NOTA PRELIMINAR

Los argumentos a exponerse aquí constituyen el conjunto de creencias y posiciones que cambiaron de manera radical y maravillosa los pensamientos y acciones de quien escribe estas líneas.

Aquí se conjugan largos años de estudios bíblicos junto con una recopilación de verdades que de manera enfática fueron aceptadas por mi persona al analizar y disfrutar de las hermosas Sagradas Escrituras de la Biblia, de numerosos libros de autores variados; de la escucha de muchas canciones cristianas, también de cantautores, de sus canciones sociales con excelentes mensajes.

Muchos textos de los aquí expuestos tienen también su origen a raíz de largas conversaciones con feligreses de diferentes religiones y de variadas ramas del saber social y científico.

Este libro pudo haber estado antes en tus manos, pero no se quería sacar este apremiante mensaje a la luz con fines comerciales; no se está de acuerdo en cobrarle a la humanidad por llevarle parte del mensaje de salvación que puede hacernos libre para toda la eternidad. Que mérito tiene el predicador, que por llevar la buena nueva a sus hermanos tiene que beneficiarse de ello.

Extensiva sea esta nota como un agradecimiento a familiares y amigos que supieron darme su apoyo de diferentes formas y en diferentes etapas de mi vida; especialmente a Jesús Bienvenido Lantigua (Miguel), mi más querido hermano, Gregoria Fermín (Nanía), Ana Paulino P., Patria Rojas (Coca), mi mejor amiga, Navi de Jesús Lantigua, Zoila D. Lantigua, Yolanda de Rizek y Claritza Alberto, quienes en momentos de muchos problemas, tristezas, deterioro de la salud, soledad, necesidades económicas y espirituales, y mis alegrías, supieron confortarme de manera sabia y desinteresada; y aunque la distancia ha evitado que con algunos de ellos no tenga las mismas vivencias y relación del pasado, siempre ocuparán, al igual que los demás, un lugar preferente en mi mente y corazón en toda mi vida.

“Compra la verdad y no la vendas”.

INTRODUCCIÓN

Las expresiones, datos históricos e interpretaciones doctrinales y proféticas que a continuación verá el lector en este material pueden chocar con los paradigmas y creencias de la mayoría de la gente que los analice, por su contenido sumamente controversial y diferente a lo acostumbrado, lo cual puede ser una amonestación o llamado a las diferentes clases de creyentes y no creyentes de nuestros días a cambiar muchas cosas de su creer y diario vivir.

Aquí se tocan muchos aspectos sociales, políticos y religiosos, los cuales en su mayoría son resumidos con alguna décima, poema o poesía.

“Salid De Ella Pueblo Mío” podría considerarse como una extensión del mensaje de los tres ángeles expresado en Apocalipsis 14. Aquí se enfatiza el llamado a salir de los incontables errores que hoy y siempre han caracterizado la falsa conglomeración espiritual conocida bíblicamente como Babilonia. También se presenta a la luz de la Biblia, él porqué de esta tan grave problemática social y espiritual que nos envuelve y de esa terrible corrupción que afecta todos los estratos de nuestra sociedad.

También exhorta a mejorar las costumbres y pautas que guían nuestras familias y sociedades, porque lo imperfecta de estas, nos están llevando a un caos que ya en la actualidad está causando que el porcentaje de asesinatos y de la gente que es afectada por el estrés y el suicidio suba abrumadamente cada día. Además aquí son enfocados cientos de problemas agrupados en categorías y grupos, los cuales hoy aquejan la humanidad.

El campo más estudiado aquí es el religioso, porque en él es que más encontramos teorías o soluciones a la problemática social, que según sus promotores, de ser aplicadas nos llevarían a la paz social, política y económica que tanto se necesita en todo el mundo.

Dentro de este basto grupo de religiones y sectas se enfoca primeramente el catolicismo, el cual es el que influye en mayor cantidad de países y tiene su influencia también en el terreno social y político en la mayoría de los lugares en que se practica. Después se analizan las religiones protestantes, los principales temas de controversia entre las denominaciones religiosas, la moralidad de nuestros días, las profecías de los tiempos finales y muchas doctrinas y costumbres de nuestro mundo.
Todos los temas y situaciones a tratar aquí son escudriñados, estudiados y analizados, utilizando un enfoque bíblico; por ser la Biblia el libro que más influencia a tenido en las leyes y constituciones de la mayoría de los gobiernos terrenales y el cual sirve hoy de patrón para juzgar casos de moral y conducta en tribunales, asambleas, concilios, etc.; o individualmente, para saber como marcha nuestra justicia y nuestra relación con el Creador del Universo.

DUDAS DE UN DISCIPULO

“Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán” (Mateo 24:5)

Señor, hoy vengo a ti para decirte que tenía muchas dudas en mi cabeza. Queriendo andar en tu camino he vagado por muchos diferentes caminos. Analizando los problemas que a diario se ven en lo político, social y religioso me he sentido intrigado y confundido al mismo tiempo; porque a pesar de que en todos estos grupos hoy muchos líderes y cantidades de escritos y mensajes a través de todos los medios de comunicación intentan solucionar los problemas que hoy nos afectan a todos los niveles, en vez de mejorar o apaciguarlos, tenemos una sociedad que cada día se vuelve más y más corrupta e insegura.

Buscando respuestas y soluciones a todos estos problemas me he concentrado en las diferentes religiones que hoy llenan el mundo, las cuales aseguran tener soluciones seguras y eternas a nuestra terrible problemática. Pero he tropezado con el problema de que mis hermanos aquí en la tierra me presentan muchos caminos diferentes para llegar a ti y no puedo ver en ellas a un Cristo unificado.

Cada iglesia o religión tiene su propio conjunto de normas y códigos que conjuntamente con su interpretación de Las Escrituras son, según ellos, el único camino para la salvación de mi alma; y para reforzar sus doctrinas me buscan textos bíblicos que según su entendimiento o armazón doctrinal de su iglesia, apoyan lo que ellos me dicen. Esta misma temática es utilizada por todas las denominaciones de hoy en día. Y se identifican diciendo yo soy católico, yo soy testigo, judío, mormón, evangélico, ortodoxo, luterano, metafísico, orfelo, adventista, cuáquero, etc. También he leído y visto en los noticieros que ya son miles las religiones y sectas que hay en nuestro mundo; esto sin contar las no oficializadas, y las que por su poca membresía, lejanía o clandestinidad no son conocidas por la mayoría de la gente.

“Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagemas de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error”. (Efesios 4:14)

Leyendo la primera carta del apóstol Pablo a la iglesia de Corinto (1 Corintios 1:10-17) he encontrado esta misma situación en esta iglesia primitiva. En ella también había muchos hermanos que predicaban doctrinas de grupismos; pretendían dividir a Cristo con sus creencias e inclinaciones por sus maestros o apóstoles preferidos. Unos decían somos de Pablo, otros somos de Céfas, Juan, Pedro, Gayo, Crispo, Apolos, etc.

Al seguir analizando y escudriñando este tópico puedo darme cuenta que al igual que en estos tiempos modernos, era un error de muchos en la iglesia de Corinto de pretender que Cristo está dividido o de que pueda progresar un reino que no está unido.

El apóstol Pablo vio la necesidad de escribir esta carta correctiva a esta iglesia, antes de que estos errores causaran estragos en el pueblo de Dios. Este mal estaba haciendo mucho daño en lo interno de esta iglesia primitiva, e impedía que los no creyentes llegaran a los pies del Señor por causa de las continuas disputas.

Hoy las iglesias te predican casi todas a Cristo, pero también te predican que si tu no perteneces a su religión, aunque tú vayas aferrado de la mano de Jesús y tu fe mueva montañas, para ellos tu no eres un verdadero cristiano; porque para la mayoría de los creyentes de nuestros días el arrepentirse significa e implica que tu te bautices e ingreses en la religión de quien en ese momento te predica. Te predican un mensaje de temor y juicio que hace que los de poco conocimiento bíblico y débiles en la fe caigan en sus redes, y si acaso tu no aceptas su verdad, te juzgan, te condenan y te catalogan como impío y falto de humildad. Pero la humildad no obliga a nadie a soslayarse bajo cualquier doctrina o iglesia que se diga verdadera sin antes probar su veracidad.

Toda denominación es rápida y humilde para reconocer y aceptar los errores que cometió en el pasado, pero ninguna acepta las fallas presentes. Así todas se nos presentan como la verdad absoluta, poniendo todas las demás como falsas o imperfectas. Se consideran cada cual ser la última Coca Cola en el desierto.

“Que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”
(2 Timoteo 4:3,4)

Podemos ver el afán de cada religión en publicar e imprimir sus doctrinas y recorrer el mundo con ellas; cual partido político, libran diariamente muchas batallas doctrinales y religiosas para ganar prosélitos para sus filas. Basta ya de tantas repeticiones de publicaciones de doctrinas conocidas desde hace miles de años; es hora ya de poner en práctica los argumentos de por lo menos el uno por ciento de las publicaciones que hoy llenan el mundo.

Cada religión tiene algún libro o escrito en el que hace un análisis de las principales creencias o religiones del mundo. En estos tratados, después de que se presenta a todas las iglesias o religiones analizadas como falsas o imperfectas, se culmina el libro presentando la iglesia autora de este, como la verdadera y que no tiene la mínima pizca de error.

Sería bueno, hermano, que tomes Las Santas Escrituras en tus manos y comiences un estudio constante y sistemático de la voluntad de Dios para con sus hijos. Lee lo que puedas, en el momento que puedas, desees y esté tranquilo y receptivo tu espíritu. Trata de leer solo el texto bíblico como lo hacían todos los cristianos de la antigüedad, prescinde de cualquier interpretación eclesiástica o comentario bíblico que influencie tu fe y creencia en acorde con los patrones de alguna denominación, o de tus raíces religiosas y espirituales. Si el Espíritu del Señor está en ti y tu Biblia está en tu idioma, tu puedes entender lo que tu alma necesite para cada momento, aquello que la voluntad de Dios haya dispuesto para ti como lección de cada día.

No es necesario entender toda la simbología profética, narraciones históricas, doctrinas o temas conflictivos para sentir que se está en el camino correcto hacia la Canaán Celestial. Tampoco es indispensable el uso de patrones de estudios bíblicos, lecturas para cada día del año, ejercicios matutinos, etc., que aconsejan ministros, pastores y sacerdotes de las diferentes denominaciones, esto para mantener diariamente programada su feligresía, con la fuerte influencia de sus interpretaciones grupistas.

Los que siempre leen la Biblia influenciados por interpretaciones y comentarios de sus respectivas religiones o ministros, muy pocas veces han tenido su propia fe y filosofía, o convencimiento de lo que es la sana y pura Palabra de Dios y su aplicación personal. Sus palabras y creencias son solo una copia de las convicciones del grupo al cual pertenecen o de la persona que los ha doctrinado. No sé como pueden decir muchas personas que tienen una relación personal con Dios, sin tener convicciones interiores genuinas.

En la actualidad la humanidad se atribula discutiendo y entrando día a día en polémicas sobre temas aparentemente conflictivos tales como celibato, alimentos, trinidad, día de reposo, religión verdadera, diezmos, adoraciones, profetas modernos, estado de los muertos, simbología profética, etc. esta diferencia de opiniones trabaja cual muro de Berlín entre los creyentes de una y otra religión.

Si lo deseas, empieza leyendo los evangelios, el libro de los Hechos y las cartas de los apóstoles; ahí aprenderás como funcionaba la iglesia primitiva después de la llegada del Espíritu Santo. Ahí verás también como nos libera Dios de las ataduras y yugos de los tradicionistas y religiosos que en todos los tiempos han tratado de oscurecer, opacar y complicar las simples y sanas doctrinas de nuestro gran Maestro Jesús. Notarás además que aunque Jesús y sus seguidores crecieron en las religiones de sus padres, en su madurez física, moral y espiritual no se identificaron por ningunos de esos errados grupos, al igual que el Profeta Elías, Isaías, Daniel e incontables seguidores a través de todos los tiempos.

No está incorrecto el comenzar la lectura de la Biblia desde el mismo Génesis. Haciéndolo así, entrarás a la casa de la Palabra de Dios por la puerta principal y podrás entender mejor las incontables citas que hacen Jesús y los apóstoles sobre Las Escrituras, las cuales, en ese tiempo solo estaban formadas por los libros del Viejo Testamento.


PROBLEMAS DEL PREDICADOR
(Poesía)


El Señor dijo a sus hijos
ayuden a sus hermanos,
denles el pan y el abrigo
y tráiganlos a mis manos.

Muéstrenle con la Palabra
su error y su pecado,
y así no tendrán la paga,
junto con los malvados.

Enséñenles el camino,
puro de la salvación;
traedlos a todos conmigo,
a morar aquí en Sión.

Profetas y predicadores
salen a sembrar la semilla,
se gozan en sus labores
y en la Palabra de Vida.

Siembran sin descansar
a toda hora del día,
de noche también es su afán
y el Maestro es su guía.

Siembran en todo terreno,
en tierra mala y buena,
porque saben que el Eterno
puede ablandar las piedras.

Pero la gente rechaza
La Palabra que los salva,
y pocos son los que abrazan
El evangelio que guarda.

Rechazan por su tradición
la Palabra de Jesús,
y creen que su religión
ya no necesita mas luz.

Quizás al leer este texto
tu me concedas razón,
pero si toco lo vuestro,
dirás que estoy en error.

Yo nací en mi religión,
dice un discípulo errado;
yo no cambio el patrón
que mis padres me han trazado.

Mi religión es verdadera,
fue la que Cristo fundó;
tiene la verdad eterna,
la que el Maestro enseñó.

Yo no dejo de adorar
imágenes y a María,
aunque al leer llegue a notar
que estoy en idolatría.

No dejaré de guardar
el sábado santo de Dios,
aunque Pablo al predicar
de esto al gentil absorbió.

Los diezmos yo llevaré
a los pies de mi pastor,
porque no me cogeré
la parte que es para Dios.

El pastor es el levita
de estos tiempos modernos,
porque él es quien más predica,
mientras yo descanso y duermo.

Otros esperan tranquilos
aquel rapto secreto,
que los llevará en camino
al cielo seguro y derecho.

Practican la brujería
y se salen de sus cuerpos,
y creen en un Mesías
de velas, ensalmos e incienso.

Tienen miles de maestros,
creen en la astrología;
se bautizan por los muertos
y les gustan las orgías.

Hacen de los alimentos
mil doctrinas y hasta pecado,
no comen para su sustento
lo que Dios les ha creado.

Dicen que Cristo no es Dios,
tampoco el Espíritu Santo;
ausentes del amor,
vacío y vano es su canto.

Solo creen en su logia,
su orgullo es ser un orfelo;
y confían en la victoria
que les da su dios dinero.

Dinero solo necesita
para su felicidad,
y a su prójimo esclaviza
en su afán de tener más.

No es malo la lotería,
ni tomar la prostituta;
esto dicen cada día,
porque el pecado les gusta.

Mi iglesia tiene profeta,
por eso es verdadera;
todos sus libros respeta,
son la verdad de esta era.

Nos dicen que la pobreza
tenemos que erradicar,
y toda piedra y riqueza
al Vaticano va a parar.

Basílica de San Pedro
Que de oro y plata reboza,
allí se estanca el dinero
de quien se cree una diosa,

Y creen que hablar en lenguas
los hace hijos de Dios,
pero cuando Cristo venga
sabrán quien es su señor.

El político en su discurso
a los pobres va ayudar,
y su gobierno es anuncios
de impuestos para aumentar.

Impuesto que a los ricos
no les hace nunca roncha,
porque ellos con sus trucos
al pobre la carga vuelcan.

Y así con miles de excusas
Se rechaza el evangelio,
y cada hermano busca
la gloria sin vituperio.

Y creen que va para el cielo
todo muerto de velorio,
por Horas Santas y ruegos
de falsos profetas todos.

Pretenden llegar al cielo
con juegos de azar y mentiras;
allá de blanco es su anhelo,
en la tierra prometida.

Pocos dejan los caminos
de placeres y pecados,
pocos retienen consigo
la verdad de los salvados.

No quieren cambiar de vida,
le temen a la sociedad.
¿Que dirá nuestra familia
si cambio yo mi pensar?

Cobardes e indecisos
se pierden de esta manera,
y en su pecado enfermizos
la muerte eterna les espera.

Rechazaron la verdad,
y escogen mejor las fábulas;
se visten de impiedad,
no les gusta la Palabra.

Toda una vida entera
se negaron al llamado,
del Espíritu que espera
que nadie sea condenado.

Ojalá no sea tarde
para a Jesús aceptar,
y después busques en balde
sin poderlo ya encontrar.

De que le vale al hombre
tener todo en este mundo,
si allá será el muy pobre
con el infierno seguro.

Y en esa hora querrás
Andar el camino santo,
mas tarde tu buscarás
lo que rechazaste tanto.

La Biblia te enseña el camino
y tienes el libre albedrío,
Mas Cristo te quiere consigo,
Él llenará tu vacío.

La mayoría de las religiones han nacido de ideales blancos, inspirados por personas que se han dado cuenta de los errores de la religión a la que pertenecían, pero después van entrando en ellas personas que van adulterando, complicando y rigorizando las doctrinas e ideales con la que se conquistó mucha gente; estos se dedican a comerciar con la palabra de Dios; se hacen ricos a costa de los padecimientos de Cristo en la cruz del Calvario; y en cada revisión de sus normas e interpretaciones de Las Escrituras se alejan cada vez más del verdadero evangelio de Jesucristo.

Es posible que si la lectura de la Biblia no era un hábito en tu vida, al empezar a leerla con empeño, amar y practicar sus eternos y buenos mensajes, encuentres muchas personas y familiares que se burlarán de ti y te dirán que eso pone la gente loca, que si piensas convertirte alguna religión, que la Biblia no se puede coger a pecho. Estas personas actúan bajo la influencia de espíritus de perdición. Jesús dijo “Hay de aquellos que hagan tropezar a uno de estos pequeños que creen en mi”.

“.....Y Castigaré a los hombres que reposan tranquilos, como el vino asentado, los cuales dicen en su corazón: Jehová ni hará mal ni hará bien” (Sofonías 1:12)

Es muy controversial como hoy las iglesias se apacientan en las comodidades, coyunturas sociales, preferencias y lazos políticos. Esto contrasta con la vida de los cristianos de toda la historia bíblica, que en todo tiempo eran perseguidos y tenían pocos momentos de tranquilidad; por los continuos acoses de los enemigos del reino, incitados por fuerzas de las tinieblas; o con los creyentes de la edad media, los cuales dijeron alto a la gran apostasía y eran asesinados y quemados en la hoguera, hasta por quienes decían ser los embajadores del reino de Dios. A la iglesia de Dios le fue profetizada persecución, quebranto y tribulación sin tregua hasta el final de los tiempos (Mateo 24, Apocalipsis 12).

Analizando esto es bueno preguntarse: “¿Estaría el Hijo del Hombre de acuerdo con la intrincada maraña de leyes, normas y códigos que han regido y siguen rigiendo las religiones de hoy en día y que en el fondo no son otra cosa que una asfixiante burocracia secular agazapada bajo pretextos espirituales y sagrados más o menos claros?” (Frase extraída del libro Caballo de Troya, tomo 1, de J. J. Benítez). Es mejor una acción que noventa y nueve doctrinas y sermones. Jesús es Verbo, no sustantivo.

Las religiones te exigen un cambio brusco de tus creencias, cultura y forma de pensar para poder pertenecer a ellas; no saben que haciéndolo así no hay mucha diferencia entre ellos y los escribas, fariseos, herodianos, celotes y saduceos de los tiempos del Israel antiguo. Sin embargo, Jesús solo le decía a las personas “Seguidme”. Muchos a su llamado dejaron todas sus posesiones materiales y lazos familiares para seguirlo; pero la ideología del hombre no se cambia en un abrir y cerrar de ojos. Él, el Padre y el Espíritu se encargaban de que sus seguidores fueran poco a poco perfeccionando su carácter, dejando sus malos hábitos.

El ministerio de Jesús en la tierra tuvo su punto más activo desde sus treinta años hasta su ascensión al cielo. Sin embargo, durante ese tiempo, y hasta la llegada del Espíritu Santo, Pedro siempre portaba su espada, dispuesto a usarla con cualquiera que intentara hacerle daño al Maestro, hasta el punto de herir en una oreja al siervo del sumo sacerdote cuando Jesús iba a ser arrestado.

Aún después de la llegada del Espíritu Santo y no obstante ser él portador de los grandes prodigios y sanaciones legados por Cristo, Pablo tuvo que reprender a Pedro por hacer diferencia entre judío y gentil y por tratar de llevar los nuevos creyentes a los pesados rudimentos de la ley mosaica, ya dejada atrás por la gracia, la fe y las leyes eternas del amor de Dios y la gracia de Cristo, todos estos expresados en un sencillo y eterno Evangelio de libertad.

Jesús nunca le exigió como condición a Pedro que dejara su espada y su áspero temperamento para ser uno de sus seguidores. Él sabía que si Pedro permanecía con Él practicando su fe y enseñanzas, tarde o temprano cambiaría su forma de ser, y así sucedió.

Al igual que Pedro Jesús tenía seguidores de todos los estratos sociales. Había muchos que eran celotes (grupo guerrillero que luchaba en contra del rey Herodes y que esperaba un Mesías guerrero que libertara a Israel del yugo romano). Estos varias veces incitaron al Maestro a que fuese su caudillo activo; entre sus discípulos también había cobradores de impuesto, publícanos, fariseos, saduceos, nicolaítas, herodianos, centuriones romanos, mercenarios, samaritanos, griegos, etc. Con todos ellos tuvo la paciencia de esperar su rápido o lento cambio por amor al Padre y la vida eterna; porque el cambio del corazón requiere una fuerte convicción Interna, amor por la justicia y la ley eterna de Dios; no que solo se manifieste de la boca hacia fuera para tratar de agradar a sus compañeros de fe e indoctos y querer vanamente justificarse ante Dios.

La gran mayoría de las personas que son amonestadas en cuanto a los errores, extremismos e idolatría de su religión, en muchos casos reconocen que la amonestación es verdadera, pero no dan el paso del camino de la salvación por temor a lo que digan o hagan sus familiares, amigos y compañeros religiosos. Por esto la Biblia dice que el reino de los cielos solo los valientes lo arrebatan. En Apocalipsis y los evangelios se nos habla del juicio en contra los cobardes, incrédulos e idólatras que rechazan el verdadero camino de la salvación.

No es bueno que te encierres en tus creencias sin antes analizar la verdad de cada hermano. Has como Pablo que lo escuchaba todo y retenía lo bueno, aquello que le podía edificar en la verdad. Pasa cada doctrina que se te expone por un filtro bíblico exento de influencias y raíces que hayas acumulado desde tu nacimiento, o por la cultura de tu pueblo.

Todos los religiosos sostienen que la religión en que nacieron es la verdadera y las demás son falsas; estas personas están condicionadas por el medio en que nacieron y en que se manejan, también por los patrones que sus padres les establecieron desde antes de ellos nacer. Si yo hubiera nacido en Arabia, lo más seguro sería que fuera islamita o musulmán, aunque después tomara otro camino; si en cambio mi país natal fuera la India, lógicamente sería hindú. De igual modo como el niño adopta el idioma y costumbre de su medio ambiente, así también lo hace con los asuntos morales y religiosos.

Tu tienes el libre albedrío para eliminar esas barreras, prepotencia y tabúes que impiden que haya comunión entre los hombres. Comprendamos que si todos en verdad seguimos al mismo Cristo, no hay razón para seguirlo dividiendo y quebrantar el santo mandato dado por Pablo a la iglesia primitiva de Corinto y consiguientemente a la iglesia universal.

Esto no quiere decir que debes aceptar cualquier doctrina o enseñanza que ande por ahí, pues sabemos que hasta la culminación de este reino terrenal, imperfecto e invadido por millones de ángeles caídos que desde sus prisiones invisibles de oscuridad luchan contra el Espíritu Santo y los ángeles de Dios para hacer caer a las almas, tendremos serias dificultades en nuestro camino a la salvación; estos espíritus son un continuo tropiezo y estorbo para las almas que sinceramente quieren seguir en el camino de la vida; y por eso siempre habrá falsos profetas que tratarán en todo grupo de quebrantar a los de sincero corazón y hundir mas a quienes toman las cosas de Dios livianamente.

Recordemos que Jesús, aunque rechazaba y censuraba las malas acciones, aceptaba al ser humano como era, no importando de donde viniese o en que condición social se desenvolviese. Aceptemos a cada persona y pacientemente esperemos; porque si nuestro espíritu en verdad está con Cristo, poco a poco por la acción efectiva del Espíritu Santo y nuestro ejemplo, nuestro hermano cambiará.



LOS ADORADORES
DECIMA)

Desde tiempo muy antiguo
señores podemos notar,
que el hombre ama estar
siempre en algún grupito,
para no estar solito.
Casi desde la gran creación
empezó esta confusión;
inventando religiones,
unos que otros patrones,
sistemas de adoración.


Gentes erradas de visión
desviaron la humanidad,
idolatrando su deidad.
Adorando a su dios Sol,
al Nilo, a Zeus, a Tor,
la luna y las estrellas;
sacrificaban doncellas,
niños, vidas de animales;
hincados hacia los baales,
sentados en comederas.

Cada pueblo adoraba
varias decenas de dioses,
estatuas de varias poses;
a estos palos clamaban,
cantaban y les danzaban;
cortaban su propio cuerpo
en sacrifico a los muertos.
Entre lamentos y risas
la gente se daba prisa
en adorar lo imperfecto.

Creían en muchas fábulas,
cuentos y supersticiones,
que tenían de patrones
para salir de las malas;
alguna otra cábala
que les traiga buena suerte,
conjuros para la muerte,
ensalmos y brujerías,
y muchas supercherías
siempre tenían pendiente.

Estudiaban las estrellas,
practicaron astrología,
la magia, numerología,
su diosa de la belleza;
y otras tantas sutilezas,
para así poder curar,
los males, y para ganar
amores, algún tesoro,
avasallar algún bobo
que se dejara engañar.

Nuestro bondadoso Señor
miraba con mucha pena
la división de la tierra,
el olvido de su amor,
alejados de su Creador.
Los hombres se dividieron,
a muertos ellos temieron;
al yeso se arrodillaron,
a los astros adoraron,
en su pecado siguieron.

Con el tiempo cada nación
creaba más religiones,
haciendo al hombre pobre
en su errada devoción;
llenaronse de confusión
con tantas normas y mitos,
Rechazaron al Bendito
con religiones paganas,
y por crear más se afanan
algunos más hermanitos.

Hoy son ya varios millares
los grupitos religiosos;
de sus normas muy celosos,
se creen libres de males
y solo su verdad vale,
ven falsas todas las otras;
“se creen perlas de ostras”,
oscurecen a las demás,
se afanan en predicar
muchas doctrinas tediosas.

La Biblia enseña muy claro
que Dios no quiere división.
El solo quiere el amor
para cada ser humano;
que todos se den la mano
y compartan todos juntos,
así ganarán su punto
para vida en el cielo;
pero si siguen de ciegos,
entonces serán difuntos.

Jesús, único camino,
solo Él salva, hermano.
Él puede y quiere darnos
la felicidad, amigo,
ser nuestro pan y abrigo,
librarnos de toda maldad;
traer para siempre la paz
a tu alma atribulada,
porque la vida se acaba
para toda humanidad.

Así dijo el apóstol
a la gente de Corinto.
Ellos dividían a Cristo,
desviaban a los indoctos,
tratando temas morbosos,
idolatrando al humano,
seguían un camino vano.
Así Corinto dividía
su indocta feligresía,
confundiendo al cristiano.

No fueron Pedro ni María,
Santiago, tampoco Pablo,
quienes fueron al calvario
a sufrir la gran agonía;
allí el buen Maestro moría
para salvarte mi hermano.
su sangre te ha curado,
el te libra del cazador;
es el único mediador
entre tú y el Soberano.

Con El no habrá división,
ni razas, pueblos o lenguas.
La paz será cuando venga,
a todos dará el perdón,
la gracia y el galardón
que Él nos dio en promesa.
Todo será gran belleza
inmensa y exuberante,
más bello todo que antes,
y una sin igual pureza.

Yo te aconsejo amigo
Cuida de tu manantial;
busca la fraternidad,
encamina los perdidos;
dales su pan y abrigo,
no los dejes tan aparte,
Pues Jesús es el baluarte
de todo hombre sincero,
que espera con anhelo
que Cristo salvo lo guarde.






BUSCA LA VERDAD
POEMA)

Deseo que encuentres la verdad, hermano,
que la encuentres y descanses para siempre;
muchos caminos has recorrido
en busca de paz y descanso para tu alma.
Ninguna congregación o persona
te ha podido traer la verdad;
pero aun así sientes que en algún lado esta lo que buscas.
Por eso quiero ayudarte en tu sincera búsqueda.

Quiero hablarte de la verdad,
quiero hablarte del Maestro;
quiero hablarte de un ser perfecto,
del ser que todo lo puede;
quien dio su vida por nosotros.
Jesús es un verdadero amigo,
Jesús es la única verdad,
Él es el abrigo de todo desconsolado.

