Amado

¡¡Padre Eterno, Eterno Dios, Jesucristo Eterno Señor, Eterno Amor, Espíritu Santo del Dios Eterno, Todopoderoso Señor, todas las cosas fueron hechas por Ti y Tu Santa Voluntad...te estaría alabando todo el día....
Para Ti, mi Señor y Rey

Caminos que se alzan a los cielos
caminos llenos de expectación y confianza
hacen de mis débiles pasos, redoble de gigantes.

Tú eres mi camino y por él marcho segura
sin temer nada de lo que el mundo da
¿temeré al viento? ¿a la lluvia?
¿temeré a la mañana o al anochecer?
¿Cómo temer si Tú eres mi Camino?
¿Cómo temer si EL ETERNO es mi Dios?

Expectación es lo que inunda mi vida
mi espíritu sólo siente alegría de alturas celestiales
¡estoy con mi Dios y Señor!
Anhela mi corazón tener voz maravillosa para cantar alabanzas a SU NOMBRE,
sigo remontando vuelo y me postro rostro en tierra frente a mi Señor!

Salta mi alma con regocijo, solo gozo hay en mi interior

¡Tuyo es Señor! Todo tuyo es mi corazón.
Un corazón de barro, pero, por dentro lleno del oro puro de Tu amor.
Jesús me da su mano, y me dice:

Ven aquí, yo te rescaté, siéntate a mi lado y miremos alrededor...

Me siento feliz a su lado, ¿qué más puedo desear yo?

Mira el mundo, y dime, ¿qué ves?...

Veo mi Señor, que el mundo está a oscuras, pareciera que Tu Luz no llega abajo, Señor...
Aquí hay mucho de Ti, Señor, aquí se está bien,
pero, abajo, el mundo no te ve, Señor...
Cuando Tú estabas en la tierra, Señor y Maestro, vieron y palparon La Luz...¿qué pasa ahora, Jesús?
El hombre no te busca, no te anhela como yo

¿Señor? ¿por qué no remeces al mundo, y les muestras que estás vivo? ¿cómo hacer para que crean en Ti?
¿Cómo hacer para que los corazones endurecidos se ablanden y quieran acercarse a ti?
¿Cómo hacer para que los hombres sordos quieran y anhelen oír tu palabra?

¿Señor? ¿No te duele su indiferencia e ingratitud?

¿Jesús? Tu los amaste, los amas y los amarás eternamente...
¿cómo arrancárselos de las garras depredadoras del maligno?
¿Señor? ¿Cómo puede haber tanta expectación en mi espíritu cuando lo que me rodea en el mundo está tan alejado de ti?
¿eres tú, Señor?
¿Oremos dulce Jesús, en Tu propio nombre para que Satanás pierda personas para el abismo?
¿Oremos al Padre para que Su Espíritu Santo, irrumpa en fortalezas y extraiga en Tu Nombre a miles de hombres para que canten y alaben al Dios de los Cielos y Tierra?

Jesús, ¿oremos para que Tu Luz traspase nubes y tormentas y llegue limpia y aniquiladora de maldad a los corazones endurecidos por la indiferencia y la avaricia?

¿Señor? ¿Cómo hacerlos entender que Tú estás vivo y lleno de amoroso poder?
¿Jesús? ¿Jesús? ...¿qué ves Tú?...

Amada mía, veo a los hombres destruirse unos a otros,
veo cuánto ansían el poder, veo a los ricos hacerse más ricos y vanos,
y veo a los pobres sufrir más aún, veo a miles de amados sufrir por la indiferencia de los que tienen tanto, veo a mis niños, mirar con incredulidad y espanto como los adultos hacen el mal,
veo a la maravillosa creación dar espasmos de agonía ante el señorío ambicioso del hombre, veo los mares llenos de desechos, muriendo día a día, mis bosques destruidos por el talar descuidado, succionan los suelos, destruyen plantíos que con tanto amor mi Padre les procuró, y los animales que en la tierra hay, huyen despavoridos ante la crueldad del hombre.

Veo, amada mía, que el hombre se ha vuelto vano y lleno de avaricia. Desea sus placeres, desea fortunas y poder...


¿Entonces, mi Señor?

No te olvides, que por amor al mundo, por el hombre, vine yo...
A rescatar lo perdido, a los pecadores y malvados, a esos quiero yo atraer hacia mí...para gloria de mi Padre que me ama...
Yo los amo...mi Padre los ama...y tú también tienes que amarlos...a todos ellos quiero para mi, quiero que el reino de mi Padre llegue a ellos, y sepan de las bendiciones que en amor queremos darles...

Yo sigo siendo La Luz del mundo...Yo sigo siendo EL CAMINO, DIOS TODOPODEROSO ES MI PADRE...

No te aflijas, amada mía; Me ha sido dado todo poder. Yo hago que todas las cosas se hagan de acuerdo a lo planeado con mi Padre... YO SOY...
Nosotros hacemos todo lo necesario para hacer que todo se cumpla.

A través de mi Espíritu Santo he acercado el reino de los Cielos, a la tierra; al hombre.
Todo lo que el hombre pide en relación a mi reino, se le dará. Pedir por el Reino. Enseñar lo que yo les enseñé en todas las naciones. Esa fue la gran comisión que dejé antes de venir al Padre.
Hay muchos como tú, que siendo débiles, me aman y aman a mi Padre. Hay muchos que esperan todo de nosotros.
Con esos hijos estamos trabajando...el reino se agranda cada día más. Estoy preparando tantas moradas como tú no te puedes imaginar. El banquete que daremos va a ser tan maravilloso que no te puedo explicar.

Amada mía, ¡ya lo vivirás!
Satanás está suelto, es cierto, pero, el reino es nuestro. Y todos los hijos del reino estarán disfrutando de una maravillosa vida, junto a mi Padre y junto a mí...

Hoy tienen primicias de la Luz y del Reino, después vivirán en plena gloria junto a nosotros.


Señor, ¿ y yo qué puedo hacer para ti? No quiero que me dejes fuera de todo este trabajo...¡¡hay tanto que hacer!
¡¡soy tan débil!! quiero apoyarte en Tu Plan...
¿me puedes decir o me puedes usar para el cumplimiento de una parte, aunque sea chiquita de tu plan?

¿Cuántos se salvarán, Señor?

Todo el que me reciba y crea en mí, será un hijo del reino...

Tú ve, y anda por el mundo hablando lo que tú ya conoces de mí. Diles a todos los que te quieran escuchar, que yo los amo, que morí en la cruz por ellos, que mi Padre anhela tener un reino, donde hay cabida para todo el que me ame y lo ame a Él.

Diles que yo soy la Vida, y que nadie llega al Padre sino es por mí...diles a todos que me amas, y que esperas todo de mí, haz el bien cada minuto de tu vida, pide en tu debilidad que mi Espíritu Santo te llene de gracia y poder, para que el mundo se de cuenta de que yo vivo, vivo a la diestra de mi Padre y en el corazón de los que me aman.

Estoy vivo y quiero demostrar al mundo entero a través de los que creen en mí, que estoy vivo y lleno de poder en ustedes para destruir fortalezas y potestades...

Ve, tranquila amada mía, que yo velaré para que hagas lo que tengas que hacer en el momento preciso que tengo diseñado para ti y la obra...no te dejaré fuera...sé de tu debilidad, pero, te he dicho mil veces que en tu debilidad está mi fuerza. Donde tú me dejas hacer, haré...
No me limites con temores y dudas...sé libre...sé pura...ten fe; y el Espíritu Santo de mi Padre hará maravillas que no puedes dimensionar...confía en mí...


¿Señor? ¿me puedes abrazar muy junto a ti? ¿Puedo descansar en ti?

Gracias, por ser Tú mi Rey y Señor...
gracias, por darme tu vida...
gracias por salvar la mía...
¿qué más puedo hacer que depositarla a tus pies
y esperar confiada y expectante tu guía...?
te amo...¡te amo tanto!! ¡¡Señor, mi Jesús!!

Yo también te amo, tú lo sabes bien; sé valiente y ve tranquila, que yo me encargo de hacer de tu vida, fruto para mí...

¡¡Ay Señor, qué bien se está aquí!!


xaviera espejo [[email protected]]




 


Utilidades
ImprimirVersión PDF
Buscar en los Estudios Bíblicos
Licencia
Creative Commons License
Sindicación
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM