Conversación Agradable

Intr.- Si ya sabe sonreír, aprecia y saluda a las personas por su nombre, si sabe callar y escuchar con interés se puede pasar adelante. Si no es así, siga practicando.
Para reforzar las relaciones humanas debemos aprender a conversar con los demás. La conversación debe ser agradable.

¿Cómo lograr una conversación agradable?

1.- NO CRITIQUE A LOS DEMÁS.

Hágase el hábito de evitar relacionarse con los que en cualquier oportunidad critican todo y a todos.

Tenemos un ejemplo en la persona de Jonathán que se molestaba cada vez que Saúl, su padre hablaba mal de su amigo David. (Ver 1º de Samuel 19:1-4).

También vea (1º de Samuel 20:34) aquí dice la Biblia que Jonathán prefería no cenar que participar de la conversación que lo molestaba.

Creo que hasta el hambre se le quitaba. ¿Y nosotros?

Muchas veces la gente huye de aquellos que siempre están criticando a los demás, porque escuchar compromete ya que aún sin quererlo se establece una complicidad.

¿Por qué la gente critica? Las causas principales son la soberbia y la envidia. Estos dos males vuelven muy criticados a cualquiera. Por supuesto que a nadie le gusta relacionarse ni platicar con personas así.

2.- NO QUEJARNOS DE TODO.

Otra de las causas por las que la gente se aleja pudiera ser porque siempre nos estamos quejando de todo, ya que es muy desagradable y deprimente platicar con personas quejumbrosas. Existen algunos que aunque la vida les sonría y les vaya bien en los negocios, dicen que les va mal. Proyectan un pesimismo y una pobreza de espíritu que invita a alejarse de ellos. Siempre con su cara agria y su comentario pesimista.

No se puede establecer una conversación agradable y se deterioran las relaciones humanas.

Si usted es de las personas que se quejan de todo, reflexione y piense que con quejarse no soluciona nada. Por favor cambie su actitud.

3.- NO INICIAR DISCORDIAS CON SU CONVERSACIÓN

En todas partes existen los que "amarran navajas". Es desagradable y hasta peligroso conversar con alguien que se comporta así.

Hablar descuidadamente compromete y mete en problemas a los demás.

(Prov. 26:17-22)

El pasaje entre otras cosas nos dice lo siguiente:

1.- Algunos se meten en pleitos ajenos (17)
2.- Algunos lanzan su veneno por todos lados ofendiendo a todos y luego dicen que era una broma. (18-19).
3.-Algunos con sus chismes hacen que otros se peleen. (20-21)
En la Biblia tenemos el caso de Acab y Jezabel. Ella incitó a su esposo para que se peleara con Nabot por un pedazo de tierra. El rey se quedó triste pero resignado porque no le vendieron esa viña, y entonces la perversa mujer le metió cizaña y originó una tragedia.

¿Quién no ha escuchado frases como: "No es por nada, pero supe que fulanito dijo que tu..."?

Para tener conversaciones agradables hay que evitar temas espinosos. Si alguien está hablando de algo que no conviene se debe hacer lo posible por cambiar de tema.

Debemos ser positivos. (Col. 4:5-6). Si seguimos el consejo de Pablo y le agregamos una voz suave y bien modulada, una pronunciación clara, palabras conocidas por todos y un saber algo de todo, nuestra conversación será muy agradable.

¿De qué platican los hombres?

¿De qué platican las mujeres?

Preguntas finales

1.- ¿Qué cosas hay que evitar en la conversación?
2.- ¿Cómo evitar el chisme?
3.- ¿Cómo cambiar de un tema desagradable a uno agradable dentro de la conversación?

Manuel Cabezud González
Pastor de la 4ª Iglesia




 


Utilidades
Imprimir
Buscar en los Estudios Bíblicos
Licencia
Creative Commons License
Sindicación
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM