Lectura: 2 Samuel 12:1-23.

. . . al que espera en Jehová, le rodea la misericordia. --Salmo 32:10.
Está bien, María, lo confieso. Mientras estaba hospedado en tu casa en Manila usé tu Biblia un día para hacer mis devociones. Cuando la abrí vi estas palabras escritas en una de las hojas en blanco que protegen la portada: Reconocimiento. Aceptación. Ajuste.

Esas palabras expresan los pasos que los creyentes deben dar cuando reciben malas noticias. Veo esas acciones ilustradas en la vida de David.

Reconocimiento. Cuando David fue confrontado por Natán por su pecado, admitió su culpa (2 S. 12:13). Cuando nos vemos frente a un problema, ya sea resultado de un pecado o no, es inútil huir de la verdad.

Aceptación. Cuando murió su bebé como castigo por su pecado con Betsabé, David lo aceptó como la voluntad de Dios (vv.19-23) y aprendió del mismo. Nosotros también tenemos que ver las dificultades como oportunidades para confiar en Dios y crecer espiritualmente (Stg. 1:2-4).

Ajuste. David acudió a Dios en busca de perdón y ayuda, y posteriormente escribió sobre lo que había aprendido (Sal. 32). En nuestro caso, tal vez necesitemos pedir a Dios la capacidad de hacer un cambio en nuestro estilo de vida o de tomar medidas específicas.

¿Te ha pegado duro alguna mala noticia? Estos pasos, sacados de la Biblia de María, te pueden ayudar a manejarla de tal manera que agrade al Señor y dé como resultado algo bueno. --DCE

DIOS NOS LLEVA A SU CUARTO OSCURO PARA REVELAR NUESTRO CARÁCTER.

De: JORGE CAMPO SALCEDO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ruta: