hombre de Dios, esos problemas en el tiempo pasado son los mismos en nuestros días, no podemos olvidar que todo hombre de Dios siempre esta en peligro, no debe descuidar lo que a recibido de parte de Dios.

A. HUIR DE LAS FALSAS ENSEÑANZAS Y DE SUS ENSEÑADORES. 1ª Tim 6:3-5

En todo los tiempos existió este terrible mal de la aparición de falsos enseñadores, cuando Dios hablo algo, Satanás se encargo de colocar sus falsas enseñanzas en paralelo, y tratando de mezclar la mentira con la verdad, para así confundir, engañar y llevar a la perdición a las criaturas humanas.

El apóstol destaca dos cosas que pueden ser consideradas como columnas de la verdad, ellas se encuentran en 1ª Tim 6:3.

*. Las palabras de Jesús.

*. La doctrina de la piedad.

Estos falsos enseñadores son caracterizados por el apóstol como hombres totalmente carnales, él da siete identificaciones de tales personas, eran llamados hombres sofistas, hombres sabios.


1. Hombres envanecidos, 6:4a.

Están cegados por el orgullo, (Biblia de Jerusalén), otra traducción dice, “están hinchados”, “envueltos en humo”, llenos de los vapores de la vanidad, estas personas desean aplausos, las honras y un buen número de oyentes...

2. Hombres que nada saben, 6:4b.

Ellos se ofrecían para hacer discursos sobre cualquier tema, Pablo los considera ignorantes con respecto a la piedad, no saben absolutamente nada v 3, pretenden ser conocedores pero son ignorantes, 1ª Tim 1:7

3. Hombres enfermos, 6: 4c.

Padecen la enfermedad de las disputas (La Biblia de Jerusalén). En una versión antigua dice, “Enloquecen acerca de cuestiones”, sienten un afán de contiendas, están enfermos y enferman a otros.

Se complacen en contender con palabras, competir para demostrar sus conocimientos, están enfermos espiritualmente y han perdido todo equilibrio de las cosas.

4. Hombres contenciosos, 6:4d.

Sus inclinaciones son hacia las contiendas y no la exposición de la palabra de Dios para glorificar al Señor, esta contienda lleva a cuatro consecuencias negativas.

a. Envidia.

b. Pleitos.

c. Blasfemias.

d. Malas sospechas.

Estos conflictos eran producidos en contra de aquellos que no pensaban como ellos, era un gravísimo conflicto, esto debería ser evitado, ya que no tenia ni un sentido y mucho menos edificación espiritual, 1ª Tm 6:5a.

5. Hombres corruptos de entendimientos, 6:5a.

Inteligencia corrompida (Biblia de Jerusalén), mentes corrompidas.

En gr; Es hombres corrompidos, “depravados” en la mente, la fuente interior de donde parte el mal es la mente pervertida, 2ª Tim 3:8; Tit 1:15, como consecuencia cauterizan sus conciencias, 1ª Tim 4:2.

6. Hombres privados de la verdad, 6:5b.

Despropósito de la verdad (Biblia de Jerusalén). Ellos habían tenido la verdad y por falta de integridad moral y amor a la verdad, se extraviaron por una presumida “gnosis” conocimiento.

Hombres que ya no pueden volver a la verdad divina, corrompieron dentro de sí mismos la piedad divina.

7. Hombres que hacen comercio con la piedad, 6:5c.

Piensan que la piedad es un negocio (Biblia de Jerusalén) . En la versión 1909 dice; Tienen la piedad para granjería. Una versión inglesa dice; Piensan que la piedad es un medio de hacer negocio.

Su concepto es que la piedad es un medio de ganancia, una manera de adelantar sus intereses terrenales, hacen una ganancia para sí de la piedad.

Pablo le recomienda a Timoteo “apártate de los tales”, v5. Hoy las cosas no son diferentes a esa época, esa clase de personas abundan en el ambiente cristiano, el consejo es determinante, “apártate de ellos”.

Un hombre de Dios debe cuidarse para no caer en ninguna de estas cosas ya mencionadas, ellas nos descalifican como hombres de Dios, y nos coloca como hombres naturales.

B. NO COLOCAR EL DINERO EN EL LUGAR DE DIOS. 1ª Tim 6:6-10.

Debemos huir de todo lo que pueda ocupar el lugar de Dios en nuestra vida, uno de los peligros de un hombre de Dios, “es el amor al dinero”, es necesario mantener una vida integra, para no fracasar en el ministerio que se nos ha sido encomendado.

1. La gran ganancia de un hombre de Dios, 6:6

Las ganancias de los hombres de Dios es espiritual, es mucho más que la recompensa terrenal, ella es pasajera, el apóstol le hace resaltar a Timoteo las cosas que deben acompañar a un hombre de Dios y son inseparables.

a. La piedad.

La piedad es la vida de comunión con Dios, es una vida cristiana practica, vivir las enseñanzas de la palabra de Dios.

b. El contentamiento.

Esta palabra se traduce “suficiencia”, se contenta con lo que tiene y se lamenta por lo que no tiene, el contentamiento sustenta a la piedad, Fil 4:11.

Este contentamiento lo eleva por encima de las circunstancias externas y no tiene ambiciones terrenales.

2. La gran realidad de todo ser humano. 6:7.

Aquí nos confirma el porque debemos alegrarnos, una realidad que hasta él más inculto puede conocer que es así.

a. Nada hemos traído al mundo.

b. Nada sacaremos del mundo.

Lo valioso es lo eterno y en esto debemos alegrarnos.

La postura que un hombre de Dios debe tener, 6:8.

Aunque tengamos lo más elemental para nuestra subsistencia debe ser motivo de alegría, porque lo más valioso es lo eterno y no lo pasajero, debemos alegrarnos por lo que tenemos.

a. Sustento = alimento

b. Abrigo = ropa

Esto no nos a de faltar, el Señor nos a de dar todo lo que es necesario en el momento preciso.

El peligro de un hombre de Dios, 6:9.

El hombre de Dios esta en un gran peligro y que lo puede llegar a tornar un esclavo y hasta perderse para siempre, “ES EL AMOR AL DINERO”. El dinero no es el peligro, si el querer enriquecerse por sus ambiciones personales.

Pablo hace un desenlace de consecuencias que estas personas caen cada vez mas y más en un precipitar hacia abajo sin parar hasta su terrible sin fin.

Estas personas caen en seis cosas perjudiciales.

a. Caen en tentación.

No están expuestas a la tentación, ya han caído en ella, están en el pecado de la ambición Stg 1:17.

b. Caen en lazo.

Han caído en la trampa, no están de pie para poder defenderse y luchar, cayeron en la trampa del diablo.

c. Cayeron en las codicias dañosas.

Caer en la trampa de la codicia causa muchos daños, tanto espirituales, como familiares y ministeriales etc.

d. Cayeron en muchas codicias necias.

Muchos otros terribles males se unen a este terrible mal de los males.

La palabra necia puede traducirse locas, no tiene sentido, cuando se cae en tal pecado es porque se esta perdiendo el raciocinio.

e. Los hunde en la destrucción.

f. Son llevados a la perdición.

Este es el grado más bajo y el ultimo paso de la ruina que es en la misma perdición.

Pablo le hace mención a Timoteo seis pasos de decadencia, el primero comienza cayendo en la tentación y el ultimo escalón finaliza en la condenación.

Esto son los pasos de una persona que a pecado o caído, no es una simple caída en la “codicia”, lo lamentable es que su fin es la perdición.



5. La advertencia a los hombres de Dios, 6.10.

Esta advertencia es el peligro al amor al dinero, esto lleva a la fatalidad de la muerte ministerial y espiritual de todo los hombres de Dios.



a. Se extravían de la verdad.

El amor al dinero lo lleva a la desviación de la verdad, este amor es insaciable, es como tomar agua del mar, siempre tendrá sed y cada vez más.

b. Son transportado a muchos dolores.

Este es el camino a todo tipo de dolores, disgustos, angustias, peleas etc.

Se atormentan con muchos dolores (Biblia de Jerusalén). Estas personas precisan de mucha humildad para poder ser restaurados, muchas veces se torna hasta casi imposible, por no reconocer su estado de ambición y otras son desechados por Dios mismo, por sus muchos pecados practicados por la terrible ambición.

Estas personas necesitan un tratamiento espiritual de restauración como cualquier otro pecado que se cometa y se disciplina en la iglesia.

RECOMENDACIONES DE PABLO.

Se la da a su hijo espiritual Timoteo, los que vivimos en este tiempo no estamos exentos, somos incluidos.

De dos grandes peligros debía de cuidare.

1. Cuidarse de las falsas enseñanzas y sus enseñadores.

2. Cuidarse de no amar al dinero.

Armas que Satanás a usado para destruir obreros como también iglesias, “UN HOMBRE DE DIOS”, huye de estas cosas.

II. LAS COSAS QUE UN HOMBRE DE DIOS DEBE SEGUIR, 1ª Tim 6:11b.


Todo lo que una persona sigue es lo que la identifica, lo que se pretende alcanzar es aquello que esta dentro del corazón, es por lo que se va a luchar.

Seguir: Corre al alcance (Biblia de Jerusalén), Timoteo recibió el consejo de seguir seis cosas, ellas son parte fundamental de UN HOMBRE DE DIOS.

A. TODO HOMBRE DEBE SEGUIR LA JUSTICIA.

En gr Dikaiosune; Se define como “dar a Dios y a los hombres lo que les corresponde”. Pablo reitera esta recomendación a Timoteo en su segunda carta, 2ª Tim 2:22.

1. El ministro y la justicia.

a. Debe ser revestido Sal 132:9.

b. Debe armarse de ella, 2ª Cor 6:7.

c. Debe predicar la justicia, Hch 24:25; 2ª Ped 2:5.

d. Debe orar para que esto sea un fruto en la grey, 2ª Cort 9:10.

El ministro como el miembro de la iglesia debe vestirse de la justicia divina que es Cristo, y no la justicia humana, Ef 6.14.

El hacer justicia como una persona verdaderamente nacida de nuevo 1ª Jn 3:10.

2. Los beneficios de practicar la justicia divina.

Lo importante es en la posición en que somos colocados, por la practica de la justicia.

a. Somos declarados justos, 1ª Jn 3:7.

b. Agradamos a Dios, Hch 10:35.

c. Son amados por Dios, Sal 146:8.

d. Dios los bendice Sal 5:12.

e. Dios oye sus oraciones, Sal 34:17.

La justicia del cristiano debe ser mayor que la de los religiosos, ella debe ser visible como el fruto de la transformación Mat 5:20.

Dios siempre bendijo a los hombres justos y los coloco dentro del plan divino de la redención, Luc 1:5,6 ; Mat 1:19. Muchos otros justos hicieron algo en favor del pueblo, tenemos el ejemplo de dos personas, Elías y Acab, 1ª Rey 18 :17,18. Acab un hombre injusto 1ª Rey 21:1-26. “Dios precisa para su obra hombres justos”.

B. TODO HOMBRE DE DIOS DEBE SEGUIR LA PIEDAD.

En gr; Eusebeia, es la reverencia del hombre que a través de toda su vida, nunca cesa de tener en cuenta que ella debe ser vivida en la presencia de Dios.

La piedad es una practica que nos relaciona con Dios y nos eleva para vivir una vida excelente 1ª Tim 6:3.


1. La piedad nos une con Dios.

2. La piedad debe ser vivida en el hogar, 1ª Tim 5:4.

3. La piedad nos trae gran ganancia, 1ª Tim 6:6

4. La piedad debe ser ejercitada, 1ª Tim 4:7.

La piedad nos eleva a una vida de santidad, vivir en el temor de Dios, la Biblia nos exhorta a cuidarnos de personas con apariencia de piedad, 2ª Tim 3:5.

Todo siervo de Dios debe permanecer una vida de piedad y no como algo ocasional Os 6:4. Debemos vivir piadosamente hasta el fin de nuestra carrera, Tit 2 :12,13.

C. TODO SIERVO DE DIOS DEBE SEGUIR LA FE.

La fe es el firme fundamento de la vida espiritual como también del ministerio, es lo que debe sustentar a cada cristiano en cada batalla, es la guía al triunfo todas ellas.

I. Los beneficios de la fe.

a. Por la fe vence al mundo, 1ª Jn 5:4,5.

b. Por la fe se resiste al diablo, 1ª Ped 5:9.

c. Por la fe se vence al diablo, Ef 6:16.

d. Por la fe el cristiano es sostenido, Sal 27:13; 1ª Tim 4:10.

e. Por la fe se alcanza buen testimonio, Heb 11:2.

La fe debe ser guardada hasta el fin de la carrera y llegar victoriosos 2ª Tim 4:7.

D. TODO HOMBRE DE DIOS DEBE SEGUIR EL AMOR.

El amor debe ser el motor impulsor de todo siervo de Dios, de esa manera se podrá realizar una tarea eficiente, en el amor se encierra toda la ley.

En 1ª Cor 13:1-8, encontramos el mejor resumen de lo que es amor.

. Las siete cosas que se puede hacer sin tener amor, 1-3.

a. Puede hablar en lenguas.

b. Puede profetizar.

c. Puede entender todo los misterios.

d. Puede tener toda ciencia.

e. Puede tener una gran fe.

f. Puede repartir los bienes.

g. Puede entregar aun sus cuerpos.

Puede ser realizada siete grandes cosas, que pueden dejar una muy gran impresión ante las personas, pero delante de Dios no es nada.



2. Lo que se es si no se tiene amor. v. 1,2,3.

a. Un címbalo que retiñe.

b. No se es nada.

c. De nada sirve.



3. Lo que es el amor. v. 4a.

a. Es sufrido.

b. Es benigno.



4. Lo que no es amor. v. 4b,5.

a. No es envidioso.

b. No es jactancioso.

c. No es vanidoso.



5. Lo que hace el amor. v. 4,5.

a. Se goza de la verdad.

b. Todo lo sufre.

c. Todo lo cree.

d. Todo lo espera.

e. Todo lo soporta.



6. Lo que el amor no hace.

a. Nada indebido.

b. No busca lo suyo.

c. No se irrita.

d. No guarda rencor.

e. No se goza de la injusticia.

f. Nunca deja de ser.



7. Las cuatro veces positiva y negativa de la palabra “todo”.

a. Las cuatro veces negativas v. 2,3.

b. Las cuatros veces positivas v. 7.



E. TODO HOMBRE DE DIOS DEBE SEGUIR LA PACIENCIA.

En gr; Hupomone; Es la resistencia victoriosa, es la perseverancia constante en medio de las pruebas.



Esta palabra no significa centrase y soportar las adversidades, dejando que las cosas corran como viene.



1. Tres definiciones de la palabra paciencia.

a. Es la firme constancia en la fe y la piedad.

b. Es la virtud que nos lleva a la conquista.

c. Es la virtud que pese a todo vence al mundo.



La paciencia nos coloca en una vida de acción, en medio de todo los problemas que nos golpean y nos quieren hacer caer, sobre todo es estar firme.

2. La paciencia y el ministerio.

a. Debe tener mucha paciencia, 2ª Cort 6:4.

b. Es un fruto del E. S., Gál 5:22.

c. Debe ser igual a la paciencia de Cristo, 2ª Tes 3:5.



La paciencia es la demostración de una cristiano maduro o inmaduro.



F. TODO HOMBRE DE DIOS DEBE SEGUIR LA MANSEDUMBRE.

En gr; Paupatheia. Describe a la persona que nunca se enoja, tiene un espíritu que sabe perdonar y a su vez anda en humildad.



1. Es un fruto del Espíritu, Gál 5:23.

2. Debe ser el espíritu de restauración, Gál 6:1.Los siervos deben enseñar con mansedumbre, 2ª Tim 2:24,25.

3. Debe ser instruida la iglesia a esta practica, Tit 3:1,2.

4. Es un distintivo de la verdadera sabiduría, Satg 3:13.

Llegar a la mansedumbre es como la cumbre del nivel que todo hombre debe llegar.

Aquí están los seis pasos de ascenso de un hombre de Dios, comienza con la practica de la justicia y finaliza en la mansedumbre, estos pasos son todo lo contrario a los pasos de un hombre natural.

Hay una clara diferencia entre el “HOMBRE DE DIOS”, y el hombre ambicioso. Pablo destaca también seis pasos en estos tipos de personas, caen en tentación y termina en la perdición.

El hombre de Dios crece para su propio beneficio y para la obra del Señor.




 


Utilidades
ImprimirVersión PDF
Buscar en los Estudios Bíblicos
Licencia
Creative Commons License
Sindicación
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM