TEXTO: Hch. 9:17 Hermano Saulo, el Señor Jesús que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo!

ORACIÓN: Señor... Una vez más estoy sorprendido y admirado de tanto poder que viene de Ti, a través de tu Espíritu Santo y que es dado a los creyentes que te lo piden, danos hoy de tu bendición.

INTRODUCCIÓN: La venida del Espíritu Santo sobre los creyentes de todas las épocas de la gracia, son sin duda la vida, el calor y el fuego que nos motiva a salir y predicar con la mayor de las certezas que somos respaldados por Él. Quién desee vivir en victoria debe ser lleno permanentemente de éste poder, que solo Dios da.

1- UN DISCÍPULO LLAMADO ANANÍAS

Primeramente en pentecostés, los apóstoles daban la palabra; luego vemos como Dios usó a Felipe, un diácono de la iglesia y después Dios utiliza a un hermanito de la iglesia llamado Ananías, podríamos decir un simple hermano para una responsabilidad tan grande. Ananías era amigo de Dios, a través de la oración y su consagración; estaba atento al mover de Dios. Nuestro oído debe estar afinado y apuntando a lo espiritual; cuando Dios le habla en forma audible y en visión, no duda, no teme y está dispuesto al decir: Heme aquí Señor, Hch. 9:10. Si tu vida está en comunión con Dios y apartada del pecado, eres candidato a ser usado como un instrumento del Señor. No hacen falta títulos, preparación intelectual, ninguna capacidad humana; el solo hecho de vivir la vida normal que agrada a Dios, nos hace aceptos en El Amado, Ef.1:6. Dios a través de su Santo Espíritu, nos mueve cual células vivas en su propósito. Ananías, ni se imaginaba que él le llevaría la palabra de Dios, siendo un simple creyente, al más grande de los hombres de Dios del tiempo de la gracia, al Apóstol Pablo. ¿Te das cuenta del potencial que podemos llegar a tener en el Señor, cuando nos consagramos a Él?

¡¡¡Prepárate, Dios te necesita hoy!!!

2- Y PONIENDO SOBRE ÉL, LAS MANOS

Hch.9:17 Saulo, estaba ciego por el fogonazo de Dios; sin comer ni beber, estaba orando y recibiendo una visión, donde Dios enviaba a un creyente a imponerle sus manos para que reciba la vista. ¿Sabías que Dios habla de muchas maneras y revela aún a través de sueños y visiones a sus siervos? Dios amaba a Saulo, un perseguidor de la iglesia; sin embargo lo inútil y la escoria, puede ser transformada por el Poder de Dios en un vaso de honra para su Gloria. ¿Sabes cuántos como Saulo, esperan la visita de un simple hermanito, para que Dios quite su ceguera espiritual? A veces Dios no usa a los grandes líderes, sino a los más pequeños para hacer cosas maravillosas; por más nuevito o simple hermanito en la fe que seas, Dios te dará una ocupación. Dios no llama a nadie a dormir en un banco, en Dios no hay desocupados; los que duermen en el tiempo de la siega, son hijos que avergüenzan, Pr.10:5. Entonces Ananías, poniendo las manos sobre él dijo: Hermano Saulo, El Señor me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo! Y al momento recibió la vista, e inmediatamente fue bautizado. Un simple hermano, oró para que sea sano, impuso sus manos para que recibiera el Espíritu Santo (seguramente habló en lenguas) y le bautizó en aguas. ¿Te gustaría ser usado por el Señor? Si no te consagras ahora, nunca más tendrás oportunidad: La venida del Señor está cerca... Redime el tiempo que Dios te da, porque los días son malos.

3- ENSEGUIDA PREDICABA A CRISTO

Hch. 9:20. Habían pasado solo algunos días de su conversión y Saulo comenzó a predicar. En aquellos días todo sucedía rápidamente; aceptaban a Cristo, se bautizaban en aguas, recibían el Espíritu Santo, e inmediatamente predicaban ¿Un buen ejemplo para imitar?

Hoy, se le hubiese prohibido predicar a Saulo usando muchas excusas valederas de hombres y no de Dios. Por ejemplo: Tenés que dar frutos de arrepentimiento, tenés que hacer banco, tenés que leer muchos libros, tenés que ir al instituto bíblico, tenés que barrer y servirle mate a tus superiores; y cuando te autoricemos... O sea... Casi nunca, podrás predicar. Que obsoleto y antibíblico sistema es usado hoy. Alguno podrá decir, bueno... Pero era Pablo. El apóstol Pablo cuando se convirtió era como cualquier nuevo convertido, pues todo lo que sabía anterior a su conversión lo estimó como basura; pues esto de predicar no depende en absoluto de nuestra capacidad humana, sino de la divina. Es preferible oír cuatro palabras con unción del Espíritu Santo, que diez mil del intelecto humano, no hagas tanto énfasis en los libros, lee la Biblia, si quieres conocer a Dios, congrégate... Apártate del pecado, llénate del Espíritu Santo y, pon tu vida en sacrificio vivo como un altar delante de Dios y entonces verás a Dios en tu vida y tu programa será el de Dios y no el de los hombres!

4- PASADO MUCHOS DÍAS

EL CONSEJO RESOLVIÓ MATARLO
Hch.9:23 La conversión de Pablo, puso nerviosos a los religiosos de la época, no tardó en manifestarse el orgullo de aquellos que creían servir a Dios. Todo consejo que no depende de Dios sino de hombres, siempre estará cargado de frutos de la carne tales como: Envidia, celos, ira, contiendas, disensión y cosas semejantes a éstas. Lo carnal se opone a lo espiritual.

Quién satisface los deseos de la carne muestra cuan lejos está su relación con Dios; quién practica tales frutos es digno del juicio del Señor, quién pagará a cada uno conforme a sus obras, y en otros, sus días serán acortados. Quién ande en el Espíritu de Dios, sus obras serán manifiestas y el fruto de ellas son: Amor, gozo, paz, bondad y contra tales obras no hay ley, por el contrario, agradan al Señor, Gá. 5:16-26.

Estas asechanzas llegaron a oídos de Saulo; entonces los discípulos, tomándole de noche, le bajaron del muro, descolgándole en una canasta, Hch.9:23-25. No debemos temer, el Señor proveerá a través de hombres o ángeles nuestro escape a tales padecimientos, siempre que estemos consagrados a Él y viviendo alejados del mundo. Dios tiene más cuidado de sus hijos que de las estrellas, pues somos de mayor valor, no porque lo merezcamos, sino porque su gracia es escandalosamente grande en protección de aquellos que están escondidos en Cristo! ¡Gloria a Dios!


5- ENTONCES BERNABÉ LO TRAJO A LOS APÓSTOLES

Hch.9:27. Bernabé, significa padre de consolación; este hombre producto de pentecostés, lleno de Dios y buenas obras, realmente un padre en la fe, extendió su mano hacia Saulo como luego lo hizo también con su sobrino Marcos. Esta clase de hombres de Dios necesitamos hoy, de un oído sensible espiritual, y con una cuota bien cargada de fe y paciencia para tales casos. Saulo, unos días un perseguidor de la fe, ahora es un siervo del Señor, lógicamente, no les caería muy simpático a los judíos y religiosos de la época, pero así es Dios, de las tinieblas hace luz y en lo oscuro de la tormenta, forma el arco iris. No te desanimes, llénate de Dios, pelea la buena batalla y no dejes que los imberbes te desanimen.


CONCLUSIÓN: Ananías, Saulo, Bernabé y miles de millones más, son fruto de Pentecostés. A partir del capítulo 2 de Hechos, hasta el 28, cada día fue una fiesta que no terminó allí...

Hoy Pentecostés es real en las vidas que lo deseen.

Sed llenos del Espíritu.

Dios te bendiga


DANIEL REGONDI
CÓRDOBA, JUNIO DE 1999
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ruta: