A todos los foristas que tan atte. leen las participaciones.
Creo que aquí, en este foro, como también en otros, se ve claramente la intención, de lo que por siglos ha sido parte de la historia de la humanidad: ¡Religión Vs. VIDA...! Uno puede leer participaciones que realmente contribuyen al ser espiritual y otras, francamente, hacen sentir la perdida de tiempo, pues solo dejan un amargo sabor de desconocimiento. Muy pocos contribuyen a esta verdad: “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento” 2 Corintios 2:14.

Si conocerlo a ÉL produce en ÉL y en todo lugar el olor de su conocimiento. ¿Cuál será el OLOR a su desconocimiento? ...hummmmmm.

Recién en los años 90 después de Cristo, se comenzaron a compilar los escritos para formar lo que conocemos hoy como Biblia. ¿Porque se tardo tanto?, una de las razones fue que los cristianos de entonces vivían creyendo que la venida de Cristo era ¡inminente!. Pasaron 20 siglos y hoy, cuando estamos más cerca que nunca, cuando vemos que la higuera esta por dar los frutos, HOY, lo tenemos por ¡tardanza!.

Todos entretenidos en cualquier cosa, menos en ver como esta nuestra lámpara. ¿Tendré aceite? ¿O me encontrara como un/a insensata/o?, ...

¡¡Cada cual, en su cada cual!!, ...

(¡¿De que nos habla la tía esta?!, ¿¡quién se cree que es!?, porque no nos dejará tranquilo/as, estamos demasiados ocupados en nuestros “ministerios”, en nuestras conferencias, en nuestros jubileos, en nuestras organizaciones, en nuestros planes, en nuestras visiones, en nuestra mariolatría, en nuestras doctrinas, en nuestras “pastolatrias”, en nuestras asambleas, en nuestras discusiones, en los foros).

Sería muy provechoso leer “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” San Lucas 18:7.

La Religión tiene atados a la mayoría al carro del hacer sin razón, pero la presencia de Dios no va con ellos.

“Tomaréis luego el arca de Jehová, y la pondréis sobre el carro, y las joyas de oro que le habéis de pagar en ofrenda por la culpa, las pondréis en una caja al lado de ella; y la dejaréis que se vaya.” 1Samuel 6:8, los filisteos tenían el arca, pero Dios no estaba con ellos.

Es muy interesante leer todo este capítulo. Nos enseña acerca de la realidad actual, hacemos muchas cosas, tenemos el arca (la Iglesia), pero la presencia de Dios no esta en ella.. (¿Cómo se atreve a decir eso hermana?, ¡No juzgue!), que dice la Palabra: “Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la verdad y lo conducente a la paz en vuestras puertas”. Zacarías 8:16.

Sigamos: ...Muchos almáticos, ¡eso sí!, ¡muchas emociones!, mucha vida del alma, es decir heno, hojarasca o madera. Todavía no hemos percibido que lo que Dios construye lo realiza con materiales ¡preciosos!. Si los cimientos del muro de la ciudad santa, la nueva Jerusalén están realizados en jaspe, zafiro, ágata, esmeralda, ónice, cornalina, crisolito, berilo, topacio, crisopraso, jacinto, y amatista (Apoc. 21:19-20) y si además sobre cada cimiento están los nombres de cada apóstol (Apoc. 21:14) arriba de esto nosotros pretendemos poner lo que hacemos... ¡qué necios!, pretender construir con la religión, con heno, hojarasca y madera...

“Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día lo declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciera la obra de alguno que sobreedifico, recibirá recompensa, Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien el mismo será salvo, aunque así como por fuego... nadie se engañe a sí mismo, si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio,” 1 Cor. 3:12-18.

¿Algo más?, si, por cierto, también, vivimos entrando en su presencia, (¿será porque vivimos saliendo?, pues Él así como murió una vez y para siempre, cuando nos entregamos a él también entro, y si de algo estoy segura es que ¡Él no sale y entra!), (pero se nota que nosotros sí), y como si esto fuera poco, ahora esta de moda pedirle que descienda a través de ciertas canciones apostatas creadas sin el más mínimo conocimiento, pero eso sí muy recomendadas y vendidas por el circuito comercial que se ha creado en la música “gospel”. (pero mejor no hablar de esto que ofende a los que lucran y negocian con ello, a lo cual, claro está, le llaman “ministerio”, (¡qué atrevidos!), lo peor es que miles de miles, ¡LES CREEN!...

(“MI PUEBLO PERECE POR FALTA DE CONOCIMIENTO.”)

Pero algo cierto hay, la Religión ¡entretiene!, claro que ¡entretiene!, da lugar (por el cual se pelea), presta sus pulpitos, sus plataformas, sus radios, sus canales de TV, nos vende sus CD, sus casettes, sus libros lights, sus conferencias, sus viajes ungidos, y cuanto se le ocurra a algún avivado a los que miles como zonzos le creerán.

Pero la VIDA, eso sí, la VIDA que vino a implantar el CRISTO que llego a morir y hacerse semilla para implantar el Reino en cada uno, esa, la VIDA, gusta a pocos, es negación, compromiso, persecución, miseria (muchas veces), dar sin esperar recibir nada a cambio, saber que el galardón lo entregará Jesús, por lo cual nada se hace para ser visto, ni reconocido. VIDA es humildad, justicia, morir por la verdad, y si no se muere estar dispuesto a perderlo todo por causa de ella.

Claro, esto último ¿a quien le gusta?, en los tiempos que vivimos en donde todo se hace para ser reconocido (“aplaudamos al siervo de Dios, ...y el dice: más fuerte si es para Cristo”),...mientras luego se lleva todos los laureles, porque claro, hizo tantas cosas, que el sacrificio de Cristo al lado de estos tíos, ...¡queda olvidado!.

“He venido a darles vida y vida en abundancia”,...

Si hallo alguno que se duela conmigo por esta realidad coincidiremos: ¡cuanta pobreza espiritual!...

No soy una esclarecida, he pasado por todo esto, hemos con mi esposo sido pastores, lideres de jóvenes, y poco a poco, por escuchar su voz, fuimos renunciando a todo, nada hay más hermoso y dulce que escuchar su voz. Ya es tiempo de hacerlo, quien quiera entender que entienda, quien quiera oír que oiga, Él... está llamando al remanente.

Atte. En el ÁGAPE de JESUCRISTO.

Autor: Silvia de Rosario

Mensaje: Religión Vs. VIDA
Publicado en: http://www.forocristiano.com

Ruta:

Ahora en ForoCristiano.com