Jesús no es una religión,
Jesús no es un gobierno;
Él es la fuerza que sostiene este mundo,
Él es el amparo del justo.
Jesús entiende tus flaquezas,
Él perdona tus errores;
Es quien te enseña el camino
para estar siempre con el Eterno.

El Maestro ama su pueblo dispersado.
Quiere que todos lleguen a la verdad.
Busca la verdad, hermano,
Y no prediques religiones;
no prediques razas o naciones.
La verdad es mucho más que eso,
la verdad te puede hacer eterno,
la verdad es Jesucristo.

La verdad te hace libre
aunque tengas grilletes en las manos,
la verdad te muestra su luz,
aunque estés debajo de la tierra.
Ella ha dado entendimiento
a toscos campesinos iletrados;
sus corazones ha liberado,
por ella alcanzaron la vida eterna.

Por eso te invito a encontrar
la verdad solo en Jesucristo.
Él es la Luz del mundo,
Solo Él es el camino;
Jesús es la única verdad
que puede salvar tu alma.
Búscalo ahora y siempre,
tu espíritu tendrá siempre calma.

HISTORIA DE BABILONIA

“Ay, ay, de la gran ciudad que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas”.
(Apocalipsis 18:16)

El termino Babilonia se usa en el libro del Apocalipsis, y en el argot cristiano-profético para identificar a la iglesia o conglomeración de falsos profetas y doctrinas que al igual como lo hacía la Babilonia política, pervierten, sonsacan y engañan a mucha gente, adulterando la palabra de Dios, haciendo recorte y añadiduras a su antojo, afincados en una supuesta autoridad que les ha “bajado del cielo”. Por esto en capítulo 13 del Apocalipsis se le describe al líder de Babilonia como Falso Profeta o Segunda Bestia, porque tiene apariencia de cordero y piedad, pero habla como dragón; habla con la autoridad del Dragón y promueve su falsedad y tergiversación de la palabra de Dios.

La cabeza principal de la Babilonia moderna, la que hoy engaña el mundo entero y vive en alianza con los reyes y gobernantes de la tierra, tuvo su origen por del año 321 después de Cristo, cuando el emperador Constantino y sus súbditos, después de darse Constantino cuenta que su lucha por detener la expansión y crecimiento del cristianismo y su mensaje de libertad, que impedía que la gente siguiese adorando al Cesar como un dios, e idolatrando sus líderes, sus templos, costumbres, etc. Ellos vieron que a mayor cantidad de gente que se convirtiera a Cristo, mas terreno y autoridad perdía el llamado Glorioso Imperio Romano de Occidente.

Por mandato bíblico los cristianos fieles respetan las autoridades de sus respectivos países, siempre y cuando este respecto no afecte su relación con su Creador o se manifieste en una ofensa directa o indirecta a sus leyes divinas y de amor, o al Espíritu Santo.

Constantino y toda su corte al agotar incontables recursos en contra del cristianismo, fingieron una conversión a este. Así pronto se llenó la iglesia primitiva de falsos creyentes, que no eran más que lobos rapaces disfrazados de ovejas, y que solo venían con la satánica misión de desvirtuar el hermoso mensaje de libertad y pureza del Señor Jesús. Esta gente empezó a llenar la congregación de Dios de innumerables fábulas, cábalas y creencias sin apoyo bíblico que arrastraban los hombres a tediosos ritos y prácticas que aparte de ser una carga para el feligrés, se caracterizaban por su frialdad y su poco provecho espiritual para los cristianos.

Constantino ordenó a su bibliotecario Eusebio que tradujese las Sagradas Escrituras. Esta traducción contenía errores, muchos de ellos intencionales, que hoy nos afectan.

En esta red del cazador cayeron mucha gente; pero solo aquellos que no tenían profundas raíces en la fe, porque los que advertidos por el Espíritu de estos sofismas satánicos, se dieron cuenta del rumbo que estaban tomando las cosas, se marcharon a otra parte, producto también del acose de los que patrocinaban las enseñanzas de Babilonia. De esta manera siguió cumpliéndose la palabra de Jesucristo, porque esto contribuyó a que el evangelio siguiera difundiéndose por todos los extremos de la tierra. Y como dice el libro del Apocalipsis: La mujer (la iglesia verdadera) huyó al desierto para ser sustentada por Dios por espacio de mil doscientos sesenta días proféticos, y el Dragón continuó en la persecución de su descendencia hasta el final de los tiempos (Apocalipsis 12).

Así revivió esta detestable ramera espiritual que desde sus inicios enseña y obliga a la gente a adorar y reverenciar imágenes de piedra, yeso, barro, cartón, mármol, etc. De igual manera idolatra a muertos que no han resucitado, ángeles que a Juan y Daniel, profetas del Dios vivo, se les prohibió adorar, aún teniéndolos en frente suyo; a líderes religiosos, que ponen como mediadores entre Dios y los hombres, cuando la Biblia dice que hay un solo mediador entre el Padre Celestial y la humanidad, solo Jesucristo (1 Timoteo 2:5)

“Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación”.
(Apocalipsis 17:4)

Cuando un hombre le confiesa sus pecados y faltas a otro igual que él o busca el perdón del Señor por su intersección, automáticamente lo está poniendo como mediador entre él y Dios. Así enseña esta gente a adorar a las criaturas antes que al Creador y les dedican más oraciones y rezos a sus santos y patrones que a quien dio Su vida por ellos.

Esta apóstata, mientras predica la humildad y las supuestas soluciones sociales y ayuda al pobre, vive acumulando inmensos tesoros. Sus templos están llenos de utensilios de oro, plata y toda piedra preciosa, como la describe el Apocalipsis (Capitulo 17 y 18). Sus ministros y dirigentes visten como reyes y hasta usan batas y togas con bordados de oro y plata. Tienen la ayuda política y económica de la mayoría de los países; lo que hace que no tengan precariedad de nada, y encima de esto, le cobran al pobre y al rico por casi cada actividad que se vaya a realizar en sus templos. Donde quiera que van son escoltados, alabados y reverenciados por las respectivas autoridades de cada pueblo.

Algunos lectores se preguntaran por que si hay tantos falsos profetas y religiones, se coloca al catolicismo o Vaticano como la cabeza principal de Babilonia y a su líder como el Falso Profeta. Por eso enumeraremos a la luz de la Biblia las características principales que nos hacen creerlo así:

1. Esta sentada sobre siete montes (Apoc. 17:9) (La ciudad de Roma se encuentra situada geográficamente en medio de siete altas colinas). No hay una sola ciudad en el mundo que además de tener estas características, pertenezca a uno de los siete imperios que se citan en los capítulos 2 y 7 del libro del profeta Daniel y el capítulo 13 del Apocalipsis o revelación.


2. Esta ebria de la sangre de los mártires. (Apoc. 17:6) (Son incontables las personas que murieron a mano de la mal llamada “Santa Inquisición”, que dominaba en muchos piases en la edad media. Esta, hasta le prometía el perdón de sus pecados a quien matara o ajusticiara a algún “hereje”. Todavía en muchos templos católicos alrededor del mundo se pueden ver antiguos cuartos y salas de torturas. En muchos museos se muestran centenares utensilios de tortura usados por los inquisidores católicos en la Edad Media.

“Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”. (Apocalipsis 17:18)

3. Alianza y relación con los reyes o gobernantes de la tierra (Apoc. 17:2).
4. Los gobernantes del mundo buscan alianza con ella (Apoc. 18:9)
5. Promueve la idolatría (Fornicación espiritual) (Apoc. 18:3).
6. Es la extensión de uno de los siete imperios descritos en Apocalipsis (Apoc 17:10-11). (El Imperio Romano).
7. Tiene influencia sobre muchos pueblos (Apoc. 17:1)
8. Se gloría de ser la verdad y el único camino (Apoc. 18:7).
9. Ha transformado la Palabra de Dios (Daniel 7:25).
10. En ella se refugia los peores errores y falsos profetas (Apoc. 18:2).
11. Persigue y mata a los verdaderos creyentes (Apoc. 17:6) (Ver su historia en la Edad Media)
12. Blasfema contra Dios y su pueblo (Apoc. 17:3).
13. Esta llena de riquezas (Apoc. 17:4).
14. Vive en deleites y comodidades (Apoc. 18:7).
15. Acepta y patrocina la marca de la Bestia (Apoc. 18:3; 13:15-17).
16. En ella se encuentra el Falso Profeta (Apoc. 17:3).
17. Es motivo de Asombro, admiración y reverencia de la gente (Apoc. 17:8).

“Mas honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron; lo honrará con oro y plata, con piedras preciosas y con cosas de gran precio”
(Daniel 11:38)

18. Es uno de los diez reinos de que hablan los libros de Daniel y Apocalipsis (Apoc. 17:12; Daniel 2:44; 7:24).
19. Se pondrá al servicio de la Bestia (Personaje que gobernara el mundo unificado) (Apoc. 17:12-13).
20. Tiene influencia y autoridad sobre reyes y naciones (Apoc. 17:18).

Es asombrosamente contradictoria la diferencia entre Jesús entrando a Jerusalén montado en un pobre borriquito prestado, y este líder y sus generales religiosos, supuestos vicarios de Cristo, entrando en cada país en lujosos aviones, y siendo recibidos con más honores y agasajos que cualquier presidente.

“Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia....”
(2 Corintios 11:14,15)

De veinte a treinta mil soldados son puestos a su servicio y custodia en cada nación que visita su pontífice. Se hace acompañar, entre otras cosas, de cien guardas que componer su excelente cuerpo de seguridad, los cuales están preparados en todas clases de armas blancas y de fuego, conociendo también las mejores artes marciales de nuestro mundo. Tienen orden de interponer sus cuerpos para salvar a su caudillo, en caso de que fuese necesario, como lo hicieron cuando el atentado del terrorista árabe a principio de la década de los ochenta.

Durante mucho tiempo la iglesia Católica y su inquisición mantuvieron la Biblia encerrada en un idioma Latín que solo conocía los prelados, los cuales hasta celebraban sus misas de espaldas a la congregación.

“Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra”.
(Apocalipsis 18:24)

Con la gran cantidad de dinero reunido en la edad media, con la venta de las bulas papales para el perdón de los pecados (Indulgencias), se reunió moneda suficiente y sobrante para construir la suntuosa basílica de San Pedro, que esta llena de riquezas por dentro y por fuera, e incontables templos y lugares “sagrados”, con miles de objetos preciosos y de incalculable valor en su interior.

Hoy este movimiento anticristiano o falso profeta, como le llama la profecía, ha hecho que millones y millones de personas pongan su atención y fe en la colocación que se ha hecho de María como la reina del cielo y la madre de Dios. A “María” se le adora hoy más que al mismo Dios. La mayoría de las oraciones, rezos, cultos y votos de los miembros de Babilonia y de quienes la siguen inocentemente, van dedicados a “María” y a sus miles de santos y patrones.

En Jeremías 7:18-19 nos habla la Santa Escritura de la reprensión de Dios al pueblo de Israel, por su adoración a la reina del cielo; sin embargo hoy a esta practicas paganas y a esta diosa sólo se le ha cambiado el nombre y algunos ritos, pero sigue siendo la misma ofensa ante Dios, la ofensa de adorar a las criaturas antes que su Creador y quebrantar este mandato milenario.

“Os expulsarán de las sinagogas; y aún viene hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios”.
(Juan 16:2)

Jesús, Pablo y los demás apóstoles dijeron que el mismo Satanás se disfrazaría como ángel de luz para engañar y pervertir a los que se pierden; también dijeron que si el mismo Demonio actúa así, no es de sorprendernos si también sus súbditos se disfrazan como profetas y siervos de Cristo. El Maestro dijo que “en aquel día muchos le dirán que sanaban a la gente y en su nombre echaban fuera los demonios”, pero al Jesús condenarlos podemos darnos cuenta que no era ni es con el poder divino que ellos actúan.

Es cierto que muchos son curados por estos falsos profetas; también es verdad que se obran milagros, prodigios y se habla en lenguas extrañas, pero el ejercicio de poderes sobrenaturales no es una fehaciente garantía de que eso sea divino, porque también los ángeles caídos usan los poderes con que fueron creados; por esto en estos casos la cura es peor que la enfermedad, porque la condición del curado o quien usa estos poderes es seguir patrocinando doctrinas anti-bíblicas, adorando ídolos y hombres, y continuar atribulando a los verdaderos creyentes, que se opongan a ellos, los cuales son ultrajados y son objeto de muchas formas de persecución cuando no aceptan este terrible y negro sistema o poder espiritual.

A menudo se difunde por los medios de comunicación las supuestas apariciones de “La Virgen María”. Estas apariciones no son más que ángeles caídos disfrazados de piedad; y prueba de esto es que en cada aparición lo que más se promueve es la idolatría, la adoración de imágenes y muertos, lo cual es una abierta oposición a las sagradas doctrinas del Maestro Jesucristo.

Ríos de gente se desbordan en busca de “Dios” y de cura para sus muchos males y enfermedades. Parece que ya el Espíritu no llena la tierra como siempre lo ha hecho y El Señor no atiende las solitarias oraciones del creyente sincero.

María sólo fue la madre del Jesús humano. El Jesús Divino existía mucho antes de ella nacer y desde siempre con el Padre y El Espíritu. Si se coloca a María como la madre de Dios, entonces automáticamente se le hace una diosa. En la Biblia no se registra la resurrección de María. Esta doctrina solo circula en las tradiciones y mitos de esta apóstata. Lo que la Escritura dice sobre esto es que “ los muertos nada saben”, que “su amor y su odio perecen junto con la muerte del cuerpo físico (Eclesiastés 9). En ese momento el alma es llevada por el Espíritu al Seol, el lugar donde Dios guarda todas las almas hasta la resurrección.

No obstante, en la resurrección María será de los primeros que se levanten para vivir eternamente. Ella recibirá muchos honores y halagos de parte de Jesús, su Creador, de los ángeles y de sus hermanos que compartirán con ella por toda la eternidad lo que Dios hizo por todos.

Si en verdad los llamados marianos quisieran seguir el ejemplo de María, harían como ella hizo en las bodas de Caná y muchos otros capítulos de su historia. Ella le decía a la gente “Haced lo que Él (Jesús) les diga”; y lo que el Maestro dice y dijo es lo mismo que se repite en toda la Sagrada Escritura, que no adoremos nada que no sea el mismo Dios, por encumbrado que este cualquier personaje, divino o profano.

Las Biblias de la mayoría de estos llamados cristianos se consumen en el polvo y el descuido, porque no las leen y solo siguen a ojos ciegos las pautas que le trazan sus líderes, sin tomarse un minuto para analizar cada doctrina y probar los espíritus, como escribió Pablo. Los pocos que la leen, lo hacen pre-programados con la perdida interpretación de sus falsos maestros o lideres espirituales.

No se como pueden decir todos los miembros del catolicismo que su religión es la verdadera y que fue la que Cristo dejó en la dirección del apóstol Pedro, cuando desde sus inicios ha ido acumulando tesoros y emborrachándose de la sangre de tantos centenares de miles de verdaderos cristianos y personas que solo querían la libertad para ejercer su fe en Jesús de una manera diferente a la de ellos; esta iglesia que durante tanto tiempo mantuvo las Sagradas Escrituras en un Latín que solo conocían sus propios sacerdotes y ministros, que además dejó la ciencia paralizada en las riendas y oscuridad de su negra inquisición.

Aun en los casos en que ellos ajusticiaban a criminales y ladrones, estaban tomando en sus manos la decisión y el juicio que solo a Dios pertenece. Lo correcto es encarcelar a los criminales, pero a tomar la vida del ser humano solo su Creador tiene derecho, y por esto le dio al hombre el sagrado y justo mandato del no mataras.

Toda la historia de este basto grupo se caracteriza por el absolutismo y la arbitrariedad de hacerle la vida imposible, opacar y tratar de falsear a todos los que estén fuera de ella.

Esta negra congregación siempre exige y obtiene el apoyo político y social de casi todos los lugares en donde está diseminada. La mayoría de los países tienen que construirle templos, regalarle vehículos a sus ministros y prestarle atención a cualquiera de sus reclamos para que le vaya bien y tengan posibilidades de volver a ser elegidos o permanecer en el poder. Es casi imposible que en los países donde la cabeza principal de Babilonia tiene pleno dominio, llegue a presidente alguien que no sea de sus negras filas.

A pesar de que después de la reforma protestante de la edad media muchos se alejaron de este negro sistema, los errores continuaron a todos los niveles; porque empezaron a surgir iglesias y denominaciones que al principio eran puras en su mayor parte, en sus doctrinas e ideales; pero después de la primera y segunda generación de sus miembros, empezaban a entrar a ellas lobos rapaces que adulteraban sus convicciones; insertaban falsas doctrinas, introducían antiguas leyes mosaicas, desviaban sus metas y aprovechaban cada ocasión para sacar provecho de la Palabra de Dios. Así se convertían estas denominaciones que empezaron protestando contra Babilonia, en ciertas ramificaciones o hijas de ella, por el fin que perseguían, por sus contradicciones bíblicas entre sus mismas doctrinas; eran y son verdaderas sinagogas de Satanás y ahora solo han venido a hacer casi perfecta la red del astuto cazador de las almas.

Hoy entre estos grupos, que supuestamente nacieron para no seguir, sino corregir los errores de la iglesia romana, se fomenta la división y separación física, moral y espiritual de los creyentes de otras religiones; y aunque predican la unidad en Cristo, el muro doctrinal que separa unas de otras hace que sus feligreses ocupen la mayor parte de su tiempo en continuas polémicas e indiferencia con sus hermanos, lo que vienen a provocar que se alejen cada día más y más entre ellas.

Muchas recogen el diezmo y cuantiosas ofrendas, que en ves de repartirlos en los de más necesidad, como lo hacía la iglesia apostólica, los destinan a la manutención de un pequeño círculo de ministros con buenos carros y casas, y a la propagación de sus doctrinas café con leche.

Hoy también se puede notar en los centenares de iglesias protestantes, la frialdad, la falta de Carisma, júbilo y poder que es lo que siempre ha identificado la iglesia verdadera. Estas viven en la más completa tranquilidad; gozando de beneplácitas uniones con la apóstata sociedad de hoy, mezcladas hasta en partidos e ideologías políticas y seculares que nunca han sido la típica situación del sufrido pueblo de Dios, que aunque con la paz del Señor en sus corazones les fue profetizados tribulación, aflicción, angustia y el quebrantamiento por el poder de la Bestia y Babilonia.

Estamos ya en los albores del nuevo mundo perfecto de Dios. El Espíritu está trabajando en los corazones de todo los creyentes en el mundo entero. Ya se están consumando las últimas profecías que faltan por cumplirse. Nuestra sociedad tiene todas las características profetizadas por Pablo y los profetas sobre el carácter de la gente para los últimos días. El Maestro nos hace un llamado a través del Apocalipsis a que salgamos de entre Babilonia y de todas sus hijas y ramificaciones, y se nos amonesta de la siguiente manera: “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis parte de sus plagas”. El mensaje de Apocalipsis 14 (ver capítulos 13, 17 y 18) para el cristiano del comienzo del fin es un mensaje apremiante y de corto plazo.

En las profecías tenemos visiones detalladas sobre los diferentes castigos y juicios que caerán sobre la ramera espiritual y a todos sus seguidores; por su cobardía, su incredulidad, por el acose físico, moral y espiritual que se les hacen a quienes no siguen sus pervertidos caminos. Jesús dijo “que quien no estaba con Él, en su contra estaba”, “él que no recogía con Él, desparramaba”, “que solo se puede servir a Dios o a las tinieblas”. En toda la Escritura no se habla de una posición neutral o intermedia entre el bien y el mal que asegure la salvación o libere de los futuros juicios y castigos.

La mayoría de la gente hoy prefiere la vida vana de una religión o vida social en comodidad y en placeres, también los lujos, adoraciones a sus gustos y encajes; prácticas espirituales malsanas, sacrificios innecesarios, votos y promesas severas y poco efectivas, halagar los gobernantes e idolatrar sus líderes políticos y religiosos, etc.

“Y la adoraron todos los moradores de la tierra, cuyos nombres no están inscritos en libro del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”.
(Apocalipsis 13:8)

Aunque aquí se ha hecho énfasis en la cabeza principal de Babilonia, es bueno puntualizar que el poder y la cobertura de esta sobre la tierra es mucho más amplio y aterrante; porque esta lleva su veneno a través de todos los medios posibles, en toda cultura, religión, educación, clubes, negocios, gobiernos, etc. Como dice el Apocalipsis, Babilonia tiene dominio en toda la tierra y consigue el apoyo de todos los reyes y príncipes de este mundo.

Cuando se escribieron las Sagradas Escrituras, el Espíritu sabía que la mayoría que la gente no haría caso de sus llamados, que elegirían caminos de acuerdo a sus negros intereses y harían que las religiones fueran solo como clubes donde van sus miembros a calentar sus propios intereses. Pero El se conforta con la manada pequeña, el atribulado Israel Espiritual que triunfa sobre la Bestia, el Dragón y el Falso Profeta con su Babilonia; se conforta con que este lo siga y ame su paz y justicia. Este muy pequeño pueblo, en comparación con la inmensa población mundial es bastante pequeño, pero heredará los cielos y la tierra nueva y se convertirá en el pueblo que estará en el reinado justo y eterno del Mesías.

El Santo Espíritu está preparando su pueblo en su camino a la santidad y la perfección en la fe y la voluntad divina para poder recibir sin tacha y temor la gloriosa venida del Salvador de este mundo y ser todos escritos en libro de la vida del Cordero de Dios para nunca ser borrados de allí.
“Salid de ella, pueblo mío”

LAS DOS BABILONIAS

ENUNCIADOS BABILONIA LITERAL BABILONIA SIMBOLICA

1. Sobre muchas aguas (Gente) Jeremías 51:13 Apocalipsis 17:1
2. Con copa de oro Jeremías 51:7 Apocalipsis 17:4
3. Caída de Babilonia Jeremías 51:8 Apocalipsis 14:8
4. “Salid de ella” Jeremías 51:45 Apocalipsis 18:4
5. Celebración de su caída Jeremías 51:48 Apocalipsis 18:20
6. Creía que nunca caería Jeremías 51:48 Apocalipsis 18:7
7. Caerá para siempre Jeremías 51:64 Apocalipsis 18:21


ALGUNAS DE LAS FALSAS DOCTRINAS, COSTUMBRES Y AÑADIDURAS BIBLICAS DE LA BABILONIA ANTIGUA Y MODERNA

1. El Purgatorio.
2. Confesión de pecados a hombres.
3. Bautismo por aspersión.
4. Adoración de imágenes, María, santos, patronos, la naturaleza, etc.
5. Ensalmos.
6. Procesiones y peregrinaciones.
7. Ayuno, Votos y Promesas extremistas.
8. Celibato.
9. Rezo del rosario.
10. Doctrina de la Asunción de María.
11. Inclusión de evangelios apócrifos en la Santa Biblia.
12. Mezcla de la religión con la politiquería.
13. Concentración de desbordante riquezas en sus templos y lugares sagrados, cuando hay tanta pobreza en el mundo.
14. Apariciones de María, ángeles y muertos.
15. Quema de Judas.
16. La Inquisición.
17. Atar las Sagradas Escrituras por mucho tiempo a un idioma Latín que solo conocían sus respectivos prelados.
18. Altares
19. Horas santas
20. Creencia en antojos.
21. Mitos y leyendas sobre las serpientes y las mujeres embarazadas.
22. Canonización de santos.
23. Patronos.
24. El creer en la protección de una oración o salmo en el bolsillo, aún cuando no se crea y se practique lo que diga este texto o la Biblia.
25. Primera comunión.
26. Confirmación.
27. Mandamientos alterados en el catecismo desde los años trescientos de nuestra era.
28. Conversión de ritos y practicas paganas, usadas por tribus indígenas y otras civilizaciones, en costumbre y practicas para la adoración de los actuales santos y patronos que idolatran.
29. Fiestas paganas aceptadas por la iglesia Católica.
30. Establecer y fijar el nacimiento de Cristo en Diciembre, cuando en realidad Jesús nació a final del mes Octubre.
31. Proclamación del Papa como Vicario de Cristo, y representante y mediador de Dios en la tierra (1 Timoteo 2:5)
32. La Navidad.
33. La Semana Santa.
34. Dar gracias a Dios por los problemas y calamidades.


“Y pensará en cambiar los tiempos y la ley, y a los santos del Altísimo quebrantará”. (Daniel 7:25)


SALID DE ELLA, PLUEBLO MIO
(Poesía)


Salid ya de Babilonia,
pueblo amado de Jesús.
Libérense de sus ponzoñas
y vengan todos a la luz.

Quiero que se liberen
de sus garras asesinas,
porque en ella todos mueren
y en Jesús conservaran la vida.

Prefieran mejor la muerte
a servirle siempre a ella;
esta será mejor suerte
que la perdición eterna.

Satanás creó esta ramera
para perseguir los santos.
Ella está por donde quiera
llevándolos a quebranto.

Ella se disfraza de pura
y cambia los mandamientos,
por eso su sepultura
espera desde hace tiempo.

Pero el Maestro ha prometido
que de alto caería;
Él le dará el castigo,
no está lejos ese día.

Pobre de la humanidad
que la sigue a ojos ciegos;
no ven la calamidad
que les bajará del cielo.

La gente vive segada
por su poder y apariencia.
Así la gran manada
va perdiendo la conciencia.

En un día ella caerá,
lo dice la revelación.
En un día se acabará
su gran prevaricación.

Y será puesta en olvido
la que daba muerte al cristiano.
De nada a ella le ha servido,
en Cristo él es resucitado.

Y no quedará mas memoria
de quien se opuso al Dios santo;
Babilonia será solo escoria,
ya no causará más llanto.

Tanto años Jesucristo
ha luchado por liberarnos.
El mundo rechaza al Bendito
que solo quiere salvarnos.

Pero por los escogidos
Perecerán ella y la Bestia,
porque por los redimidos
su negro fin ya se acerca.

Prepárate gran destructora,
la tumba abierta te espera.
Verás como el mundo llora
cuando te cubran tinieblas.

Porque apremia la sentencia
para tu acoso acabar;
porque de Dios la paciencia
has colmado sin cesar.

Y tu, pueblo atribulado,
tendrás tu liberación.
Serás muy recompensado
con tu inmenso galardón.

Porque supiste soportar
quebrantos, penas y martirios;
por eso has de ganar
que el Eterno sea tu abrigo.

Y no recordarás los pesares
Que te causó Babilonia,
porque con Dios y sus millares
disfrutarás la victoria.


IGLESIA Y RELIGION

1. Iglesia es seguir a Jesús y Adorarlo como el Creador, Dador de Vida y Salvación; Religión es seguir e idolatrar a líderes humanos e hincarse ante ellos y las estatuas que “no andan, ni ven, ni oyen”.
2. Iglesia es ayudar, compartir y “repartir a cada cual según su necesidad”; Religión es hacer una burocracia secular, donde se le paga salario a hermanos que tienen los mismos derechos y deberes que todos para la predicación del evangelio.
3. Iglesia es un pueblo sufrido y perseguido sin tregua hasta el final de los tiempos; Religión es un cómodo grupo o sistema en alianza y acuerdo con gobiernos, los poderosos y los ricos del planeta.
4. Iglesia es Pablo y Pedro trabajando para ganar el dinero de predicar a tiempo y fuera de tiempo; Religión es un pastor cómodamente esperando los diezmos y ofrendas de su jurisdicción.
5. Iglesia es el Buen Pastor Jesús en los corazones de quienes lo invocan, no importa el lugar ni edificación; Religión es un templo o catedral barroca y lujosa donde se invierten millones de pesos para después reunirse en él y pedir limosna para los necesitados.
6. Iglesia es una comunidad amorosa y democrática, donde nadie impone sus creencias y criterios; Religión es una inquisición católica que desde los años del 300 d.C. al 1800 d. C., mató más de cien millones de personas (Herejes), solo porque estos querían ser libres o adorar a Dios como se lo dictaba su corazón y el Espíritu.
7. Iglesia es creer en un simple evangelio de libertad, amor y esperanza; Religión es atar pesadas cargas a los feligreses y crear un extenso laberinto de doctrinas y normas para cada tipo de congregación.
8. Iglesia es solo la Biblia como patrón principal del creyente; Religión es desplazar la Santa Palabra por otros patrones y maestros espirituales con enseñanzas erradas y profetizadas desde antaño.
9. Iglesia es hacer el bien por amor al hermano, a la justicia y las hermosas leyes del Creador; Religión es tratar de ganarse el cielo o evitar el infierno con absurdas promesas y sacrificios.
10. Iglesia es la unidad en Cristo; Religión es hacer miles de sectas y congregaciones.
11. Iglesia es vida, amor y progreso espiritual; Religión es tradición y estancamiento del ser humano.
12. Iglesia es arrepentirse del pecado y buscar cada día los caminos de Dios; Religión es decir: Yo nací en mi religión y de ahí no me saca nadie.
13. Iglesia es disfrutar de la creación de Dios y sus justos mandatos; Religión es prohibir casamientos y alimentos.
14. Iglesia es compartir y ayudar al pobre; Religión es sentarse a contemplar la magnificencia y los lujos del Vaticano y una Basílica de San Pedro hecha con parte del dinero del cobro de las Indulgencias de la Edad Media.
15. Iglesia es usar y disfrutar los dones del Señor; Religión es adentrarse en las artes y cosas prohibidas (brujería, adivinación, astrología, etc.)
16. Iglesia es recibir los cambios del nuevo pacto de Dios para un pueblo en formación; Religión es Sábado, diezmos y absurdas y duras normas de comportamiento y alimentación.
17. Iglesia es orar a Dios, dar Gracias por las bendiciones y pedir ayuda en la tribulación; Religión es culpar a Dios por las calamidades que causa el deterioro de la ecología por el mismo hombre, y la hipocresía de dar gracias a Dios por los problemas.
18. Iglesia es doctrinal al hermano en vida; Religión es mucho rezo (vanas repeticiones) y una Hora Santa mensual para un difunto.
19. Iglesia es Cristo Jesús y su manada pequeña; Religión es La Bestia, El Anticristo y los miles de millones que siguen a ojos ciegos el imperfecto sistema social, político y religioso que hoy domina todos los estratos.
20. Iglesia se disfruta en el Espíritu; Religión es una carga y un error.

F. L. P.

EL PROTESTANTISMO



“Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos”.


La mayoría de las iglesias del protestantismo nacieron con ideales y costumbres liberadas de la opresiva y arbitraria doctrina del catolicismo que en esa época era absoluto, obligatorio e influía en toda la esfera de la sociedad y del saber científico.

A pesar de que su libertad les costó muchas vidas y sacrificio poco a poco se fueron corrompiendo, entrando en vanos fundamentos y empeñándose por magnificar aquellas doctrinas que las hacían diferentes a las otras, descuidando así los fundamentos principales y eternos de la ley de Jesucristo.

Por esta causa hoy tenemos que sé principaliza en la mayoría de los casos el don de lenguas, el sábado, la visión de la tierra nueva, María, José Smith, etc.; se exaltan mas que Jesús, nuestro Dios de amor, y su bella y eterna ley de justicia y equidad.

En muchas iglesias protestantes se pueden ver vivencias y experiencias con sanaciones y prodigios “divinos”, que por sus frutos o por no pasar la prueba para los espíritus y falsos profetas dada al profeta Isaías y el apóstol Pablo, podemos darnos cuentas que sus poderes no vienen del Dios verdadero, porque no se sujetan a la ley y el testimonio, y enseñan doctrinas falsas, practicando cosas prohibidas por el Señor e idolatrando líderes y cosas que pasan a ocupar en ellos el lugar del Eterno.

Todas estas religiones muy pocas veces cambian de manera radical el pensamiento y la conducta del hombre que anda en busca de su Creador, sino que lo convierten en promotor de doctrinas oscuras, que a muchos parecen enteramente sanas y puras.

Muchos creyentes entran en las filas de estas denominaciones porque cuando ellas predican y manifiestan sus normas superficialmente a un nuevo prosélito, les presentan un mensaje simple y conforme a los principios básicos del evangelio de Cristo. Pero después que la persona está ya ganada y bautizada, empiezan a programarle el extenso laberinto o armazón doctrinal de su burocracia secular. Junto con el inserto de varias verdades bíblicas, tratan de apoyar cada uno de sus principios religiosos. Sus normas y raras creencias les hacen creer a la gente que se apoyan enteramente en las Sagradas Escrituras; por esto cada creyente de cada congregación dice fundamentar sus preceptos en La Biblia, y la mayoría de los predicados les aceptan sus explicaciones apoyadas en versículos vaciados sin texto ni contexto.

Por el hecho de sus dogmas ser manejados y preparados por gentes con intereses mezclados, estos sufren de constantes contradicciones, que si el prosélito dirigiese su mente y corazón a una genuina y personal relación con Dios, sin comandos u ordenes espirituales prefabricados por sus dirigentes, se diera cuenta que no solamente se contradicen entre sí sus doctrinas, sino que en muchas ocasiones contradicen y adulteran las enseñanzas básicas y literales expuestas en la Palabra de Dios.

“Porque se levantarán falsos Cristos y falsos maestros, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aún a los escogidos”. (Marcos 13:22)

Muchos sinceros buscadores, al tener poco conocimientos bíblicos y una fe frágil, se confunden cuando los patrocinadores de cada una de estas religiones les presentan caminos diferentes para llegar a Cristo y alcanzar la salvación. Pero cuando estos falsos maestros y profetas se enfrentan con la fe y el conocimiento bíblico de algún verdadero cristiano, entonces no encuentran respuestas para los argumentos que el Santo Espíritu coloca en la mente de sus hijos, y tienen que ir a sus dirigentes para buscar más “conocimiento bíblico” que de más fuerza a su tozuda y cauterizada conciencia.

Estos grupos seculares están llenos de mercenarios dogmáticos que se aprovechan de aquellos simples e ingenuos que entran a sus grupos en busca de respuestas a sus dudas y preocupaciones sobre el caos moral, social y espiritual que nos envuelve. Así esas débiles y desamparadas ovejas son ordeñadas por estos inescrupulosos y modernos indulgentes que de manera sagaz pasan paños tibios a los creyentes y al mismo tiempo se aseguran su manutención y el subsidio de sus lujos y atracciones mundanales.

Si en verdad alguna de estas denominaciones protestantes no tuvieran graves errores como lo tienen la mayoría, no pudieran gozar de la tranquilidad de que disfrutan en nuestros días y serían fugitivos, donde quiera que vayan, de la cabeza principal de Babilonia.








ESPIRITISMO MODERNO

(VIDA ANTES Y DESPUES DE LA VIDA)

“....Tú has dejado la casa de Jacob, porque están llenos de costumbres traídas de oriente, y de agoreros.....”.
(Isaías 2:6)

Desde la misma creación Dios le estableció a los hombres las cosas a las que podían tener acceso y las que les eran prohibidas; lo hizo un poco menor que los ángeles, los coronó de honra y gloria; les mandó que no traspasaran los límites de sus dones y les exhortó a que no se dedicaran a las prácticas de las naciones paganas, las cuales practicaban la adivinación, exorcismo, agoraría, sacrificios a los ídolos, consulta de espíritus y muertos, etc. Estas cosas son prohibidas para los hombres, y solo a los ángeles y seres superiores a los hombres se les dio facultad de practicar aquellas que son parte de su naturaleza y no ofenden a Dios ni desvirtúan los caminos divinos. Ahí se nos aclaró “que las cosas secretas pertenecían a Dios y que las reveladas a nosotros y nuestros hijos para siempre”.

Los ángeles caídos todavía pueden hacer uso de estos poderes. Por eso en la mayoría de los casos, los que practican estas artes prohibidas tienen experiencias sobrenaturales, que son hechas sutilmente por demonios que hacen creer a la gente que ese poder emana de su interior o del supuesto dominio de la mente.

Sin embargo, y a pesar de las innumerables prohibiciones hechas desde el Génesis hasta el Apocalipsis, hoy se continúan practicando todas estas cosas negadas a los hombres desde el principio de los tiempos; se ofende constantemente con ellas al Creador. Estas enseñanzas se disfrazan sutilmente, por lo que muchos incautos caen en estos terribles engaños, entrando así en lo que el Apocalipsis llama ”las profundidades de Satanás”.

Asimismo como la serpiente le dijo a Adán y Eva que no morirían y que llegarían a ser iguales a Dios, hoy los espiritistas modernos les dicen a la gente que algún día llegarán a ser uno con el todo o igual a todo, sobre la base de lo que ellos llaman un constante y eterno camino en busca de la perfección o el anhelado cuerpo de luz, por toda la eternidad, en incontables reencarnaciones en diferentes cuerpos, mundos y sub-mundos.

“....El pámpano no puede llevar fruto por si mismo.... porque separados de mi nada podéis hacer”.
(Juan 15:4,5)

En contraste con las innumerables doctrinas de demonios que hoy circulan y se difunden a través de todos los medios de comunicación existentes, en la Biblia, aparte de
haberse escrito miles de prohibiciones y amonestaciones sobre estas oscuras y engañosas prácticas, se nos dice claramente que “los muertos nada saben, que su amor y odio terminan conjuntamente con la muerte del cuerpo; el espíritu entonces es llevado al Seol”, donde Dios tiene todas las almas en espera de la resurrección a la segunda venida del Señor Jesús; ahí será cuando cada cual recibirá conforme a su obra que haya hecho, sea buena o sea mala.

También nos dice la Escritura que “hay un solo mediador entre Dios y los hombres” y que “uno es vuestro Maestro, Jesucristo, el justo”.

No es necesario pasar cientos de encarnaciones, donde supuestamente se aprende una lección importante en cada una de ellas, para llegar a la perfección y convertirse en un ser perfecto y poderoso. Las enseñanzas del Maestro son demasiado simples y claras para que sea necesario esta tediosa eternidad de encarnaciones y arrastre de karma.

Cuando Jesús se colocó frente a frente al endemoniado gadareno, este al ver al ser que lo podía librar de las ataduras con las que en casi toda su vida había luchado por liberarse, inmediatamente cambió su semblante; su voz se tornó tranquila y al instante cambió su vida, convirtiéndose en un fiel discípulo de aquel que transforma los corazones.

“El Espíritu dice claramente que en los postreros días algunos apostataran de la fe, escuchando espíritus engañadores y doctrinas de demonios. (1 Timoteo 4:1)

El creer en un karma que te persigue, te influencia en toda tu vida y que hay que blanquear en cientos de reencarnaciones, es creer en un Dios tirano, que ya no perdona los pecados y los olvida; dando una paz y seguridad interior que cambia el ser interno y externo del hombre. El dios de los espiritistas, gnósticos, Rosacruces, metafísicos, etc., es un dios de requisitos, luchas y justificación por los hechos y obras, no un Dios de amor.

Cuando Jesús dijo que era necesario al hombre nacer de nuevo para poder ver el reino de los cielos no se refería a encarnaciones y posesiones que le llevan al hombre eones de tiempos y el paso por incontables mundos. Nacer de nuevo significa abandonar la soberbia, el orgullo, la prepotencia humana, cambiar sus necias y vanas tradiciones, hacerse humilde y sensible a los toques del Santo Espíritu y abandonarse en la férrea y sabia dirección del Todopoderoso, el cual perfecciona y prepara al hombre en esta vida para poder recibir sin tacha el eterno galardón preparado desde la fundación del mundo para los valientes que alcancen la victoria contra la Bestia y el Falso Profeta; los cuales no doblan sus rodillas ante ningún poder extraño, ni ofenden a Dios buscando y practicando cosas abominables a los ojos de Jehová.

“Si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, ahora también lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema”. (Gálatas 1:8,9)

En el libro del Apocalipsis, el último libro de la Biblia se hacen muchas menciones acerca de las personas que practican estas cosas. Aquí la revelación inspirada los denuncia como adoradores de los demonios y prestos a recibir la marca fatal del Anticristo o Falso Profeta, y más tarde sufrir el gran tormento y la exclusión eterna del maravilloso mundo nuevo que Dios tiene para sus hijos.

El apóstol Pablo nos dice que “el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz para engañar a los que se pierden”. Por esto, dice el apóstol, “no debe sorprendernos si también sus discípulos se disfrazan de profetas e hijos de la luz”.

Jesús dijo que este poder era tan grande y numeroso, que engañaría si fuese posible aún a los escogidos del Señor; pero estos tienen la fe de Jesucristo que los llevará al puerto seguro de la tierra prometida.

DOCTRINAS DE DEMONIOS, NOMBRES Y CIENCIAS ASOCIADAS CON LA NUEVA ERA O ESPIRITISMO MODERNO:

1. La reencarnación (Eclesiastés 9:5,6)
2. La Santa Practica Sexual (Maituma)
3. Adivinación.
4. Regresiones espirituales.
5. Maestros espirituales y espíritus guías.

“Pero vosotros no queráis que los llamen Rabí, porque uno es vuestro Maestro, el Cristo y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis vuestro padre a nadie en la tierra, porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos; ni seáis llamados maestros, porque uno es vuestro maestro, el Cristo. El que es mayor de vosotros, sea vuestro siervo, porque el que se enaltece será humillado y el que se humilla, será enaltecido”. (Mateo 23:8-12)

6. La trasmigración de las almas.
7. Fetichismo.
8. Exorcismo.
9. Agorería.
10. Necromancia.
11. Ensalmos.
12. El Señor Maitreya.
13. Oración de los siete nudos.
14. Horóscopo.
15. Nueva era de Acuario
16. Padre Dios Sol.
17. Diosa Madre Tierra (Gaia).
18. Espíritus de la naturaleza.
19. Panteísmo.
20. Redes pacifistas.
21. Adesaec
22. Meditación trascendental.
23. Dianética (Poder del pensamiento sobre el cuerpo).
24. Terapias espirituales.
25. Medicina Holística o Alternativa.
26. Hipnosis.
27. Seres extraterrestres.
28. Sincretismo (unión o fusión de creencias).
29. Budha.
30. Arrastre de Karma (Ley de causa y efecto).
31. Krishna.

“Lo que ellos llaman las profundidades de Satanás”. (Apocalipsis 2:24)

32. Seres iluminados.
33. El Tercer ojo.
34. El Séptimo sentido.
35. Taoísmo.
36. Filosofía de las artes marciales.
37. Hinduismo.
38. Panteísmo.
39. El Ying y el Yang (Tai-chi).
40. Monismo (Todo es uno).
41. Energía cósmica.
42. Lectura del aura.
43. Iridología (lectura del iris del ojo humano y animal).
44. Paramedicina.
45. Paranormal.
46. Parapsicología.
47. El Yoga.
48. Futurología.

“No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación a Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti”. (Deuteronomio 18:10)

49. Vegetarianismo.
50. Chamanismo.
51. Regresiones mentales.
52. Positivismo.
53. Cristalomancia.
54. Astrología.
55. Conciencia cósmica.
56. La Cuarta Dimensión.
57. Iglesia Universal.
58. Tantrismo.
59. Numerología.
60. Cabalística (ciencia de las interpretaciones matemáticas y místicas de la Biblia).
61. Acupuntura.
62. Amuletos.
63. Antropología.
64. Biocibernética cuántica.
65. Holográmica.
66. Biorrealimentación.
67. Bola de cristal.
68. Brujería.
69. Cartas de Tarot.
70. Cartomancia.
71. Chakras.
72. Cirugía psíquica.
73. Ciudadanos planetarios.
74. Clarividencia.
75. Clariaudiencia.
76. Conciencia planetaria.
77. Cordón de plata (Unión del espíritu y el cuerpo).
78. Cosmovisión.
79. Esoterismo.
80. Cristo cósmico.
81. Cromoterapia.
82. Metaloterapia.
83. Aromaterapia.
84. Cuerpo astral.
85. Curación de memoria.
86. Derviches giratorios.
87. Desencarnado.
88. Mitología griega, romana, escandinava, oriental, etc.
89. Dharma.
90. Doctrina secreta.
91. Ectoplasma.
92. Educación confluente.
93. Encarnación masiva.
94. Energía espiritual.
95. Energía psíquica.
96. Energía Universal.


GRUPOS, FUENTES Y ENTIDADES PROMOTORES DE LA NUEVA ERA O ESPIRITISMO MODERNO:

1. Sistema de Cooperación Económica Asia-Pacífico.
2. Walt Disney.
3. Holiwood.
4. Adesaec (Grupo gnóstico que se presenta como una entidad social, ecológica y cultural).
5. Misión Sai Baba
6. Sokkaggakai Internacional.
7. Iglesia Universal.
8. Círculos de la Cruz.
9. Los Masones.
10. Los Templarios.
11. Carismáticos.
12. Pentecostales.
13. Rosacruces.
14. Amanda Marga.
15. Metálicos.
16. Artistas del cine y el canto.
17. Sectas espiritistas.
18. La Religión Católica (Babilonia: Apocalipsis 17 y 18)
19. Escritores contemporáneos.
20. Metafísicos.
21. Hipnoterapia Clínica Racional.
22. Templo Chang Ming Tang.
23. Escuela Shaolín Tsu.
24. El otro Apocalipsis de San Juan.
25. 100,000 Kilómetros tras los ovnis.
26. Caballo de Troya.
27. Los Astronautas de Yavé.
28. Centro de Hipnoterapia.
29. Centro de Cultura Védica.
30. Centro Zen.
31. Grupo Avatar.
32. Caminos.
33. Iglesia Universal y Triunfante.
34. Alquimia.
35. Comunidad Metafísica del Comando Asthar.
36. Instituto Gnóstico de Antropología.
37. Instituto de Salud Mental.
38. Clínica Naturista Dévanad.
39. Centro Naturista Sananda.
40. Centro de Salud Integral.
41. Centro Alfa de Salud Integral.
42. Centro de Vida Integral Yamel.
43. Logia Masónica Cuna de América.
44. Logia Orfelina.
45. Escuela de Filosofía Universal.
46. Unity en Dominicana Inc.
47. Centro de Meditación Trascendental.
48. Centro Espiritual Swaminarayan.
49. Agrupación Mundial de Cosmobiología.
50. Gran Fraternidad Universal.
51. Budismo Tántrico.
52. Escuela de Hatha Yoga Devanand.
53. La Nueva Era de Cristo.
54. Otros (Curanderos, Brujos, Calculadores de sueños, Adivinos, Visionarios y supuestos profetas religiosos, Ensalmadores, etc.)

La Nueva Era está abarcando todos los estratos sociales y tiene gente en todas las profesiones y esferas sociales.


¿CUÁL ES TU MAESTRO?

Mi Maestro es Jesús,
no sé cuál sea el tuyo.
Para mí es el Creador,
Él es mi pasado y futuro.

No dejo yo mi Maestro
por nada en esta vida,
porque Él es buen Pastor,
quien a sus ovejas cuida.

No puedo seguir yo a Buda,
maestro de los orientales,
ni el ni Confucio ayudan
a librarnos de los males.

Mahoma es el profeta
de musulmanes e islamitas,
que dedican horas muertas
de rodilla en sus mezquitas.

Maytrella y Samael,
maestros espirituales,
millones hacen caer
con sus prácticas rituales.

Con prácticas siempre prohibidas
por la Palabra de Dios,
caminos que el hombre camina
de espalda hacia el Creador.

De Satanás profundidades,
dice el Apocalipsis;
y de los Gnósticos sale,
egro y maligno elixir.

“María” es la mediadora
de millones de católicos
de ellos es su redentora
y de cualquier otro alcohólico.

La tienen como una diosa,
dicen que es madre de Dios
Fue ella cosa preciosa,
pero solo instrumento del Señor.

Khrisna, maestro hindú,
doctrina de razonamientos;
lógicas de un cruel gurú
desviando los pensamientos.

Nostradamus y sus centurias
unas pasan, otras fallan;
miles de visiones futuras
que con la Biblia se callan.

El Papa, “Vicario de Cristo”,
Anticristo, Falso profeta;
te opones al Dios bendito,
globalizar es tu meta.

Cien millones de cristianos
muertos en la Edad Media,
ahora te limpias las manos
y pides perdón a la tierra.

Disfrazado de cordero
engañas la humanidad,
pero tú eres el carnero,
y Babilonia tu ciudad.

Batas con hilos de oro,
avión lujoso y escolta;
miles lo siguen de bobos,
creyendo buscar la gloria.

Sacerdotes y pastores,
con miles de feligreses;
maestros son y señores
de muchos ríos de gente.

Y todos creen seguir
al buen Maestro Jesús,
quieren hacernos sentir
que nos traen buena luz.

Lo que dicen con palabras
lo contradicen sus hechos;
su vida vacía y vana
se pone de manifiesto.

Millones de falsos profetas
quieren torcer los caminos;
quitar del cristiano su meta,
los quieren a todos perdidos.


METAS Y ENGAÑOS DE LA NUEVA ERA:

1. Si Todo es Dios........ no hay un Dios.
2. Negar la realidad de Satanás y el negro ministerio de su ejercito de millones de ángeles caídos.
3. Hacer de este sincretismo religioso y doctrinal, la religión de la Globalización y el Anticristo.
4. Hacer que la gente se aparte y rechace al Único Maestro del Universo, Jesús (Mateo 23:8-12)
5. Hacer de las redes de la nueva era, el SIDA Espiritual que quebrante cualquier defensa de fe de la humanidad.
6. Aumentar los mas de 1,500 millones de personas que ya tienen hondas raíces en las cosas que se prohibieron desde la misma creación del hombre.
7. Hacer que la gente conozca y adore otro Dios, otro Cristo, otra iglesia, otra naturaleza, etc.
8. Llevar al hombre a un falso encuentro consigo mismo.
9. Quitar el temor de pecar y obrar injusticias por medio de la doctrina de la reencarnación y la trasmigración de las almas.
10. Promover la falsa doctrina de la inmortalidad del alma (Eclesiastés 9:5,6)
11. Iniciar la adoración y admiración por el Anticristo y sus generales (maestros) milagreros.
12. Control de la humanidad por espíritus inicuos, cuando la gente entra en sus llamadas “meditaciones”.
13. Preparar la humanidad para el gran engaño de la imitación de la segunda venida de Jesús, al momento de ser liberado el Dragón o Leviatán, que esta aprisionado en las profundidades del mar y la tierra (Job 41).
14. Traer al mundo occidental las formas, prácticas y doctrinas orientales de adoración directa del Dragón y las criaturas que fueron expulsadas con él del cielo.

LA BIBLIA REBATE LOS ARGUMENTOS DE LA NUEVA ERA:

“Mi Palabra no pasara”
“Permanecerá para siempre”
“Escrito está”
“Ellos son del mundo, por eso hablan del mundo y el mundo los oye”
la Palabra de Dios es Eterna
(Salmos 119:89)

A NUEVA ERA
(Poesía)

Llego la era de acuario,
dicen los espiritistas,
al mundo hay que entrenarlo,
traerlo a nuestras filas.

Nos lo dice Samael,
También el Comando Asthar;
Maytrella, Buda y Miguel
“quieren a todos salvar”.

Nos quieren enseñar doctrinas
prohibidas por el Señor,
dicen que en toda la Biblia
hay simbolismo y error.

Enseñan la reencarnación,
antigua doctrina oriental,
y con ella otro patrón
para el pecado acabar.

Confían en la Astrología,
evocan miles de muertos;
su negra filosofía
es doctrina del infierno.

En la Biblia se apoyan a veces,
si quieren justificar;
muchos de sus intereses
con ella quieren limpiar.

La nueva era se cuela
en toda esfera social;
la llevan a las escuelas,
llevan a los niños mal.

Nuestros hijos aprenden yoga,
los ponen en meditación;
les traen miles de modas
los llevan a perdición.

La ciencia tienen desviada
insertando sus locuras,
así esta gran manada
pone mi pueblo a oscuras.

La sodomía es normal,
dice cualquier mediquito,
también cualquier transexual
que use dos anillitos.

Los Gnósticos y Adesaec,
Rosacruces, los Masones;
con sus grupos ellos caen
en sus miles de prisiones.

Saibaba se cree Dios,
Buda, también Yogananda,
predican su negro error,
y los que tras ellos andan.

Tienen ellos una meta:
desviar a los hijos de Dios.
Mas este a Jesús respeta,
y no quiere otro Pastor.

“Y fue lanzado fuera el Dragón, la Serpiente Antigua, que es Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”.
Apocalipsis 12:9)





CULTO Y ADORACIÓN
DE IMAGENES

“Y los otros hombres que no fueron muertos por estas plagas, ni aún así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar”.

Millones de personas participan hoy de adoraciones a los ejércitos y potestades del cielo, la tierra y mundos ocultos, los cuales son personificados en estatuas e imágenes de yeso, hierro, barro, cartón, piedra, papel, etc. Se usan cantidades innumerables de amuletos, rosarios, ensalmos, conjuros, oraciones y rezos, acompañados de prácticas y cultos religiosos para los ritos y veneraciones a estas deidades.

Es sorprendente como los hombres se han inclinado a adorar más a la creación que al Creador, modificando y pervirtiendo las sanas y sagradas prácticas y cultos de nuestros antiguos predecesores en la fe.

La idolatría es el pecado que más abomina Dios y por esto en toda la Biblia, es del que más se hace mención y se advierte en contra de él. En el decálogo dado a Moisés en el monte Sinaí, este es uno de los mandatos o prohibiciones que más líneas ocupa y está dado con lujos de detalles; esto aunque la iglesia católica haya cambiado y acomodado estos preceptos a su antojo (Éxodo 20:2-5).

Podemos ver en los libros de los reyes de Israel, Crónicas, Samuel, Jueces y todos los libros proféticos, que todas las veces en que el pueblo de Israel se veía invadido por las naciones vecinas a él, era porque Dios lo permitía, por haberse el pueblo apartado de Dios, en pos de los dioses de otros pueblos y los ídolos de fundición creados por artífices criollos. Así cambiaban ellos al Dios vivo que los condujo cuarenta años en el desierto por imágenes y estatuas que no podían ver, oír o andar.

Solo cuando ellos reconocían que habían pecado contra Jehová y dejaban sus ídolos, era que Dios los liberaba de yugos extranjeros o les permitía regresar a su tierra, en los casos en que eran llevados cautivos.

“No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios. (Éxodo 20:3,4)


Hoy se adoran millones de santos y héroes cristianos del pasado que según las informaciones bíblicas no han resucitado. La Biblia es muy clara cuando habla acerca del estado de los muertos; en ella se dice que su amor y su odio cesan juntos con la muerte del cuerpo (Eclesiastés 9:5,6,10).

¿Sí cada persona cuando muere va inmediatamente al cielo o al infierno, entonces sería bueno preguntarse a quienes es que Jesús va a resucitar en su venida?. Aún si las deidades que hoy se creen están el cielo lo estuvieran, tendrían la misma prohibición a adorárseles, según lo dice claramente el mandamiento a lo largo de toda la Sagrada Escritura.

Muchos dicen que no adoran estas deidades, sino que solo los veneran, pero sus ritos, prácticas, oraciones, rezos, etc., dedicados a sus santos y patrones son una clara adoración de la creación y no del Creador. Adorar o venerar personas u objetos es lo mismo que idolatrar; el mandamiento prohíbe la honra de las criaturas, y venerar es más es un término más fuerte que honrar.

La mayoría de las personas que adoran o veneran santos y deidades dicen que la idolatría solo prohíbe la adoración de demonios y dioses paganos; no de María, ángeles, santos, profetas, guías budistas, papas, cardenales, obispos y ministros; pero el mandamiento dice muy claro que no se deben adorar, ni hacer imágenes de nada que este en el cielo, la tierra o debajo de la tierra; tampoco tener a ningún ser humano o divino, que no fuese Jesús, como mediador entre Dios y los hombres; ese puesto solo lo ocupa Cristo, en su capacidad de Redentor del mundo.

Quienes continúen en estas prácticas serán más propensos a maravillarse con los prodigios, los milagros y las sanaciones que ejecutan y ejecutarán el Anticristo y el Falso
Profeta descritos en Apocalipsis 13, y serán los que adorarán y venerarán su imagen y recibirán con beneplácito su marca; estos lamentablemente recibirán los juicios y plagas escritos en el libro del Apocalipsis y todos los libros proféticos.



¿A QUIEN ADORAS HERMANO?
(POESIA)

¿A quien adoras, hermano?
¿A quien das tu alabanza?
A quien extiendes la mano,
¿y en que potestad te afianzas?

Pocos adoran a Dios vivo
que dio su vida por ellos,
pocos son agradecidos
con el Gran Padre Eterno.

El mundo idolatra muchas cosas,
todas ellas pasajeras;
las tienen por maravillosas,
y lo mejor de la tierra.

Entre ellas esta el dinero,
todos buscan las riquezas;
también algún carro nuevo
o tener de todo en sus mesas.

Se adoran imágenes y estatuas
que no ven, no oyen ni sienten;
así el mundo entero quebranta
los mandatos del Omnipotente.

Se reverencian personas,
pastores y sacerdotes;
también deidades paganas,
a plena luz y en las noches.

Se añora un cargo publico,
ser un alto funcionario;
y así coger los tributos
y vivir siempre entre halagos.

El hombre siempre ha querido
adorar alguna deidad,
pero no quiere consigo
los caminos de la verdad.

Solo una pequeña manada
adora solo a Dios,
por eso será salvada
por Cristo, nuestro Señor.

Adora solo a Jesús,
busca su verdad eterna.
Porque todo el que lleve su cruz
Llegará a la tierra nueva.



DINERO Y PODER

“Llorad y aullad, ricos,
por las miserias que os vendrán”.
(Santiago 5:1)

“Raíz de todos los males es el amor al dinero”, dice la Santa Biblia. Aquellos que ponen al dinero como el eje principal de sus vidas, junto con las riquezas materiales, posiciones encumbradas y poder de dirección sobre personas y muchedumbres, preparan para sí mismo un negro destino, que aparte de aterrarlos cuando ven que llegan a la vejez o final de sus vidas y sus tesoros, por muchos que sean, no pueden hacer nada por ellos y ni siquiera se los pueden llevar consigo.

Pero lo más aterrante es darse cuenta a última hora, cuando ya es tarde, que no solo erraron y se chasquearon, sino que solo esperan el juicio final para ser lanzados vivos al lago que arde con fuego y azufre, destinado para el Diablo, la bestia, el falso profeta, sus demonios y todos los cobardes y soberbios que eligieron antes que la justicia de Dios, los vanos placeres de este mundo y el maltrato de sus hermanos, a los cuales le negaban día a día su ayuda y el mísero peso o pan que les apaciguara el hambre.

Por la cantidad de bienes y riquezas que posea una persona es que hoy se toma como patrón para establecer diferencias entre la gente y dividir la humanidad en absurdas clases sociales que solo sirven para rechazar y hacer sufrir a los de abajo. Debido a esto se parcializa la justicia y se compra la conciencia de la gente.

Los empresarios siempre viven tomando todas las medidas de lugar para que sus empleados nunca ganen lo suficiente para su progreso en la vida. Aunque invierten miles y millones y lujos y atracciones, esperan a que el gobierno les haga presión para poder aumentarle a sus empleados. Son intimidados a diario, con amenaza de despido quienes traten de inculcar en el gremio laboral ideales sindicalistas o de protección hacia el empleado.

Muchos dicen que en las riquezas está la felicidad, pero el dinero no da la felicidad, ni siquiera a medias. La persona que principaliza lo material es tomada por un espíritu que hace que el saco de su codicia nunca se llene; siempre quiere más y más y llegar bien alto en el poder social o político; nunca le basta lo que gana, ni le es suficiente para dar algo al quien no tiene nada; y cuando llega al punto de que todo lo que quiere lo consigue, entonces continúa su lucha para mantenerse siempre más alto que cualquiera por temor a que otro lo haga caer de la sima que ha llegado. Por eso es que vemos a menudo, a gente muy rica, que sin necesidad de más nada en sus vidas, se dedican a la política, donde invierten dinero sin medida, para tener poder sobre otros y evitar que la competencia los haga caer o los deje atrás.

“Y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno”. (Hechos 2:45)

El camino hacia las riquezas y la vida de bohemio es un camino en círculo, donde para subir cada nivel hay que llenar una gran agenda de afán, pérdida de sueños, descuido de sus familiares, fraude, negocios turbios, usura, retención y congelación del salario o pago a su empleado u obrero, soborno de autoridades, pomposos regalos para adular a los de clase alta, etc.

El Maestro dijo: “de que le servirá a un hombre si ganare todo el mundo y al final perdiere su alma”. El amor de Dios y el galardón de la eternidad son despreciados a menudo por el anhelo y el afán de las riquezas. El mismo demonio que insta al hombre a que ponga su corazón en las riquezas es el mismo que después lo lleva a creer y enseñar que no hay Dios y que con la muerte se termina todo.

El rey Salomón fue el rey más rico y poderoso del pueblo de Israel y uno de los más prominentes en el mundo entero. Al inicio de su reinado Dios se le presentó y le dijo que pidiera lo que quisiera, que Él se lo daría por amor a él y a su padre el rey David. Salomón solo le pidió sabiduría y conocimiento para poder dirigir su pueblo y entrenarlos y ayudarlos en la ley de Jehová.

Esto le pareció tan bien a Dios que además de lo que pidió, le dio riquezas y conocimiento como ningún rey en Israel la tuvo antes ni después de él. Su poder, riquezas y sabiduría adquirieron tanta fama que de todos los países cercanos venían a ver si era verdad lo que de él hablaban. En todos los extremos de la tierra se conoció su fama.

Este rey también cometió muchos errores, flaqueando y ofendiendo a Dios en muchos momentos; pero más tarde reconoció sus faltas y llegó a la conclusión de que todo en esta tierra llena de pecado y errores es vanidad, y que lo mejor que puede hacer un hombre en toda su vida es “temer a Dios y guardar sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre” (Eclesiastés 12:13).

A pesar de que la Biblia menciona muchos ricos y poderosos que llegaron a ser bendecidos abundantemente por haber puesto sus corazones y bienes al servicio de Dios, hoy, siempre y mientras más adinerados sean los hombres, más escépticos se hacen la mayoría en cuanto a las cosas divinas y la palabra de Dios, llegando en la mayoría de los casos al punto de negar con sus palabras y hechos la existencia del Todopoderoso y predicar a sus amigos y familiares que disfruten de la vida y nada más. Por esto hacen caso omiso de la Biblia, de las necesidades y problemas de su prójimo, porque después de la muerte, según ellos, ya no hay nada más.

Jesús dijo que “no se podía servir a Dios y a las riquezas al mismo tiempo”. El apóstol Santiago profetiza para el final de los tiempos el chasco de los adinerados en este tiempo porque sus tesoros y poderes no los van a poder librar de los juicios y desastres que casi están para caer sobre ellos.

Los verdaderos hijos de Dios no se afanan por lucros personales ni tesoros terrenales que nunca están seguros y que hay que perder el sueño por ellos, por la cantidad de ladrones y maleantes que cada día se multiplican más. Los elegidos del Señor confían en que el Santo de Israel le suplirá las necesidades de cada día; estos no tendrán precariedad de aquellas cosas que en verdad necesiten.

No es pecado el poseer muchos bienes materiales y mucho dinero; pero mientras estemos en este oscuro reino de tinieblas, el priorizar e importantizar estas cosas más que la vida santa y humilde, el hacer justicia a todos y ayudar al pobre y menesteroso, estas serán un tropiezo o impedimento si las ponemos en primer lugar en nuestras vidas, para poder alcanzar el reino de los cielos y ganar la vida eterna y el maravilloso amor de Jesucristo.




EL DIOS DINERO
(Poesía)

El dinero es el dios
de muchos aquí en la tierra,
en él ponen su amor
los “cristianos” de esta era.

Por él juegan lotería,
codician lo que no es de ellos;
los vicios son su manía,
da pena en su charco verlos.

Pues quieren una jeepeta,
un Ferrari, un Mercedes;
viven trazándose meta,
lujosa casa ellos quieren.

Salen de la iglesia
a jugar su quinielita,
no llevan para sus mesas
por darle a la caraquita.

Hacerse rico es su anhelo,
fácil y muy rapidito;
por conseguir su dinero
matan a su hermanito.

Y no se cansan los ricos
de aumentar sus millones,
mueren así enfermizos
mientras masacran al pobre.

Se burla su dios dinero
al momento de su muerte,
pues no llevan al infierno
ni un centavo pa’ la suerte.



EL DÍA DE REPOSO


“Que nadie os juzgue en cuanto a comida, bebida, o día de reposo”.

Cuando Dios terminó toda la creación, la cual duró seis días, reposó de su obra y santificó al sábado, lo bendijo y lo puso por señal entre Él y el pueblo de Israel. Este era el único pueblo que guardaba este día, y con él recordaba a Jehová como su Creador. Este mandato es el cuarto mandamiento dado a Moisés en el monte Sinaí.

Son incontables las veces en las que en toda la Biblia encontramos referencias acerca de esta ordenanza; aun en el nuevo testamento aparecen cincuenta y nueve referencias sobre este tópico. Esta ley se cumplía con tanta rigidez entre los israelitas, que hasta los alimentos a consumirse en Sábado eran preparados el día o la tarde anterior a él. Cualquiera que se encontrase violando este mandato era apedreado por la congregación a la vista de todo el pueblo para que le sirviese de advertencia a los demás.

Este punto doctrinal hace diferencia y crea barreras entre hermanos de varias religiones, ya que es guardado por unas y por otras no. Entre los que preservan la observancia de este día como su día de reposo tenemos a los judíos, adventistas, reformados, etc.

Acerca de este y muchos mandatos más dados a Moisés y su pueblo no logran ponerse de acuerdo la mayoría de las religiones; sobre lo que era solo para el pueblo de Israel o ley mosaica y lo que quedó para observancia de los gentiles o todo aquel que acepta el evangelio de libertad en Cristo.

Las acciones y hechos de Jesús y sus apóstoles se caracterizaban por alivianar las tediosas cargas que imponían las religiones de su tiempo a su pueblo. El Maestro aclaró que el Sábado no estaba por encima del hombre ni de los mandamientos de amor de la relación del hombre con Dios y su prójimo.

El apóstol Pablo dijo que nadie debía de “juzgar a sus hermanos en cuanto a comida, bebida o día de reposo”. Pablo escribe este mensaje en sus cartas porque a muchos judíos les preocupaba que gran parte de los convertidos al evangelio no guardaban el sábado judío. En casi todas sus cartas exhorta a sus hermanos a no vivir bajo la ley, como lo hacían los judíos, sino a vivir bajo el amor, la fe y la gracia con las cuales el Espíritu de Dios guía a los de sincero corazón y los ayuda a no caer en los lazos del cazador ni ofender a Dios con sus acciones. También les recuerda los escritos del profeta Jeremías, el cual profetizó que para el fin de los tiempos serían puestos los preceptos de Dios en los corazones de los creyentes y no en tablas de piedras o escrituras fáciles de olvido y trasgresión.

“Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas”. (Gálatas 3:10)

Pablo reprendió a Pedro en unos de sus viajes que se encontró con él, porque este flaqueó un tiempo, desviando a sus hermanos, queriendo arrastrarlos de nuevo a las pesadas y rigurosas cargas de las leyes de Moisés, las cuales solo eran figura de lo que había de ser en lo futuro, después del advenimiento del Cordero de Dios.

El Sábado, aparte de rememorar la creación, era y es un símbolo de aquel descanso eterno que tendrán los elegidos de Dios en aquellos cielos y tierra nueva, donde no habrá necesidad de contar las horas y los días; donde no existirá ya más el sol y la luna para hacer diferencia entre día y noche, entre Jueves y Sábado, etc.; porque todas las cosas serán hechas nuevas.

El Sábado solo era señal entre Dios y el Israel antiguo. La verdadera señal del pueblo de Dios, los creyentes del comienzo del fin y de todos los tiempos es tener los mandatos justos de Jehová clavados en sus corazones, o como marca en su frente o cerebro. Estos son los que “siguen al Cordero por donde quiera que va” y no viven creando divisiones entre los hombres y priorizando normas de orden secundario que no serán para toda la eternidad.

No se puede ni se debe valorizar más los ritos y ordenanzas, más que la suprema ley de amor que dice “todas las cosas que quieran que los hombres hagan por ustedes, háganla ustedes por ellos”. Esta ley es lo mismo que decir “amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Este mandato si será para toda la eternidad y es la manifestación del amor entre Dios y sus criaturas y entre las criaturas entre sí.



LA TRINIDAD

“Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre, si no es por mí”.

Desde hace ya mucho tiempo entre muchas religiones se discute y se entra en polémicas sobre si Jesús y Espíritu Santo son Dios o igual al Padre, como lo aseguran otras. Que si la doctrina de la trinidad tiene base bíblica, que si el Santo Espíritu es algo más que la fuerza activa del Señor, etc.

Desde el Génesis hasta el Apocalipsis podemos ver muchos textos que hacen alusión a esto y pueden aclararnos muchas dudas. Lamentablemente la mayoría de las personas al leer sobre esto y muchos otros temas de controversia, lo hacen ya pre-programados e influenciados por las interpretaciones de su respectiva denominación o guía espiritual; y aunque a veces parecieran entender algo diferente a lo que se les han trazado, son silenciados y frenados por sus dirigentes que nunca bajan la guardia para mantener en alto aquellas doctrinas y normas típicas de su religión.

Según ellos, estas pautas fueron y son trazadas y reformadas solo por sus respectivos concilios ministeriales y eclesiásticos, los cuales están formados por hombres, a su juicio, “inspirados por Dios” y por eso no hay ningún error en sus iglesias. Lo contradictorio en esto es que cada concilio de cada iglesia dice tener la misma inspiración divina.

“Porque un niño nos he nacido, hijo nos he dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”.
(Isaías 9:6-7)


Los que niegan la trinidad del Creador lo hacen basándose en aparentes razonamientos y lógica científica sobre muchos textos bíblicos. Sostienen que si Jesús oraba al Padre y lo llamaba Dios, entonces Él y el Espíritu no son Dios, ya que serían entonces como un ser de tres cabezas. También dicen que si Jesús dijo que no sabía la fecha de su segunda venida, entonces es porque Él no es Dios.

Es bueno notar que cuando el Maestro dejó su divinidad y se hizo humano quedó limitado en su naturaleza física y espiritual, en su omnisciencia, omnipresencia y su calidad de Todopoderoso. Cuando Él resucitó, recobró de nuevo la gloria y el poder que lo habían acompañado desde la eternidad. Por esto dijo después de su resurrección que tenia toda potestad en el cielo y la tierra.

¿Si sometemos las incontables enseñanzas y doctrinas bíblicas, que solo han de discernirse espiritualmente por la fe, a razonamientos lógicos de la limitada mente humana y la falsamente llamada ciencia como le llama el apóstol Pablo; caeríamos en el error y chasco de no poder entender ni explicar con los métodos de la ciencia y el pobre juicio del hombre, el cómo se convirtió el agua en vino en las bodas de Caná de Galilea?; que el pueblo de Israel haya pasado el mar Rojo en seco y que a su lado paredes invisibles detuvieran toneladas de agua; que los egipcios hayan sido ahogados acabando de pasar los israelitas por este conducto; ¿cómo se formaba el maná en las nubes para caer cuarenta años en el desierto?; ¿cómo fue resucitado Lázaro después de cuatro días de muerto, sí a los seis minutos de falta de corriente sanguínea el cerebro empieza a morir por falta de oxigenación de las neuronas?; ¿quién o que sostiene la tierra en el vacío y evita que se acerque o se aleje del sol y los demás planetas satélites?; ¿cómo recuperó la vista el ciego Bartiméo?; ¿cómo sacó el profeta Elíseo el hacha del río sin tocarla?; con cuales científicos o sabios aprendió Salomón todo y más de lo que se conocía en su época, el cual resolvía sabiamente cada caso que se le llevaba, dejando a todos maravillados. ¿Este rey llegó a ser uno de los precursores de la psiquiatría moderna, ya que analizaba los desvaríos de la mente humana y llegó a entender los misterios del reino animal y nocturno?.

Pero vamos a exponer con apoyo bíblico algunos argumentos que nos hablan de la majestad y divinidad de Jesús y el Espíritu:

JESUS

1. Preexistió con el Padre (Isaías 9:6-7; Miqueas 5:2)
2. Es Dios (Juan 1:1)
3. Esta sobre todo (Romanos 9:5)
4. Es igual al Padre (Juan 5:18; 10:33; Filipenses 2:6)
5. Es uno con el Padre (Juan 10:33)
6. Es Creador (Juan 1:3; Colosenses 1:16; Hebreos 1:2)
7. Es Omnipresente (Mateo 28:20)
8. Todopoderoso (Mateo 28:18)
9. Omnisapiente (Juan 2:24,25; 6:61,64)
10. Perdona los pecados (Marcos 2:5-11) - solo Dios tiene potestad de perdonar los pecados.
11. Recibe adoración de toda criatura (Mateo 2:11; Apocalipsis 5:11-14; Hebreos 1:6)
- al pueblo de Dios se le prohibió y se le prohíbe adorar ninguna criatura del cielo o la tierra que no sea el mismo Dios.
12. Es hijo del Padre Eterno (Marcos 1:1)
13. Gobierna el mundo a la diestra del Padre (Juan 1:14).

EL ESPIRITU SANTO

1. Se le llama Dios (Lucas 1:32,35; Hebreos 5:3-4)
2. Es Eterno y Omnisapiente (1 Corintios 2:10,11)
3. Omnipresente (Salmos 139:7-10)
4. Resucitó a Cristo (1 Pedro 3:18)
5. Creador (Juan 1:2)
6. Dio vida a todo ser viviente (Salmos 104:30)
7. Guió al pueblo de Israel hacia la tierra de Canaán (Isaías 63:11-13)
8. Es quien da los dones espirituales (Éxodo 31:2-3; 1 Corintios 12:4-11)
9. Jesús se hizo humano por medio de Él (Lucas 1:34-35)
10. Los demonios son echados por medio de Él (Mateo 12:28)
11. Dirige a los creyentes (Hechos 15:28)
12. Nos mantiene unidos al Padre y al Hijo (Romanos 8:26; Judas 20)
13. Ora por nosotros (Romanos 8:26)
14. Nos resucitará en la Venida de Cristo (Romanos 8:11)
15. Sella a los elegidos (2 Corintios 1:21-22); 5:5; Efesios 1:13,14)

LA TRINIDAD

1. Expresada en el Antiguo Testamento (Génesis 1:26,27; 3:22; 11:7; Isaías 6:8; 7:14; 9:6 )
2. En el Nuevo Testamento (Mateo 3:16-17; 28:19; Juan 15:26; Romanos 8:11,16-17; 1 Corintios 12:4-6; 2 Corintios 13:14; Gálatas 4:4-6; Efesios 4:4-6; 1 Tesalonisenses 1:2-5; 2 Tesalonisenses 2:13; Tito 3:4-6; 1 Pedro 1:2; 1 Juan 4:2; Judas 20-21
3. Los tres son Eternos (Juan 17:11; Hebreos 1:2,3,8; 9:14)

Fue Cristo quien apareció también a Josué en el campamento israelita. Él, al igual que Moisés tuvo que quitarse las sandalias de los pies porque la sola presencia del Jesús Divino hace santo todo lo que toca.

El Maestro dijo que nadie podía llegar al Padre si no era por medio de Él. Al profeta Isaías se le presentó el Cristo como Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre Eterno y Príncipe de paz. Pablo y los apóstoles lo describen en sus cartas como Dios sobre todo y nuestro Salvador. Juan lo presenta como igual al Padre y uno con Él.

No es cierto que los que predican la trinidad hacen imitación de los egipcios, hindúes y budistas, quienes en sus prácticas paganas de adoración veneran diferentes tríadas de dioses paganos. Quien siempre ha imitado al Creador en su empeño de ser dios y recibir adoración como la recibe Jesús es Satanás. Este también para imitar el poder perfecto de las tres divinas personas ha llegado a crear la triple imperfección, o 666, la cual forman el Dragón, la Bestia y el Falso Profeta. Él además se hace rodear de siete (las siete cabezas del Dragón y la Bestia) de los millones de ángeles que con él cayeron del cielo. Estos antiguos encumbrados ángeles celestiales, ahora fuertes demonios, vienen a imitar los siete espíritus de Dios de que hace mención el Apocalipsis, aquellos que rodean el trono de Dios, están siempre con Él y recorren la tierra cumpliendo con su mandato.

Aún el demonio haciendo esto y tener bajo su yugo y poder millones y millones de ángeles caídos, los cuales lo ayudan en su afán de querer destruir las almas, su lucha es en vano, porque no podrá hacer perder a los escogidos, y fracasarán en la última batalla del Armagedón. Serán destruidos por el Santo Espíritu y lanzados al lago que arde con fuego y azufre junto con todos los demonios, los cobardes, impíos y los incrédulos.

Los grupos que hoy niegan la existencia de la trinidad de Dios y le restan poder y majestad al Hijo y el Espíritu a quienes el mismo Padre exalta, se caracterizan por ser iglesias con poca sociabilidad y amor por el prójimo o hacia aquel que no pertenezca a ellos. Viven en una asombrosa tranquilidad, contraria al acose de que siempre son objetos los verdaderos cristianos, el sufrido pueblo de Dios. Son así porque sus palabras y acciones no son una espada de dos filos, no ofrecen peligro, ni firme oposición a las falsas tradiciones que sigue la mayoría de la gente.

Además de esto, ellos dicen no estar bajo el yugo de la tradición hebrea, pero sus doctrinas son una mezcla de ley mosaica y finales apocalípticos. Aún siguen observando las antiguas normas de alimentación, ignorando los claros preceptos de Pablo acerca de este tópico al ser consultado por los cristianos de su época.

Estas denominaciones predican en mayor parte solo palabras agradables a la gente, viven pasando paños tibios a esta generación apóstata que necesita profetas más fuertes que los del antiguo testamento, los cuales a los mismos reyes le decían sus faltas de frente y sin temor. Los siervos de Dios tienen que armarse de la valentía de Jesús, de la pureza que aconseja el Apocalipsis a las siete iglesias, para poder alcanzar la victoria sobre la Bestia y el Falso Profeta.

Muchas de estas falsas agrupaciones también sostienen que los prodigios y milagros que identificaban a los cristianos apostólicos, ya no son típicos del pueblo de Dios en nuestros días, pero no dan un texto bíblico franco que pueda defender sus desviaciones. Su falta de poder se debe a la falta del Espíritu, el cual, según dicen Pablo y los apóstoles, se contrista con quienes lo rechazan y lo hacen sufrir.

Si el Espíritu puede expresar sentimientos, entonces no es solo la fuerza activa del Padre, como ellos aseveran.

Ojalá tú, si estás en uno de estos grupos, no hallas llegado al extremo que llega la mayoría de los que enseñan estas y otras doctrinas de demonios, de blasfemar en contra del Espíritu Santo, el cual es un pecado que a nadie se le perdonará, como lo dijo el Maestro.

Estos afanes de querer reducir y minorizar la alta majestad del Hijo y El Espíritu, no son otra cosa que una continuidad del empeño y envidia de Satanás, el cual desde el principio de los tiempos, tuvo la soberbia, el orgullo y la pretensión de que le adorasen a él los ángeles y todas las criaturas del universo como se adoraba y se adora a Jesús y al Santo Espíritu.

Los que sinceramente buscan de Dios y aún se dejan guiar ignorantemente por estas y muchas otras doctrinas oscuras, deben salir pronto de estas ramificaciones de la gran Babilonia, la gran Ramera que engaña a todos los hombres. “Salid de ellas pueblo mío, para que no sean parte de sus plagas, sus juicios, y de la ira del Creador”

JESÚS ES DIOS

Oh gran sublime Maestro,
Redentor de tantas almas,
cuando te haces manifiesto
a mi espíritu das calma.

No sé porque tanta gente
pretende bajarte del trono;
si Tu eres del mundo Regente
y el mundo se afinca en tu lomo.

Ignorante y terco es el hombre
que niega tu omnipotencia.
Tú que mantienes al pobre
y eres dueño de la ciencia.

Igual al Padre eres Tú,
oh gran Maestro Divino,
tan grande y radiante es tu luz
Y a todos llevas contigo.

En la creación estuviste,
el Apocalipsis te exalta;
a salvarnos tu viniste,
somos libres por tu gracia.

Quien no cree en tu majestad
es hombre vano y sin frutos;
no eres tu, oh Dios su deidad
y tendrá un fin confuso.

Tú eres la vid verdadera,
el linaje de David;
eres agua de la piedra,
el principio y también el fin.

Segura es la condenación
de quien Tu no eres su camino,
porque eres el único Mediador
entre el hombre y el Divino.

Padre, Hijo y Espíritu Santo
son la perfección del cielo.
Los tres libran de quebranto
A todo hombre sincero.




LOS DIEZMOS Y OFRENDAS

“Y repartían a cada cual, según la necesidad de cada uno”. (Hechos 2:45)

Desde el principio de los tiempos Dios ha provisto los medios para que su obra camine por todo el mundo y sea presentado el evangelio del reino a cada persona, a fin de que en el día del juicio nadie tenga excusa contra Dios y su amorosa ley; aquel día no podrán decir la gente que no hubo profetas y gente de ideales blancos en su medio, por lo que nadie podrá argumentar que no se le predicó La Palabra, ni conocían a nadie que pudiera ser fiel a los mandatos de Jesús.

Las buenas nuevas del evangelio nos llegan gracias a la voluntad de Dios, primeramente, y a la generosidad de gentes que inspirados por el Espíritu Santo han sabido dedicar sus vidas, tiempo, intelecto y bienes materiales al servicio de tan noble causa.

En el pasado Dios le mandó a once de las tribus que componían el pueblo de Israel que dieran la décima parte de sus ingresos y bendiciones (diezmo) a la tribu de los levitas, descendientes de Leví, uno de los doce hijos del patriarca Jacob. Con esta eran doce las tribus que componían el pueblo israelita.

Abraham dio el diezmo al sacerdote Melquisedec, rey de Salen (antigua ciudad Luz, llamada más tarde Jerusalén). Jacob hizo lo mismo en su famoso pacto con Dios.

Aunque Abrahán y Jacob usaban de esta practica, todavía no era una costumbre generalizada en el pueblo entero.

A la tribu de Leví se le ordenó que solo ellos ministrasen las cosas de Dios y el santuario terrenal que transportaba este pueblo nómada en su camino de cuarenta años hacia la tierra de Canaán. Las demás tribus no podían ni siquiera tocar los utensilios de este tabernáculo. Algunas personas y pueblos vecinos que tuvieron la osadía de tocar o robar los objetos santos, eran fulminados al instante o tenían que devolverlos para no morir a causa de las plagas y castigos que caían sobre ellos, como le paso al pueblo filisteo.

Después de su establecimiento en la tierra de Canaán Josué, Caleb y los jueces que con ellos dirigían al pueblo repartieron la tierra a las doce tribus. A los levitas dieron ciudades con sus campos o ejidos, pero seguía la obligación de ayudarlos en lo económico, ya que solo ellos podían ocuparse de los ritos, asambleas, entrega de diezmos, etc. , además les estaba prohibido el ocuparse en otra cosa que no fuera la obra de Dios.

Durante el reinado del rey Salomón se construyó un suntuoso templo que vino a sustituir las tiendas provisionales del tabernáculo de reunión, como ellos le llamaban. En este santuario, el cual pasó por varias reconstrucciones por causa de las continuas invasiones que recibía Israel cuando se apartaba de su Dios, adorando ídolos y dioses ajenos, ministraban los levitas todo lo relativo a la adoración de nuestro Dios Jehová. Fue este el punto principal de adoración y sacrificios a Dios, de entrega de diezmos y consultas del pueblo, hasta la llegada y crucifixión de Jesucristo.

A excepción de algunos tiempos de apostasía y cautiverios, los israelitas siempre entregaban el diezmo y sus ofrendas a los levitas.

Después de la ascensión de Jesús al cielo y la llegada del Espíritu Santo, el evangelio siguió contando con personas amantes de la verdad y la justicia que compartiendo y ofrendando sus dones y bienes ayudaban a los ministros y apóstoles del Señor y a los pobres de la iglesia. Muchos vendían propiedades enteras y las ponían a los pies de los apóstoles, para que ellos repartieran a cada uno según su necesidad. Así se daban los firmes primeros pasos que sirvieron de base para que se cumpliese el mandato de Cristo de llevar el evangelio del reino a todo el mundo.

Sin embargo, hoy muchas iglesias se apoyan en muchos textos bíblicos referentes a los diezmos y las ofrendas para garantizar que sus ministros y dirigentes tengan un seguro salario para predicar tiempo completo lo que según ellos dicen que es la verdad única o evangelio verdadero. Uno de los versículos que más utilizan es el que dice “que los que trabajan en el evangelio es necesario que vivan del evangelio”, pero no les leen el capitulo entero donde está este versículo para que no vean el texto y el contexto, y noten la verdadera intención del apóstol al escribir esto. De esta forma se aseguran la contribución de aquellos que por su poco conocimiento bíblico o su debilidad en la fe, son intimidados con citas del antiguo testamento, referentes solo al pueblo de Israel; o son motivados por las promesas de remuneración dadas a los hebreos que fueran fieles en el cumplimiento de esta ordenanza.

“Mi casa, casa de oración será llamada”.

Así se acatan a ojos ciegos los sofismas que sutilmente les mantienen subsidiando burocracias seculares y religiosas; y mientras ellos luchan por hacer rendir lo que les queda después de haber dado más de un quince por ciento, entre diezmos y ofrendas, la mayoría de sus lideres y ministros viven en plenas comodidades, viajando constantemente, andando en jeepetas y buenos carros, elegantes vestimentas, celulares y beepers internacionales, etc.

Este mismo Pablo que escribió este mal usado versículo, es el mismo que dijo que “el que no trabaja que tampoco coma”. En varias de sus cartas dice que el “no le fue gravoso ni carga a nadie y que se ganaba su sustento con sus propios brazos”. Pablo se empleaba en el arreglo de tiendas, de donde conseguía el dinero para “predicar a tiempo y fuera de tiempo”.

Las ofrendas y donaciones de la iglesia apostólica eran repartidas con equidad y beneficiando a los mas necesitados; “se les repartía a cada cual según su necesidad”. Sin embargo hoy estas ofrendas y diezmos solo van a parar a circulo de dirigentes y administrativos de cada iglesia, y raramente se desprenden de una miga que de sustento al pobre. A toda congregación se le intimida con los argumentos de que el diezmo es solo para Dios (o el ministerio de la iglesia), luego a los pobres y necesitados de la iglesia y la sociedad, solo se le puede dar esos cinco o diez pesos que a duras penas sobran, después de vaciar todo en el alfolí sin fondo de la tesorería de la iglesia.

“Mas el asalariado, el que no es pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir el lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye, porque es asalariado y no le importan las ovejas”. (Juan 10:12-13)

Pablo sostenía, que con mérito se presentaría él ante el Padre, si por predicar el Santo Evangelio a sus hermanos tuviese que cobrarle.

Aún en el antiguo testamento, escrito por integrantes de un pueblo donde imperaban las leyes mosaicas, podemos ver en cada período de la historia del pueblo de Israel, que siempre hubo muchos profetas que no eran de la tribu de Leví; los cuales sin recibir diezmos ni ninguna ayuda similar predicaban la Palabra de Dios todo el día y la noche, y dando hasta su vida por causa de su fe en Dios.


Debido a la longitud de este Estudio no lo publicamos completo. Descargue la versión en formato PDF para seguir leyéndolo:

Ruta:

Ahora en ForoCristiano.com