Verdaderas Coberturas

Desde que te sales del sistema estructural eclesiástico, tu máximo enemigo pasa a ser el no tener, en apariencia y conforme a los rudimentos establecidos, una cobertura adecuada para ministrar. Este estudio tiene por finalidad dejar en evidencia que tal cosa no es bíblica y que, muy por el contrario, cuando la Biblia habla de coberturas, se refiere a algo totalmente distinto y hasta opuesto a lo que los hombres eclesiásticos toman como tal.

Ruta:

Visite el web de Tiempo de Victoria.