“Y adoraron al dragón que había dado la potestad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién podrá lidiar con ella?”


APOCALIPSIS 13:4

UN ANÁLISIS DE LA MUNDANALIDAD, EL GNOSTICIMO Y EL JUDAÍSMO EN LA IGLESIA DEL TERCER MILENIO

Mario E. Fumero
INTRODUCCIÓN

Paseaba por un gran evento que cada año se celebra en Miami en el mes de mayo, donde todas las productoras de libros y música cristiana hacen la presentación de su novedad. Me tocaba presentar un libro llamado “Los Gálatas del tercer Milenio” y autografiar una cantidad determinada que la editorial iba a regalar cuando a mi mesa se me acerca un miembro del grupo musical a confrontarme por los comentarios que hice respecto ese grupo en un periódico de Honduras en el cual escribo. Él daba por hecho que mi comentario a su estilo y música era un juicio a su persona. Uno puede tener actitudes de origen diabólico sin estar vinculado directamente con el mal, porque las influencias satánicas operan de muchas formas, y a veces le hacemos el juego al enemigo sin saber que éste es el que esta detrás de la careta.

Mientras caminaba mi alma se debatía en un dilema. Cuando contemplo el panorama global del mundo y el de la iglesia, me sentía compungido, abatido, adolorido por la terrible realidad que estamos viviendo. Estamos ante un deterioro moral y espiritual increíble. Contemplaba como algunos “artistas cristianos” actuaban impúdicamente, mientras vivían en adulterio y presos del pecado de la ambición, y como que nada había pasado. Meditaba en esta realidad, cuando de pronto, una voz dentro de mí me dijo: “Mario, escribe sobre el dragón de tres cabeza”. Esa noche no cesé de pensar en el significado de “El Dragón de tres cabezas” y por último, me senté a escribir. Lo primero que hice fue buscar en la Biblia las veces en que aparece la palabra “dragón”, y descubrí que en la versión Reina Valera del 1909 está 19 veces y 20 veces en la versión del 1960. Siempre que se usa el término “dragón” se hace alusión al poder diabólico, a una fuerza tremenda que opera en la tierra. En Apocalipsis 12:9 leemos: “
Y fué lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fué arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”[1]. Este dragón aquí citado es una de las muchas formas que se usa para referirse a Satanás y su obra en los últimos tiempos.

El dragón se ha tratado de sublimizar, e incluso, hacerlo amigo de los niños por medio de películas, juguetes y dibujos animados que lo presentan como héroe o elemento positivo. Se usa como emblema en las artes marciales. En todas las religiones orientales, y del medio oriente, el dragón es identificado y definido como “enemigo primordial”, “genio maligno”[2]. Paral los chinos simboliza la vida o potencia creadora, y en él se encierra los principios ocultista del yin y el yang. Su origen como símbolo religioso del mal es muy antiguo, se representa con el , una especie de serpiente dragón que se muerde la cola, todo ello vinculado al poder maligno del príncipe de las tinieblas[3]. Está vinculado al mundo de la Astrología, en la constelación circumpolar del norte, situada entre la Osa Mayor y la Osa Menor. La estrella Eltanin, Gamma Draconis, es la más brillante de su constelación[4].

En la teología cristiana y judía el dragón representa la fuerza y el poder del engaño, mientras que la serpiente representa la astucia y sagacidad para operar. Noten que tiene el poder para “engañar al mundo”. Jesús afirma que el engaño seria tan terrible en los últimos tiempos, que aún “los escogidos” podrían ser víctimas del mismo (Mateo 24:4,5,11,24).

¿Por qué le pongo al dragón tres cabezas? Porque simbólicamente deseo describir en este libro las tres formas que usa el enemigo para introducirse y pervertir el evangelio de Jesucristo en la iglesia. Quiero representar en cada cabeza, un tópico o manifestación diabólica, y así mostrar las influencias externas que ya se han adherido, como parásito destructivo, a las costumbres, cultos y teología de la iglesia evangélica.

Cada cabeza representa una influencia. La primera de ella es la influencia mundana, en su forma de marketin; arte, música y estrategia de crecimiento y operación eclesial. La segunda es el gnosticismo, representado por todas esas corrientes que enmarcan los postulados de la Nueva Era y el gobierno mundial, donde el ocultismo y las filosofías orientales toman forma de “ciencia” para introducirse en todos los ámbitos de nuestra sociedad. La tercera cabeza esta representada por la judaización o el legalismo, ya que muchos cristianos gentiles están retornando a la ley, al convertirse al judaísmo mesiánico. En vez de convertir los judíos al cristianismo, se convierten los cristianos gentiles al judaísmo. Es el enfoque del resurgimiento del espíritu de los Gálatas que inunda y divide la iglesia cristiana en nuestros tiempos. Aunque sobre este tema escribí un libro[5] anterior, no puedo pasar por alto que al judaizarse los cristianos, se esta contaminando la verdad del evangelio de Jesucristo con el espíritu de los Gálatas. Al fin y al cabo, estos tres enemigos fueron los que amenazaron la iglesia en el principio de su nacimiento. ¿No son las epístolas de los Gálatas, Colosenses, Tesalonicenses, 1 y 2 de Pedro y Hebreos un enfoque a esta problemática? ¿Quiénes fueron los peores enemigos de la iglesia apostólica? Los gnósticos y los judaizantes, porque el sistema mundano poco o nada tenia de atractivo para los cristianos primitivos.



--------------------------------------------------------------------------------

[1] - Todas las citas bíblicas usadas en este libro proceden de la versión Reina Valera 1960. Cuando se use otra versión se pondrá la aclaración debida.

[2] En el antiguo Oriente Próximo, el dragón simbolizaba el mal y la destrucción. Esta idea se encuentra, por ejemplo, en Enuma Elisha, epopeya mesopotámica escrita hacia 2000 a.C. Uno de los protagonistas de la leyenda es la diosa Tiamat, dragón que personifica los océanos y comanda las hordas del caos y cuya destrucción era condición previa para crear un universo ordenado. Enciclopedia Encarta, 2000.

[3] - Diccionario Esotérico de Carter Scott. M.E. Editorores, S, L., 1995, España. Página 89.

[4]"Dragón (astronomía)", Enciclopedia Microsoft® Encarta® 99. © 1993-1998 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

[5] - “Los Gálatas del Tercer Milenio” M. Fumero, Editorial Unilit, Miami, Fla 2001.









PREÁMBULO

LA VISIÓN DE AYER, SE HACE REALIDAD HOY

Dios habla a través de los tiempos, y las visiones y profecías que ayer se hicieron, con el tiempo se convierten en realidad. Las visiones y profecías tienen como fin advertir los peligros de su pueblo a través del cumplimiento de los tiempos. Si un profeta habla y lo dicho no ocurre, el tal profeta es falso, pero si al hablar ocurre lo que se anuncio, el tal profeta habló posiblemente de parte de Dios (Deut. 18:15-22, Jer. 23:28) y digo posiblemente, porque siempre cabe la posibilidad del engaño diabólico.

Hace unos años el predicador noruego Emanuel Minos revisaba sus notas y datos del pasado, cuando encontró el escrito de una visión que hacia mas de 30 años le había dado una ancianita, muy consagrada y entregada al Señor, en Valdre, un pueblito en un valle de Noruega, la cual tenia 90 años. En aquel entonces no le dio importancia a la visión, porque lo que allí se relataba estaba muy lejos de ser realidad en aquel tiempo, pero ahora, al verlo, quedo asustado. Todo lo que allí estaba escribo era en la actualidad una realidad, por lo que decidió dar a conocer dicha visión.

¿Qué le había relatado la ancianita de Valdre? Transcribamos su contenido según las notas de Emanuel:


1º- Vi el mundo como un globo. Allí vi a Europa, país tras país, incluyendo Escandinavia. Vi a Noruega y aparecieron escenas de las cosas que iban a suceder antes de la venida del Señor, y me quede asustada por las terribles desgracias que iban a sobrevenir sobre la tierra. Poco antes de la venida del Señor la tierra tendrá una aparente paz que durará poco tiempo.

Durante este tiempo desaparecían muchos ejércitos para formar uno mundial, y no estarán preparados cuando comience la tercera guerra mundial que aparecerá de la manera que menos esperamos.

2º- Habrá una actitud tan tibia entre los cristianos que muchos apostataran de la verdadera fe. Muchos no estarán abiertos a la Palabra que exhorta, y no querrán como antes escuchar de pecado y gracia, de ley y evangelio, de arrepentimiento y cambio. Lo que vendrá es un cristianismo de prosperidad (esto fue escrito en la década del 60 y la doctrina de la prosperidad aparece en la década del 80). Lo importante es prosperar, el énfasis seria a las cosas materiales, cosas que Dios nunca nos ha prometido de esta manera. Iglesias y locales de reunión con fundamento se irán quedando vacíos. En vez de las predicaciones que hemos estado acostumbrados a escuchar, como “tomar la cruz cada día y seguir a Jesús” habrá entretenimiento, arte y cultura que llenará el lugar de culto. Allí donde debería haber avivamiento, arrepentimiento y búsqueda de Dios solo habrá distracción. Esta será una corriente muy fuerte cerca de la venida del Señor y muchos estarán dormidos en su espíritu.

3º- Habrá un tiempo cuando la moral se vendrá abajo como Noruega nunca ha visto. Las gentes vivirán juntos como si fueran casados (En aquel tiempo, 1968, esto no era costumbre. Actualmente en Noruega son mas los que se juntan que los que se casan). Muchas relaciones serán antes del matrimonio, habrá adulterio e infidelidad como algo natural existiendo toda clase de disculpas y justificaciones, incluyendo entre los cristianos. Aparecerá el pecado contra natura, y los cristianos lo aceptarán. Poco antes de la venida del Señor, habrá programas televisivos como nunca antes, pues estará llena de violencia, una violencia tan terrible que enseñará a la gente a destruirse y matarse, el uno contra otro, y será cada vez más común en la sociedad. Lo más intimo del matrimonio será mostrado en la TV (En el 1968 esto era prohibido. La anciana me miro y me dijo) Sucederá y tú lo verás. Todas las cosas que teníamos antes serán destruidas, y será mostrado lo más repugnante delante de nuestros ojos.

4º- La gente de los países pobres van a luchar por llegar a Europa (El problema de la migración no existía en el 1968) debido al aumento del hambre. También vendrán a Escandinava y a Noruega. Habrá tanta migración ilegal que la gente comenzara a disgustarse y a tratarlos mal, cono se trató a los judíos en la II Guerra Mundial. Será entonces que nuestro pecado abra llegado a su limite (fue entonces que vi correr las lagrimas por las mejillas de aquella ancianita) Yo no lo veré, pero tú lo veras, entonces lo que ha habido de guerra antes no será nada en comparación con lo que vendrá. Terminará con una explosión nuclear. El aire se contaminara dé tal forma que no se podrá respirar. El agua será destruida, no podremos sembrar. Solo una parte de la tierra quedará sin gentes, serán los países ricos y estos huirán a los países pobres, pero ellos los trataran como nosotros los tratamos a ellos. Yo estoy tan contenta porque no lo veré, pero tú sí, el tiempo está cercano. Lo que te he contando dilo recuerda lo que dice Apocalipsis capítulo 6>.

Así termino el relato que el pastor Emanuel Minos tenia en sus notas, treinta años después lo redescubrió, y vio que lo que aquella ancianita le relató, hoy es una cruda realidad. Esta revelación hoy se vuelve una realidad palpable, por lo que deben prestar atención a lo que en este libro le quiero exponer, y no se asuste por el contenido, porque en realidad “ya esta en acción el misterio de la iniquidad”.






EL MISTERIO DE INIQUIDAD

LA IGLESIA FRENTE A LA APOSTASIA

Aunque no queramos reconocerlo, porque aspiramos a un gran avivamiento, la situación moral y espiritual del mundo se hace cada vez más crítica. Aunque la iglesia experimenta un megacrecimiento[1], su calidad moral está muy baja, y el peligro de que la apostasía se introduzca ésta cada vez más latente. No debemos olvidar que la historia se repite. Recordemos cuando en el año 313 d.C, y con la supuesta conversión de Constantino, la iglesia recibió una avalancha de nuevos conversos procedentes del paganismo, producto de la alianza del estado con la iglesia. Muchos de estos supuestos conversos buscaron en la nueva religión del emperador la protección y la adaptación al nuevo orden, pero no habían experimentado el genuino nuevo nacimiento. A partir de ahí comenzaron a entrar a la vida de la iglesia, que antes había sido perseguida, pero ahora era protegida, las influencias paganas, y las nuevas doctrinas con conceptos errados alejaron a los cristianos de la revelación bíblica dada en los evangelios. En esta etapa el crecimiento la iglesia fue a un cisma. El sistema religioso se corrompió.

Actualmente, y como en aquel entonces, nos encontramos amenazados por muchos peligros doctrinales y filosóficos. Se le llama al pecado, error, y a la libertad, libertinaje. Se promueven los antivalores. Es triste decirlo, pero los cristianos están siendo absorbidos por las influencias del mundo[2], por lo que ya no tenemos que luchar contra este, porque el mismo forma parte del estilo de vida eclesial. La iglesia y las costumbres del mundo se han fusionado a tal grado que no podemos distinguir la diferencia entre uno y otro.

LA AMENAZA DE LA APOSTASÍA

Vivimos en los tiempos de la apostasía anunciados por Jesús en Mateo 24:24. Ésta operaría de tal forma, que con milagros y prodigios engañaría, si fuera posible, a los escogidos. ¿Cómo operara esta apostasía? El Apóstol San Pablo nos menciona qué ya esta “en acción el misterio de la iniquidad” (2 Tes. 2:7). Es misterio porque opera de forma tan escondida que a simple vista no se ve. Se presenta de forma tan sutil que nadie la puede descubrir. Opera tan misteriosamente, que para muchos es incomprensible. Recordemos que “misterio” es algo desconocido, inexplicable, por lo que la iniquidad entrará a la iglesia de forma tan disfrazada, que nadie se dará cuenta de ella.

Echemos un vistazo a esos peligros que nos amenazan. Lo primero que vemos es la inversión de valores en la sociedad. Toda se ha vuelto vulgar, profanó, inmoral, hasta el vocabulario esta variando. Ya no se le dice a lo malo, malo. La fornicación se ha convertido en amor libre y el adulterio en una moda. El divorcio en una costumbre, la homosexualidad en un derecho de libre elección sexual. La riqueza y la ambición en un objetivo de la fe. A las prostitutas se les llama “trabajadoras del sexo”. A los hipócritas se les llama diplomáticos, y a los que hablan claros en “desfasado, anticuados, controversiales”. Se están elaborando conceptos a base de la filosofía del “genero”. El lenguaje inclusivo invade las traducciones bíblicas y teológicas. El razonamiento humano desplaza la doctrina. Tal parece que se cumple lo que dijo el Profeta Isaías: “¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! ¡Ay de los sabios a sus propios ojos e inteligentes ante sí mismos!” (Isaías 5:20-21).

Estamos asistiendo a un proceso de inversión polar de valores. Lo más preocupante es que nuestros hijos están siendo programados por los juegos de computadoras y televisión. La Nueva Era esta entrando, como un SIDA espiritual, en la mente de los creyentes. El florecimiento del ocultismo, el culto a los demonios, la influencia de las filosofías orientales y la introducción al judaísmo de los Gálatas en la iglesia es tan fuerte, que parece una corriente incontenible, máxime cuando la lectura y el estudio de la Palabra ha pasado a un segundo plano, en un mundo donde el arte y la música lo arropa todo. La vaguedad y el mercantilismo de las iglesias producen que iluminados hagan fermentar todas estas ideas extravagantes, naciendo cada día una secta nueva, individualista y mística que toma los errores de las iglesias tradicionales como punta de lanza contra el fundamento bíblico tradicional.

La crisis familiar es global, afecta a los cristianos. El divorcio es una plaga incontenible. Según estadísticas el 45% de los nuevos matrimonios terminan en divorcio. Un millón de niños nacen cada año en Estados Unidos producto de padres divorciados o madres solteras. Dos de cada tres matrimonios sucumben en nuestras iglesias. La delincuencia y la violencia juvenil alcanza cifras alarmantes. La asociación de menores en pandillas es un mal generalizado en toda América Latina. El aborto es una práctica común entre muchos cristianos, que según estudios, son los que más abortan, para librarse del juicio, la censura y la disciplina eclesial.

Los escándalos causado por “ministros” que hacen del evangelio un medio lucrativo esta salpicando los diarios de muchos países. La falta de experiencias profundas, y la liviandad en la predicación, esta produciendo una generación de cristianos sin compromiso, entrega y santidad. Las emociones llenan el espacio de las experiencias. Nuestro pueblo estudia y lee poco, y esto los hace víctimas fácil del engaño. Cada día surgen líderes carismáticos que llamándose “ungido”, “apóstol” o “profeta” originan divisiones. Los esquemas doctrinales están siendo minados por el sincretismo de las nuevas revelaciones. Aun el sistema jurídico esta infectado de antivalores, donde el derecho anula los deberes y el castigo. No podemos definir claramente la línea divisoria que separa lo bíblico de lo antibiblico, lo recto de lo incorrecto, lo justo de lo injusto. La cultura de la permisividad, acompañada de la ambigüedad y vaguedad, acapara la mayoría de los pulpitos. La violencia es un arte, la paz una utopía, la hipocresía una cultura, la vulgaridad una costumbre y el engaño y la mentira una moda.

No podemos dejar de lado las maniobras del maligno para hacerle creer a la gente cuentos y teorías absurdas, como la existencia de ovnis, extraterrestres, el nuevo orden mundial, la globalización, la unidad eclesial en el ecumenismo etc. Hay que sumar a esto, la importancia que se le esta dando al poder mental bajo los principios de la cinesiología, meditación trascendental, regresión mental, parasicología, comunicación con los espíritus etc.

¿Y que podemos decir de la implicación moral en la nueva ciencia y tecnología a la luz de la Biblia? ¿Cómo definiremos la clonación, la ingeniería genética, el genoma humano, la transexualidad por medios de la cirugía, la eutanasia y distanasia, el aborto, el fenómeno cibernético, la tarjeta y el biochip inteligente? Todo esto nos presenta a un hombre jugando a ser Dios, por lo que no esta muy lejos el hecho de que aparezca aquel que se sienta en el trono de Dios, haciéndose pasar por Dios.

¿Estaremos consientes de que estas realidades nos introducen a la apostasía? No durmamos, sino velemos y estemos listos para aferrarnos, hoy más que nunca, a la Palabra Revelada en la Biblia, y hacer de ella el fundamento que nos sostenga en estos tiempos tan peligrosos que nos ha tocado vivir. Es por ello que deseo que leas detenidamente cada una de las partes de este libro, y así, puedas cortarle al dragón sus cabezas, y preservar a la iglesia de una contaminación que nos lleva al caos y apostasía.

Y como último punto antes de entrar al tema, deseo que tomen en cuenta las notas al pie de página, lo cual respalda con argumentos sólidos de referencias los principios expuestos. Una obra con bibliografía y con suficientes citas bíblicas que respalden un punto de vista debe ser considerado con más peso que cualquier argumento personal.

La Mundalización de la Iglesia:

La iglesia fue puesta para ganar al mundo para Cristo, trayéndolos a un nuevo estilo de vida mediante el nuevo nacimiento. La realidad actual revela, que al tratar de adoptar los esquemas del mundo en la evangelización, ha sido este el que ha dominado a los cristianos. Actualmente no hay que ir al mundo para ganarlo para Cristo, ahora el mudo forma parte de la vida de la Iglesia.

FUEGO EXTRAÑO

EN EL ALTAR DE DIOS

Es interesante poder conocer la historia de aquellos que profanaron el altar de Jehová llevándole algo que no era de su pueblo, como el caso relatado en Números 3:4 que dice: “Pero Nadab y Abiú murieron delante del Señor cuando ofrecieron fuego extraño ante el Señor en el desierto de Sinaí; y no tuvieron hijos. Y Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio durante la vida de su padre Aarón”. Como consecuencia de tal acción fueron castigados severamente, y todo por el simple hecho de ofrecerle a Dios un fuego extraño, lo que indica que pusieron un elemento que no procedía del pueblo de Israel, sino de los otros pueblos. Ellos habían desobedecido la ordenanza dada por Dios a su pueblo en Éxodo 30:9. “No ofreceréis incienso extraño en este altar, ni holocausto ni ofrenda de cereal; tampoco derramaréis libación sobre él”. La mejor manera de explicar esto es entender el hecho de que la vela y el fuego que ofrecieron al Señor procedía de las costumbres y el culto pagano, lo cual era traer delante de Dios un elemento ajeno a su culto.

Es curioso ver como los hijos de Elí, de idéntica forma, desobedecieron el mandato divino en relación con el sacrificio:

“Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová. Y era costumbre de los sacerdotes con el pueblo, que cuando alguno ofrecía sacrificio, venía el criado del sacerdote mientras se cocía la carne, trayendo en su mano un garfio de tres dientes, y lo metía en el perol, en la olla, en el caldero o en la marmita; y todo lo que sacaba el garfio, el sacerdote lo tomaba para sí. De esta manera hacían con todo israelita que venía a Silo. Asimismo, antes de quemar la grosura, venía el criado del sacerdote, y decía al que sacrificaba: Da carne que asar para el sacerdote; porque no tomará de ti carne cocida, sino cruda. Y si el hombre le respondía: Quemen la grosura primero, y después toma tanto como quieras; él respondía: No, sino dámela ahora mismo; de otra manera yo la tomaré por la fuerza. Era, pues, muy grande delante de Jehová el pecado de los jóvenes; porque los hombres menospreciaban las ofrendas de Jehová.” (1 Samuel 2:12-17).

¿Qué hacían los hijos de Elí? Profanaron lo no consagrado a Jehová tomando para ellos la mejor parte del sacrificio, la ambición los había cegado porque estaban corrompidos y eran impíos. Buscaban comer del altar sin vivir para Dios, y para lograr sus deseos carnales, estaban dispuestos a hacer lo que sea, auque para ello tuviesen que usar la fuerza”, razón por lo cual la ira descendió sobre estos muchachos y la descendencia de Elí. Esta acción era un desprecio a la ofrenda de Jehová, de la misma forma que podemos nosotros mercadear con las cosas santas de Dios, despreciando la gracia del Señor. Aquí vemos el peligro de la ambición y el deseo de tomar para mí la mejor parte de aquello que fue consagrado a Jehová. Esto refleja el peligro de profanar el altar y no vivir para el Señor.

Es necesario entender que en el culto al Señor todo lo que usemos debe ser santificado, consagrado a Dios, y no robado ni traído del mundo. El Señor les ordenó que no tocaran, copiaran, usaran o imitasen nada de los pueblos que les rodeaban, fuesen el heteo, amorreo, cananeo, ferezeo, heveo o jebuseo. Su ordenanza fue radical: “para que ellos no os enseñen a imitar todas las abominaciones que ellos han hecho con sus dioses y no pequéis contra el Señor vuestro Dios” Deuteronomio 20:17-18. ¿Y por qué esta actitud? Porque el Señor deseaba un pueblo peculiar, de su exclusiva posesión, como le ordenó a Moisés en Deuteronomio 26:18. Un pueblo original.

Si partimos de este principio, no podemos, ni debemos introducir en el culto a Todopoderoso ninguna costumbre pagana, carnal o consagrada a los demonios. El Señor hizo una alianza o pacto con Israel, de la misma forma que Jesús lo hizo con la iglesia. Este pacto se fundamenta en el principio de no hacer alianza con los moradores de la tierra, lo que envuelve el hecho de no adoptar sus costumbres o estilo de vida (Éxodo 34:12). Este principio del A.T. es ratificado por el Apóstol San Pablo cuando establece en 2 Corintios 6:14-18 que: ”No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: Habitaré en ellos, y ANDARÉ entre ellos; y SERÉ su Dios, y ellos SERÁN mi pueblo”. Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no TOQUÉIS lo inmundo, y yo os recibiré. Y yo seré para vosotros padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso”. Aunque Dios extendió la bendición de los judíos a los gentiles por medio de la gracia de Jesús, sus propósitos de tener un pueblo santo no cambió. Esto se encuentra presente en muchos textos del N.T. que iremos considerando en la medida que enfoquemos los diferentes aspectos de este libro.

--------------------------------------------------------------------------------

[1] - Recomiendo un mayor análisis de este aspecto en el libro “Las 8 Características Básicas de una Iglesia Saludable” de Christian A. Schwarz editado por Editorial Clie, 1996.

[2] - El término Mundo viene del vocablo griego que significa por derivación, “mundo organizado”. Cuando es usada en el N.T. sé esta enfatizando el efecto del pecado que trajo como consecuencia un mundo desorganizado en las garras del maligno (1 Jn. 5.19), por lo que con mucha frecuencia en el NT, y particularmente en los escritos joaninos, la palabra kosmos tiene un significado siniestro. Nuevo Diccionario Bíblico. Ediciones Certeza, Publicaciones Andamio Alts Forns 68, Sótano 1, E 08038, Barcelona, España




CUANDO EL ADULTERIO DOMINA

EN LA IGLESIA

La vaguedad lleva a la liberalidad. La liberalidad conduce a la permisividad y esta concibe el pecado. Actualmente el pecado se ha convertido en una norma de conducta en la gran mayoría de las iglesias, sin que nadie lo corrija, señale o lo descubra. Es triste ver a hombres adúlteros usando el nombre de Dios y adorando al Señor en el altar, actuando descaradamente mientras viven en concupiscencias. Pero lo peor es el hecho de que muchos ministros honestos los apoyan, invitan y aunque conocen su condición moral, se hacen los locos, porque más vale el prestigio y los beneficios lucrativos, que la santidad y confrontación.

Estamos ante un cuadro aterrador. El deseo carnal arrastra a muchos cantantes cristianos a dejar a sus esposas, para divorciarse y seguir cantando y alabando a Dios como que aquí no ha pasado nada. La iglesia se enfrenta a una lluvia de artistas, que dejando el mundo artístico, entran a las congregaciones para actuar con sumo éxito. Muchos de ellos no han crecido espiritualmente, ni se sujetan a un pastor, y lo peor de todo es que nunca han sido formados en Cristo, por lo que arrastran tras sí, las costumbres y concupiscencias del mundo que terminan introduciéndose en las congregaciones, las cuales sufren una evolución que bien podemos denominar apostasía carnal.

LOS ESCÁNDALOS DE LOS HOMBRES

Desde el escándalo del evangelista Jimmy Swagger, hasta los escándalos modernos de muchos cantantes, el evangelio sufre escarnio frente a una actitud permisiva y tolerante que hace del pecado un estilo de vida. Son muchos los pastores y cantantes eminentes que dejando a sus esposas, se van con sus secretarias o mujercitas, como dice la palabra en 2 Timoteo 3:6: “Porque entre ellos están los que se meten en las casas y llevan cautivas a mujercillas cargadas de pecados, llevadas por diversas pasiones”,[1].

El escándalo del caso de José Luis Rodríguez (El Puma) fue uno de los primeros que afectó la iglesia en Venezuela. Su “conversión” causo sensación por su fama como actor de telenovelas, y los evangélicos cometieron el repetitivo error de exaltarlo, como propaganda para el evangelio, una propaganda que después se volvió en nuestra contra, pues terminó destruyendo su hogar y volviendo al mundo. Otro hecho escandaloso, pero diferente al anterior fue el del cantante guatemalteco Juan Carlos Alvarado, que se juntó con una jovencita, abandonando a Patricia su esposa, y sus hijos. Podríamos dar una larga lista de “famosos cantantes cristianos” que viven en fornicación, adulterio, homosexualidad etc... como producto de la fama y la falta de una profunda experiencia personal con Jesús, pero mejor omitimos más nombres.

Lo terrible de todos estos actos de impurezas sexuales es, que los pastores dan su beneplácito a los que cometen tales acciones, pues al invitarles y apoyarles en su ministerio están aprobando y “bendiciendo” a los que viven impúdicamente. Deseo dar una muestra que trascendió al continente americano. En la revista de Noviembre1998 - Enero 1999, y en la página 29 se le hace una entrevista a Juan Carlos Alvarado, donde reconoce sus relaciones extramatrimoniales, y expresa que su pecado fue consecuencia de un error y se “sometió a su pastor y declaro que... “Me di cuenta de que el cambio que quería ver (su pastor) en mi decisión de seguir con el compromiso con esa muchacha”. Dudo que un pastor de tal consejo. Pero lo terrible de todo este caso, y de otros muchos, es la forma en que justifican sus acciones, pues buscan en los traumas de la infancia y en los demás la culpa de sus acciones, e incluso llega a distorsionar la verdad al afirmar hechos no correctos. Lo triste es que la revista cristiana (IPI) hace una defensa a tales acciones, sin considerar y escuchar el otro lado, o sea a la esposa de Juan Carlos. Es por ello que en el numero posterior (Mayo-Julio 1999) la esposa de Juan Carlos Alvarado escribe una nota aclarando e informando el otro punto de vista, lo que revela que no fue Juan Carlos la víctima, como se presento anteriormente, y ella afirma:

“Por ejemplo ¿es de su conocimiento que cuando Juan Carlos me contó acerca de la relación que tenía, yo estaba visitando a mi familia con mus hijos en Canadá durante la Navidad? Me llamó en Enero para hablarme de su involucramiento con alguien más y afirmó que lo mejor para mí era no regresar a Guatemala”[2].

En ese mismo número Jaime Mirón, vicepresidente de la Asociación Evangelística Luis Palau, y editor de , analiza la declaraciones de Juan Carlos y desmantela todos los argumentos con los que él trató de justificar su pecado, y expresa que:

“Varias veces en la entrevista se emplea la palabra “error” e “incorrecto” en vez de usarse el término bíblico “PECADO”, que denota la profundidad de transgredir la ley de Dios”[3].

Es triste que se justifique el pecado y que algunos saquen doctrinas que tratan de suavizar lo que la Biblia llama inmoral, como por ejemplo, el caso del pastor de Orlando (Vicent Valedon) que al pecar con su pianista, afirmó que había encontrado su “alma gemela”, por lo cual, el Espíritu lo llevó a su verdadera ayuda idónea, abandonando y divorciándose de su mujer.

Si un pastor, cantante o líderes cristiano se casa, ya sea por error, lástima, conveniencia, frustración, problemas familiares o compromiso personal, y no desea seguir viviendo con su esposa, la Biblia enseña que no tienen justificación para abandonarla, máxime si tienen hijos, porque tal acción es condenada rotundamente por la Palabra. No puede un creyente abandonar a su cónyuge, aunque sea inconverso:

“Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios” (1 Corintio 7:12-15).

Así que en casos como este la posición esta bien definida, pero ¿Y que cuando un siervo de Dios es engañado por su esposa y esta lo abandona adulterando? El problema tendría que ser manejado por la iglesia o misión a la cual pertenece y esta debería trazar un proceso de ayuda, conserjería restauración. No estoy cerrando la puerta para los que sean victimas del engaño, pero si debemos dejar claro que no podemos abrir puertas donde no las hay[4]

Aflojar la cuerda en esta área es abrir la puerta al divorcio “descarado” y en tal caso crearíamos las condiciones para que los malos ejemplos en los líderes reproduzcan una conducta inmoral en los demás miembros de la iglesia, que es lo que hoy día está pasando. Al respecto escribe Jaime Miro:

“¿Qué van a pensar los jóvenes que tanto quieren al hermano Juan Carlos? Tal vez digan: Es hora de enseñar que el ser humano es responsable ante Dios a pesar de su pasado”[5]

Lo que equivale a afirmar que nadie puede justificar la desobediencia a la ley moral alegando argumentos que no son correctos según la doctrina bíblica.

NO TODOS SON IGUALES:

El hecho de conocer cantantes y pastores adúlteros, ladrones, mentirosos y fraudulentos no da base para generalizar y decir que todos son iguales. Es necesario ser puntual y preciso al señalar a alguien que se conduce desordenadamente, y la Biblia establece el criterio de que los que se comporten de esta manera debemos “señalarlos” para no juntarnos con ellos, y mucho menos invitarlos o comer con ellos.

En la noche del 22 de Mayo del 2001 y en el último día de Expoli en Miami, se celebró un concierto muy especial. Lamenté no ir, pues es raro que vaya a conciertos, menos cuando no conozco al cantante. En esta ocasión ministró el cantante costarricense Danilo Montero. El pastor Héctor Maradiaga, de Miami, me puso la cinta con su mensaje, y me quede asustado al ver que pensaba igual que yo, y eso que era cantante[6]. La última noche que tuvo su concierto y en el mismo, dió un mensaje que al escucharlo me impactó, sus verdades vertidas tenían doble valor por ser él un cantante cristiano. Él decía lo que yo expreso en este libro; hemos corrompido el culto, hemos profanado el templo y hemos desvirtuado la adoración. Hay mucho arte y poco Espíritu. Hay mucha manipulación, pero poca o ninguna unción. Danilo reveló en su mensaje que “muchos cantantes se meten con otros cantantes casados o solteros, y después se aparecen en los medios de comunicación y en las plataformas fornicando y adulterando, y después se paran adelante para pedirle a la gente que los sigan”[7] y reafirmó que no puede aceptar, que el adulterio y la fornicación reinen dentro de este mundo. Su llamado a la santidad y pureza es un mensaje que todos debemos escuchar.

COMO OPERAR BÍBLICAMENTE ESTE PROBLEMA

¿Qué hacer con los adúlteros y fornicarios que predican y cantan y no se someten a una restauración total de sus vidas? Es bueno aclarar que la restauración total envuelve retornar al hogar y pedirle perdón a la esposa, restaurando la relación, o en ultimo caso, quedarse solo cuando la mujer, al ser victima del engaño no quiere volver con él. La Palabra enseña que con tales hermanos ni aun comamos... pero hoy día hasta le encubren el pecado y le permiten usar el púlpito para adorar a Dios con una boca y una vida contaminada por el pecado. Es bueno que sepamos que cuando encubrimos el pecado, este nos alcanzara.

¿Hay que rechazar a los adúlteros y fornicarios? De ninguna manera, al contrario, hay que recibirlos pero si se arrepienten, para restaurarlo. El problema es el saber definir la palabra “restaurar”, que es otorgar un perdón mediante la confesión y el sometimiento a la iglesia. El Apóstol Pablo recomienda que “si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.” (Gálatas 6:1), lo que establece el principio del pecado como actitud humana. El apóstol sabía perfectamente que los creyentes habrían de vacilar,[8] y podían fallar, pero hay formulas bíblicas para resolver esos llamados “errores” que son pecados. Restaurar indica “reparar algo que esta dañado”[9], y no es dejar lo que es malo como si no pasase nada, sino reparar el daño cometido. El arrepentimiento[10] frente al pecado es el primer paso para conducir a una restauración. Empieza con el perdón (Salmo 51:4) y después nos lleva a reparar el daño, lo que evidencia los frutos de arrepentimiento. Hay pecados que requieren restitución (Números 5:5-7). No se puede hablar de restauración si no existe:

1ro. Arrepentimiento, lo que representa sentirme mal por la acción que cometo.

2do. Cambio de actitud, lo que involucra dejar el pecado y restaurar el daño. En el caso del adulterio, es dejar la acción, pedir perdón a la esposa (o) y retornar al hogar con fidelidad.

3ro. Someterse a consejería y¤o disciplina dentro de la iglesia a la cual pertenece.

Un cristiano que predica el evangelio es consciente de las enseñanzas y demandas de Dios, por lo que cualquier acción de abandonar a su esposa se convierte en un pecado muy serio desde el punto de vista Bíblico sin en ello hay adulterio. Cuando San Pablo habla del matrimonio afirma en 1 Corintio 7: 14-15:

“Porque el marido que no es creyente es santificado por medio de su mujer; y la mujer que no es creyente es santificada por medio de su marido creyente; de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mas ahora son santos. Sin embargo, si el que no es creyente se separa, que se separe; en tales casos el hermano o la hermana no están obligados, sino que Dios nos ha llamado para vivir en paz”. Notemos el término “si el que no es creyente se separa, sepárese” lo que deja ver que nunca el cristiano puede o debe abandonar su esposa(o). ¿Podremos justificar tal acción cuando un ministro le es infiel a su esposa. En 1 Corintios 7:1-11 se aborda el matrimonio cristiano y a partir del 12 enfoca los matrimonios de los creyentes con incrédulos (supuestamente convertido uno de ellos). Respecto a la pareja cristiana el apóstol es tajante sobre la separación y ordena en el verso 11: “(pero si lo deja, quédese sin casar, o de lo contrario que se reconcilie con su marido), que el marido no abandone a su mujer”.

Si la Palabra es tan clara, ¿Cómo es posible que aquellos que se le dé el púlpito a aquellos que han cometido un acto de adulterio, sin habérseles restaurado en su matrimonio y vivir con otra mujer, o al menos solo?



RITMOS, ARTE Y CONCIERTOS
EN LA IGLESIA


El fenómeno musical y el arte en el cristianismo se ha convertido en un “todo”, cuando debería de ser una parte. Se ha asociado la música con la adoración, el arte como la expresión de la unción, y las emociones como un todo. Esto ha llevando a dos cosas: Primero; a convertir los cultos en una expresión artística y no a un profunda experiencia personal con Dios y con el Espíritu Santo, perdiéndose la espontaneidad y manifestación del pueblo. Segundo: Se ha desplazado la palabra de Dios a un segundo plano y el estudio y la lectura se ha extinguido de la vida de la mayoría de creyentes.

MÚSICA Y ARTE EN EL CULTO

El arte, en cualquier forma que se ejecute, expresa un sentir pero además influye en un quehacer. En el área musical hay elementos poderosos para desencadenar ciertas condiciones emocionales que pueden manipular a las personas para bien o para mal. La música no solo deleita, sino que produce un estimulo en el ser humano. Si a una película se le quitará la musicalización, se reduciría su impacto de un 40 a 60%. Es la música la que le da vida a la escena. Haz la prueba, mira una escena de suspense y quítale al audio, después mírala con el audio. La música puede intimidar, emocionar, ponerte a llorar, llevarte al pánico, suspense o relajamiento etc. Es por ello que muchos tratan de formar un ambiente “espiritual” en el culto apelando a la música. Si lo que queremos es bendición y gozo usamos ritmos movidos, si por el contrario, lo que deseo es quebramiento y tristeza, acudimos a los ritmos lentos. De ahí viene el termino de coritos de adoración (cuando son lentos) y coritos de gozo (cuando es movido) añadiéndose actualmente los llamados coros de guerra, una terminología nueva que domina en las iglesias. Todo esto se ejecuta desde un pulpito por músicos que manipulan todo el quehacer del culto.

EL CÁNTICO EN EL CULTO

¿Qué es el cántico en el culto a Dios? No es un todo, sino un complemento. La adoración es una actitud que se puede expresar en muchas formas, no solo cantando, sino al orar, ofrendar, compartir, recibir la Palabra, en el ejercicio de los dones espirituales, en la comunión de unos con otros, en levantar las manos, o caer de rodillas al suelo etc. No todo el que canta adora y no todo el que adora canta. Cuando hablo del cántico en el culto debo definir no solo las formas en sus ritmos, sino su enfoque (o contenido). Al cantar lo puedo hacer para honrar a Dios y proclamar su grandeza. La gran mayoría de los Salmos son cánticos de alabanza. Alabar es exaltar, honrar, reconocer las virtudes de aquel a quien me dirijo en esa alabanza. Así que cuando expreso en forma de cánticos las virtudes y bondades de Dios, sea de forma alegre o tranquila. estoy ALABANDO, pero también puede alabar a Dios sin cantar, con una simple expresión que nazca del corazón[11]. Cuando al cantar expreso un testimonio o un mensaje bíblico me estoy dirigiendo a los que me escuchan, en este caso estoy testificando, proclamando un “Kerygma”. Puedo cantarle a Dios, y puedo cantarle a las personas. En ambos casos, lo que determina el tipo de cántico es el enfoque que hago del mismo.

MÚSICA MUNDANA O MÚSICA PROFANA

El ritmo es un complemento, y debe de estar acorde a los principios de la Palabra. No es lógico el plagiar o imitar los esquemas de la música mundana. Debemos determinar hasta que punto un ritmo penetra al espíritu o tan solo mueve la carne. Recientemente hemos visto que la gran mayoría de los ritmos mundanos se han introducido en el culto con tan solo modificar la letra. Así que encontramos; salsa, guaracha, merengue, punta, rock, etc. Algunos podrían decir que son ritmos autóctonos, pero hay una gran diferencia entre los ritmos autóctonos o folclóricos, como la danza hebrea o los bailes regionales de algunos países, con aquellos que han sido elaborados para excitar y llevar a las personas a de forma sexual y a veces descontrolada.

Existen grupos que han copiado los acordes, tiempos y ritmos de la música fabricada para cultos Satánicos, y la han introducido a la iglesia, justificando que es una herramienta para atraer a los perdidos. Esto ha llevado a una liberalidad en la que todo es permitido. La influencia de esta música a llevado a miles de jóvenes al suicidio, drogadicción, sexualidad, asesinatos etc... Se ha matado la santidad y el fenómeno ha llegado a tal grado, que jóvenes cristianos, nacidos en hogares evangélicos, imitan y buscan estos modelos. En Miami se ha establecido una discoteca cristiana que sin alcohol y tabaco, les ofrece a los jóvenes música cristiana, para diversión, donde se puede bailar dicen que “sanamente y en el espíritu” con luces y efectos de humo, idéntico a las discotecas mundanas[12].

MERCANTILISMO, FAMA Y FRAUDE

Unas de las grandes acusaciones hechas contra la iglesia evangélica es que todo se ha convertido en un mercadeo abominable. Se hace negocio hasta de las cosas más absurdas, lo que refleja la decadencia moral y espiritual a la que hemos llegado. Entre el mercantilismo, la fama y el fraude.

HACIA UNA CORRUPCIÓN EN LA EVANGELIZACIÓN

Deuteronomio 20:18 “De esta manera no os enseñarán a imitar todas las abominaciones que ellos hacen para sus dioses, de modo que pequéis contra Jehová vuestro Dios.”

Los cambios paulatinos que están modificando la iglesia hacia los esquemas mundanos no son perceptibles a corto plazo. Este proceso lento, pero deteriorante, le llamaremos . Poco a poco vamos introduciendo cambios que con el tiempo se vuelven trascendentales, y sin darnos cuenta, hemos introducido el mundo dentro de la iglesia.

Es inevitable ser influenciado por el medio. Este nos envuelve lentamente, programándonos para adoptar costumbres, expresiones y actitudes esquematizadas por los modelos sociales imperantes. La Palabra ilustra estos cambios lentos, pero destructivos, y lo compara con el efecto de la levadura en la masa… basta un poco para que toda se leude, como dice Gálatas 5:9: “Un poquito de levadura leuda[13] toda la masa.” (1 Cor. 5:6). ¿A que se refiere el término levadura en la Palabra? A la sutileza y mentira de los fariseos y saduceos, donde ofrecían una verdad a media, sin amor y llena de dogmas legalistas e hipocresía. Jesús dijo en Lucas 12:1 “…Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía.” Y en varios ocasiones se refirió, repetitivamente, a esta realidad destructiva, advirtiendo de los peligros que hay al alterar la verdad, introduciendo elementos del mundo que son contaminantes (Mt. 16:6,11,12). Es bueno reconocer que la levadura simbolizaba Egipto dentro de la cultura hebrea y por esa razón se asociaba la pascua con la levadura, evocando la salida de Egipto, es por ello que la legislación mosaica (Ex. 23.18; 34.25) prohibía el uso de levadura durante la *pascua y la “fiesta del pan sin levadura” (gr. azymos) (Ex. 23.15; Mt. 26.17, etc.) [14].

LAS INFLUENCIAS SOCAVAN LOS PRINCIPIOS

A través de la historia hemos visto que la influencia dominante ha socavado los fundamentos doctrinales de la iglesia, lo que originó una desvirtuación aberrante principalmente en la Edad Media.

Actualmente los cristianos están siendo invadidos por todo un marketing de tecnología, publicidad, metodologías humanas y psicológicas, acompañadas de revelaciones que rompen el equilibro de la Palabra revelada, para dar origen a movimientos que más que iglesia, son sectas sincréticas, fundamentadas en filosofías humanas. La peor influencia de todas, está en las técnicas persuasivas, sugestivas y de ambición, alentadas por las influencias de la Nueva Era y el positivismo mental del cual hablaremos en los próximos capítulos.

¿Cuáles fueron los peligros de ayer? La búsqueda de grandeza y de querer imitar los sistemas terrenales. Hoy la estructura eclesial está en el principio mercantil, donde el pastor es ejecutivo. Los métodos de evangelismo no son de confrontación con el pecado, sino de adaptación al pecado. ¿Qué es lo que le gusta a la gente? Entonces adoptemos ese esquema para atraerlos a la iglesia. Si los ritmos calientes son atractivos, usémoslo. Si a los jóvenes le gusta el rock, montemos un concierto y hagamos rock cristiano. ¿Les gustaba mover el esqueleto en el mundo?, Hagamos un culto movido, con ritmos que produzcan movimiento… en fin, adoptemos los esquemas del mundo paras atraerlos a la iglesia y “engordarla”[15].

--------------------------------------------------------------------------------

[1]- La Biblia de las América, (La Habra, California 90631: The Lockman Foundation) 1986, 1995, 1997.

[2] . IPI Mayo-Julio 1999. página 7.

[3] - Idem página 8

[4] - En mi folleto “Matrimonio y divorcio en la iglesia” enfoco más a fondo de este tema. “Producciones Peniel”, Tegucigalpa, Honduras. 1998.

[5] - Idem página 8-9

[6] - La referencia a su mensaje tuvo lugar el 22 de Mayo del 2001 en Expolit.

[7] - Cassette del mensaje de Danilo Montero, Expoli 2001, 22 de Mayo del 2001.

[8]- Carson, D.A.; France, R.T.; Motyer, J.A.; Wenham, G.J., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno, (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones) 2000, c1999.

[9]- En la Biblia la palabra perdón, remisión aparece en el griego como “a[fesi"” y es la formula para restaurar una vida. Ver Mt 26:28; Mc 1:4; 3:29; Lc 1:77; 3:3; 4:18(x2); 24:47; Hch 2:38; 5:31; 10:43; 13:38; 26:18; Ef 1:7; Col 1:14; Hb 9:22; 10:18[9]

[10] - El término griego equivale a arrepentimiento, conversión, cambio de vida Mt 3:8,11; Mc 1:4; Lc 3:3,8; 5:32; 15:7; 24:47; Hch 5:31; 11:18; 13:24; 19:4; 20:21; 26:20; Ro 2:4; 2Co 7:9,10; 2Ti 2:25; Hb 6:1,6; 12:17; 2Pe 3:9[10]

[11] - “Sacrificio de Alabanza” Carlos Jiménez. Editorial Vida, 1981.

[12] - Se llama “Discoteca de la Fe” y su existencia fue difundida por un programa de televisión llamado “Primer Impacto”. Un movimiento evangelio denominado <miller´s place="">patrocina este tipo de eventos y tienen una pagina en el Internet; [url=http://www.millersplace.org]http://www.millersplace.org[/url]

>
[13] - Levadura (heb. sŒƒ<oµr, ‘levadura’,="" ‘pan="" leudado’="" en="" dt.="" 16.4;="" h\aµmeµs\,="" ‘lo="" que="" ha="" sido="" leudado="" o="" fermentado’;="" cf.="" mas\s\aÆ,="" ‘sin="" levadura’,="" lv.="" 10.12;="" gr.="" zymeµ,="" ‘levadura’;="" lat.="" levare,="" ‘elevar’).<br="">
[14]- Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Biblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982.

[15] - El término “engordar” representa de forma simbólica un crecimiento numérico en la congregaciones que no es sano, pues sabemos que el estar gordo físicamente no es señal de salud.



HACIA UN EVANGELISMO CON OFERTAS

La premisa que origina todo este modelo de evangelismo es que “al pecador hay que atraerlo a las redes ofreciéndole una carnada atractiva”, pero ignoran que las redes no tienen anzuelo, ni carnada. Adoptar métodos imitativos del mundo para evangelizar es engañoso. Recordemos que Jesús después del milagro de la multiplicación de los panes y peces, recogió 12 cestas, pero no les dió de nuevo de comer a la multitud, aunque esta vez era más fácil, porque ahora tenia mucho más de lo que tuvo en el principio. ¿Por qué Jesús fue tan duro, cortante y drástico en su mensaje, y nosotros somos tan blandos, persuasivos y hasta flojos en el mismo? Porque los que a Él vienen deben de hacerlo por lo que Él es, y no por lo que Él ofrece.

¿Cuál ha sido el efecto de la modernización de la iglesia? Qué al atraer a los pecadores no ha modificado sus costumbres mundanas ni ha cambiado su malos hábitos. Lo peor es que hasta los cristianos nacidos en el evangelio adoptan estas costumbres impías.

El problema de la corrupción musical no es algo nuevo. En la edad media solo los sacerdotes podían cantar en el culto, pues a los laicos les estaba vedado tal acción. Nacieron los cantos gregorianos, y lentamente el órgano, que se usaba para el culto, se comenzó a usar para otros eventos sociales. Cuando Martín Lutero (1483-1546) se opuso a Roma, y proclamo las 95 tesis que dieron origen al protestantismo, se opuso a la adoración como espectáculo, y abrió el cántico para todos los creyentes[1]. Sin embargo el reformador Suizo Ulrich Zwinglio (1484-1531) abolió la música y el órgano, introduciendo en su lugar la recitación antifonal de salmos y cánticos[2]. Juan Calvino, (1509-1564) el reformador Suizo, solo aceptaba el cántico de los Salmos, y miraba con recelo cualquier otro tipo de música, incluso rechazaba los instrumentos porque consideraba que producían “efectos sensuales”[3]. Fueron los hermanos Carlos y Juan Wesley (1707-1788) los que revolucionaron la música en el culto con los himnos clásicos, muchos de los cuales cantamos todavía[4].

Todos los estudiosos de la adoración consideran que la iglesia a pasado de un extremo a otro y que hay una terrible desvirtuación en el cántico y la adoración en el culto. Al respecto escribe el pastor Jame R. Spruce de Huston, Texas un diagnostico de la realidad actual respecto a las influencias mundanas en el culto moderno, él dice: “Al llegar a los últimos años del siglo XX, creo que hay factores en la iglesia que están creando dilemas que nuestros antepasados no enfrentaron. Entre ellos están: (1) Ambigüedad en la definición de la adoración; (2) crecimiento popularidad de la iglesia en el mundo y del mundo en la iglesia; (3) falta de claridad en la expresión de nuestras emociones y espontaneidad; (4) aparición de la mentalidad espectáculo-espectador; (5) una perspectiva bíblica e histórica vaga; (6) la tendencia que lleva a un extremo el control pastoral y la subsecuente parálisis del ministerio de los laicos en la renovación de la adoración”[5]. De igual manera el pastor David Wilkerson reclama por la indiferencia que los líderes y pastores tienen ante tan terrible influencia que introduce las costumbres mundanas en la vida y la música de muchos creyentes[6]

MÚSICA CRISTIANA QUE CAUSA ESCÁNDALO

Los medios seculares de comunicación en Honduras se hicieron eco de un escándalo de vulgaridad y mundanalidad en grupos que “llamándose cristianos”, pervierten el evangelio con la imitación de los esquemas profanos del sistema. Se relato el caso de un niño, hijo de un pastor, de siete años de edad, que escuchando al grupo D.C. RETO comenzó a saltar frenéticamente y tomando un cuchillo, amenazó a sus padres. Estos grupos introducen ritmos del rock metálico con letra que es cristiana y cuyo mensaje es vago y nada doctrinal, pero tristemente, nuestro pueblo “no tiene entendimiento”[7] para analizar su contenido. Este es el caso del grupo música D.C. RETO en Honduras y otros, los cuales para alcanzar, según ello, a los pandilleros, han fabricado una música con ritmos diabólicos, pero que según ellos contiene un mensaje cristiano.

En este estilo se unen dos elementos opuestos para producir un efecto mutante (híbrido musical) con una influencia que aunque dicen ser positiva, contienen mucho de negativo. Esto llegó al colmo cuando una de esas canciones promovidas fue la número uno en las discotecas y emisoras roqueras de Honduras, y se baila descaradamente entre los mareros, usándolas algunos grupos en rituales satánicos[8].

**

EL CONTENIDO DE LA MÚSICA CRISTIANA

Si usamos la Biblia como punto de partida para analizar la letra de muchas de estas canciones descubrimos que no existe ningún mensaje teológico. Una de esas canciones es tan absurda como el ritmo que la envuelve, pero del ritmo hablaremos más tarde. La canción , es lo más necio que he podido escuchar, y aunque dicen que es cristiana, no menciona a Jesús, solo usa la expresión de “la palabra”. La cabra es un emblema satánico, y si se fijan bien, los seguidores de las maras siempre hacen el símbolo de los cachos con la mano, señal que indica que “siguen a Satanás” príncipe de este siglo. Muchas pandillas juveniles rinden culto a Satanás., como los componente de la “MS” que sus siglas representa a “Mara Satánica”.

Pero lo que más me preocupa de esta música es el hecho de que queremos cristianizar a los perdidos usando los ritmos diabólicos del mundo, y para ello le aplicamos una letra cristiana. Esto seria igual que un delincuente corrupto se vista de religioso para que se convierta en santo, sin haber experimentado un nuevo nacimiento que lo lleve a una nueva vida en Cristo Jesús. Tan engañados están los que creen en esta alianza “tiniebla y luz”, como los que buscan atraer al perdido con el objeto de su perdición. Lo terrible del caso es que los cristianos convertidos y nacidos en la iglesia terminan imitando esta forma de conducta llena de antivalores y mundanalidad.

EL CRISTIANO Y LA MÚSICA

El cristianismo promueve una escala de valores muy diferentes a la que el mundo tiene. La Biblia declara que ”la amistad con el mundo es enemistad con Dios”, (Santiago 4:4) y que el que dice ser cristiano debe “apartarse de iniquidad” (2 Timoteo 2:19). Muchos movidos con el deseo de ayudar a Dios y hacer más atractivo el mensaje del evangelio, fabrican replicas de conductas mundanas, pues de esta forma seductiva atraen a las personas que buscan más los deleites y deseos carnales que una verdadera confrontación con el pecado.

Cuando hablamos de música no hablamos solo de la letra, sino de la melodía. Esta ejerce una influencia sobre el organismo, ya sea para relajar o excitar. La música o el ritmo que usan los grupos rokeros es una mezcla de ritmos de origen vudú con influencias del wester y country. Las vibraciones oscilante y fuerte (metálica) penetran en el subconsciente, para llevarles a una excitación y violencia que se hace visible en su comportamiento[9]. Usar los ritmos Satánicos para ayudar a los Satánicos es como echar a Satanás en el nombre de Satanás (Mateo 12:26).

No puede haber una mezcla de un elemento consagrado al diablo, como es la música rock, a sabiendas que científicamente estos ritmos son usados por estas personas para inducir a la violencia, sexualidad, culto al diablo y excitación mental. Todos los escritores y estudiosos del tema[10] consideran que el rock, sea cristiano o mundano, es una música sumamente peligrosa y enajenadora, que influyen en el comportamiento de los que la escuchan, y si dejamos que se proliferen con etiquetas cristianas, pronto tendremos la influencia diabólica dentro de la misma iglesia. Bien dijo una persona en la radio que “la iglesia quiere imitar al mundo para ganarlo, pero ahora es el mundo el que se ha ganado a la iglesia”.

UNA EVANGELIZACIÓN MUNDANALIZADA

Debemos descender al nivel del perdido, pero no imitar sus malos ejemplos, si adoptar sus estilos de conductas inmorales. No debemos adaptar la verdad Bíblica al capricho humano. No debemos mezclar la luz con las tinieblas. En este sentido, los textos bíblicos con claros y preciso, pues 2 Corintios 6:14 nos dice: “No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?”. El escándalo desatado en los círculos no religiosos por el uso de esta música que dicen “ser cristiana” pero es usada para orgías mundanas y diabólica ha causado un gran revuelo. Hay pastores que la defienden, otros la condenan, pero los más incrédulos, y que no conocen a Dios, afirman que la misma tiene una influencia dañina y poco edificativa.

LA MÚSICA Y SU EFECTO EN LAS PERSONAS

Es bueno determinar donde existe en daño de la música, sí en la letra o en el ritmo. Si usamos esta lógica científica, y sometemos los sonidos a pruebas en decibelios y ritmos con cambios violentos, descubriremos que produce alteraciones químicas en el cuerpo y la mente humana, lo que produce una alteración en el comportamiento de las personas que son sometidas a tales sonido. Esto se ha hecho tan científicamente, que en muchos países se usa la música-terapia en el tratamiento de perturbaciones mentales. Hay pruebas hechas en la
en laboratorio que demuestran que esos ritmos alterados, violentos y estridentes, que forman un caos, afecta y estimulan el aumento de la adrenalina en el cuerpo, y como consecuencia,[11] las personas experimentan actitudes violentas y muchas veces de agresividad. Hay que añadir a esto los ritmos pegadizos, y que pueden programar, junto a la letra, el subconsciente por lo que en muchos casos inducen al suicidio, crimen o consumo de drogas.

Estamos expuestos a las influencias satánicas hasta en la iglesia cristianas, y esto es preocupante, porque tal parece que hemos perdido el discernimiento del Espíritu para distinguir entre lo sacro y lo profano. Esto me trae a la memoria aquella reflexión de Pablo cuando dijo en 2 Corintios 4:4 “Que En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. Es triste ver que esta ceguera del entendimiento, se ha extendido incluso a muchos que llamándose cristianos bailan el ritmo de la “cabra” y de la salsa.

LA MÚSICA EN LA BIBLIA

La música tiene un papel importante en la expresión de los sentimientos. Funciona de acuerdo a nuestra cultura e influencia. La misma opera dentro de lo que podíamos llamar “arte”, y se relaciona con la poesía y folclore de los pueblos. La enciclopedia define a la música como “un arte que trata de la combinación de sonidos —especialmente tonos— con el fin de producir un artificio que posea belleza o atractivo, que siga algún tipo de lógica interna y muestre una estructura inteligible, además de requerir un talento especial por parte de su creador[12]”.

No todo los orígenes musicales son buenos, aunque sea folclórico. El elemento de juicio en este caso sería su motivación, y el trasfondo que origina su creación. Por ejemplo, ciertas culturas africanas consideraban la música como algo exclusivo de los seres humanos, y vinculada a ritos; entre los pueblos indígenas americanos la música se originó para comunicarse con los espíritus de los muertos. En la cultura occidental, la música se considera algo inherentemente a los sentimientos y experiencias, y se relaciona con lo bueno y agradable, aunque su evolución en la última centuria la vincula a los deseos carnales y de sensualidad. En el caso particular del pueblo de Israel, la misma es una expresión cultural estrechamente relacionada con las influencias recibida de Egipto. Es de origen oriental y por medio de la danza y canciones expresan su estado anímico y sentimientos históricos en su relación con Dios.

ORIGEN DE LA MÚSICA HEBREA

La Biblia enseña quien invento la música: “Y el nombre de su hermano fue Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan arpa y flauta” (Génesis 4:21). No fue producto de una revelación angelical, sino de una expresión natural del ser humana, pues de igual forma, los demás descendientes de Caín inventaron el uso del bronce y el hierro con lo que fabricaron armas (Génesis 4:22). Notemos que el inventor de la música fue un hijo de Lamec, descendiente de la línea perversa de Caín[13] (Ver verso 15), por lo que no podemos sublimar la música como algo de origen celestial desde el punto de vista humano, aunque por supuesto, que en el cielo hay coros.

Abraham procedía de la cultura Caldea. Entre este pueblo la música ya formaba parte de sus muchas celebraciones. Excavaciones realizadas por Woolley en la antigua Ur de los caldeos revelan que ya existía el arpa o lira, y se encontraron mosaicos que representaban el arte musical[14]. Vemos como Labán en Génesis 31:27 le reprocha a Jacob el haberse ido secretamente, sin darle la oportunidad de amenizar su partida “con alegría y con cantares, con tamborín y arpa”. Lo que revela la Biblia y los descubrimientos arqueológicos es que los instrumentos que se usaban en Babilonia formaron parte de los descendientes de Abraham.

En Egipto, Moisés y el pueblo hebreo recibieron otra importante enseñanza de la música respecto en su uso folclórico. Apareciendo entonces en el desierto la mezcla de la manifestación musical con la profecía, cuando María, la hermana de Aarón, profetizo, y tomando un pandero en su mano, salió cantando y danzando (Éxodo 15:20). Después aparecen las trompetas que son usadas como forma musical para llamar al combate o acción. Con ellas se llamaba al pueblo a mover el campamento para continuar la peregrinación por el desierto. (Números 10:2, Lev. 25:8,9).

En la historia del pueblo hebreo la música tuvo diferentes papeles:

1ro- Fue una expresión de fiesta y alegría que no tenia que ver con lo religioso. Recordemos que cuando Moisés descendía del Monte Sinaí, con la tabla de la ley, encontró al pueblo con fiestas y algarabía, adorando A un becerro de oro. (Éxodo 32:17-19, Ver 1 Samuel 18:6).

2º- Fue una estrategia de combate para producir ruido y espantar a los enemigos. Uno de los casos más peculiares en que los instrumentos musicales y el ruido sirvió de estrategia para la guerra lo encontramos en Josué 6:18: “Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron”. No podemos negar la intervención divina, pero también hay que tomar en cuenta la estrategia, y fue Dios el que diseñó la misma.

###

3º- Como una expresión de adoración. Samuel profetizaba usando la música (1 Samuel 10:5), de la misma forma lo hizo Eliseo (2 Reyes 3:15), pero uno de los que más usó la música como arte y expresión de adoración fue el Rey David. Éste tocaba el arpa mientras cuidaba el rebaño de su padre. David compuso muchos Salmos que originalmente fueron canciones. * Con ella aquietaba los espíritus que atormentaban al Rey Saúl (1 Samuel 16:14-23). En el culto en el Tabernáculo David puso cuatro mil músicos, una orquesta gigantesca, (1 Crónicas 23:5) para honrar a Dios. Aun los Levitas entraban con instrumentos al santuario (2 Crónicas 29:26) “Y los levitas estaban con los instrumentos de David, y los sacerdotes con trompetas”[15].

LA MÚSICA Y LOS INSTRUMENTOS EN N.T.

Si deseamos hacer doctrina de algo, debemos tener el suficiente apoyo bíblico para ello[16]. Es interesante descubrir que en el Nuevo Testamento se hace poca referencia a la música y a los instrumentos. Daré una lista de las veces que aparece en éste la palabra cantar, música, danzar, instrumento, himno.

MÚSICA:

En Reina Varela 1960 y 1995 aparece en Lucas 15:25

En Dios Habla hoy tres veces: Lucas 15:25, 1 Corintios 14:7 y Apocalipsis 18:22

CANTAR. CANTO:

En Dios habla hoy aparece 11 veces pero 7 se refieren al gallo que le canto a San Pedro: Mateo 26:74, Marco 13:35, 14:68, 14:72, Lucas 22:60, Juan 18:27. Las otras 3 veces se refiere al cántico celestial de Apocalipsis (5:9, 14:3, 15:3). De igual forma en la versión del Reina Varela 1909 y 1960 aparece 6 veces en relación al gallo que le canto a San Pedro y en versión 1995 solo sale 3 veces.

HIMNOS: Solo aparece 2 veces en las versiones 1909 y 1960 con relación a un mismo hecho, cuando Jesús al terminar la cena cantó un himno (Mateo 26:30. Marco 14:26). En la versión del 1995 solo hay una referencia en Mateo 26:30. Los autores clásicos empleaban el término griego : “para referirse a cualquier oda o canción escrita para alabanza de dioses o héroes. Ocasionalmente los traductores de la LXX lo adoptaron para la alabanza a Dios” [17].

CANTICOS: Reina Valera 1960 y 1995 solo registran dos citas que son Efesios 5:19 y Colosenses 3:16.

DANZAR: Solo hay una referencia en dos pasajes del mismo hecho en las versión 1960 (Mateo 14:6, Marco 6:2), y una sola en la versión 1909 y 1995 que es Mateo 14:6 y en todos se refiere la danza de Herodías delante de Herodes para pedir la cabeza del Juan el Bautista.

INSTRUMENTOS: No hay un solo texto en el N.T. que mencione el uso de algún instrumento como parte esencial del culto apostólico. Se habla de instrumento una sola vez pero es con relación a la persona que es usada por Dios como instrumentos de justicia (Romano 6:13).

Todos estos textos revelan que la música en la vida de la naciente iglesia no era algo vital como se ha querido hacer ver. Sin embargo algunas expresiones del N.T. dejan ver la existencia de expresiones salmodicas, como por ejemplo la , que canto María (Lucas 1:46-65) y el o canto de Zacarías (Lucas 1:68-79). Jesús habló de los instrumentos como expresión típica de la cultura (Lucas 7:32) y también menciona el uso de la música en las fiesta, por ejemplo; cuando relato la historia del hijo prodigo (Lucas 15:25). No podía haber una fiesta judía sin que hubiera música[18]. Cuando se relata que Jesús canto antes de salir al monte de los Olivos, se hace referencia al cántico de los salmos 115 al 118[19], que eran de común uso en las fiestas de las Pascuas. No hay pruebas históricas de que en esta etapa se usaran instrumentos y se cantara mucho en los cultos, más bien parece que tan solo se salmodiaban salmos y algunas estrofas doxologícas. Afirmas muchos comentaristas bíblicos que “no hay ninguna seguridad de que jamás se les haya puesto música o se los haya recitado litúrgicamente. En Ef. 5.14; 1 Ti. 3.16; 2 Ti. 2.11–13; Tit. 3.4–7 se han detectado fragmentos de credos o de fórmulas litúrgicas”[20].

Donde más se menciona el cantar como expresión del culto a Dios es en libro de Apocalipsis. Allí se revela que en el cielo habrá una canción nueva (5:9). Estos textos dejan lugar a aceptar el cantar dentro del culto como algo normal, sin embargo, nunca la música acaparó toda la atención dentro del quehacer de la iglesia como ocurre hoy día en que no es una expresión de adoración, sino un negocio y una imitación descarada a los esquemas del mundo[21].

Respecto a la expresión de alegría y danzas, es bueno señalar que más que parte del culto y del mover del espíritu, las mismas eran expresión cultural en las fiestas, tales como bodas, celebraciones de ****, bienvenida, días especiales vinculados a hechos históricos en los cuales se hacían celebraciones, etc.

En el Antiguo Testamento aparece la danza o el baile como una conducta cultural vinculada a varios factores. Podía ser una forma de entretenimiento (Éxodo. 32.19; Eclesiastés. 3.4), pero en el caso de Israel y muchos pueblos orientales existía una implicación a la celebración de algún tipo de significado religioso (Jueces. 21.19–21). En las celebraciones de fiestas nacionales un grupos de mujeres realizaban danzas, como ocurrió con el cruce del mar Rojo (Éxodo 15.20), y lo mismo ocurría en festividades religiosas. Excepto el caso de David, que danzó cuando sintió la presencia de Dios, no se menciona la participación de hombres en los bailes o danzas dentro de las fiestas judías hasta mucho tiempo después, al regresar de la cautividad (2-Samuel. 6.14)[22].


LA LÍNEA ENTRE LO MUNDANO Y LO CRISTIANO

La Biblia define claramente la línea y la diferencia entre un hijo de Dios y un hijo del diablo, clara, algunos afirmaran que hay un punto medio, pero no encuentro en la Biblia una base para crear el punto neutro, porque o somos fríos o somos calientes, pues a los tibios Dios los vomitará de su boca: “Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.” (Apocalipsis 3:16).


--------------------------------------------------------------------------------



[1] - “Venid, Adoremos” James R. Spruce. Casa Nazarena de Publicaciones, Kansas City, Mo. Página 32.

[2] -“The Recovery of Worship for Non-Liturgical” Arthur S. Hoyt. New York, Hodder And Stoughto, 1911, página 37.

[3] - “A Protestant Case for Liturgical Renewal” Kenneth G. Phifer. Westminster Press, Philadelphia, 1955, página 70.

[4]- “Principles of Christian Worship” Raymond Abba, London: Oxford University Press, 1957, página 132.

[5] - Venid, Adoremos” James R. Spruce. Casa Nazarena de Publicaciones, Kansas City, Mo. Página 52

[6] - “Tenemos Hambre de Cristo” David Wilkerson, Editorial Vida, 1992, página 77.

[7] - Isaías 27:11, 14:19 y Proverbios 15:21 dicen “La necedad es alegría al falto de entendimiento; Mas el hombre entendido endereza sus pasos”.

[8] - Cometarios al respecto aparecieron en el diario La Tribuna sábado 19 de Mayo del 2001 en la página 16, donde se presenta tanto el satanismo en las maras, como el uso de este tipo de música, principalmente en un grupo marero llamado “los Rokeros”.

[9] - ¿Es Satánico el Rock? Mario Fumero, Producciones Peniel S de d.L. Honduras, 1998.

[10] - Hay mucho libros que abordan a fondo el daño del rock, aunque sea cristiano, le dare una lista de algunos de ellos.

“El Rock Invade las Iglesias” John Blanchard, Editorial Clie, 1992.

“Las verdades Sobre el Rock Cristiano” Eire Israel, M.B.R México, 1995.

“Un análisis del Rock, Música que controla” Carmin Ramos de López. Editorial Unilit, 1998.

“Su hijo y el Rock” Bob Larson, Unilit, 1990.

[11] - Ingestaciones hechas están en el libro “The Secret of Music” Dr. David TAME, 1984.

[12]"Música", Enciclopedia Microsoft® Encarta® 99. © 1993-1998 Microsoft Corporation.

[13] - Caín representa la maldad, una maldición peso sobre él por matar a Abel (Génesis 4:11) y fue sustituido por Set. De Set viene Enoc, Matusalén y Noe. Para seguir la línea genealógica del Mesías por medio de Sem y Abraham.

[14] - Jahn´s Biblical Archeology” Traducido del latín, New York, por Thomas Upham Newman & Ivison, 1853.

[15] - “The Social Institutions and Ideals of the Bible”. Theodore Soares. New York. Abingdon Press, 1915.

[16] - Si hacemos “Teología Bíblica “ debemos basar en las reglas de hermenéutica y de repetición cualquier enseñanza que se catalogo doctrina.

[17]- ” Nuevo Diccionario Bíblico Certeza”. Douglas, J. D (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982.

[18] - “Usos y Costumbres de la tierra Bíblica” Fred H. Wight. Editorial Portacoz, 1953.

[19] . Nuevo Diccionario Certeza,
Publicaciones Andamio Alts Forns 68, Sótano 1, E 08038, Barcelona, España, 1982.

[20]- Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982.

[21] - “La iglesia primitiva, medio ambiente, organización y culto”. E. Schweizer, A. Díez Macho. 1974;







Jesús definió lo que es del César (el mundo) y lo que es de Dios (Mateo 22:21), y consideró el pecado como el medio que tiene Satanás para adquirir dominio sobre el hombre. Jesús dijo “De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” Juan 8:34, para afirmar que: “vosotros hacéis las obra de vuestro padre” (41) y define que nosotros (los hijos de Dios) no nacimos de fornicación, ni fornicamos.

No podemos ignorar la realidad entre el mundo y la carne con el espíritu y la Palabra. El Apóstol Pablo nos ordena que no vivamos según la carne. El término carne hace alusión a la tendencia pecaminosa en los seres humanos, es una fuerza poderosa que nos lleva a buscar el placer. Se vincula con la sexualidad, ambición, deseos desordenados de índole mundano. En realidad hay dos poderes que luchan para dominarnos, esta descrito en las enseñanzas de Pablo a los Romanos capítulo 8 Dice el comentario bíblico que, “el contraste entre la carne (ver 7:5) y el Espíritu, en el v. 4b, lleva a la serie de contrastes entre estos dos “poderes” en los vv. 5–8. Por medio de estos contrastes Pablo explica por qué es el Espíritu, y no la carne, quien da vida. La persona que vive “en la carne”, es decir, quien vive en el “antiguo régimen”, donde reinan el pecado y la muerte, tiene la mente dominada por impulsos que no son de Dios (5); no se sujeta a la ley de Dios (7) ni puede agradar a Dios (8), sino que está bajo sentencia de muerte (6). Por otra parte, el creyente en Cristo, que está “en el Espíritu”, que ha sido transferido al nuevo régimen donde reinan la gracia y la justicia, y quien, por lo tanto, ha recibido una nueva mente centrada en el Espíritu, disfruta de vida y paz (6)”[1]. No podemos pues ignorar que las tendencias pecaminosas del hombre están siempre latentes, lo que nos lleva a estar alerta y tomando toda la armadura de Dios en los días malos.

Los días malos, o de tentación (Efesios 5:15, 6:13), pueden originarse porque o somos atacados por el maligno o nosotros mismos damos lugar a la tentación cuando jugando con el mundo alimentamos y nutrimos los deseos de la carne (Santiago 1:12-15). Es ahí cuando al dar lugar a los esquemas profanos y jugar a imitar los patrones del mundo, que el diablo gana ventaja sobre nosotros y lentamente nos hace traspasar la línea de lo sacro a lo profano, de lo puro a lo impuro.

Vamos a tratar de definir la línea que hay entre el mundo y el reino de Dios, entre la carne y el espíritu:




LINEA DIVISORIA

CARACTERÍSTICAS DEL CRISTIANO | CARACTERÍSTICAS DEL MUNDANO



Santidad: Salmos 93:5, Hebreos 12:14. Maldad: Salmos 53:1, Romanos 1:28,29.

Integridad: Salmos 15:1-2, Proverbios 28:18. Deshonestidad: Ezequiel 16:26.

Honestidad: 1 Timoteo 2:2. Corrupción: Romanos 8:20,21.

Dadivosidad: Lucas 6:38. Codicia: Deuteronomio 5:21, Éxodo 20:15.

Pureza: Sofonías 3:9, 1Timoteo 4:12. . Inmundicia: Gálatas 5:19, 2Pedro 2:10.

Fidelidad: 2 Corintios 11:3. Concupiscencia: 1Tesalonicenses 4:5.

Piedad: 1 Timoteo 6:6, 2Pedro 1:3. Fornicación: 1 Corintios 6:18, Hechos 15:29.

Humildad: Efesios 4:2, Filipenses 2:3. Soberbia: Mateo 7:22, Santiago 4:6.

Sencillez: Hechos 2:46, 2Corintios 1:12. Jactancia: 1 Corintios 5:6, Santiago 4:16.

Verdad: Efesios 4:25, 2Corintios 13:8. Mentiras: Efesios 4:25, 1 Juan 2:21.



Cuando traspasamos la línea, o nos situamos en medio de ella, caemos en situación de perdidos. Apocalipsis determina el punto medio, aquellos que ni son ni fríos, ni calientes, por lo que se usa el término de “tibios” que son los peores, porque ni están en un lado, ni en otro, juegan en dos bandos. A los tales dice la Palabra que los vomitara Dios de su boca (Apoc. 3:15-16).*


“LAS MANCHAS EN NUESTROS ÁGAPES”

Judas 1:12 “Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros, se apacientan a sí mismos; Son nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos. Son árboles marchitos como en otoño, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados”.

La palabra <ÁGAPE> que aparece en Judas significa “amor divino”. Su sentido envuelve una entrega total, sin ningún interés humano, ninguno. Envuelve un compromiso sin desear o esperar algo a cambio. Este es el elemento que nos hace “siervos” del Señor. Pero: ¿Serán los ministros del evangelio hoy día verdaderos siervos que practican el amor ágape?

La realidad ministerial actual reafirma la sentencia de Judas 12 respecto a que hay muchos que “son manchas en nuestros Ágapes”, lo que equivale a decir
¿QUÉ ES APACENTARSE A SÍ MISMO?

Muchos ministros del evangelio cuando alcanzan la cúspide del prestigio, fama o popularidad, se independizan y forman sus propias iglesias y organizaciones en donde ellos son absolutos y soberanos. Esta actitud envuelve también la proclamación de títulos tales como: doctores, profetas, apóstoles monseñores etc. lo que les coloca como la autoridad máxima de la obra, y por arriba de ellos no hay consejo, asamblea estructura ni mando. Ellos lo son todo, y manipulando las escrituras imponen una autoridad arbitraria, de corte “papal”, y si alguien tratan de frenarles en sus extravagancias, les aplican el texto de1 Crónicas 16:22 y Salmo 105:15 que dice "No toquéis a mis ungidos, ni hagáis mal a mis profetas!", para así declararles en rebeldía y aplastarles. Este texto tiene su connotación en la forma violenta en que los profetas eran tratados cuando proclamaban una revelación de Dios sobre los reyes o líderes religiosos de su época, principalmente cuando estos se apartaban del camino correcto. No se puede usar esta expresión de “no toquéis a mis ungidos” para justificar actitudes inmorales o contrarias a la Palabra.

Estos ministros no se sujetan a nadie ni a nada, pero demandan a los que están por debajo de ellos una sujeción absoluta a su autoridad. Manejan la iglesia como una empresa tipo “feudo”. Se sienten dueños y gerentes y algunos obtienen una personería jurídica o incorporación en donde se le proclama “presidente vitalicio” y muchos bienes de la comunidad están a su nombre. Es por ello que aparece la expresión “se apacientan a sí mismos” lo que indica su poder absoluto. Y por arriba de ellos no hay nadie imitando a aquellos corintios que al no sujetarse ni a Pedro o Pablo o Apolo, afirmaban que ellos se sujetaban a Cristo, y por cierto eran los peores porque no había quien les exhortase (1 Cor 1:12). Al menos los sujetos a Apolo o a Pablo podían ser reprendido por estos, como lo hace el mismo Pablo en su epístola a los corintios, pero los de Cristo ¿A quien se sujetaban? No había quien les llamara al orden.

ESTRELLAS ERRANTES

¿Has visto alguna vez una estrella fugaz? Aparecen, brillan y después se apagan. Así son muchos supuestos siervos. No quieren vivir sujetos a un orden. Buscan brillar y para ellos acuden a principios no compatibles con el cristianismo, y entre ellos están los “ministros artistas” que montan espectáculos en torno a su persona, imitando en su arrogancia la vanagloria del mundo.

Hoy nos enfrentamos a un arte y una música, acompañada de una manipulación psicológica que da miedo. Esta influencia ha entrado en las iglesias cristianas con una fuerza tal, que todo lo aplasta, incluso la Palabra de Dios. Lo que era una parte del culto ahora es un “todo” o un negocio lucrativo de dimensiones multinacional.

¿Cuántos millones genera el negocio de la música? ¿Y cuantos músicos se han hecho ricos de la noche a la mañana a costilla de una adoración mercantilizada? Pero lo peor no es el negocio de la música y su influencia sobre la Palabra de Dios, sino el hecho de que la mayoría de estos cantantes y músicos “cristianos” no se sujetan a nadie, no diezman y su conducta moral en su mayoría no es supervisada y viven muchos de ellos en adulterio, fornicación e inmoralidad sexual, además de la ambición y avaricia que les arropa.

No podemos esconder la realidad de los artistas cristianos, un alto porcentaje viven en pecado pero son apoyados por las iglesias. Una vez un cantante que dejó a su esposa para vivir con su secretaria, fue invitado a un concierto a una iglesia vecina y cuando se promovió su concierto lo prohibí. Un hermano de los que le había invitado me vino a hablar y le explique que tenia pruebas e informes de la iglesia de este cantante de Guatemala de que él no acepto la disciplina, ni restaurar su matrimonio, alegando que había encontrado su “alma gemela” y por lo tanto estaba en adulterio. ¿Saben que me dijo ese líder? Que ese cantante en sus conciertos de adoración atrae al público, y sus eventos se llenan. Era más importante el poder de atracción que el testimonio. Son pocos los cantantes cristianos que están sujetos a una iglesia y a un pastor, pero esto no importa, si por medio del mismo obtengo ganancias en el concierto.

COMO ENFRENTAR LA CORRUPCIÓN

Cuando Jesús anunció la condición de la tierra en los últimos tiempos la comparó con los días de Noé (Mt. 24:37) ¿Y como eran estos tiempos? La tierra estaba llena de violencia y corrupción (Gén. 6:11). Hoy la corrupción nos arropa en todas las dimensiones, y las iglesias no están exentas. La ambición y el poder han arrastrado a muchos cristianos a acciones inmorales y debido a ello los medios de comunicación atacan y denigran las iglesias cristianas, pues toman las males acciones de hombres corruptos que predican o cantan de Jesús, pero sus vidas están llenas de escarnio, ambiciones y pecados, como anunció el mismo apóstol Pablo en 2 Timoteo 3:5-6. “Tendrán apariencia de piedad, pero negarán su eficacia. A éstos evita. Pues entre éstos están los que se meten en las casas y se llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas pasiones”.

¿Qué podemos hacer para enfrentar la corrupción eclesial? No podemos encubrir el pecado, solo con la confesión y la confrontación podemos detener al mal (Proverbios 28:13). Los apóstoles hicieron señalamiento sobre como enfrentar el pecado, en cualquier forma y dimensión que este se presente. Nadie es infalible y la Palabra de Dios corta igual para todos, de manera que no hay excepción de personas. (Col 3:11).

He aquí lo que la Biblia enseña respecto a como enfrentar la corrupción y el pecado de los “cristianos”.

Cuando un hermano peca, Jesús ordena en Mateo 18:15-17 que vayas tú y le “amonestes a solas entre tú y él. Si él te escucha, has ganado a tu hermano”. Pero si no te escucha deberás de ir de nuevo pero con dos o tres testigos (vers. 16).- Si haciendo esto persiste en su actitud, entonces deberás declararlo a toda la Iglesia. Estas ordenanza no exceptúa a nadie.

Si un hermano actúa “inmoralmente” en aquellos pecados catalogados como inadmisible en la iglesia del Señor, y que están detallados en Colosense 3:5-7, entonces, si después de una y otra amonestación no se arrepiente (Tito 3:10) deberá rechazarlo y aplicarle la ordenanza de Pablo en 1Corintios 5:9-11. “Os he escrito por carta que no os asociéis con fornicarios. No me refiero en forma absoluta a los que de este mundo son fornicarios, avaros, estafadores o idólatras, pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Pero ahora os escribo que no os asociéis con ninguno que, llamándose hermano, sea fornicario, avaro, idólatra, calumniador, borracho o estafador. Con tal persona ni aun comáis” Notéis que “con el tal, ni siquiera podemos juntarnos” ¿Y porque? Para que se avergüence (Tes. 3:14)

Si la conducta del hermano cae en lo herético y doctrinal, la Palabra nos ordena que lo debemos rechazar y ni aun recibirlo en nuestra casa (2 Juan 9).

Si el hermano cae en la ostentación y la avaricia, debemos confrontarlo y amonestarle. Este pecado perdió a muchos en el pasado y por ello Pablo amonesta a los ministros que “no quieran enriquecerse” porque el poder del dinero corrompe (1 Tim. 6:9-10), y muchos cayeron en los lazos de Satanás por estos pecados (1 Tim. 5:15). Para evitar esto, los ministros no deben manejar dinero y si fuera posible, firmas de cheques, dejando en mano de los diáconos esta función, como hicieron los apóstoles al nombrar diáconos (Hech. 6:1-7) y así cumplimos la advertencia de Pedro cuando dijo en 1 Pedro 5:2 “Apacentad el rebaño de Dios que está a vuestro cargo, cuidándolo no por la fuerza, sino de buena voluntad según Dios; no por ganancias deshonestas, sino de corazón”. Los ministros deben mantener un nivel de vida económico de acuerdo al promedio de sus miembros, y practicar la sencillez y la humildad, no involucrándose en los negocios de este siglo (2 Tim. 2:4).

El Gnosticismo dentro de la Iglesia:

Los gnósticos trataron de influenciar a la iglesia primitiva colocando el conocimiento y la sabiduría humana sobre la revelación y la redención de Jesús, y no prevalecieron, porque los apóstoles fueron radicales con ello. Hoy estos gnósticos, disfrazados de un nuevo esquema y llamándose promotores del nuevo orden mundial nos están llevando por todos los medios a las influencias de la Nueva Era, y estamos siendo intoxicados por sus corrientes sincréticas y contradictorias.

LOS DISFRACES DEL ENEMIGO

Tratar de desenmascarar a una corriente adaptable a todos los marcos y con una filosofía mutante, es difícil. Algunos expertos catalogan a la Nueva Era como el SIDA moral del tercer milenio, yo considero que se parece al lagarto o camaleón. Este se adapta al medio, pues cambia de color según su entorno, así pasa desapercibido. Esta corriente sincrética es un “cóctel espiritual” de todas las ideas religiosas y filosóficas que privan en nuestros tiempos. Es una forma de justificar la realidad enfermiza de una sociedad decadente, donde todos los valores se están trastocando, es el tratar de justificarlo todo sin definir nada.

Si tuviera que explicar las influencias de la Nueva Era en la sociedad y la religión tendría que establecer los siguientes parámetros. La Nueva Era transforma las virtudes en valores efímeros. La moral la convierte en compromisos huecos y sin sentido. La conducta social se define por un “estilo de vida” materialista, donde el tener es igual al SER. Cuando se habla de la verdad, se presenta tan solo como una alternativa liberal, donde todo cabe y nada es malo. En vez de proclamar al Creador, diviniza al hombre haciéndole un “dios”.

La Nueva Era potencia la conciencia propia sobre la moral divina. Hace de la mente el poder absoluto, eliminando el pecado o delito como causa del mal. Su influencia en la sicología y justicia nos ha llevado a un callejón sin salida, que no nos permite frenar el deterioro delincuencial. Al igual que los defensores de los derechos humanos, para la Nuera Era todo es licito, y cualquier actitud severa, en la corrección del mal, debe ser rechazada. Su impacto en la vida familiar ha sido desastroso. Se cambio la mano fuerte de los padres para controlar a los hijos, por esa teoría de que hay que darle las mismas prerrogativas a los menores que a un adulto, y no se debe restringir sus libertades y derecho, aunque legalmente son juzgados con un régimen más tolerante y permisivo. Estas corrientes dicen que no “debemos reprimir los deseos” y por lo tanto, dar libertad para desencadenar los instintos animales, sin freno espiritual.

¿Qué es la espiritualidad y la moral de la N.E.? Es un horizonte sin frontera, una línea sin limite, un quehacer en donde todo es licito. Al fin y al cabo, esta corriente se nutre del espiritismo, magia, astrología, cábala, teosofía, budismo, hinduismo, gnosticismo, etc. Lo mismo se cree en la creación, que en la reencarnación, que en la evolución. Se proclama el poder mental, pero se afianza las fuerzas de colores, piedras, campos negativos y positivos, energía positiva, energías vegetarianas, comunicación con los muertos o contacto con los extraterrestres etc.

La N.E. no es una ciencia, pero se basa en ciertas leyes científicas. No es una religión, pero proclama verdades espiritualistas. No es una corriente filosófica determinada ni coherente pero en sí, proclama la filosofía del “nuevo orden mundial”. No tiene lista de miembros, pero sus millones de seguidores controlan la ONU, Disneyword, Hollywood, FMI, ONGs etc. Su mensaje esta adaptado a los tiempos y circunstancias, semejante al “garrobo” o iguana, se adapta al medio cambiando el color, según su entorno.

Su objetivo esta bien definido. Destruir los principios del cristianismo e introducir la nueva religión del gobierno mundial, “todo es bueno, nada es malo”. Se nutre de los errores del cristianismo, y de las malas conductas de sus predicadores. Promueve la división, para sembrar la confusión. Defiende todo lo que la Biblia condena: el aborto, la unión libre, la homosexualidad, las drogas, la violencia, el ocultismo, la liberación femenina, los derechos humanos etc. En fin, trata de destruir la familia. En la justicia promueve la benevolencia extrema hacia los delincuentes, destruyendo el temor como freno de la moral. En la educación, degrada a Dios para alimentar los impulsos y deseos humanos como única meta. Coloca los derechos sobre los deberes.

En vez de despellejar a los cristianos, criticándolos a todos por unos cuantos sinvergüenzas, lo que deberíamos es definir los valores de le fe frente a la liviandad y subjetividad de estas corrientes que destruyen la moral cristiana. Escribamos más de la verdad y menos de las personas, solo así podremos desenmascarar la Nueva Era.


LA OTRA CARA DE LA NUEVA ERA

Estamos siendo minados, en todos los frentes de la convivencia social, por ese fenómeno incontrolable y sutil de la Nueva Era. Su influencia es difícil de detectar, y opera de forma tan encubierta que no podemos distinguir su poder, a menos que analicemos detenidamente algunas de sus supuestas bases doctrinales, que por cierto son ambiguas y cambiantes, las cuales, pues como el camaleón, se adapta a cualquier medio, y opera de mil formas, yo le llamó el monstruo de las mil caras, otros el SIDA espiritual de los últimos tiempos, y algunos, la Nueva Conciencia Universal.

¿Qué es la Nueva Era y por qué se habla tanto de ella? Preguntaran algunos, pues bien, según afirman sus promotores, la Nueva Era “no es una secta”, y no tiene los problemas típicos de las mismas, como podría ser el radicalismo, los excesos, la rigidez de reglas morales, la cerrazón y el fanatismo. Por el contrario, este movimiento busca unificar al ser humano mediante una abertura a aceptar todas las ideas religiosas, científicas y sociales afirmando que “nuestra cultura esta enferma” debido a los falsos valores religiosos impuestos por los cristianos fanáticos y conservadores. Hace con todas las ideas diversas un “licuado”. A eso es lo que llaman “Nueva Era”. Ellos tratan de forjar una nueva sociedad con valores nuevos, negando la eficacia de la piedad, como dice la Palabra en 2 Timoteo 3:5; “Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella: y á éstos evita”. Esta influencia menoscaba los principios tradicionales, cambiando la moral por el compromiso. Hacen de la conducta social un “estilo de vida” y cuando se trata de imponer la verdad bíblica, alegan que debemos buscar otras alternativas que no sean solo la Palabra de Dios, socavando los valores tradicionales de la fe cristiana. Niegan el poder de la oración y terminan proclamando el poder de la mente a través de una serie de jaculatorios estilo “mantras”, y practicado con el yoga y a través de métodos de desarrollo mental lo que se ha dado en llamar “meditación trascendental”.

¿Qué es un Mantra? En el idioma sánscrito se refiere a un 'instrumento de pensamiento mediante el cual se produce una idea fija sobre la cual debe girar nuestra expresión. En el hinduismo se usa como frase u oración mágica a la cual se le da poderes especiales. Entre los muchos mantras orientales figuran los mantras védicos, de diversos tipos, que van acompañado siempre de un ritual hindú, pidiendo o apremiando a unos de sus miles de dioses el dar la bendición deseada. Dice el diccionario enciclopédico Encarta que: “los mantras del Atharva-Veda tienen el poder de la magia negra y que actúan sobre un amigo o enemigo. Los mantras tántricos combinan estos dos aspectos, invocando a los dioses mientras conjuran poderes mágicos a través del poder de la palabra”. Actualmente muchas iglesias cristianas han introducido esta practica sutil como influencia de la Nueva Era.


--------------------------------------------------------------------------------


[1]-Carson, D.A.; France, R.T.; Motyer, J.A.; Wenham, G.J., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno, (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones) 2000, c1999.




volviendo a la definición de la Nueva Era, como no es una religión, sino una mezcla sincrética de muchas creencias, podemos afirmar que estamos frente a un licuado o cóctel espiritual muy mutante. Para ellos enumerare algunas de las muchas influencias que envuelve esta corriente. Se presenta como ciencia, pero no se basa en leyes científicas, creando miles de teorías metafísicas. Opta por ideas religiosas disfrazadas de cristianismo, pero las mezcla con creencias espiritistas, ocultistas, el cábala, la teosofía, el gnosticismo, budismo, hinduismo, panteísmo, la santería, el naturalismo con la herbolaria, el ecologismo, hipnosis, poderes en cristales, piedras, colores, astrología, desarrollo del control mental (método Silva), el yoga y una larga lista de etcétera. Todas estas creencias se entretejen mezcladas con frases emanada de la psicología moderna y unidas a el misticismo oriental y expresiones bíblicas para forjar toda una dialéctica.

¿A qué se debe que estas ideas florecen tanto en nuestro mundo? La Nueva Era, como otras muchas corrientes religiosas modernas, se nutre en parte de un hecho real; la decadencia moral y de valores que vive nuestra sociedad, sometida a un materialismo brutal, donde la religión tradicional no ha podido hacer nada, y más bien, se ha contaminado de estas influencias. La desorientación social y religiosa que viven millones de familias les hace víctimas de los antivalores, como es el aborto, el divorcio, la depredación, la violencia, la homosexualidad, la liberalidad sexual, la corrupción etc. Todas estas realidades justifican las nueva ideas que giran en torno a crear un “Nuevo Orden Mundial”. Así lo dice el máximo libro de este movimiento llamado “La Era de Acuario” escrito por la vidente y profeta de este movimiento, Marilyn Fergusson, y el cual es como la Biblia de este movimiento. En el se afirma que la era de Piscis (etapa que corresponde al Cristianismo) ha terminado en fracaso, que a partir del nuevo milenio y esde el 1990 se comenzó a entrar en la Nueva Era de Acuario, que representa el Nuevo Orden Mundial de paz y hermandad en la humanidad, donde todos serán un solo pueblo, y existirá un gobierno y una religión mundial.

Los adeptos de la N.E. no son miembros de una organización, ni se congregan en un grupo, más bien se infiltran en otros grupos. Este movimiento tiene sus seguidores en todas las áreas del saber y el quehacer social, político, económico y religioso, influenciando con sus nuevas ideas descafeinadas la esencia de la Palabra. No tienen una lista de miembros, y no se pueden identificar claramente. Sus ideas son atractivas, porque ofrecen una alternativa adaptable a cualquier esquema. Es una filosofía mutante y muchas veces incoherente. Apocalipsis los presenta en lo religioso como aquellos indefinidos que ni son ni fríos ni calientes, sino neutros y a los cuales el Señor los vomita de su boca (Apo. 3:15-16). Tratan de darle a la vida un sentido con perspectiva optimista, exaltando el poder de la mente y consideran la evolución del hombre como una verdad real, por medio de lo cual podemos convertirnos en dioses. A Dios lo ven como una fuerza impersonal, presente en el cosmos y en las cosas (panteísmo), y solo podremos alcanzar la plena sabiduría (gnosticismo) cuando nos integremos a la madre naturaleza y el cosmos, mediante el poder de la mente. Hay mucho más que hablar al respecto, y lo seguiremos abordado en los próximos artículos, porque esta influencia esta hoy minándolo todo, y es el mayor peligro para la moral y los principios cristianos.



EL PELIGROSO CÓCTEL DE LA NUEVA ERA

Mario E. Fumero

Los Judaizantes dentro de la Iglesia:

Hay que predicar a Jesús como el Mesías para los judíos, aunque ellos lo esperan con poder y gloria. El deseo de alcanzar a los Israelitas ha dado origen a un mesianismo que está produciendo un efecto contrario, en vez de cristianizar a los verdaderos judíos, lo que está haciendo es judaizar a los gentiles, creando una secta judeo-cristiana.


LA RESURRECCIÓN DEL LEGALISMO MOSAICO

Cuando la iglesia primitiva se enfrentó al legalismo judaizante de su época, dentro de la iglesia gentil, se pensó que la brecha que confundía a gentiles y judíos había quedado superada. En el concilio de Jerusalén de Hechos capítulo 15 se le dio solución a la crisis creada por los judíos radicales. Sin embargo, de forma misteriosa, y bajo móviles correctos, alcanzar a los judíos, se ha desencadenado en nuestro tiempo un resurgimiento del espíritu judaizante entre los gentiles que esta creando un cisma en muchas iglesias evangélicas.


UN PROPÓSITO QUE CAMBIO DE DIRECCIÓN

Israel ha sido un pueblo sufrido, perseguido y vinculado a los planes divinos en los últimos tiempos. La escatología nos muestra que todos los acontecimientos con la segunda venida de Jesús tienen su origen en el cumplimiento de muchas profecías que quedaron en suspenso en el pasado. La mas impactante para los cristianos es la restauración de Israel como nación y su poder militar como potencia en el medio oriente.

El espíritu misionero de los últimos tiempos ha identificado a los cristianos evangélicos con el sufrimiento del pueblo judío. Esta visión por Israel ha producido movimientos cristianos que apoyan el retorno de los esparcios de la casa de Israel a su tierra, y a la vez, el trabajo para revelarle al Mesías Jesús. Muchos judíos se han convertido y trabajan en un plan de alcance para que otros de su pueblo se conviertan a Jeschua. Es lógico que para vivir y trabajar entre ellos se debe conservar sus costumbres, y lo más lógico es que un judío converso respecte su cultura, de igual forma cualquier tribu autóctona del mundo debe conservar todas aquellas costumbres que no sean contraria a la moral y las buenas costumbres de la Palabra. Hasta este punto no hay problema, pero ¿Qué es lo que esta ocurriendo con el movimiento mesiánico? Que los gentiles que desean apoyar la obra misionera para los judíos terminan haciéndose judíos y abrazando la ley con todos sus preceptos y ceremonias, ignorando las claras enseñanzas que hay en la Palabra. En conclusión, en vez que cristianizar a los judíos, lo que están haciendo es judaizar a los cristianos.

NO TODOS SON IGUALES

Pero no todos son iguales. Dentro de los movimientos mesiánicos existen tres grupos que debemos saber distinguir, porque la generalización es peligrosa y no todos los que toman este camino están torcidos o causan daños al cuerpo de Cristo. Para saber distinguir entre unos y otros debemos considerarlo de acuerdo a sus actitudes y enseñanzas. Tratare de describirlos de acuerdo a su fondo y su forma.

1- LOS JUDIOS VERDADERAMENTE MESIÁNICOS: Son aquellos que se convierten al cristianismo y proceden de una familia judía. En este caso ellos tienen muy clara su genealogía, por lo que no tienen que investigar ni especular sobre ello. Cuando se convierten, adoptan las costumbres cristianas pero conservan algunas formas de ser de su pueblo. Algunos para ser aceptados entre los suyos, y no producir un rompimiento, siguen guardando el Shabbat y usando la kipa y el talit, e incluso van a las sinagogas, pero en su relación con los gentiles cristianos se comportan de forma natural, y no le imponen sus costumbres. Este es el caso de Pablo cuando predicaba e incluso le aconsejo a Timoteo que cuando estuviera con los judíos se adaptase a ellos[1], ordenándole circuncidarse.

2- LOS MESIÁNICOS GENTILES QUE TRATAN DE SER Y ADOPTAR LAS COSTUMBRES JUDÍAS. Estos gentiles que se hacen mesiánicos llegan a ser más judíos que los mismos judíos mesiánicos. Se vuelven críticos de la iglesia evangélica en algunos puntos que si en cierto sentido son debilidades de los cristianos, se convierten en punta de lanza para adoptar y vivir sujeto al espíritu legalista que San Pablo tanto condeno en los Gálatas. Lo que menos hacen es evangelizar a los verdaderos judíos, sino que su esfuerzo mayor esta en atraer a cristianos evangélicos del pueblo gentil para judaizarlo.

Estos comienzan por hacer que esos evangélicos gentiles inicien una búsqueda de sus raíces judías, que no existen, y si en algunos casos hubiesen existido, quedaría diluida y absorbida por los pueblos paganos y gentiles, y de esto hablaremos después. Argumentan el mal manejo que hacen las iglesias evangélicas de las escrituras y toman errores puntuales para socavar y atraer hacia sí a estos cristianos, que frustrados por los mecanismos manipulativos y emocionalita de algunas iglesias son presas fácil de cualquier secta.

Muchos creyentes solo viven para emociones y espectáculos y son tan ignorantes de las Sagradas Escrituras bíblica que son atraídos y seducidos por cualquier nueva onda. Mientras los mesiánicos manejan tan bien algunos conceptos bíblicos, que despiertan el fervor y deseo de retornar a una vida mas impregnada del rito y la liturgia bíblica.

La introducción del mesianismo evangélico en las iglesias gentiles ha llevado a una división que ha dado origen a una secta judeo-cristiana peor que aquella que existió en la época apostólica, y digo que peor, porque estos hasta quieren resucitar las fiestas del tabernáculo, algo que tuvo su cumplimento en la muerte y resurrección de Jesús, lo cual produjo la eliminación de los sacrificios y rompió la separación del hombre de Dios con la ruptura del velo del lugar santísimo, por lo cual tenemos acceso delante de Dios sin necesidad de acudir a mas ceremonias y sacrificios.

3- LOS JUDÍOS Y MESIÁNICOS QUE CAEN EN HEREJÍAS. Estos son aquellos que proclaman al Señor Jesús como Mesías pero niegan su divinidad y lo presenta a semejanza de un profeta que anunciaba la llegada del reino de Dios para Israel. Los tales caen en herejías al negar de forma rotunda los fundamentos trascendentales de un verbo hecho carne, y proclamar que Jesús es tan solo un hombre profeta o Mesías sin vinculación a la naturaleza Divina de la Trinidad.

Es bueno aclarar que para el judío ortodoxo esta idea de un “Dios encarnado” es completamente absurda. Ellos esperan un mensajero liberador tipo Moisés, opero jamás han analizado en sus comentarios del Tenach llamado Talmud la posibilidad de que este Verbo se hicieras carne y fuese de origen divino, como parte de la naturaleza misma de Dios mediante la encarnación por obra y gracia del Espíritu Santo.

BUSQUEMOS NUESTRA GENEALOGÍA ZEFARDITA

Desde siempre la iglesia evangélica se ha sentido identificada con el pueblo judío por varias razones, pero la mas fuerte es el hecho de que su A.T. representa para nosotros la herencia más importante en donde se origina nuestra Biblia y la revelación de Jesucristo.

Podemos ver al pueblo escogido como aquel del cual viene nuestra bendición, aunque no siempre fue así. Cuando el cristianismo en Roma se corrompió, con la mezcla de los paganos, se planteó en concilios y discusiones teológicas el hecho de culpar a los judíos de la muerte de Jesús, lo cual originó la persecución y matanza de judíos. Este fenómeno se hizo patente en todo el mundo dominado por la religión Católica romana en la edad media. Cuando los reyes Católicos decidieron expulsar de España a todos los judíos españoles, conocidos en la historia como sefarditas, junto a árabes y protestantes, estos buscaron en otras tierras la seguridad y tranquilidad que no le ofrecían los países católicos, y se refugiaron en los que después se convirtieron en protestantes.

La inquisición catalogó a los judíos como herejes y asesinos de Jesús, al igual que los musulmanes y los seguidores de la reforma luterana.

EL ORIGEN DE LA JUDAIZACION GENTIL

En Miami, Venezuela, Colombia y España se ha desatado junto al movimiento mesiánico un proceso de judaización de los gentiles. ¿Qué significa judaización de los gentiles? Pues que al nacer el movimiento mesiánico y de apoyo al pueblo de Israel, algunos sinceros hermanos se identificaron tanto con este pueblo que terminaron buscando una raíces que no existen para abrazar de forma radical costumbres, ceremonias y practicas que pertenecen a la cultura y patrimonio de los israelitas.
Uno de los más grandes prominente promotores del mesianismo judaizante entre los gentiles es Dan Ben Abraham el cual tiene su sede en Miami, Florida. ¿Quién era Dan Ben antes de entrar a este movimiento? Su nombre verdadero es Daniel Hernández, nacido en Cuba y por muchos años pastor bautista que trabajó en la república de Venezuela. Era un hombre maravilloso, entregado a su labor ministerial y sincero. Un día decidió adentrarse en el conocimiento del mesianismo bíblico. Su intención era buena: Alcanzar a los judíos para Jesús y comprometer a la iglesia evangélica a interceder por le nación de Israel.

Dan Ben comenzó a predicar y profundizar en lo que la Torá y el Talmud enseñan, hasta conocer a fondo la cultura del pueblo de Israel. Pero ahí no quedo todo, sino que se entregó de lleno a sus costumbres y prácticas. De forma inexplicable, comenzó a creer que todos los latinos tenemos raíces judías procedente de los sefarditas Españoles, y comenzó a buscar su origen, por lo que se cambio el nombre, dejo de ser Daniel Hernández para llamarse el Dr. Dan Ben Avraham.

Todo ocurrió en un proceso lento, pero de tendencia judaizante. 1º Buscar evangelizar a los judíos. 2º Interceder y apoyar la nación de Israel. 3º El adoptar sus costumbres: la Kipa, el Talit, el uso de terminologías judaicas, la búsqueda de genealogías, la implantación de ceremonias, la observancia del sábado judío y el enseñar y apoyar sus doctrinas en el Talmud, el Código Netzarita y otros manuscritos judaicos no pertenecientes al Canon del Antiguo Testamento.

MAS ALLÁ DE LAS RAÍCES

Aunque Dan Ben Abraham afirma que no quiere judaizar a los gentiles, sino buscar las raíces judías, él afirma que los gentiles deben injertarse en el tronco de Israel y afirma : “el peligro que estaba previniendo Pedro era que los creyentes de origen gentil fuesen sacados y empujados a la creación de una religión fuera del Judaísmo, desconectándose del Judaísmo y contraria al Judaísmo”[2]. Lo que deja ver su idea de que el cristianismo se fusione dentro del judaísmo como una corriente más, lo que contradice abiertamente todas las enseñanzas Paulinas, e incluso la misma proclama del Evangelista Juan en el capítulo 1 verso 11-13 cuando dijo: “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”. Lo que establece el principio que Dios preparó otro pueblo aparte de Israel, con los cuales estableció el “Nuevo Pacto”, lo que no anula el primero, sino que lo interrumpe hasta la consumación de los tiempos en relación a Israel, pero este Pacto que cumple la promesa dada a Abraham Génesis 12:2-3 no nos convierte en parte de Israel, sino en parte de los gentiles cuya bendición se manifiesta en la iglesia, otro pueblo formado por Dios:

Siendo manifiesto que sois letra de Cristo administrada de nosotros, escrita no con tinta, mas con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. Y tal confianza tenemos por Cristo para con Dios: No que seamos suficientes de nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra suficiencia es de Dios; El cual asimismo nos hizo ministros suficientes de un nuevo pacto: no de la letra, mas del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica” (2 Corintios 3:3-6).

Es interesante que San Pablo presenta a los gentiles y judíos conversos como “El Israel de Dios” (Gálatas 6:16), y en su exhortación a los Gálatas deja ver claramente que ya no cabe en la iglesia las prácticas judaizantes como proponen los mesiánicos, los cuales luchan no por ganarse a los judíos, sino por judaizar a los gentiles y hacerlos prosélitos de Moisés, ignorando el mensaje de Salvación que emana de la muerte de Cristo en la Cruz del Calvario.


LAS RAÍCES HISPÁNICAS DE LOS SEFARDITAS

Uno de los reclamos de los que proclaman el “mesianismo judaizante entre los gentiles” alegan que los de habla castellano, sea los españoles y latinoamericanos, son descendientes de los sefarditas. Pero ¿Quiénes son los sefarditas?

En las enciclopedias y libros de textos se les llama a las comunidades judías medievales de la península Ibérica y del norte de África, así como a sus descendientes, de los <asquenazíes>, que proceden de las comunidades en la Europa septentrional, central y oriental[3].

Muchos de estos judíos vivían en la península Ibérica, poblando el sur y centro. Por años convivieron con los musulmanes y los cristianos hasta que en el reinado de los Reyes Católicos (1492-1497) sufrieron grandes persecuciones y fueron definitivamente expulsados de estas regiones tras la conquista cristiana del último enclave musulmán y la unificación de los reinos peninsulares. Córdoba y Granada fueron los lugares, junto a Toledo donde vivió la mayor cantidad de judíos. Muchos judíos sefarditas, para no perder sus bienes y emigrar abrazaron aparentemente la fe católica. Algunos de ellos era obligados a besar a la virgen como señal de renuncia as su fe judía pero para evadir el pecado de idolatría colocaban en las imágenes una <mezusá>[4] la cual eran la que besaban, y se cambiaban el nombre judío por uno cristiano. A estos judíos convertidos por la fuerza al catolicismo, o por miedo a la muerte en la inquisición se les llamaba [5].

Es lógico que si aparentaban ser conversos, se mezclaron con los gentiles[6]. Muchos de estos sefarditas se fueron disolviendo dentro de la cultura hispánica, por lo que sus descendientes llegaron a ser gentiles en todo el sentido de la palabra, e incluso abrazaron prácticas paganas. Para entender mejor como la raza hebrea se disolvió en este proceso de mezcla pondré un ejemplo:

Un judío sefardí se hizo “marrano” y para aparentar su conversión al catolicismo se casó con una gentil. Estos tuvieron hijos que a su vez se casaron con otro gentil y abrazó la fe católica. De forma consecutiva los hijos de su hijo se casan con gentiles, hasta llegar a la séptima o décima generación. En este proceso se perdió toda genealogía, herencia judía, pureza racial etc. Solo les quedó el apellido, que pudo ser usado por un sefardí como también por un gentil. ¿Cómo hallar una raíz que se disolvió en la mezcla? No se es Israelita por tener un nombre judío o profesar una creencia basada en el Talmud, sino por tener una genealogía clara y precisa de que desciendo de una de las doce tribus de Israel y conservar de generación en generación la lengua, los principios y las prácticas hebreas.

No niego que hayas hispanos sefardís, pero esto lo sabían desde el principio, y no como el caso de Dan ben Abraham que era pastor bautista cubano y un día se judaizó y dejo de ser el pastor Bautista Daniel Hernández para convertirse en el Rabino Dan ben y así causar divisiones y contiendas en las iglesias de Venezuela, Colombia y Miami, donde fue ministro antes de entrar al espíritu de los Gálatas. Hoy muchos gentiles, que ni saben su genealogía hasta le tercera generación, están afirmando que son “sefardís” por razonamientos que no tienen base correcta[7] y tratan de judaizarse.



ESCLAVOS DE LA LEY Y LAS CEREMONIAS.

¿CÓMO SE LLAMA DIOS?

Los grupos mesiánicos, principalmente los radicales, adoptan el principio de no llamar a Dios por su nombre. Ellos prefieren decirle “El Eterno” “El todopoderoso” o referirse a él con el calificativo que aparece en los escritos del Tenach “YHWH”. En el caso de Dan ben Abraham, usa la referencia a Dios dividiendo la palabra “Di-os” porque ha adherido la mente hebraica de que no se debe pronunciar el nombre de Dios. Además de esto, hace una serie de cambios en cuanto a las referencia de los personajes bíblico, creando una mezcla entre el español, el hebreo y la traducción de estos nombres. Por ejemplo a Jesús le llama Yeshúa. Al Mesías le dice Mashíaj, a Moisés le llama Moshé, a Abraham le llama Abraham, a Pedro le llama Kefas y así lo cambia todo, haciendo una adaptación hebreo- griega al castellano, e ignorando la traducciones clásicas, como que esto para él representa algo sensacional.

SE LLAMA DIOS “JEHOVÁ” O “YAHVÉ”

No quiero entrar en polémica relacionada con el nombre de Dios, por a la verdad lo correcto serias decir, cuando nos referimos a Dios ”EL SIN NOMBRE”. La Biblia contienes las formulas castellanas de lo que los traductores decidieron adaptar a la lengua. En su deseo de aclarar y plantear el nombre correcto de Dios, si usaron dos formulas: El Yahvé de la Biblia Católica, o el de Jehová de la Biblia Evangélica. Pero en realidad ambas versiones han incurrido en un error histórico de traducción respecto al nombre del Eterno, como lo llaman los mesiánicos, y en esto ellos tienen un poco de razón, aunque no es para tanto el dividir o anular la palabra “DIOS”.

Cuando Dios se la aparece a Moisés en la zarza ardiente y este le pregunta “¿Cuál es su nombre?”, El Señor le contesta: “YO SOY EL QUE SOY” (Éxodo 3:13-14). Esta expresión se registro en los escritos hebreos con cuatro letras “YHWH” y los judíos no se atrevían a referirse a Dios usando este concepto, sino que usaban más el llamarlo mencionando sus atributos. A veces usaban la expresión “Adoshem” o “Adonai”, que significa “Señor”. Los judíos conservadores nunca pronunciaban el nombre de Dios, o sea, a la referencia de “Soy el que soy”. Cabe reflexionar el por qué Dios no le dijo su nombre a moisés, y uso una referencia verbal para indicar su persona; “EL QUE SOY”. Maimónides, uno de los mayores estudiosos del Talmud del judaísmo, comento que “Dios no tiene nombre ni atributos negativos, y esta fuera del alcance del hombre conocer la esencia de Dios”[8].
 

Debido a la longitud del Estudio no lo publicamos completo. Para seguir leyéndolo abra la versión en PDF.

Ruta: