Necesidad de hombres elegidos

Job 33:23-24

I. Introducción.

El mundo de hoy esta en caos moral, social, económico, y religioso.
Cada día se levantan nuevos enfoques y la humanidad se está corrompiendo.

Existen varios desafíos el cual el hombre cristiano tiene que enfrentar, sistemas teológicos, de filosofía puramente materialista y de ignorancia bíblica. El mundo necesita hoy más que nunca hombres de fuego, hombres elegidos. No cualquier clase de hombre uno que reúna entre muchas cosas estos requisitos o características.

A- Que sean auténticamente convertidos.

1. No solo basta con ir a un seminario.

2. Gente que se lanzan y fracasan.

3. Las escuelas educan la mente pero no cambian el corazón.

4. Hombres que hayan experimentado en toda su totalidad el nuevo nacimiento según Juan 3.

5. Hombres que hayan muerto a lo terrenal y tengan su mirada en el cielo divino.

B- Que tengan propósitos definidos.

1. La conversión da al hombre propósitos fijos metas claras, no se mueven fácilmente.

2. Ej. Moisés y la tarea que tenia que llevar a cabo frente al Faraón.

3. Pablo otro vivo ejemplo de la misión que tenia que realizar.

4. El hombre de doblado ánimo es inconstante en sus caminos. (Santiago 1:18)

5. Ha de ser un hombre resuelto, decidido, con la mirada puesta en el cielo y como único objetivo el ser humano.

6. Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.

C- Que tenga auténtico mensaje.

1. El hombre del latón y la vara de hierro en el lago junto a su amigo.

2. No solo es hacer mucho ruido.

3. Nosotros somos pescadores de hombres.

4. Tenemos que darles el verdadero alimento.

5. Tener un mensaje en los labios y en el alma.

6. Cristo vino a darle vida a la humanidad. (Lc. 4:18-19) "El espíritu esta sobre mi..."

D- Que sea arrastrado por amor a Cristo.

1. Si el predicador o el mensajero lo ejerce por pura profesión, nada positivo conseguirá.

2. Debe amar a los que están en el mundo.

3. Transmitir a otros este mensaje del amor de Cristo.

4. Pedro ejemplo de amar a Cristo:

a. Pedro vaciló.

b. El amor que Jesús reclamaba no es pura emoción.

c. Un amor que lo envuelve todo intelecto, alma, sentimientos, la pasión completa del hombre.

E- Que no sea rebelde a la visión celestial.

1. Sin ese amor nadie puede salir ni estar en el ministerio cristiano.

2. No ser rebelde al llamamiento divino.

3. Cuando no se obedece por entero a la voluntad de Dios, ese llamamiento corre el riesgo de la caída.

a. Se comienza como Marcos siendo causa de
conflicto entre los hermanos.

b. Se sigue como Jonás, dando pasos hacia abajo en la carrera cristiana: del muelle al barco, bodega, al mar, al pez.

c. Cada vez más abajo hasta terminar en muchos casos tragado por el mundo y perdido para Cristo como el triste Demás.

II- La preparación de estos hombres.

Para llevar a cabo la reconstrucción de este mundo en ruinas hacen falta hombres debidamente escogidos. Pero estos hombres además han de estar debidamente entrenados y preparados para esta importante tarea deben tener:

A- Profunda preparación interior.

1. El nuevo nacimiento ha de seguirle una profunda preparación interior.

2. El nuevo nacimiento que nos aparta del mundo y nos reconcilia con Dios es la regeneración espiritual, el lavadero del alma.

3. Vivir la vida interior no es encerrarse en un convento o en una ermita. Eso es vivir la soledad del alma. La vida interior brota inconteniblemente, se transforma en esos rios de agua viva y riega a otras almas, alcanza otras vidas y purifica otros corazones.

B- Revolución Continua

1. Todo cristiano debe vivir en una continua revolución.

2. La conversión de por si es ya una revolución espiritual que transforma la naturaleza del hombre y cambia de raíz su forma de vida.

3. Un ej: de continua revolución lo fue el apóstol Pablo. Hombres que trastornaban el mundo. En Efeso "estos hombres siendo judíos

alborotan nuestra ciudad (Hechos 16:20). En Tesalónica "Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá" (Hch.17:6)

C- Teoría y Practica

1. Si se pusiera tanto empeño en preparar el alma de los predicadores como se pone en preparar su mente, el mundo seria distinto de como es.

2. Hay muchos escritos para la enseñanza de la teología y doctrina bíblicas pero muy pocos que enseñen a vivir una autentica vida cristiana.

3. No solo esto es suficiente hay que vivir además la vida cristiana. Yo diría transpirar el cristianismo por los poros.

D- Espíritu de Lucha

1. Tenemos que tener un espíritu de lucha en todos los aspectos de nuestra vida.

2. Los ministerios que abandonan su tarea, arrojan la toalla, porque no tiene un espíritu de lucha.

3. Contamos con el poder de Dios como decía Pablo "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

4. Un hombre dijo: "Trabaja. Si no vences hoy, trabaja. Si no vences mañana, trabaja. Has de vencer tarde o temprano."

III. Conclusión.

Cristo vino a encender fuego y lo encendió durante tres años, un fuego espiritual que cambiaba, trasformaba vidas y las llevaba al arrepentimiento.

(Lc. 12:49). Es un fuego que prende el alma del individuo y la purifica, la limpia y la emblanquece para Dios.

Nosotros somos luces en medio de las tinieblas. También nosotros como Cristo estamos llamados para encender en la tierra el fuego de Dios. Por eso somos HOMBRES ELEGIDOS.

Rev. Abiud Cabá




 


Utilidades
Imprimir
Buscar en los Estudios Bíblicos
Licencia
Creative Commons License
Sindicación
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM