Ef.6:2-3 "Honra a tu padre ya tu madre que es el primer mandamiento con promesa para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra", NVI dice "Honra a tu padre ya tu madre que es el primer mandamiento con promesa para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra".

Para todos nosotros es de suma importancia y necesidad el honrar a nuestros padres si es que queremos que las cosas nos vayan bien, nos salgan bien y poder disfrutar de esta vida la cual Dios ha dicho que vamos a tener vida y vida en abundancia.

Tal vez has escuchado historias de hombres y mujeres que han deshonrado a sus padres y les han ido muy mal, es más algunos de esos hombres o mujeres ya ni están en este mundo.

Hay hombres y mujeres que han tratado mal a sus padres y cuando el padre ha partido de este mundo lo lloran y para hacer algo bueno por el muerto le compran un ataúd bien caro y pagan por un gran funeral, ¡Ya para qué!, ¡Ya para qué!.

Honrar es respetar, reverenciar, obedecer, enaltecer, premiar y esto es lo que deberíamos hacer ahora que los tenemos, después puede ser tarde.

Honra a tu padre para que puedas ver el cumplimiento de esta promesa y disfrutarla. La Biblia no dice que si tu padre es bueno o si tu padre te honra debes de honrarlo, la Biblia solo dice que los honremos. Dios no nos pregunta si se lo merecen, solo nos dice hónralo, entonces y solo entonces "Todo te saldrá bien y tendrás larga vida"

Si no honramos a nuestro padre, nos será muy difícil honrar a Dios como nuestro Padre celestial.

Uno de los deberes de los hijos ¿cuántos hijos hay aquí?, es obedecer al padre, por tanto en nuestra nueva condición de hijos de Dios necesitamos y debemos obedecer a Dios.

Dice II Co.6:18 "Yo seré un padre para ustedes y ustedes serán mis hijos e hijas, dice el Señor todo poderoso", antes en el vv.17 el gran amor del Señor nos instruye respecto a nuestras compañías como diría mi abuela las juntas y al final del versículo nos dice " ... y los recibiré", cuando él nos recibe nos recibe como hijos, por tanto honremos a nuestro Padre celestial y será mucho más fácil honrar a nuestro padre terrenal.

No me salgan con que honrar a Dios pero que no pueden honrar a sus padres, eso es una mentira y es algo que hay que romper en el nombre poderoso de Cristo Jesús, porque si honras a Dios harías todo lo posible para estar bien con tus padres, lo respetarías aún cuando no se lo merezca, lo amarías aún cuando no se lo merezca, inclusive lo perdonarías aunque creas que no se lo merezca.

Demostremos que honramos a Dios y que realmente somos sus hijos honrando a nuestros padres.

Hay muchas cosas, engaños, mentiras o situaciones que no nos dejan honrar ni a Dios ni a nuestros padres.

Muchos actúan como si se hubieran hechos a sí mismos, como si no le debieran nada a nadie, como si nada tuvieran que agradecer, nada que pedir, nadie en quién confiar, nada que esperar.



Nosotros NO nos hicimos a nosotros mismos, dice Is. 49:1-5, tanto el vv.1 como el vv.5 dicen que Dios nos llamó y si nos llamó es porque nos conocía y ¿sabes porqué nos conocía? Porque él nos hizo, es solo por Dios, por su amor y misericordia que estamos hoy en este lugar viviendo, respirando, viendo, sintiendo, etc., etc.

Dice el Sal.100:3 "Reconoced que Jehová es Dios, él nos hizo y no nosotros a nosotros mismos, pueblo suyo somos y ovejas de su prado", NVI dice "Reconozcan que el Señor es Dios, él nos hizo y somos suyos, somos su pueblo y ovejas de su prado", AL DIA dice "Trata de entender que significa esto: ¡el Señor es fiel, él nos hizo, somos su pueblo, las ovejas de su prado!". El asunto es que muchos no entienden o no quieren entender, no reconocen que Dios nos hizo y que somos suyos, por lo tanto nuestra actitud debe de ser de agradecimiento, de honra por habernos hecho y si eres casado entonces agradécele por haber hecho a tu cónyuge, a tus hijos

Honrar es amar y cuando tu dices que honras a Dios o a tu papá lo que estás diciendo es que le amas.

Dice Ro.13:8 "No tengas deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros, de hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley", lo único que debemos deber es "amar", amar al prójimo, déjame decirte que tu padre es tu prójimo y un prójimo es traducido como amigo, vecino, compañero, cercano, los mismos de un pueblo o nación, además puede que tu padre también sea tu hermano en la fe. Así es que cuando creemos que no debemos nada, esto es un error porque debemos de amar y esto es honrar.

Cuando honras, amas y si amas puedes confiar esperar o pedir, así que es un beneficio para todos nosotros el honrar a Dios y a nuestros padres, así demostramos que les amamos y que podemos confiar en ellos, esperar de ellos o pedirles a ellos.

Prv.4 leerlo y ministrar perdón padres - hijos.

Por Nilhs Acuña Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ruta:

Ahora en ForoCristiano.com